BLOG DEL VIAJE POR EL NORTE DE ITALIA PARTE II por Ángel López
 
Directorio:
Blog por Italia Parte II
Blog por Italia Parte II

 

Ruta del viaje

Marchamos hacia el centro histórico y enseguida vemos la fachada de la iglesia de San Pedro (GPS N 46.0693485 E 11.1244793 ). En este momento no está abierta, aunque podemos leer que se trata de la reconstrucción neogótica que practicó el arquitecto Pietro Selvatio en 1848 para sustituir el antiguo templo del siglo XIII.

Palazzo Geremia en Trento (Italia)

Más adelante, llegamos a una de las calles más importante desde el punto de vista histórico es la vía Rodolfo Belenzani porque las fachadas de sus edificios o palacios contienen una colección importante de frescos con los que se decoraban las fachadas durante el renacimiento.

Uno de los Palacio más bonitos es Palazzo Geremia (GPS N 46.069154 E11.1212206) fue construido a finales del siglo XV como residencia de Giovanni Antonio Pona, hijo del noble Veronese Geremia Pona, y su esposa Elisabetta Calepini.

El emblema de Pona Geremia, que representa una daga brazo armado, aparece dos veces en la fachada del edificio y en varios ambientes interiores, junto con la insignia heráldica de familias no relacionadas con la provincia de Trentino: en Prato, Calepini, Mirana, Galasso, Firmian.

El palacio pasó a ser residencia de judíos durante más de tres siglos y participaron activamente en el gobierno de la ciudad como cónsules. Después de la extinción de la casa, el edificio se convirtió en propiedad de la familia Tevini, que, poco después de 1880, pasó a manos de los Podetti.

Frescos de los palacios en Trento (Italia)

Adquirido por la administración municipal en 1912, es hoy la sede de representación del Municipio de Trento. El edificio fue restaurado radicalmente en 1883 y los frescos de la fachada fueron sometidos a varias campañas de restauración en 1941, 1960 y 1973, con resultados no siempre muy buenos.

Continuamos por la calle y en uno de sus extremos desemboca en una de las plazas más bonitas de toda Italia, se trata de la Plaza del Duomo de Trento (GPS N 46.0676542 E 11.1214684 ). Está adornada con la fuente de Neptuno del siglo XVII, la catedral está dedicada a San Vigilio, patrón de la ciudad. Hay un imponente edificio románico-gótico construido entre los siglos XII-XIII que preside una importante superficie de la plaza. Le acompaña un campanario erigido en el siglo XVI, el conjunto constituye el actual Museo Diocesano.

La fuente de Neptuno fue construida siguiendo el diseño del escultor Francesco Antonio Giongo de Lavarone entre 1767 y 1769. Para esta fuente, el escultor creó un sistema de flujo de agua sin interrupción.

Fuente de Neptuno en Trento (Italia)

La estatua de Neptuno original es la obra de Stefano Salterio de Laglio, pero debido a los daños con el tiempo fue movida en 1939 al patio del cercano Palazzo Thun, mientras que la fuente ha estado presente desde 1945, aunque una copia en bronce hecho en 1942 por David Rigatti.

Detalle de la fuente de Neptuno en Trento (Italia)

Bajo la estatua de la fuente de Neptuno está adornada con tritones, caballitos de mar y otras esculturas, también originalmente por Stefano Salterio, y luego fueron reemplazados en el siglo XIX por las copias realizadas por el escultor Andrea Malfatti (1832- 1917) en los dibujos del pintor Ferdinando Bassi (Trento, 1819-Venecia, 1883). El tritón superior del sur es una copia adicional hecha en 1920 por Davide Rigatti.

Duomo San Virgilio de Trento (Italia)

Tenemos ante nuestros ojos uno de los edificios que paso a convertirse en la historia de la humanidad gracias a que fue uno de los lugares de la ciudad de Trento donde se celebraron las sesiones históricas entre 1545-1563, entre los asistentes fueron los delegados del rey de España: Don Fray Bartolomé de los Mártires, de Don Pedro Guerrero, del Cardenal Pacheco, de Don Martín de Ayala, de Don Diego de Álava.

Las conclusiones no se hicieron esperar, la ruptura de la iglesia católica de los luteranos y en lugar donde se aprobaron una serie de decretos doctrinales con respecto a los dogmas, la disciplina, el papado y las órdenes religiosas, que permanecieron vigentes hasta que se reunió el siguiente concilio , más de tres siglos después. Muchas de sus deliberaciones aún son validas dentro de la iglesia católica.

Uno de los cuadros más famosos del Concilio de Trento muestra una de las sesiones en el interior del Duomo se encuentra expuesto en el Museo del Louvre siempre se ha considerado como obra de un pintor anónimo veneciano pero últimamente se ha atribuido a Tiziano. Se aprecian los intensos debates: una postura era conciliadora para evitar la ruptura con los protestantes con el fin de llegar a un acuerdo, frente a otra postura mucho más intransigente que fue la que al final se impuso.

Duomo San Virgilio de Trento (Italia)

La construcción del actual edificio de la Catedral de San Vigilio se inicia en el año 1212 con el encargo al maestro de obras D'Adamo Arogno. Su sistema arquitectónico era esencialmente románico, como se ve en el ábside y el área del crucero, así como en la parcela perimetral con dos campanas de la fachada. El acabado interior de la nave principal se inicia dentro de la primera fase del arte gótico, atestiguado por la verticalidad de las proporciones, por el impulso de los pilares y la expansión del espacio que viene a absorber incluso la zona debido a los pies de las torres. La finalización de ciertas estructuras, especialmente en el área de paredes amuralladas y en el crucero, todavía se necesitaba muchas intervenciones durante los siglos XV y XVI. El período barroco añadió la Capilla de la Crucifixión (1682) y en los años 1739-1743 se produce una profunda reestructuración del crucero y el transepto, en sustitución de la cripta del cuerpo actual de la zona del presbiterio y el coro con el dosel sorprendente sobre el altar. En las últimas décadas del siglo XIX y hasta la época de la Primera Guerra Mundial, la catedral fue objeto de considerable intervención patrocinada por el Gobierno de Austria.

La fachada norte destaca en el frontal del crucero el gran rosetón con la rueda de la fortuna, la obra de un escultor de la provincia de Como, realizada a finales del siglo XIII, que luego tendrá alguna influencia incluso en el desarrollo arquitectónico del edificio. En el centro se aprecia la figura mítica de la Fortuna superpuesta a un anillo central de donde parten doce hojas grandes de color rosa que simbolizan la hora del día para el hombre, mientras que en el anillo exterior está acompañado por los doce mojones, que rotan en dirección hacia la izquierda y representan la felicidad.

Portada del Duomo San Virgilio de Trento (Italia)

Hacia la izquierda de la fachada aparece el pórtico del siglo XVI llamado “Puerta del obispo”, recibía ese nombre porque se abría en los desfiles pomposos desde su residencia del obispo. En el porche, y dentro del tímpano se puede ver la imagen tallada de San Vigilio. Dos columnas con la base de dos leones adornan la portada románica. La luneta sobre el portal expone al Pantocrátor con los símbolos de los cuatro evangelistas en dos tamaños diferentes.

A la derecha del edificio está ocupado por la Torre Campanario fue realizada a los largo de diferentes siglos sufriendo sucesivas ampliaciones, en la primera mitad del siglo XVIII, fue coronada con la aguja con forma de cebolla, que imita al de algunas iglesias de los valles de Trentino.

El interior, está formado por una planta con forma de cruz latina, dividida en tres naves, donde las dos laterales se desarrollan a los lados del crucero. La longitud total es 72 metros; y el ancho 24 metros.

Relieve de mármol del Duomo San Virgilio de Trento (Italia)

Entre las obras de arte que podemos ver en el interior de la catedral destaca: Lapidación de San Stefano. Es un relieve de mármol situado en el crucero sur, la escultura esta datada en la primera mitad del siglo XIII, de influencia medieval. El altar ahora alberga las reliquias de los mártires de Trentino, el diácono Sisinio, Martirio y Alessandro, los tres santos que ocuparon el espacio de la primera basílica del martirio en el final del siglo IV.

Frescos con Cristo y san Cristóbal del Duomo San Virgilio de Trento (Italia)

En las paredes del crucero todavía se pueden ver gran parte de la antigua decoración de los frescos. La Virgen y los santos, el crucifijo y otros santos, aparecen pintados en la pared por encima del ábside son la escuela lombarda, tal vez de la escuela de Bérgamo, datados a finales del siglo XIV. El más grande es un Cristo con san Cristóbal que aparece pintado en la pared sur, presenta personajes románicos, influenciados por la escuela de Verona del siglo XIII.

Santo Crucifijo del Duomo San Virgilio de Trento (Italia)

Cerca del altar mayor hay una capilla dedicada al Santo Crucifijo. Fue construida en 1682 por voluntad del príncipe obispo Francesco Alberti-Poia, que también quería enterrarse aquí . La arquitectura y la decoración al fresco son la obra de un sacerdote-artista Giuseppe Alberti desde Tesero, que diseñó un programa iconográfico unitario en torno al tema central de la Redención .

Santa Ana en el Duomo San Virgilio de Trento (Italia)

Siguiendo por la nave sur se llega al altar de Santa Ana, muy discretamente apoyada en la pared, adornada con un retablo atribuido a Fogolino (o tal vez Romanino), esta datada en la primera mitad del siglo XVI. En la penúltima bahía se encuentra el altar de Nuestra llamativo, Domenico y Antonio Sartori, fue construido en 1772 para la imagen muy venerada de la Virgen , en madera, ricamente vestida, que se encuentra en el nicho.

En la nave norte, en el otro lado de la entrada principal, en una posición simétrica con el anterior, se encuentra el monumento al Conde Leonardo Nogarola, perteneciente a la familia Veronese, fue asesor del rey Fernando de los romanos, que en el cónclave de 1534 le dio el mandato de trabajar para la elección del cardenal Trento como Papa.

Frescos leyenda san Julián en el Duomo San Virgilio de Trento (Italia)

El crucero septentrional se utiliza como baptisterio y presenta en el centro la fuente bautismal, obra de Francesco Oradini, esta datado 1754. Muy significativo es la decoración al fresco. En la pared norte, bajo el dosel de la fortuna, una banda con frescos narra los ocho episodios fatales de leyenda de San Julián, toma la profecía a la salida de la casa, en las bodas, y al trágico error de asesinato de sus padres. El nombre del autor se marca en la pared de la ciudad con torreones que está casi en el centro de: Obispo de Bononia, un pintor aún no está totalmente identificado, pero colocado en la estela de la escuela Bolonia hacia 1365. Bajo la leyenda de San Giuliano aparecen diferentes frescos fragmentarios, realizados por las manos diferentes artistas de ese siglo, representan: la rebelión del san Juan Bautista (atribuido a Tommaso da Módena), una Virgen con el Niño; una Trinidad; El matrimonio de Santa Catalina; la aparición de Cristo resucitando ante María Magdalena; la Natividad de Cristo y la muerte de la Virgen (los dos últimos aparece la huella de Giotto).

Virgen del ahogamiento en el Duomo San Virgilio de Trento (Italia)

En el ábside norte podemos ver en mármol La Virgen del Ahogamiento fue originalmente policromada. Retoma el modelo hierático de los iconos bizantinos, lo elabora con un sentido de fuerza plástica y con una nota de vitalidad popular inmediata. El trabajo está datado a mediados del siglo XIII.

Fresco de ábside en el Duomo San Virgilio de Trento (Italia)

En el ábside del crucero norte que es mucho más grande que su hermano en el crucero sur, hay una ventana desplazada hacia la izquierda para dar luz del ambiente exterior que todavía estaba libre de esa parte. Descentrado a la derecha hay un bloque de frescos, con la escena del martirio del Apóstol San Juan, condenado a muerte en la caldera con aceite caliente (obra del llamado como: Maestro de la Rueda de la Fortuna ). El fresco con la Crucifixión , la Virgen , San Juan y una figura coronada (Santa Elena o la Iglesia ) datados del siglo XIII. Los dos santos más juntos pertenecen a un fresco posterior, datado a mediados del siglo XIV.

