PULSE PARA SABER MAS PULSE PARA VER LAS FOTOGRAFÍAS PULSE PARA VER LOS TEMPLOS PULSE PARA VER LOS MAPAS
BOMBARDEO A LA ALDEA TRANG BANG
 
Director:
BILLETES DE BANCO
BLOGS
CONSTITUCIÓN
CUENTOS Y LEYENDAS
ETNIAS
DIBUJOS
DIVISIÓN ADMINISTRATIVA
HISTORIA
INFORMACIÓN PRÁCTICA
MAPA DE VIETNAM
PROVINCIAS
RUTAS TURISTICAS
TRADICIONES
QUIENES SOMOS
CONTACTA CON NOSOTROS

En 1972 la mayoría de helicópteros de los Estados Unidos cubrían todos los frentes de guerra. Era muy difícil para los reporteros pudieran alcanzar las áreas aisladas donde las tropas vietnamitas del sur, rodeadas a menudo por las guerrillas comunistas y los soldados regulares vietnamitas del norte. Era una época en que los fotógrafos de la Asociación de Prensa (AP) tuvieron que viajar por caminos peligrosos que conducían fuera de Saigon, de Danang o de Pleiku hacia las áreas donde se estaba luchando para cubrir los frentes de guerra.

Al amanecer del 8 junio 1972, hacia las cinco de la mañana, Nick Ut, fotógrafo cargó su cámara fotográfica con carretes, un kit de supervivencia, una chaqueta antifuego, el casco de acero en uno de los microbús fabricado por los japoneses que empleaba la AP (los asignados a la AP los llamaron los “módulos de comando “) aparcados fuera del edificio del Edén, donde estaba la oficina de la AP en Saigon. Él usó un uniforme vietnamita al estilo de los infantes de marina llamado “Bao Chi” –era los que utilizaban a menudo la prensa--. Él no llevó ninguna arma. El vehículo tenía asignado un conductor vietnamita, que permanecería siempre en el coche, mientras que el fotógrafo bajaba y subía acompañando a las tropas de combate.

Ese día el viajaba solo. Habían notificado la prohibición al tráfico en la Ruta 1 por estar en poder de las tropas de Vietnam de Norte, quería alcanzar las tropas de Vietnam del Sur, que habían sido enviadas allí para contra atacar al enemigo y para abrir de nuevo el camino de la Ruta 1. Él, pidió al conductor que se dirigiera el noroeste, más allá del aeropuerto de Son Nhut Tan en clavado en la Ruta 1 que conduce de Saigon hacia la frontera camboyana.

En los límites de la ciudad el reportero y el conductor se pusieron sus chaquetones de combate, pues entraban en áreas más abiertas entre las aldeas situadas en la Ruta 1 – este era un sitio habitual para los francotiradores. Su vehículo pronto se mezcló con los autobuses y vehículos comerciales que también hacían el recorrido durante el día, por la noche los caminos eran inseguros y abandonados.

A las 7:30 habían llegado cerca de la aldea de Trang Bang; su conductor se unió a una amplia hilera de vehículos que esperaban que los solados de la 25ta división de Vietnam de Sur abriera el camino de la Ruta número 1 que aún a una milla era controlada por el enemigo. Centenares de refugiados que huían de la aldea se encontraban cocinando y durmiendo fuera de la aldea, esperando regresar cuando la lucha terminase. Era el tercer día de lucha continua en el entorno de la aldea.

El periodista se presentó y acreditó a uno de los comandantes del batallón y después se unió a las tropas. Había algunos bombardeos y las muertes empezaron a aparecer. Mientras que las tropas se acercaron a la aldea a través de los civiles que huían hacia las líneas de Vietnam del Sur. El fotógrafo comenzó su trabajo, fotografiando a los soldados, los refugiados desesperados y la artillería.