Santa María Maggiore de Trento (Italia)

Son las 19.30 horas y pocas cosas se pueden ver a esas horas en Italia, hemos de recordar que llevan un escrupuloso horario europeo. Decidimos seguir visitando las calles de Trento sin un rumbo fijo. Al fondo podemos ver una iglesia que está abierta y entramos enseguida nos damos cuenta que esa iglesia la hemos visto en algún sitio, sin quererlo hemos entrado en Santa María Maggiore de Trento (GPS N 46.0687451 E11.1192841 ). Nos ha llamado la atención porque aparece en uno de los cuadros que representan una de las sesiones que se celebraron en su interior para deliberar durante el Concilio de Trento.

La iglesia Santa María Maggiore que comenzó a edificarse en 1520 está construida en piedra roja y blanca. La fachada principal consiste en una entrada arqueada en estilo renacentista con una puerta encargada por el príncipe-arzobispo Cristoforo Madruzzo en 1539. Encima de la puerta hay una luneta que representa la Anunciación. El campanario es más antiguo, de 53 metros de altura, es el más alto de la ciudad. Construido de piedra caliza blanca, tiene dos hileras con ventanas románicas de tres parteluces y una cúpula poligonal. Al lado de la iglesia, a la izquierda, se encuentra una columna erigida en 1845 que conmemora las celebraciones por el tercer centenario de la apertura del Concilio de Trento.

Santa María Maggiore de Trento (Italia)

El interior de la iglesia consta de una sola nave. A lo largo de los lados hay una serie de capillas altares de mármol en estilo barroco. También hay una serie de retablos y el sarcófago barroco que contiene reliquias atribuidas a San Clemente. De importancia histórica también es la serie de pinturas que representan el sentido del Concilio de Trento y algunas de las figuras principales de la Contrarreforma. El coro está en el extremo norte del presbiterio y consiste en una gran galería con bajorrelieves, sostenida por cuatro ménsulas finamente trabajadas.

En el lado del presbiterio hay un órgano Mascioni, opus 402m, construido en 1928, que reutilizó la carcasa del antiguo órgano de 1536. Fue restaurado y ampliado en 1953 después de los daños sufridos durante la Segunda Guerra Mundial. El instrumento tiene alimentación eléctrica y dispone de tres teclados, cada uno de 58 notas, 30 pedales y un total de 58 registros. La carcasa, con una estructura de arco Serlian, muestra las tuberías en una sola cúspide en cada lado y tres cúspides en el centro.

Natividad en Santa María Maggiore de Trento (Italia)

Entre las obras de arte que podemos ver en la iglesia está en el altar de Domenico Sartori de estilo barroco construido en el año 1740, en el centro podemos ver el lienzo que representa la “Natividad”, obra del pintor Gianbettino Gignaroli, esta datado en 1746.

Adoración de los Magos en Santa María Maggiore de Trento (Italia)

El siguiente es el altar de Teodoro Benedetti de 1736, en el centro está el lienzo “Adoración de los Magos”, esta datado en el siglo XVI, obra de un pintor anónimo de la escuela veneciana.

Crucifijo en Santa María Maggiore de Trento (Italia)

El altar de Francisco Oradinini de 1739, tiene un Crucifijo, obra datada en la segunda mitad del siglo XV, un magnifico ejemplar del arte renacentista que ha sido recientemente restaurada.

Sagrada Familia en la iglesia de Santa María Maggiore de Trento (Italia)

El altar dedicado a Domenico Sartori de 1740. Contiene en el centro del retablo con el lienzo dedicado “Sagrada Familia”, obra del pintor Francesco Unterperger, está datado en 1750.

Santa Teresa y San Juan Bautista en la iglesia de Santa María Maggiore de Trento (Italia)

El altar de los Dominicos de 1740, contiene en el centro del retablo en lienzo “Santa Teresa y San Juan Bautista”, obra del pintor Giambettino Cignaroli, está datado en 1748.

La Virgen en Gloria con el Niño y cuatro doctores de la iglesia con San Juan Evangelista en la iglesia de Santa María Maggiore de Trento (Italia)

El altar de Pietro del Bosco de 1833. Tiene en el centro una de las joyas de la iglesia “ La Virgen en Gloria con el Niño y cuatro doctores de la iglesia con San Juan Evangelista”, obra del pintor Giovanni Battista Moroni, esta datado en 1551.

Iglesia San Lorenzo de Trento (Italia)

Aún nos queda tiempo para tratar de ver la iglesia de San Lorenzo (GPS N 46.0713067 E11.1194918 ) caminamos hasta las afueras de la antigua ciudad, en la Edad Media debía de estar construida en el antiguo arrabal.

La fachada exterior de la iglesia es sobresaliente del arte románico, con una pared principalmente de mampostería, con la excepción de la parte superior, que fueron añadidos de ladrillo; en el centro se puede ver una ventana con una trifora en el centro, y debajo de este último está el portal. El campanario, está decorado por cuatro biforas (uno para la fachada), y data de la primera mitad del siglo XVII.

El interior de la iglesia tiene tres naves, el presbiterio se extiende en un ábside central en semicírculo, y en dos aptitudes correspondientes a los pasillos laterales. En la bóveda se erige un tramo cuadrado, recto con cuatro pilares de con poli-estilo que soportan la techumbre octogonal. Con el fin de conferir estabilidad, considerado el suelo era de arcilla además de tener aguas subterráneas, se hace la construcción basada en una cuadrícula que une entre ellos los muros perimetrales y las bases de columnas y pilares.

Bóveda de la Iglesia San Lorenzo de Trento (Italia)

El arco del triunfo separa la sala para los fieles, del crucero, donde está presente el presbiterio, que está reservado para la oración de los monjes. Finalmente, las líneas de cruceros están pintadas con frescos con estrellas rojas y azules en el campo blanco.

Los altares erigidos en la época barroca fueron desmantelados después de la supresión del convento y transferidos a otras iglesias en la ciudad. La ventana del pasillo representa a San Lorenzo, mientras que las laterales están Santa Catalina de Siena y San Francisco de Asís.

Solamente nos queda antes de regresar a casa darnos una vuelta por la plaza de Duomo y saborear una coca-cola fría en una de sus terrazas que nos sirva para reparar el cansancio del día. Elegimos la terraza del Café 34 (GPS N 46.0676492 E11.120949 ). Al final no era tan reparadora porque nos traen una botella del tiempo y un vaso con un cubito de hielo, al parecer el frío del frigorífico no daba para mucho más, Bueno..! al menos descansamos el trasero.

Ya de noche, marchamos al parking donde habíamos dejado la autocaravana, nos separan de la plaza unos escasos 500 metros (GPS N 46.0660889 E11.1145238 ). Enseguida para cenar organizamos otro pica-pica: patatas fritas de bolsa, unas latas de sardinas acompañadas de jamón con tomate y de postre unos yogures de frutas.

Plaza del Duomo de Trento (Italia)

Estamos lo suficientemente cansados para no sentir ningún ruido en toda la noche por lo que damos una puntuación de diez al parking.

Día 16 de agosto (miércoles)

Ruta: Trento – Lago Carezza – Pozza di Fassa Km 88; tiempo 1h07

Madrugamos, al gusto italiano porque aquí la vida comienza una hora antes que en España. La primera parte de la jornada queremos utilizarla para ver algunos de los monumentos que ayer no tuvimos ocasión de disfrutar.

Comenzamos el día siguiendo la ribera del río Adigio en dirección a la iglesia de San Apollinare (GPS N 46.0709319 E 11.1148581), se ofrece tan majestuosa que es una verdadera tentación su visita, para llegar a ella debemos cruzar el río hacia la otra parte de su cauce por el puente de San Lorenzo.

Una indicación en la puerta de la iglesia dice: La iglesia está abierta todos los días, pero habitualmente (y por razones de seguridad) el acceso está restringido al vestíbulo, más allá del portal de entrada.

Iglesia de San Apollinare de Trento (Italia)

Esto quiere decir que hay un pequeño vestíbulo con una puerta de cristal que nos permite ver su interior pero no podemos acceder. Para ver su interior es necesario poder hacerlo los días y horas que se celebran las misas.

Relieve en la Iglesia de San Apollinare de Trento (Italia)

La historia de la iglesia se remonta al siglo VI momento en que se levanta la primera iglesia al lado de una fuente bautismal, posteriormente en el siglo X se levanta el actual edificio del que se conservan algunas partes de aquella época como el campanario y la portada de estilo románico.

En la base de la torre campanario podemos ver un Arca o sarcófago, corresponde a una de las obras del antiguo monasterio, tiene una bajo relieve que significa el Pórtico al Paraíso con Ángeles.

La iglesia es de una sola nave con un gran ábside, llama la atención de la altura de la techumbre que para la época románica y mucho más alta de lo normal.

En la pared del arco del triunfo de la izquierda ha sido recientemente descubierto un fresco donde se puede ver: Madonna en el trono con el Niño, obra datada en la segunda mitad del siglo XIII. En el muro contrario apareció un fresco dedicado a san Martín, San Onorio, Santiago y santa Catalina de Alejandría.

Frescos de la Iglesia de San Apollinare de Trento (Italia)

Al fondo se puede ver el altar medieval que tiene una celda donde se depositaron las reliquias encontradas durante las excavaciones. En el centro hay un Crucifijo de madera del siglo XVIII, que nos expresa en su cara relajada la fuerte tormenta que esta pasando. A la derecha hay un nicho con la imagen de la Madonna de Piedicastello, obra de Nicolò da Padua, discípulo de Giotto, está datada en 1320. Tiene una iconografía oriental donde la Virgen es representada en los rasgos de una mujer fuerte, que da la bienvenida y ofrece al mundo al Todopoderoso (un bebé, pero con rasgos ya maduros en los rasgos) y con su mano derecha señala el camino a seguir.

La parte posterior del ábside, alejado de la vista, hay una capilla dedicada al Santísimo donde están las estatuas de San Apollinare y San Benedetto, obras del siglo XVIII.

Desde aquí marchamos otra vez al centro histórico y paramos para ver la iglesia de San Francesco Severio (GPS N46.0696766 E11.1211715), ayer no tuvimos oportunidad de ver su interior.

La iglesia construida entre 1708 y 1711, es un edificio de estilo barroco para el culto de la orden de los jesuitas. La paternidad del proyecto original es incierta, el maestro de obra se le atribuye a Andrea Pozzo.

Iglesia de San Francesco Severio de Trento (Italia)

La fachada está compuesta por una gran ventana superior en los lados de los cuales, están separadas por dos órdenes de pilastras de mármol rojo, está decorada con las imágenes de santos jesuitas: Francesco Borgia (parte inferior izquierda), Francesco Regis (parte superior izquierda), Luigi Gonzaga (arriba a la derecha), Loyola Ignatius (abajo a la derecha) y Francesco Saverio (en la entrada). Todas las esculturas están en unos nichos decorados con una cubierta de panel de rocalla, que es un rasgo típico que significa el Bien. .

La estructura interna es rectangular y con cuerpo central de nave única con presbiterio, ábside y sacristía. El piso imita un tablero de ajedrez formado por losas de granito rosa y piedra blanca. Las pilastras están revestidas de varios fragmentos de mármol.

Más adelante, nos paramos nuevamente delante de la fachada del Palazzo de Geremia (GPS N 46.069154 E 11.1212206 ) para contemplar detenidamente los frescos y entender su significado lo hacemos con ayuda de un folleto. En la parte alta están los cuatro frescos representan de izquierda a derecha: El emperador Maximiliano de las casa de los Habsburgo otorga audiencia a los nobles.

Fresco Maximiliano I de la Habsburgo en el Palazzo de Geremia en Trento (Italia)

En la siguiente línea podemos ver en el centro el escudo de armas y a los lados los monogramas del emperador Maximiliano I de la Habsburgo.

Fresco Maximiliano I de la Habsburgo en audiencia, Palazzo de Geremia en Trento (Italia)

En la línea del centro de la fachada, de izquierda a derecha están representados: El emperador Maximiliano I de Habsburgo otorga a Consensus entre los dignatarios que observan una escena de lucha a los nobles en una audiencia (puede representar la batalla de Calliano). El siguiente: Un caballero pudiera representar a Marcus Curtius cuando se arroja al abismo. El siguiente: Mucius Scaevola confiando su mano dentro de las llamas. El último de la derecha: el sacrificio de Lucrecia.

Fresco jinete, Palazzo de Geremia en Trento (Italia)

En el nivel más bajo podemos ver: un Friso grotesco; el Escudo de armas de Brunswich; Balcón en piedra roja con leones sosteniendo escudos de armas; la Santa Conversación: La Virgen María con el Niño Jesús entre San Juan Bautista y San Antonio Abad.

Fresco jinete, Palazzo de Geremia en Trento (Italia)

En el primer nivel, de izquierda a derecha: la rueda de la fortuna; Armiger de guardia en la puerta; una inscripción conmemorativa en memoria de Gerolamo de Tevini, caído durante la Primera Guerra Mundial.

En la misma calle, enfrente, podemos ver el Palacio de Thun (GPS N 46.0690182 E 11.1212278 ), ahora es la sede del Ayuntamiento de Trento. En su interior, en el jardín se puede ver la antigua figura original de la Fuente de Neptuno que presidía la plaza del Duomo.

Neptuno Palacio de Thun en Trento (Italia)

En los pisos superiores todavía se conservan algunos restos de frescos renacentistas, aunque no son públicos pero tenemos ocasión de contemplarlos. En las escaleras están los frescos de Brusasorci y los cuatro lienzos de Casalini Veronese en el Consejo del Ayuntamiento. En la puerta de acceso hay una leyenda que exhorta: “Aquellos que superan este umbral, dejando su interés privado, son de interés público”.

Palazzo Pretorio y la Torre Civica de Trento (Italia)

Desde aquí marchamos hacia la plaza del Duomo para ver el Palazzo Pretorio y la Torre Cívica (GPS N 46.0676804 E11.1215437 ), con su aspecto defensivo es el conjunto perfecto que dota de armonía a la plaza.

El palacio fue, entre los siglos IX y XIII, la residencia oficial de los obispos Tridentinos. Su primera mención como palatium episcopatus se remonta a 1071. En el siglo XVII asumió el nombre de Palazzo Pretorio porque se instalo el Tribunal de Justicia y el Pretore,

La residencia del obispo fue transferida en 1255 en la fortaleza de Buonconsiglio por vescovo Egnone Appiano, lo que resulta en el abandono gradual del antiguo palacio. En 1533 tuvo la sede el Monte di Pietà por voluntad de Cristoforo Madruzzo; Al mismo tiempo, también fue anfitrión de los cónsules de la ciudad y el Colegio de Doctores.

El edificio fue restaurado en 1676 por Sigismondo Alfonso Thun. La obra cambió radicalmente la fachada románica original del edificio, que solo se restauró en la década de 1950, según el antiguo proyecto. En 1963 el palacio se convirtió en un lugar estable del Museo Diocesano Tridentino.

La entrada al Museo Diocesano Tridentino es conjunta con el Castillo del Buen concilio, en total nos cobran con el descuento 10 euros (dos adultos y dos niños). El horario de verano es: lunes, miércoles, jueves, viernes, sábado y domingo: de 10.00-13.00 y por la tarde de 14.00-18.00 horas.

Lastra de la tumba de obispo Juan IV Hinderbachm, Museo Diocesano de Trento (Italia)

En la planta baja como decoración a la entrada se puede ver una magnifica lastra de la tumba de obispo Juan IV Hinderbachm obra de un escultor anónimo austriaco, esta datado entre 1465-1486, procede de la catedral de San Vigilio.

“San Vigilio presenta al cardenal Bernardo Cles a la Virgen”, obra del pintor Martino Teofilo Polacco, Museo Diocesano de Trento (Italia)

La siguiente obra es “San Vigilio presenta al cardenal Bernardo Clesio a la Virgen”, obra del pintor Martino Teofilo Polacco (1570-1639), esta datado en 1620, realizado en óleo sobre lienzo. Tiene unas medidas de 230,5 x 270,5 cm.

El lienzo fue encargado por el obispo Carlo Gaudenzio Madruzzo como complemento de la tumba de su predecesor, Bernardo Clesio , en la catedral. Se ejecuta de la misma forma al fresco que Clesio pintó de sus hermanos Dossi en el Castillo de Buonconsiglio, aquí también Bernardo es presentado a la Virgen por San Vigilio, patrón de Trento. Es de destacar que el fondo a la derecha, como aparece una pequeña vista de la ciudad con la Torre de la plaza y la antigua cúpula de la catedral.

La pintura fue hecha por Martin Teófilo Polacco, el pintor más representativo de los primeros veinte años del siglo XVII en Trentino. Un nativo de Flandes, después de una estancia en Polonia, según lo indicado por el mismo seudónimo, este pintor perfeccionó su formación en Venecia, en el círculo de Jacopo Palma el Joven, y luego paso a formar como pintor de la corte del Obispo Madruzzo en Trento en 1600.

“Masacre de los inocentes y escape a Egipto” y “Martirio de Santa Dorotea y conversión de San Teofilo”, obra del pintor Martino Teofilo Polacco, Museo Diocesano de Trento (Italia)

Los dos siguientes cuadros “Masacre de los inocentes y escape a Egipto” y “Martirio de Santa Dorotea y conversión de San Teofilo”, obra del pintor Martino Teofilo Polacco (1570-1639), esta datado en 1620, realizado en óleo sobre lienzo. Tiene unas medidas de 43.5 x 166.5 cm.

Los dos lienzos formaban parte de la predela del altar de madera de la Asunción en la catedral de Trento. El retablo anterior que representa la Madonna en la gloria con los santos y vescovi Vigilio Ermagora, fue trasladado a finales del siglo XIX, en la parroquia de San Bartolomé en Tiarno di Sotto, donde todavía está.

El cuadro ilustra y contrasta dos episodios inmediatamente después del nacimiento de Cristo: la matanza de los inocentes (izquierda) y la huida a Egipto (derecha), ambos narrados en el Evangelio de Mateo (Mt 2, 13-15). El trabajo es considerado por la crítica uno de los más felices del pintor y se asigna por razones estilísticas de la última fase de su período de Trentino.

“Virgen con San Cristóbal, Dorotea y un santo obispo”, obra del pintor Martino Teofilo Polacco, Museo Diocesano de Trento (Italia)

El siguiente cuadro “Virgen con San Cristóbal, Dorotea y un santo obispo”, obra del pintor Martino Teofilo Polacco (1570-1639), esta datado en 1620, realizado en óleo sobre lienzo. Tiene unas medidas de 43.5 x 166.5 cm.

Junto con la predela con el martirio de Santa Dorotea y la conversión de San Teófilo, este imponente lienzo adornaba uno de los altares de la catedral de Trento. La forma de curva está dominada por la figura monumental de San Cristóbal, un santo particularmente venerado cuya existencia histórica ha sido continuamente cuestionada por la falta de fuentes seguras. Después del Concilio de Trento, el culto a San Cristóbal fue redimensionado y confinado a un plan de devoción popular.

La legendaria historia de San Cristóbal tiene su origen en su nombre al hablar de Cristóbal es una palabra de origen griego con el significado místico y alegórico que puede traducirse como “el que trae a Cristo”. En la parte superior del lienzo, están la Virgen , la Santa Dorotea y un santo obispo de dudosa identificación.

“Piedad de Cristo con ángeles”, obra atribuida al pintor Martino Teofilo Polacco, Museo Diocesano de Trento (Italia)

El siguiente cuadro “Piedad de Cristo con ángeles”, obra atribuida al pintor Martino Teofilo Polacco (1570-1639), esta datado en 1620, realizado en óleo sobre lienzo.

Obra de influencia manierista nos presenta la figura de Cristo muerto donde se aprecian las heridas de la pasión bien visibles. La figura inerte esta acompañada por dos ángeles, uno sujeta el brazo y el otro sujeta su cuerpo.

“San Jerónimo penitente en el desierto”, obra del pintor Johann Carl Loth. Museo Diocesano de Trento (Italia)

El siguiente cuadro “San Jerónimo penitente en el desierto”, obra del pintor Johann Carl Loth (1632-1698), esta datado en 1690, realizado en óleo sobre lienzo.

Johann Carl Loth también fue conocido como Carlotto Lotto, fue un pintor alemán de la época barroca, activo principalmente en Venecia.

Nació en Munich en 1632. Era hijo y alumno de Johann Ulrich Loth (1590-1662). También le formó su madre, pintora. Marcharon a Roma y descubrieron la obra de Caravaggio y Saraceni. Johann Loth marchó a Roma en 1653. Después se instaló en Venecia. Recibió las influencias de Pietro Liberi.

Estando en Venecia, se habla de él como un «gran miniatore» en 1663. Recibe encargos de Venecia y de Terra Ferma. Entra en contacto con pintores tenebristas venecianos, lo que se refleja en obras como Muerte de San Andrea Avellino (Múnich, iglesia de los Teatinos, 1677).

Pinta escenas religiosas y mitológicas. Son lienzos con figuras de gran tamaño. En la iglesia de San Silvestro de Venecia pintó San José y el niño Jesús, Dios Padre en la Gloria y la Virgen (1681). Fue muy conocido en vida, llegando a recibir el encargo de pintar al emperador Leopoldo en Viena.

“San Vigilio en éxtasis”, obra del pintor Giuseppe Alberti, Museo Diocesano de Trento (Italia)

El siguiente cuadro “San Vigilio en éxtasis”, obra del pintor Giuseppe Alberti (1640-1716), esta datado en 1673, realizado en óleo sobre lienzo. Tiene unas medidas de 192.5 x 131 cm.

El cuadro fue pintado para la capilla privada del príncipe obispo Francesco Alberti Poia en Castello del Buonconsiglio. Fue trasladado a la catedral de Trento durante el siglo XIX. La pintura pertenece a la mejor etapa creativa de Giuseppe Alberti, uno de los pintores más importantes del Trentino Barroco, iniciador de la escuela pictórica de Val di Fiemme.

La obra representa al patrón de la diócesis de Trento en actitud de éxtasis, está vestido con ropa pontificia y envuelto en una suntuosa capa. Se encuentra rodeado por varios ángeles, algunos muestran los atributos del santo, otros sujetan un cuadro, con una imagen en la que se representa el presunto martirio del príncipe, que tendría lugar alrededor del año 400 en Val Rendena, donde el obispo había ido a evangelizar a la población. Según la leyenda, los aldeanos atacarían violentamente a Vigilio, causando su muerte.

“Virgen con el Niño con los santos Francisco, Andrés y Cecilia”, obra del pintor Orazio Giovanelli , Museo Diocesano de Trento (Italia)

El siguiente cuadro “Virgen con el Niño con los santos Francisco, Andrés y Cecilia”, obra del pintor Orazio Giovanelli (1588-1639), esta datado en 1630, realizado en óleo sobre lienzo.

El cuadro representa el fin de una época manierista, en el lienzo aparece una Virgen muy naturalista que medita mientras en su regazo esta el Niño, a su lado Santa Cecilia. La escena es presenciada por San Andrés que sujete una enorme cruz de madera articulada y en oración podemos ver a San Francisco con su hábito de monje.

“Cristo muerto adorado por dos franciscanos y un ángel”, obra del pintor Daniele Seiter, Museo Diocesano de Trento (Italia)

El siguiente cuadro “Cristo muerto adorado por dos franciscanos y un ángel”, obra del pintor Daniele Seiter (1649-1705), esta datado en el último cuarto del siglo XVII, realizado en óleo sobre lienzo.

El cuadro parece haberse sacado de la mente del celebre pintor italiano Andrea Magntegna. Daniele Seiter se había especializado en pintar escenas de Cristo muerto, en esta ocasión hace un gran estudio de anatomía para describir el momento después de la muerte del hombre.