Sobre mediodía, el comandante del campo vietnamita dado que había llegado a un punto en que el avance se había atascado, pidió la ayuda del ejército del aire a las unidades del sur de Vietnam Airforce, ubicadas en Bien Hoa, unas 15 millas del lugar. Los soldados esperaban la llegada de la aviación mientras se producía un atasco de tráfico en las afueras de la aldea de Trang Bang, una multitud de reporteros se apresuraron a tomar posiciones para sacar los planos del bombardeo próximo. Una granada de humo amarilla fue lanzada por un soldado que marcaba el área para desde el aire se pudiese identificar al enemigo. La aldea de Trang Bang se vio asumida en un silencio, hasta los vietnamitas del norte se habían retirado, según los observadores experimentados de guerra.

Cuando los aviones llegaron por encima los reporteros cerca de las 13,00 horas. y los soldados se dedicaron simplemente a mirar. Para entonces la lluvia de la monzón había escampado.

El avión del tipo Skyraider de la FuerzaAérea Vietnamita del Sur VNAF bombardeó el borde de la aldea, cerca del Templo Cao Dai, Primeramente, comenzó con bombas explosivas, después bombas incendiarias --grandes bombas con una mezcla de explosivos, el fósforo blanco y el napalm aceitoso negro—el fuego impedía que nadie pudiera salir de la aldea vivo. Nadie escuchaba fuego antiaéreo de las fuerzas de Vietnam del norte. Y entonces los aldeanos aterrorizados, quemados y heridos vinieron atravesando la aldea, hacia la línea de los soldados y de los reporteros que estaban esperando el desenlace en el camino.

Primeramente salió una mujer que llevaba a un bebé, que posteriormente murió, después otra mujer que lleva a un niño pequeño con él es piel desencajado. Muestras fotografiaba estas escenas apareció una joven muchacha gritando que se había quitado todas las ropas. Ella gritó a su hermano en que se encontraba a su izquierda. El fotógrafo utilizó dos cámaras fotográficas para fotografiar las escenas que sucedían delante de su cámara una Leica y una Nikon con un zoom.

No lejos de allí estaba el cámara Le Phuc Dinh de la NBC, que junto con Nick Ut estaban acreditados por haber producido la mejor documentación del bombardeo sobre la Ruta 1 de Phan Thi Kim Phuc. El fotógrafo utilizó para el reportaje su cámara fotográfica y Phuc Dinh cámara sonora de de 16 m/m.

Esta escena tan dramática comienza cuando llego una muchacha joven que se había quitado las ropas en llamas, era la pequeña Kim Phuc mientras se estaba quemando la muchacha accionaba los brazos para reclamar auxilio y se disponía a ponerse a salvo despavorida, se acerca gritando "!qua nong, qua nong! " ("demasiado caliente, demasiado caliente") mientras el fotógrafo inmortalizaba la escena con su cámara fotográfica, Al llegar a la altura de los fotógrafos el corresponsal de la ITN Christopher Wain vertió el contenido de sus cantimploras para tratar de aliviar el dolor producido por sus quemaduras.

los parientes de Kim Phuc rodearon a la joven, además de todos los reporteros presentes. El hermano de la joven Phan Thanh Tam gritaba "yo piensa que voy a morir”.

Los padres de Kim Phuc todavía se ocultaban dentro del Templo Cao Dai.

Impulsado por el tío de Kim Phuc, Nick Ut requisó su coche, y al ser uno de los pocos reporteros capaces de comunicarse con los aldeanos dañados asumió el control de la situación y llevó a Kim Phuc en el coche. Entonces otros miembros de su familia - su hermano más joven Phan Thanh Phuoc (de 5 años), su hermano mayor Tam (de 13 años), con su tío y una tía se subieron al coche. Nick, subió el ultimo cuando ya estaba atestado el microbús y pidió al conductor se apresurará hacia el hospital vietnamita provincial en Cu Chi, situado a mitad de camino entre Tran Bang y la capital Saigon. Gritaba "tengo sed, yo tengo sed, yo necesito el agua" Kim Phuc continuaba gritando. Cuando el coche saltaba por los baches Kim Phuc gritada ruidosamente, hasta llegar a perder el sentido.