“Retrato del Príncipe obispo Emanuele Maria Thun”, obra del pintor Domenico Zeni, Museo Diocesano de Trento (Italia)

El siguiente cuadro “Retrato del Príncipe obispo Emanuele Maria Thun”, obra del pintor Domenico Zeni (1762-1819), esta datado en 1807, realizado en óleo sobre lienzo.

Emanuele Maria Thun fue elegido para el cargo de Príncipe Obispo de Trento el 11 de agosto de 1800.

Poco después de la elección de su obispo, se firma la paz de Lunéville, el 9 de febrero de 1801 puso fin a las guerras napoleónicas entre Francia y el Sacro Imperio Romano, pero permitió a Francia ampliar sus fronteras incluso dentro de Alemania, hasta el Rin. Este tratado también decidió sobre la secularización de los principios eclesiásticos dentro del Imperio, incluido el propio Trento. La ciudad tridentina fue ocupada militarmente por los franceses desde enero de 1802, lo que obligó al obispo Thun a refugiarse en la corte de Viena.

“Neptuno”, obra del pintor John Baptistt Jackson, Museo Diocesano de Trento (Italia)

El siguiente cuadro “Neptuno”, obra del pintor John Baptistt Jackson (1701-1780), esta datado en 1738, realizado siguiendo la técnica del grabado al claroscuro.

El cuadro es un grabado realizado copiando la imagen de la Fontana de Neptuno de Bolonia, obra del escultor Jean Boulogne conocido como Giambologna.

“Sacrificio de Moisés”, obra del pintor Jacopo Zanusi, Museo Diocesano de Trento (Italia)

El siguiente cuadro “Sacrificio de Moisés”, obra del pintor Jacopo Zanusi (1679-1742), esta datado en 1727, realizado en óleo sobre lienzo.

Cuadro de estilo tenebrista donde se muestra un paisaje de la la Biblia para destacar que Moisés fue un hombre abnegado, se sacrificó por otros y estuvo dispuesto a perder su salvación por amor a Israel.

“Comunión de los Apóstoles”, obra del pintor Carl Henrici , Museo Diocesano de Trento (Italia)

El siguiente cuadro “Comunión de los Apóstoles”, obra del pintor Carl Henrici (1737-1823), esta datado en 1780, realizado en óleo sobre lienzo.

Los apóstoles se arremolinan a lo largo de una mesa con cara de sorpresa, Jesús está delante ofreciendo la comunión, a su lado dos de los apóstoles se arrodillan. Es asombrosa la arquitectura donde aparece una puerta que en estos momentos es abierta por un espectador que contempla la escena.

“Martirio de una Santa”, obra del pintor Andrea Pozzo, Museo Diocesano de Trento (Italia)

El siguiente cuadro “Martirio de una Santa”, obra del pintor Andrea Pozzo (1642-1709), esta datado en 1708, realizado en óleo sobre lienzo.

El cuadro procede de la iglesia de San Francisco Severio de Trento. Tiene una arquitectura donde muestra el sacrificio de una Santa, pudiera tratarse de Lucia, es inventada y lo único que trata de demostrar es el triunfo del Cristianismo en el mundo.

“Última cena”, obra del pintor Andrea Pozzo, Museo Diocesano de Trento (Italia)

El siguiente cuadro “Última cena”, obra del pintor Andrea Pozzo (1642-1709), esta datado en 1708, realizado en óleo sobre lienzo.

El cuadro procede de la sacristía de la iglesia San Francisco Severio de Trento. Tiene una arquitectura monumental donde aparecen unas grandes columnas inventadas y unas gradas repletas de gente que contemplar la escena principal de la última cena.

“Presentación del niño Jesús al templo”, obra del pintor Andrea Pozzo, Museo Diocesano de Trento (Italia)

El siguiente cuadro “Presentación del niño Jesús al templo”, obra del pintor Andrea Pozzo (1642-1709), esta datado en 1708, realizado en óleo sobre lienzo.

El cuadro procede de la sacristía de la iglesia San Francisco Severio de Trento. Tiene una arquitectura monumental donde aparece un estudio arquitectónico de la propia iglesia de San Francisco.

“Cristo fue recibido por Marta y María en su casa de Betania”, obra del pintor Andrea Pozzo, Museo Diocesano de Trento (Italia)

El siguiente cuadro “Cristo fue recibido por Marta y María en su casa de Betania”, obra del pintor Andrea Pozzo (1642-1709), esta datado en 1708, realizado en óleo sobre lienzo.

El cuadro procede de la sacristía de la iglesia San Francisco Severio de Trento. Tiene una arquitectura monumental totalmente inventada para mostrar un pasaje de la Biblia y expresar el triunfo del Cristianismo.

“Lamentación de Cristo muerto”, obra del pintor Paul Troger, Museo Diocesano de Trento (Italia)

El siguiente cuadro “Lamentación de Cristo muerto”, obra del pintor Paul Troger ( 1698 -1762), esta datado en la segunda mitad del siglo XVIII, realizado en óleo sobre lienzo.

Paul Troger fue un pintor austriaco de la época rococó. Realizó un largo viaje a Italia antes de 1722, conociendo entre otros a los pintores italianos Sebastiano Ricci en Venecia y Francesco Solimena en Nápoles, con quienes posiblemente estudió. Solimena se convirtió en su principal modelo.

“Cristo en el Jardín de los olivos consolado por ángeles”, obra del pintor Andrea Pozzo, Museo Diocesano de Trento (Italia)

El siguiente cuadro “Cristo en el Jardín de los olivos consolado por ángeles”, obra del pintor Andrea Pozzo (1642-1709), esta datado en 1675, realizado en óleo sobre lienzo. Tiene unas medidas 49 x 76 cm.

La obra es el modelo de una pintura más grande conservada en la iglesia de San Francesco di Paola en Milán.

La representación, impregnada de un fuerte patetismo, se caracteriza por un uso sabio y teatral de las luces, que generan una claridad poderosa y dramática de contrastes. La composición altamente estudiada de esta pintura, caracterizada por un diseño de espacio dinámico y una gran eficacia escenográfica, ha sido reproducida repetidamente por Andrea Pozzo, quien hizo varios modelos del mismo trabajo. Es probable que esta metodología de trabajo sirviera al jesuita para mantener el recuerdo del trabajo más exigente, para mostrar a los nuevos compradores.

“San Domenico”, obra del pintor Giovanni Battista Pittoni, Museo Diocesano de Trento (Italia)

El siguiente cuadro “San Domenico”, obra del pintor Giovanni Battista Pittoni (1687-1767), esta datado en el cuarto decenio del siglo XVIII, realizado en óleo sobre lienzo. Tiene unas medidas de 98,5 x 80,5 cm.

La pintura, hecha por uno de los pintores venecianos más representativos del siglo XVIII, fue probablemente encargado por el príncipe vescovo Domenico Antonio Thun (1730-1758) al comienzo de su episcopado. San Domenico está representado en actitud casi de éxtasis, mirando hacia arriba, mientras mantiene sus manos el libro de las Sagradas Escrituras, un rosario, hace referencia a la invención de su oración, atribuida al propio santo, un rocío y un lirio, símbolos de la fe y pureza, respectivamente. La presencia del globo terráqueo y una linterna en la parte inferior de la tierra se ilumina con el sueño profético de la madre sobre el nacimiento de un niño, Domenico, que inflaría el mundo con su palabra.

“Salome y la reina de Saba”, obra del pintor Francesco Fontebasso, Museo Diocesano de Trento (Italia)

El siguiente cuadro “Salome y la reina de Saba”, obra del pintor Francesco Fontebasso (1707-1769), esta datado en 1736, realizado en óleo sobre lienzo.

Francesco Fontebasso, se inicio su carrera como pintor en Roma y Bolonia. Entre 1761 y 1762 realizó un viaje a San Petersburgo invitado por la corte rusa. Aunque su carrera la desarrolla en Venecia con una la influencia arrebatadora de la pintura de Giambattista Tiepolo se iría acentuando a lo largo de su carrera, adquiriendo su paleta una mayor luminosidad.

“El buen samaritano”, obra del pintor Francesco Fontebasso, Museo Diocesano de Trento (Italia)

El siguiente cuadro “El buen samaritano”, obra del pintor Francesco Fontebasso (1707-1769), esta datado en 1759, realizado en óleo sobre lienzo.

Francesco Fontebasso en 1759 recibió la asignación del obispo de Trento Felice Alberti d'Enno para decorar parte de su residencia en el castillo de Buonconsiglio. Realiza unas narrativas con un gran poder gracias a los efectos de iluminación inteligente y una animada coincidencia del color.

“Resurrección de Cristo”, obra del pintor Francesco Fontebasso, Museo Diocesano de Trento (Italia)

El siguiente cuadro “Resurrección de Cristo”, obra del pintor Francesco Fontebasso (1707-1769), esta datado en 1759, realizado en óleo sobre lienzo. Tiene unas medidas 46.6 x 34.7 cm.

De acuerdo con la iconografía establecida, Cristo sale de la tumba y golpea el cielo creando una luz resplandeciente, con una bandera blanca como el símbolo del Campo Blanco de la Resurrección. Dos grandes ángeles alados bajaron del cielo para quitar la pesada losa de mármol que cerraba la tumba; Tres de los soldados de guardia duermen profundamente en el suelo, mientras que un cuarto parte, aterrorizado por el evento, se retrae protegiendo el escudo.

“Fuga de Egipto”, obra del pintor Francesco Fontebasso, Museo Diocesano de Trento (Italia)

El siguiente cuadro “Fuga de Egipto”, obra del pintor Francesco Fontebasso (1707-1769), esta datado en 1759, realizado en óleo sobre lienzo.

Francesco Fontebasso realiza una magnifica interpretación de la huida a Egipto, sobre una barca aparece un remero haciendo un soberano esfuerzo, mientras la nave hace un gran equilibrio para llevar una carga imposible, desde las nubes los ángeles miran la escena.

“Adoración de los pastores”, obra del pintor Francesco Fontebasso, Museo Diocesano de Trento (Italia)

El siguiente cuadro “Adoración de los pastores”, obra del pintor Francesco Fontebasso (1707-1769), esta datado en 1759, realizado en óleo sobre lienzo.

Los pastores conducen a Jesús recién nacido sus regalos (incluyendo un cordero, prefigurando el sacrificio que Cristo se someterá para salvar a la humanidad) de rodillas ante el pesebre, donde María ha depuesto, que tiene detrás de José y, más atrás, el buey y el burro que los calientan con su aliento. El ángel que trajo la noticia del nacimiento miró desde arriba, acompañado por los querubines, que rompen con su apariencia la oscuridad de la noche.

“Abraham y tres ángeles”, obra del pintor Francesco Fontebasso, Museo Diocesano de Trento (Italia)

El siguiente cuadro “Abraham y tres ángeles”, obra del pintor Francesco Fontebasso (1707-1769), esta datado en 1759, realizado en óleo sobre lienzo.

Esta pintura representa la anécdota bíblica a la que se refiere el capítulo XVIII del Génesis. Uno de los ángeles informó a Abraham que en un año su esposa daría a luz un varón.

“Abraham es visitado por tres ángeles”, obra del pintor Francesco Fontebasso, Museo Diocesano de Trento (Italia)

El siguiente cuadro “Abraham es visitado por tres ángeles”, obra del pintor Francesco Fontebasso (1707-1769), esta datado en 1759, realizado en óleo sobre lienzo.

Esta pintura representa la anécdota bíblica a la que se refiere el capítulo XVIII del Génesis. Es el momento de la llegada de los ángeles, Abraham se arrodilla ante su anuncio.

“Bombardeo de la ciudad de Trento en 1703”, obra del pintor Bernardino Zambaite, Museo Diocesano de Trento (Italia)

El siguiente cuadro “Bombardeo de la ciudad de Trento en 1703”, obra del pintor Bernardino Zambaite, esta datado en 1703, realizado en óleo sobre lienzo.

Los franceses, al mando del comandante François de Villerois había sido reemplazado por De Vendôme, derrotó a los austríacos en Baldo. Hicieron otras incursiones en las montañas circundantes y después de una dura batalla en Ranzo, sin encontrar otra resistencia, ya que los defensores habían abandonado los castillos de Drena, Madruzzo y Toblino, avanzando hacia Trento. Después de otra dura batalla, el 2 de septiembre, los granaderos de Vendôme colocaron dos baterías de cañón en la Doss Trento.

La ciudad sufrió un intenso bombardeo. Llovió alrededor de 500 bombas, pero no se dio por vencido. Hubo daños materiales, pero afortunadamente pocos murieron.

“Ángel custodio”, obra del pintor Francesco Unterperger, Museo Diocesano de Trento (Italia)

El siguiente cuadro “Ángel custodio”, obra del pintor Francesco Unterperger (1706-1776), esta datado en la mitad del siglo XVIII, realizado en óleo sobre lienzo.

La obra procede de la sala del Tesoro de la iglesia de San Eliseo. Francesco Unterperger es un artista con una naturaleza altamente personalizada e independiente en comparación con su hermano y maestro Miguel Ángel. Tiene una viva y vibrante pintura que nos hace pensar que esta muy alejado de las composiciones académicas venecianas.

“Éxtasis de Santa Teresa de Ávila”, obra del pintor Michelangelo Unterperger, Museo Diocesano de Trento (Italia)

El siguiente cuadro “Éxtasis de Santa Teresa de Ávila”, obra del pintor Michelangelo Unterperger (1695-1758), esta datado entre 1745-1750, realizado en óleo sobre lienzo.

Michelangelo Unterperger era el hijo de un guardabosque. Sus primeros estudios fueron con Giuseppe Alberti en Cavalese. Completó su formación con un viaje de estudios a Venecia, donde trabajó con Nicola Grassi. Después de eso, se mudó a Bolzano.

“Sesión del Concilio de Trento 15 de julio de 1563”, obra del pintor Odette Pauvert-Tissier, Museo Diocesano de Trento (Italia)

El siguiente cuadro “Sesión del Concilio de Trento 15 de julio de 1563”, obra del pintor Odette Pauvert-Tissier (1903-1966), esta datado en 1963, realizado en óleo sobre lienzo.

El cuadro es una copia que realizo un pintor veneciano en el siglo XVI. En esta sesión se debatió: Doctrina verdadera y católica sobre el sacramento del orden para condenar los errores de nuestro tiempo.

Las conclusiones: el santo Concilio declara que —entre otras grados eclesiásticos— pertenecer a esta jerarquía, especialmente los obispos, sucesores de los apóstoles, que se colocan (como dice el apóstol) por el Espíritu Santo para gobernar la Iglesia de Dios.

“Sesión inaugural del Concilio de Trento”, obra atribuida al pintor Nicoló Dorigati , Museo Diocesano de Trento (Italia)

El siguiente cuadro “Sesión inaugural del Concilio de Trento”, obra atribuida al pintor Nicoló Dorigati (1662-1750), esta datado en 1711, realizado en óleo sobre lienzo.

Nicolò Dorigati nació en Trento en 1662. Después de un aprendizaje con Carlo Cignani, tal vez en el período de Forli, él era activo como pintor entre 1689 y 1736.

Sus primeros trabajos incluyen el retrato del príncipe obispo de Trento Giuseppe Vittorio Alberti de Enno. Su creatividad alcanza una composición compleja con un gran devoto simbolismo religioso.

“Sesión final del Concilio de Trento”, obra atribuida al pintor Nicoló Dorigati, Museo Diocesano de Trento (Italia)

El siguiente cuadro “Sesión final del Concilio de Trento”, obra atribuida al pintor Nicoló Dorigati (1662-1750), esta datado en 1711, realizado en óleo sobre lienzo.

La Sesión XXV y última del Concilio de Trento. A la ciudad de Trento llegan noticias de la enfermedad que aqueja al papa Pío IV, el quinto de los que ha regido la Iglesia durante los dieciocho años que el concilio celebraba las sesiones, que se apresuró a terminarlas. En esta última sesión se trata del Purgatorio, de la invocación de los santos y del culto de sus reliquias e imágenes. Se critica la insidiosa paganización icónica derivada de las corrientes humanistas, cuya inquietante divulgación de mitologías y desnudos arbitrarios atenta contra los valores morales y doctrinales propugnados por los reformadores católicos

“Congregación General del Concilio de Trento en la iglesia de Santa María la Mayor”, obra del pintor Elia Naurizio, Museo Diocesano de Trento (Italia)

El siguiente cuadro “Congregación General del Concilio de Trento en la iglesia de Santa María la Mayor ”, obra del pintor Elia Naurizio (1589-1657), esta datado en 1633, realizado en óleo sobre lienzo. Tiene unas medidas 293 x 353 cm.

El cuadro proviene de la propia iglesia de Santa María la Mayor. El lienzo retrata como es presidida por el cardenal Hércules Gonzaga la sesión del Concilio de Trento. En ese momento se trataron los asuntos: Los fundamentos de la fe donde se contiene la revelación. Los protestantes dirán que el único principio de la fe es la Sola Escritura , pero esto no puede ser admitido por los católicos por ir contra el Magisterio de la Iglesia.

“Congregación General del Concilio de Trento en la iglesia de Santa María la Mayor ”, obra del pintor anónimo, Museo Diocesano de Trento (Italia)

El siguiente cuadro “Congregación General del Concilio de Trento en la iglesia de Santa María la Mayor ”, obra del pintor anónimo, esta datado en 1563, realizado en grabado al aguafuerte.

Desde 1562, en el tercer período conciliar, la presencia de los obispos aumentó considerablemente para alcanzar las doscientas personas. Para estas reuniones fue necesario encontrar un lugar adecuado para albergar a todos los participantes: se eligió la iglesia de Santa María Maggiore, aquí representada. El edificio tenía un solo salón, no dividido en naves: donde se coloco un foro de madera semicircular, está fielmente reproducido en la pintura. Frente a él estaban los legados del Papa, sus coadjutores y oradores eclesiásticos.

“Virgen de la paz”, obra del pintor Tullio Garbari , Museo Diocesano de Trento (Italia)

El siguiente cuadro “Virgen de la paz”, obra del pintor Tullio Garbari (1892-1931, esta datado en 1927, realizado en óleo sobre lienzo.

La gran figura de la Virgen con la bendición Niño en su vientre está sentada sobre un olivo, símbolo de paz y, al mismo tiempo, árbol de la vida; en el fondo, el trabajo sereno en los campos, mientras que en el primer plano, los símbolos eucarísticos del pan y el vino dan a la imagen un sentido místico.

“Virgen del Coro”, obra del pintor anónimo romano, Museo Diocesano de Trento (Italia)

El siguiente cuadro “Virgen del Coro”, obra del pintor anónimo romano, esta datado en 1466, realizado en temple sobre lienzo.

Estamos ante una de las obras más antiguas del Museo Diocesano Tridentino, tiene una iconografía bizantina, donde las figuras acusan una cierta rigidez y monotonía, pero muy expresivas en su simbolismo, con evidente desprecio del natural y las leyes espaciales; son alargadas y con un aspecto de cierta deshumanización.

“Virgen en el trono con el niño. San Jerónimo, San Juan Bautista, Pedro y Pablo, el príncipe Giovanni Hinderbach y un capellán”, obra del pintor atribuido a Michael Tanner, Museo Diocesano de Trento (Italia)

El siguiente cuadro “Virgen en el trono con el niño. San Jerónimo, San Juan Bautista, Pedro y Pablo, el príncipe Giovanni Hinderbach y un capellán”, obra del pintor atribuido a Michael Tanner (1467-1487), esta datado antes de 1486, realizado en temple sobre lienzo. Epitafio de John Hinderbach

El cuadro es una magnifica tabla renacentista. La virgen esta en un trono monumental, en sus brazos tiene a Jesús que pasa las hojas de un libro, a la derecha esta San Pedro y San Pablo, abajo, en miniatura, las figuras del príncipe obispo Giovanni Hinderbach acompañado de un capellán. A su izquierda San Jerónimo y San Juan Bautista.

“Virgen de la Humildad con Sisinio y Vigilio”, obra del pintor Cecchino da Verona, Museo Diocesano de Trento (Italia)

El siguiente cuadro “Virgen de la Humildad con Sisinio y Vigilio”, obra del pintor Cecchino da Verona (1432-1464), esta datado antes de 1454, realizado en temple sobre tabla.

La representación se plantea en tres nichos, en el centro de la pintura muestra a la Virgen de la Humildad , sentada en el suelo sobre un cojín, con el Niño en sus brazos: en su mano tiene una fruta que la tradición se conecta con el árbol del bien y el mal con referencia a la obra de la redención de la Piedad Original hecha por Cristo. Alrededor del cuello de Jesús cuelga un collar de coral, un objeto que solían llevar los niños en funciones propiciatorias. En los compartimentos laterales de la imagen se encuentran los dos patronos trinitarios : Vigilio y Sisius.

“Meditación de san Jerónimo en el Juicio Universal con el archidiácono Jerónimo Roccabruna en plegaria”, obra del pintor Paolo Naurizio, Museo Diocesano de Trento (Italia)

El siguiente cuadro “Meditación de san Jerónimo en el Juicio Universal con el archidiácono Jerónimo Roccabruna en plegaria”, obra del pintor Paolo Naurizio (se tiene noticias desde 1576-1597), esta datado antes de 1454, realizado en óleo sobre tabla.

El cuadro representa de una forma muy particular la meditación de san Jerónimo, uno de los cuatro doctores de la Iglesia , autor de la Vulgata y colaborador del papa Dámaso. La figura de san Jerónimo, junto a la de otros santos contemplativos y anacoretas, como la Magdalena , se potenció durante la Contrarreforma , que vio en estos episodios espirituales ejemplos perfectos del arrepentimiento, que además cumplían la misión de conmover al fiel motivando su piedad.

“San Ambrosio, Cristo de la Piedad , San Agustín (anverso) y San Gregorio, paisaje y San Jerónimo (en el reverso)”, obra del pintor Bartholomaus Dill Riemenschneider, Museo Diocesano de Trento (Italia)

Los siguientes cuadros “San Ambrosio, Cristo de la Piedad , San Agustín (anverso) y San Gregorio, paisaje y San Jerónimo (en el reverso)”, obra del pintor Bartholomaus Dill Riemenschneider, datados en 1536, realizado en óleo sobre tabla.

Los cuadros corresponden al órgano de la iglesia de San Rocco. El pintor era hijo del famoso tallista alemán Tilman Riemenschneider y su segunda esposa, Anna Rappolt, se formó en Augsburgo, probablemente en el taller de Hans Burgkmair. Según algunos historiadores, también asistió al taller de Albrecht Dürer en Nuremberg, pero este hecho no se confirma con ciertas pruebas.

Después de los problemas legales que involucraban a su padre, en 1525 se mudó a Bolzano, donde abrió una tienda. Muy apreciado por la nobleza tirolesa se le encargó llevar a cabo numerosos trabajos.

Entre 1530 y 1536 estuvo activo en la corte de Bernardo Clesio en Trento. Aquí se especializa en la decoración de estufas de mayólica para la cual es el mejor intérprete de la época. También contactó a Dosso Dossi y Romanino que estaban trabajando en el Castillo de Buonconsiglio durante el mismo período.

“Misa de San Gregorio Magno”, obra del pintor Paolo Naurizio, Museo Diocesano de Trento (Italia)

El siguiente cuadro “Misa de San Gregorio Magno”, obra del pintor Paolo Naurizio (se tiene noticias desde 1576-1597), esta datado antes de 1590, realizado en óleo sobre tabla.

Gregorio es autor de una Regula pastoralis, manual de moral y de predicación destinado a los obispos. Recopiló y contribuyó a la evolución del canto gregoriano, llamado en su honor el Antifonario de los cantos gregorianos. En el año 600 ordenó que se recopilaran los escritos de los cánticos o himnos cristianos primitivos (conocidos también como Antífonas, Salmos o Himnos); dichas liturgias de alabanza a Dios eran celebradas en las antiguas catacumbas de Roma.