Tardaron en el trayecto hasta el hospital de Cu Chi una hora. Los doctores y las enfermeras que había allí habían visto muchas heridas de quemaduras y de metralla durante muchos años. Incluso en situaciones cuando las salas de urgencias del hospital repentinamente atestaban de heridos por la guerra, el profesionalismo médico prevalecía ante el pánico y la confusión. El fotógrafo sabía muy bien que los doctores atenderían primero a las personas que podrían salvar sus vidas, mientras otros aguardaban su muerte sin ser atendidos.

EXTRACTO DE LA ENTREVISTA A NICK UT, FOTOGRAFO DE PRENSA:

Me acuerdo del 8 de junio de 1972. Fui muy temprano en la mañana a la carretera número 1 hacia la aldea de Trang Bang. Llegué a las siete de la mañana, vi intensos bombardeos y combates entre los ejércitos de Vietnam del Norte y Vietnam del Sur y tomé muchas fotografías. En la tarde fue cuando de pronto lanzaron cuatro bombas de napalm sobre la aldea, cerca de la casa de Kim Phuc.

8 de junio de 1972, Vietnam.

Empecé a ver columnas de humo y mucha gente que salía corriendo. Vi una señora mayor que corría con un bebé en brazos. El bebé había muerto en sus brazos, corría y decía, ¡por favor ayúdenme, por favor ayúdenme!

Entre el humo negro vi a Kim Phuc que corría gritando "¡demasiado caliente! ¡demasiado caliente!, y tomé muchas fotografías. No quería que muriera, dejé mi cámara a un lado, la levanté, le di un poco de agua y la llevé en mi auto al hospital para tratar de salvar su vida. Sabía que si la dejaba allí moriría.

Mientras Kim Phuc pasó corriendo, muchos fotógrafos estaban rebobinando sus cámaras, pero tenía una cuarta cámara de reserva en el bolso, algo que siempre acostumbraba.

Cuando pasó la señora mayor con el bebé, todos los fotógrafos tomaron muchísimas fotos y las cámaras hace treinta años no eran como las de ahora. Cuando Kim apareció corriendo, muchos fotógrafos estaban rebobinando el rollo.

Un buen amigo mío, David Bennard, de la revista Life, cuando vio que yo saqué una foto me dijo "Nicki, cuando te vi con tu cámara, me di cuenta de que me había perdido algo grande".

Cuando la vi me dije, ¡Dios mío. No quiero que muera! Yo me dije, no voy simplemente a regresar a Saigón, antes quiero salvar una vida, le di agua y la cubrí con un poncho, luego la llevé al hospital y les pedí a los doctores que la ayudaran.

En la guerra en Vietnam los médicos veían gente morir cada día. Yo les dije, esta niña tendrá un gran impacto en los medios, ayúdenla, no la dejen morir.

Después de hospital fui inmediatamente a la oficina y con un técnico comenzamos a ver las imágenes en el cuarto oscuro. Sabía que había tomado una buena fotografía, pero nunca se sabe, podía haber habido un problema con la película.

De pronto vi en el negativo que la imagen podía distinguirse con mucha claridad. Me puse las manos en la cabeza y dije ¡Dios mío, es una gran foto! Imprimimos una copia pequeña para que la viera mi jefe.

Sabemos que la foto fue descartada en un primer momento porque no se publicaban fotos con desnudos frontales.

Cuando Horst vio la imagen de Kim Phuc le dijo a Carl: "Enviemos esta foto inmediatamente, ahora mismo, no me importa lo que digan"

Cuando mi editor Carl Robinson vio la foto me dijo "Nick, no podemos publicarla en Estados Unidos, por el desnudo". Pero esperamos a que llegara el jefe de la oficina, Horst Faas, quien me preguntó que había pasado. Le dije que había habido un ataque con napal que había quemado las ropas de las víctimas.

Cuando Horst vio la imagen de Kim Phuc le dijo a Carl: "Enviemos esta foto inmediatamente, ahora mismo, no me importa lo que digan".

Cuando la foto se publicó en Estados Unidos tuvo un tremendo impacto. ¿Qué sintió usted en ese momento?

   
PULSE PARA IR A LA PARTE SUPERIOR DEL DOCUMENTO