“Coronación de la Virgen y el Santo”, obra del pintor Paolo Naurizio, Museo Diocesano de Trento (Italia)

El siguiente cuadro “Coronación de la Virgen y el Santo”, obra del pintor Paolo Naurizio (se tiene noticias desde 1576-1597), esta datado en antes de 1583, realizado en óleo sobre lienzo. Tiene unas medidas de 204 x 150.5 cm.

El retablo fue encargado por el Conde Oswald II Trapp para el altar familiar ubicado en la catedral. La composición se articula en dos registros: en el superior está el tema de la coronación de la Virgen por la Trinidad ; En la inferior hay cuatro santos protegidos de la familia Trapp: Orsola, Osvaldo, rey de Northumbria, Giacomo Maggiore y Dorotea. La figura de Vigilio, patrono de la diócesis, y los de los mártires de Anaunia, Sison, Martyrdom y Alexander, se destacan en el centro.

El trabajo fue realizado por Paolo Naurizio, un modesto pintor nativo de Nuremberg, activo en Trento en la segunda mitad del siglo XVI. Más que en valores formales, el valor de la pintura se encuentra esencialmente en sus valores devocionales y simbólicos: a través de la figura majestuosa de San Vigilio, con los mártires de Anaunia, se realiza la celebración de la Iglesia de Trento.

“Santa Clara de Asís”, obra del pintor Giovan Battista Moroni, Museo Diocesano de Trento (Italia)

El siguiente cuadro “Santa Clara de Asís”, obra del pintor Giovan Battista Moroni (1524-1580), esta datado en antes de 1548, realizado en óleo sobre lienzo. Tiene unas medidas de 183 x 125 cm.

Entre las obras más importantes del museo se encuentra la pintura con Santa Clara, realizada por Giovan Battista Moroni, el pintor de Bérgamo más famoso del siglo XVI. Comenzó como pintor independiente en Trento después de un período de trabajar como discípulo en Brescia en el taller de Moretto. Las fechas coinciden con la apertura del consejo, una época en que la pequeña capital del principado obispado adquirió fama internacional, ofreciéndola como un lugar de oportunidad para un artista principiante.

El retablo fue pintado para la iglesia de San Michele Arcangelo anexa al convento de las Clarisas, presenta la monumental figura de Clara, apoyada en una alta balaustrada. La santa tiene una preciosa custodia que alude al episodio prodigioso de la huida de los sarracenos que habían asediado Asís, para amenazar el refugio de las monjas. Mientras estaba herido, el Santo Padre fue llevado a la puerta del monasterio con la Eucaristía y los asaltantes se vieron obligados a retirarse. El episodio se representa en el fondo, frente a una ciudad donde una vista de Trento es tal vez reconocible. El énfasis en la Eucaristía puede estar relacionado con el debate sobre los argumentos protestantes que caracterizaron el trabajo del Consejo. La balaustrada también podría simbolizar la solidez de la base doctrinal de la teología católica en relación con el sacramento eucarístico.

“La Virgen con el Niño y Santa Ana, San Vigilio, Agustín, Jerónimo y San Juanito”, obra del Giovanni Francesco Caroto, Museo Diocesano de Trento (Italia)

El siguiente cuadro “La Virgen con el Niño y Santa Ana, San Vigilio, Agustín, Jerónimo y San Juanito”, obra del Giovanni Francesco Caroto (1480-1555), esta datado en antes de 1540, realizado en óleo sobre lienzo. Tiene unas medidas de 146 x 136 cm.

En 1514 Caroto hizo un viaje a Milán, donde pudo apreciar el arte de Leonardo, los flamencos y el joven Correggio. En los últimos años, Caroto también se inspiró en las novedades de Giulio Romano y Parmigianino. De regreso en Verona, retomó su carácter local, pero se distinguió entre los pintores contemporáneos por la suavidad del color y la belleza del paisaje.

“Epitafio del Príncipe Obispo Udalrico IV de Lichtenstein”, obra del Maestro del Epitafio del Príncipe Obispo Udalrico IV de Lichtenstein, Museo Diocesano de Trento (Italia)

El siguiente cuadro “Epitafio del Príncipe Obispo Udalrico IV de Lichtenstein”, obra del Maestro del Epitafio del Príncipe Obispo Udalrico IV de Lichtenstein (activo en Trento 1504), esta datado en antes de 1504, realizado en temple sobre tabla. Tiene unas medidas de 338 x 235 cm.

El gran cuadro nos muestra el epitafio que fue originalmente colocado en la tumba de mármol que Udalrico de Lichtenstein, Príncipe obispo de Trento desde 1493 hasta 1505, había erigido en la catedral en 1504, un año antes de su muerte.

La pintura se compone de tres compartimentos horizontales: en la mediana se representa la Crucifixión dentro de la cual aparece el mismo Liechtenstein, de rodillas, acompañado de Santa Catalina de Alejandría; en el extremo derecho está representado su santo protector, Udalrico. En el centro del clímax cúspide, el Padre Eterno es bendecido por dos ángeles que llevan los instrumentos de la Pasión. En la predela, otros dos ángeles muestran una inscripción dedicatoria que recuerda cómo el obispo aún vivo preparó su entierro

La pintura, ya atribuida a Durero y Giacomo da Vicenza, se ha atribuido a la actividad de un artista anónimo, probablemente nórdico, influenciado por la pintura renacentista italiana de la zona veneciana.

“Retrato del Papa Pío IV”, obra de un grabador anónimo, Museo Diocesano de Trento (Italia)

El siguiente cuadro “Retrato del Papa Pío IV”, obra de un grabador anónimo, esta datado en 1570, realizado en grabado.

Su primer acto oficial como papa fue conceder una amnistía a aquéllos que habían ultrajado la memoria de su predecesor, Pablo IV. El cardenal Morone y otros dignatarios, a quienes Pablo había encarcelado por sospecha de herejía, fueron liberados.

Realizo un proceso contra los parientes de Pablo IV; como resultado del cual, el cardenal Carlo Caraffa y su hermano a quien Pablo había dado el ducado de Paliano, fueron condenados y ejecutados. La sentencia fue declarada injusta después por San Pío V y la memoria de las víctimas fue revindicada y sus propiedades restauradas.

“Virgen con el Niño con San Jorge y Vigilio y el canónigo Giorgio Nothaft”, obra del pintor Cerchia di Rucland Fceuauf der Altere, Museo Diocesano de Trento (Italia)

El siguiente cuadro “Virgen con el Niño con San Jorge y Vigilio y el canónigo Giorgio Nothaft”, obra del pintor Cerchia di Rucland Fceuauf der Altere (1445-1507), esta datado en 1490, realizado en temple sobre tabla. Tiene unas medidas de 191 x 110 cm.

Estamos ante una obra compleja procedente de la Catedral de Trento cerca de la tumba del Canónigo Giorgio Nothaft, cuyo monumento funerario era una parte integral. El canónigo, con la boina tenía las manos unidas y su propio escudo de armas, se arrodilla a la derecha de la Virgen ; arriba está San Jorge, representado como un elegante caballero con cabellos rubios y unos estandartes. A la derecha está la imagen de San Vigilio, patrón de Trento, vestido siguiendo las reglas de la dignidad del obispo: mitra en la cabeza, pivotal y pastoral. El casco que se sostiene en la mano izquierda es su atributo iconográfico. La pintura está llena de pequeños detalles, delicados : el círculo de ángeles festivo que puso en manos de María la corona, los putti con la trompeta, el dobladillo de joyas de la túnica de la Virgen.

“Santa Elena”, obra de un pintor anónimo del Tirol, Museo Diocesano de Trento (Italia)

El siguiente díptico “Santa Elena”, obra de un pintor anónimo del Tirol, esta datado a finales del siglo XV, realizado en temple sobre tabla.

Este díptico es parte de un retablo que proviene de la iglesia del santísimo Redentor de Levico (Italia).

Su iconografía habitual la muestra como emperatriz romana, vestida con ricos ropajes, y portando casi siempre la Vera Cruz , y a veces con su hijo Constantino. Es muy habitual la representación en el momento del hallazgo de las reliquias (Exaltación de la Cruz ) en el monte Calvario y los prodigios y milagros, algunos artistas ilustraron estos episodios.

“Virgen con el Niño con San Sebastián y San Roco”, obra de un pintor anónimo del ambiente Baschenis, Museo Diocesano de Trento (Italia)

El siguiente cuadro “Virgen con el Niño con San Sebastián y San Roco”, obra de un pintor anónimo del ambiente Baschenis, esta datado en 1495, realizado en pintura al fresco.

El cuadro proviene de la casa de Bernardo Sani en Mori (Italia). La Virgen es representada como una mujer del norte, a su derecha la figura de San Sebastián lleno de flechas, a la izquierda una imagen curiosa de san Roco, aparece representado en las artes plásticas vestido de peregrino con bordón, sombrero y capa, herido en una pierna, siendo la más habitual la izquierda, y acompañado de un perro llamado Rouna o un ángel, aunque a veces son representados ambos. En este caso nos muestra la herida en la pierna derecha y sin perro.

“Batalla de caballeros”, obra de un pintor anónimo lombardo, Museo Diocesano de Trento (Italia)

El siguiente cuadro “Batalla de caballeros”, obra de un pintor anónimo lombardo, esta datado en 1465, realizado en pintura al fresco llevado sobre tela.

El cuadro procede del Castel Romano, Pieve di Bono. Representa la imagen de una batalla en un tamaño monumental está acompañado de una decoración como friso, muy parecido a las imágenes que se transportaban a los enormes tapices flamencos.

“Virgen en el trono con el Niño acompañado de San Antonio Abad y Pedro el mártir”, obra del pintor Francesco Verla, Museo Diocesano de Trento (Italia)

El siguiente cuadro “Virgen en el trono con el Niño acompañado de San Antonio Abad y Pedro el mártir”, obra del pintor Francesco Verla (1470-1521), esta datado entre 1503-1505, realizado en pintura en óleo sobre tabla.

Estamos ante una de las primeras obras de arte de Verla dentro de las influencias de Perugino en un momento delicado de la pintura entre la reforma y contrarreforma.

La obra incide directamente sobre la composición que había hecho Perugino en la Sagrada Conversación de 1502 de la iglesia de Santa Maria del Angel de Perugia. Verla hace una similar ambientación arquitectónica, la estructura del trono, la pose del niño y la disposición de la madre son similares.

Las figuras se disponen en perfecta simetría inmersa en una atmósfera de su tiempo donde reina la dulzura y devoción que Perugino había puesto de moda en la pintura.

“Virgen del saco”, obra de un pintor anónimo dentro del ámbito de Perugino, Museo Diocesano de Trento (Italia)

El siguiente cuadro “Virgen del saco”, obra de un pintor anónimo dentro del ámbito de Perugino, esta datado en la primera mitad del siglo XVI, realizado en pintura en óleo sobre tela.

Es una copia de la misma obra de Perugino, donde La Virgen se encuentra en el centro de un vasto paisaje de colinas que están muy lejos en la distancia. Su manto cubre una gran bolsa de viaje blanca en la que el Niño está sentado, un ángel recto. Detrás de la Virgen , ligeramente discreto, escala simétricamente la escena donde se encuentra un ángel, a su vez arrodillado en oración.

“Padre Eterno, Redentor, San Gregorio y San Jerónimo”, obra del pintor Francesco Verla, Museo Diocesano de Trento (Italia)

Los siguientes cuadros nos muestran las figuras de: “Padre Eterno, Redentor, San Gregorio y San Jerónimo”, obra del pintor Francesco Verla (1470-1521), esta datado entre 1508-1509, realizado en pintura al fresco.

El cuadro procede de la iglesia de San Bartolomeo de Vicenza, dentro de la decoración para la capilla Sarego-Pagelio. Verla hizo un contrato el 7 de julio de 1509 por el que se comprometía con Andrea Pagello para hacer la decoración de su capilla.

“Virgen en el trono con el Niño acompañado de San Juan Bautista, Agustín, san Jerónimo y Antonio de Padua”, obra del pintor Francesco Verla, Museo Diocesano de Trento (Italia)

El siguiente cuadro “Virgen en el trono con el Niño acompañado de San Juan Bautista, Agustín, san Jerónimo y Antonio de Padua”, obra del pintor Francesco Verla (1470-1521), esta datado entre 1508-1509, realizado en pintura en óleo sobre tabla.

Una obra solemne y de monumental contenido donde se representa la virgen en el trono dentro de una arquitectura que domina el cuadro, está acompañado a su derecha de San Juan Bautista y de San Agustín; a su izquierda San Jerónimo con el león y San Antonio de Padua.

“Cristo muerto”, obra del pintor Francesco Verla, Museo Diocesano de Trento (Italia)

El siguiente cuadro “Cristo muerto”, obra del pintor Francesco Verla (1470-1521), esta datado entre 1508-1509, realizado en pintura en tela transportado a tabla.

La investigación llevada a cabo en esta ocasión nos lleva al Cristo de la Piedad que emerge del sepulcro dentro del clímax que hizo Verla para San Bartolomé de Vicenza.

La separación y segregación del retablo hace imposible saber la composición exacta del cuadro, aunque es fácil que coronara el retablo con el cuadro de la Virgen en el trono con el Niño acompañado de San Juan Bautista, Agustín, San Jerónimo y Antonio de Padua

“Virgen en el trono con el Niño con dos ángeles, San José y San Francisco de Asís”, obra del pintor Francesco Verla, Museo Diocesano de Trento (Italia)

El siguiente cuadro “Virgen en el trono con el Niño con dos ángeles, San José y San Francisco de Asís”, obra del pintor Francesco Verla (1470-1521), esta datado en 1520, realizado en pintura en óleo sobre tela. Tiene unas medidas de 182 x 160 cm.

Francisco de Verla fue comisionado para la elaboración del retablo por su devoción y culto a la Virgen , San Francisco y San José para la nueva iglesia franciscana de Santa María de Gracia en Vaidagno.

El cuadro nos muestra un trono, un tanto singular, cuyo alzado se muestra en falso bajorrelieve de una escena de la compasión, el grupo esta presidido por Nuestra Señora con el Niño, se erige en monumental con dos ángeles que sostienen los extremos del gran manto de la Virgen. Los dos santos arrodillados al pie del dosel: San Francisco nos mira mientras señala con su mano izquierda a la Virgen , mientras San José, mira con las manos unidas y una gran devoción a la Virgen.

“Virgen en el trono con el Niño con San Cristóbal, Andrés, Sebastián, Roco y Cristóbal”, obra del pintor Francesco Verla, Museo Diocesano de Trento (Italia)

El siguiente cuadro “Virgen en el trono con el Niño con San Cristóbal, Andrés, Sebastián, Roco y Cristóbal”, obra del pintor Francesco Verla (1470-1521), esta datado en 1517, realizado en pintura en óleo sobre tela.

La obra proviene de la iglesia de San Andrés Apóstol. Fue negociado por un representante de la Comuna de Sarcedo el que encargo el retablo comisionando a Verla para la realización de un gran retablo pagando en oro.

El pintor utilizo como modelo la Madona en Gloria de Andrea Mantegna, diferenciándolo al poner una mandorla que rodea a la Virgen con caras de querubines, contrasta con la imagen de María que aparece pensativa sobre un trono presentando con su mano derecha al niño desnudo.

“Matrimonio místico de Santa Catalina de Alejandría”, obra del pintor Francesco Verla, Museo Diocesano de Trento (Italia)

El siguiente cuadro “Matrimonio místico de Santa Catalina de Alejandría”, obra del pintor Francesco Verla (1470-1521), esta datado en 1518, realizado en óleo sobre lienzo.

El cuadro fue encargado por el comisionado párroco de Mori, Giovanni Francesco Betta. La tela no encontró gran aceptación por parte de la crítica aunque fue colgada en el retablo de la iglesia de San Stefano.

“Virgen con Jesús en el trono y santos”, obra del pintor Francesco Verla, Museo Diocesano de Trento (Italia)

El siguiente cuadro “Virgen con Jesús en el trono y santos”, obra del pintor Francesco Verla (1470-1521), esta datado en 1515, realizado en óleo sobre lienzo. Tiene unas medidas de 180 x 119,5 cm.

El retablo fue encargado por Girolamo Stellimauro, una de las principales figuras del entorno de médico de la corte clesiana y nativo de Brez, como escritor fue autor de la Guerra Historia Rústica, donde se habla de la revuelta campesina de 1525 que sacudió la comunidad de Trento, amenazando seriamente el poder episcopal. Construido en honor a la memoria de su hijo Antonio, que murió, la obra fue pintada por Francesco Verla de Vicenza, un pintor que jugó un papel decisivo en la transición del tardo gótico al estilo figurativo del Renacimiento en el Valle del Adige. La composición está inspirada en muchos aspectos por los modelos de Pietro Perugino, que Verla pudo conocer durante su larga estancia en el centro de Italia.

“Virgen adorando al Niño Jesús”, obra del taller del escultor Antonio Giolfino, Museo Diocesano de Trento (Italia)

La siguiente escultura “Virgen adorando al Niño Jesús”, obra del taller del pintor Antonio Giolfino (1442-1520), esta datado en el último decenio del siglo XV, realizado en madera, con pintura dorada y punzonada .

La escultura procede de la iglesia de Pedro y Pablo, fue encargado por la Cofradía de Santa María Gloriosa que tenía como devoción a la Virgen.

Este tipo de obras tan elaboradas donde se muestra a la Virgen sobre un trono se hizo muy popular durante el cuarto decenio del siglo XV, es una solución gótica derivada del modelo de la Virgen de la Humildad. Este modelo fue inspirado de una Virgen que se encontraba colgada en la catedral de Trento.

“Matrimonio místico con santa Lucia, Ágata, José y san Juan Bautista”, obra del pintor Francesco Verla, Museo Diocesano de Trento (Italia)

El siguiente cuadro “Matrimonio místico con santa Lucia, Ágata, José y san Juan Bautista”, obra del pintor Francesco Verla (1470-1521), esta datado en 1512, realizado en óleo sobre lienzo.

La obra estuvo expuesta en la iglesia de San Francisco de Schio (Italia), fue comisionado por Gian Giorgio del Soglio para la veneración de la capilla de Santa Lucia. A la derecha de la Virgen aparecen las mujeres, mientras que a la izquierda se dispone de la veneración masculina, en el suelo está un san Juanito que se agarra de la túnica de San José.

“Matrimonio místico con santa Lucia”, obra del pintor Francesco Verla, Museo Diocesano de Trento (Italia)

El siguiente cuadro “Matrimonio místico con santa Lucia” obra del pintor Francesco Verla (1470-1521), esta datado entre 1512-1513, realizado en óleo sobre lienzo.

El cuadro fue descubierto accidentalmente 1980 durante el proceso de restauración en el Instituto Canossiano de Schio. El formato corresponde al típico cuadro que se ejecutaba para devoción privada, la figura figurativa corresponde con la tendencia de Giovanni Bellini y del maestro Bartolomeo Montagna.

“Virgen con el niño Jesús en el trono acompañados por José y Rocco” obra del pintor Francesco Verla, Museo Diocesano de Trento (Italia)

El siguiente cuadro “Virgen con el niño Jesús en el trono acompañados por José y Roco” obra del pintor Francesco Verla (1470-1521), esta datado entre 1509-1510, realizado en pintura al fresco.

El fresco es parte de la decoración de la casa Costalunga Chiuzza de Schio. El mural fue probablemente comisionado por un miembro de la familia Bonagente antigua propietaria de la casa Costalunga. La presencia de San Rocco en el fresco se debe a que era el gran protector de los contagios médicos.

“Virgen con el niño Jesús en el trono con San Antonio de Padua y Juan Evangelista” obra del pintor Bartolomeo Montagna, Museo Diocesano de Trento (Italia)

El siguiente cuadro “Virgen con el niño Jesús en el trono con San Antonio de Padua y Juan Evangelista” obra del pintor Bartolomeo Montagna (1449-1523), esta datado entre 1503-1505, realizado en pintura al fresco.

El cuadro tiene su origen en una de las capillas del altar de San Antonio de Padua que tenia la familia Magré, en la iglesia de San Lorenzo de Vicenza. El cuadro refleja la gran influencia de Perugino en la imagen de la Virgen.

“Lastra de una tumba de obispo desconocido”, obra de un escultor anónimo de la escuela lombarda-veronesa, Museo Diocesano de Trento (Italia)

La siguiente escultura “Lastra de una tumba de obispo desconocido”, obra de un escultor anónimo de la escuela lombarda-veronesa, esta datado a finales del siglo XIII o principios del siglo XIV, realizado en mármol.

La obra procede del interior de la catedral de San Vigilio de Trento, realizada en estilo gótico, donde aparece el obispo muerto con su mitra y báculo.

“Friso en estilo grotesco”, obra del pintor Francesco Verla, Museo Diocesano de Trento (Italia)

El siguiente cuadro “Friso en estilo grotesco”, obra del pintor Francesco Verla (1470-1521), esta datado en 1514, realizado en pintura al fresco.

El fresco procede del Palacio de la Fundación Cassa di Risparmio de Trento y Rovereto, fue trasladado a tela durante el proceso de restauración de la fachada para su protección, intervino el arquitecto Augusto Sezanne en 1904.

“San Juan en Patmos”, obra del maestro Pieter van Edinghen,, Museo Diocesano de Trento (Italia)

El siguiente tapiz “San Juan en Patmos”, obra del maestro Pieter van Edinghen, llamado van Aelst, esta datado entre 1511-1528, realizado en lana y seda.

El tapiz ha sido clasificado con el numero VIII. Se exhibía en el segundo piso del museo se adquirió en Amberes en 1531 por el príncipe obispo Bernardo Cles (1514-1539), quien lo utilizó para decorar la habitación de la torre por encima, en la residencia del castillo Buonconsiglio. Con motivo del Concilio de Trento, constituyeron el precioso mobiliario del salón conciliar creado en el coro de la Catedral de San Vigilio.

“Resurrección”, obra del maestro Pieter van Edinghen, Museo Diocesano de Trento (Italia)

El siguiente tapiz “Resurrección”, obra del maestro Pieter van Edinghen, llamado van Aelst, esta datado entre 1511-1528, realizado en lana y seda.

El tapiz ha sido clasificado con el numero VII. Los tapices formaban parte de un ciclo con las historias de la Pasión de Cristo, definido como “extraordinario y tal vez único en Italia”. Fue diseñado y ejecutado en el taller de Peter van Edinghen, llamado van Aelst, el fabricante de tapices y empresario más importante de la época.

“Deposición de Cristo”, obra del maestro Pieter van Edinghen, Museo Diocesano de Trento (Italia)

El siguiente tapiz “Deposición de Cristo”, obra del maestro Pieter van Edinghen, llamado van Aelst, esta datado en 1511-1528, realizado en lana y seda.

El tapiz ha sido clasificado con el numero VI. Este tipo de tapices cubría las posiciones de prestigio de la habitación de Felipe el Hermoso y “corte tapicero” de Charles de Luxemburgo y Margarita de Austria, su diseño lo hicieron muy popular, tanto es así que el papa León X Medici, 1515, quiso encomendar la realización de una serie de diez tapices que representan los dibujos específicos de los actos de Rafael, que se utilizaron para decorar la Capilla Sixtina de 1519. A diferencia de aquellos, ahora totalmente renacentistas, los tapices de Trento pertenecen a un estilo definido por los estudiosos como Pre-Renacentistas,

“Subida al Calvario”, obra del maestro Pieter van Edinghen, Museo Diocesano de Trento (Italia)

El siguiente tapiz “Subida al Calvario”, obra del maestro Pieter van Edinghen, llamado van Aelst, esta datado entre 1511-1528, realizado en lana, oro y seda.

El tapiz ha sido clasificado con el número V. La realización de los tapices que forman parte del ciclo de la Pasión de Trento puede estar comprendido entre 1511 y 1528. En 1528 las autoridades municipales de Bruselas imponen a los tejedores a colocar en sus productos la marca del taller y la ciudad, de manera que puedan identificar fácilmente al autor. Por lo tanto, el comprador estaba protegido de posibles fraudes o procedimientos ilegales, como el retoque para definir los detalles que, por ley, se tejían. En tapices de Trento no tienen esas obligaciones porque se supone que fue terminado antes de 1528.

“Cristo delante de Pilatos”, obra del maestro Pieter van Edinghen, Museo Diocesano de Trento (Italia)

El siguiente tapiz “Cristo delante de Pilatos”, obra del maestro Pieter van Edinghen, llamado van Aelst, esta datado entre 1511-1528, realizado en lana, oro y seda.

El tapiz ha sido clasificado con el número IV. Los siete tapices tienen una organización similar de las escenas representadas: el episodio principal ocupa la parte inferior, la parte superior secundaria es para la Natividad y la parte inferior, la división entre las diversas escenas se confía a elementos arquitectónicos que asumen la función de enmarcar y casi aislar el episodio dentro de una representación abarrotada de personajes.

“Cristo ante Caifás”, obra del maestro Pieter van Edinghen, Museo Diocesano de Trento (Italia)

El siguiente tapiz “Cristo ante Caifás”, obra del maestro Pieter van Edinghen, llamado van Aelst, esta datado entre 1511-1528, realizado en lana, oro y seda.

El tapiz ha sido clasificado con el número III. Muestra en el centro a José ben Caifás o Yosef Bar Kayafa era el sumo Sacerdote judío, de la secta de los saduceos que vivió durante el reinado del emperador César Augusto. Según las Escrituras canónicas cristianas, fue uno de los líderes de la conspiración que logró la condena a muerte de Jesús de Nazaret.

“Cristo lavando los pies”, obra del maestro Pieter van Edinghen, Museo Diocesano de Trento (Italia)

El siguiente tapiz “Cristo lavando los pies”, obra del maestro Pieter van Edinghen, llamado van Aelst, esta datado entre 1511-1528, realizado en lana, oro y seda.

El tapiz ha sido clasificado con el número II. Este pasaje ilustra el evangelio de San Juan (13,1-20) el cual narra el momento en que Jesús se dispone a lavar los pies de su discípulo Simón Pedro. Jesús esta en el lado izquierdo y esta arrodillado en actitud de humildad. Simón Pedro se sorprende que Jesús le va a lavar los pies y levanta sus brazos en señal de asombro.

“Nacimiento de Cristo”, obra del maestro Pieter van Edinghen, Museo Diocesano de Trento (Italia)

El siguiente tapiz “Nacimiento de Cristo”, obra del maestro Pieter van Edinghen, llamado van Aelst, esta datado entre 1511-1528, realizado en lana, oro y seda.

El tapiz ha sido clasificado con el número I. El tapiz muestra en el centro la historia del nacimiento de Jesús, mientras a los lados aparece la figura de Sibila, en la parte superior podemos ver el pasaje de la Adoración de los pastores, la Adoración de los magos y la Anunciación.

“Madonna con el Niño”, obra de un escultor anónimo denominado Monogramista H (S) R, Museo Diocesano de Trento (Italia)

La siguiente escultura “Madonna con el Niño”, obra de un escultor anónimo denominado Monogramista H (S) R, estuvo activo en Trento en la segunda mitad del siglo XVI, esta datado en el tercer cuarto del siglo XVI, realizado en madera, esculpida, policromada y dorada.

La obra procede de la iglesia de San Vigilio y Valentino de la ciudad de Vezzano en Italia. El taller de este artesano no se ha localizado solamente ha dejado la marca que tiene del Monograma aunque se piensa que estuvo localizado en la región de Trento.

“Madonna con el Niño”, obra de un escultor anónimo del norte, Museo Diocesano de Trento (Italia)

La siguiente escultura “Madonna con el Niño”, obra de un escultor anónimo del norte, esta datado en el siglo XV, realizado en madera, esculpida y policromada.

A diferencia de las otras secciones de la exposición, que cubren un período cronológico más amplio, las obras esculpidas en madera seleccionadas solo se refieren al período comprendido entre la segunda mitad del siglo XIV y la primera mitad del siglo XVI.

“Madonna con el Niño y Santa Barbara con San Antonio Abad, Nicolás de Bari y Juan Evangelista”, obra atribuida al escultor Giacomo Moranzone, Museo Diocesano de Trento (Italia)

La siguiente escultura “Madonna con el Niño y Santa Barbara con San Antonio Abad, Nicolás de Bari y Juan Evangelista”, obra atribuida al escultor Giacomo Moranzone (1412-1469), esta datado en el cuarto decenio del siglo XV, realizado en madera, esculpida, policromada y dorada.

La obra procede la iglesia de Santa María Assunta de la localidad de Avio. El políptico era un ornamento de un altar de la iglesia perteneciente a la diócesis de Verona.

“Santo obispo bendiciendo y San Antonio Abad”, obras del taller de un escultor veronés, Museo Diocesano de Trento (Italia)

Las siguientes esculturas “Santo obispo bendiciendo y San Antonio Abad”, obras del taller de un escultor veronés, esta datado en el segundo cuarto del siglo XV, realizado en madera, esculpida y policromada.

Procede del Monte Velo (Arco) del eremitorio de Santo Giacomo e Silvestro. La primera de la sala de escultura de madera tiene la intención de comparar las dos principales líneas artísticas que comenzaron a reunirse y coexistir en el territorio de la región de Trento alrededor de la mitad del siglo XV: uno vinculado a las experiencias escultóricas del valle Po-veneciano y otro procede de la influencia alemana.

“Descendimiento de Cristo muerto”, obra escultórica del taller de Hans Multscher, Museo Diocesano de Trento (Italia)

La siguiente escultura “Descendimiento de Cristo muerto”, obra escultórica del taller de Hans Multscher (1400-1467), esta datado entre 1456-1459, realizado en madera, esculpida, policromada y dorada.

El grupo escultórico procede de la iglesia de San Marcos en la localidad de Rovereto, fue realizado para el altar de Nuestra Señora y ocuparía la parte de la predela.

La composición dispone de una emblemática figuración que se llamo “Vesperbild” y corresponde con un tipo de escultura devocional nacida en el siglo XIV en Alemania y donde se representa la piedad, donde aparece la Virgen que mantiene en su regazo el cuerpo de Jesús muerto.

“Virgen Dolorosa; Cristo en piedad acompañado de la Virgen y San Juan Evangelista; San Juan Evangelista”, obras del taller de un escultor lombardo-veronés, Museo Diocesano de Trento (Italia)

Las siguientes esculturas “Virgen Dolorosa; Cristo en piedad acompañado de la Virgen y San Juan Evangelista; San Juan Evangelista”, obras del taller de un escultor lombardo-veronés, esta datado en el último cuarto del siglo XV, realizado en madera, esculpida, policromada y dorada.

El conjunto procede de la iglesia de San Vigilio y Valentino de la localidad italiana de Vezzono. Seguramente formaba parte de un políptico dispuesto en la iglesia en una época imprecisa.

“Altar portátil”, obra escultórica del taller de una persona cercana a Hans Harder, Museo Diocesano de Trento (Italia)

La siguiente escultura “Altar portátil”, obra escultórica del taller de una persona cercana a Hans Harder (documentado 1465-1485), esta datado entre 1480-1485, realizado en madera, esculpida, policromada y dorada.

Procede de la iglesia de San Stefano de la localidad de Fornace (Italia), probablemente antes estuvo expuesto en la iglesia de San Pedro y San Pablo de Trento.

La obra se ha atribuido al taller de Hans Harder por el minucioso parecido de la obra tirolesa en el altar expuesto en la iglesia de Nuestra Señora de Vipeteno.

“San Antonio Abad bendiciendo”, obra escultórica atribuida al taller de Antonio Giolfino, Museo Diocesano de Trento (Italia)

La siguiente escultura “San Antonio Abad bendiciendo”, obra escultórica atribuida al taller de Antonio Giolfino (documentado 1480-1510), esta datado a finales del siglo XV, realizado en madera, esculpida y policromada.

La obra procede de la iglesia de San Pedro y San Pablo de la localidad italiana de Brentonico. Es una obra en muy mal estado pero nos muestra la fuerza expresiva que empleaban los escultores medievales para representar al santo local.

“Adoración de los pastores”, obra Paulo Naurizio, Museo Diocesano de Trento (Italia)

La siguiente pintura “Adoración de los pastores (central); Adoración de los Magos (predala); Dios Padre (tímpano)”, obra del pintor Paulo Naurizio (documentado en la región 1578-1597), esta datado en 1591, realizado en óleo sobre tabla.

La obra proviene de la iglesia de Santa Ana de Sopramonte, es una nueva variedad de la pintura italiana de finales del siglo XVI, donde la imaginación se traslada a las iglesias y altares de las capillas.

“Altar portátil”, obra escultórica de Narciso de Bolzano, Museo Diocesano de Trento (Italia)

La siguiente escultura “Altar portátil”, obra escultórica de Narciso de Bolzano (1474-1517), esta datado en 1497, realizado en madera, esculpida y policromada.

La obra proviene del convento agustino de la iglesia de Santa Ana de Sopramonte, aunque unos años después quedo depositada en el capitolio de la catedral de Trento, representa la Coronación de la Virgen. Tema muy difundido en el arte tirolés de la época tardogótica.

“Santo obispo; San Rocco”, obra escultórica de un escultor cercano a Narciso de Bolzano, Museo Diocesano de Trento (Italia)

La siguiente escultura “Santo obispo; San Rocco”, obra escultórica de un escultor cercano a Narciso de Bolzano (1474-1517), esta datado en el primer cuarto del siglo XVI, realizado en madera, esculpida y policromada.

La obra procede de la iglesia de San Fabiano y Sebastián de la localidad de Celledizzo (Italia). Las esculturas corresponden con algún retablo desmembrado, el parecido que tiene la escultura refleja la obra de Narciso de Bolzano por lo que se le atribuye algún seguidor o miembro de su taller.

“Altar portátil” obra de un pintor del Tirol meridional,, Museo Diocesano de Trento (Italia)

La siguiente pintura “Altar portátil” obra de un pintor del Tirol meridional, esta datado en el primer cuarto del siglo XVI, realizado en temple sobre tabla.

La obra proviene de la iglesia de Santa Ana de Sopramonte, es un raro ejemplo de altar portátil de devoción, tiene muchas similitudes a los realizados con relieves pero este, está totalmente pintado.

Representa el tema de los descendientes de Santa Ana o de la Genealogía de la Virgen , un motivo iconográfico legendario en la iglesia, fue inspirado en la “Leyenda Aurea”.

“San Blas; San Nicolás de Bari”, obra escultórica de un escultor cercano a Hans Klocker, Museo Diocesano de Trento (Italia)

La siguiente escultura “San Blas; San Nicolás de Bari”, obra escultórica de un maestro cercano a Hans Klocker (documentado 1478-1500), esta datado en el último cuarto del siglo XV, realizado en madera, esculpida y policromada.

La obra proviene de la iglesia de San Nicolás de la localidad italiana de Fai Della Paganelle. Las obras se han atribuido por proximidad a un escultor cercano al taller de Hans Klocker, era un escultor gótico tardío, activo en el Tirol del Sur.

“Altar con alas”, obra escultórica de un escultor o taller anónimo, Museo Diocesano de Trento (Italia)

La siguiente escultura “Altar con alas”, obra escultórica de un escultor o taller anónimo, esta datado en el último cuarto del siglo XV, realizado en madera, esculpida y policromada.

La obra forma parte de la antigua Capilla Palatina del obispo, ofrece una visión general del gusto iconográfico de los talleres de talla que operan en el área de Trentino entre finales del siglo XV y los primeros treinta años del siglo XVI. En Trento no se documentan talleres escultóricos: fue necesario entonces recurrir a los artistas que trabajan en Bolzano, Bressanone, o tal vez en áreas más allá de los Alpes.

El altar se compone de varios cofres que contiene estatuas en pleno relieve que representan a la Virgen o los patrones de la iglesia. Los cofres están cerrados cuatro puertas móviles, pintadas en el exterior y decoradas con bajorrelieves en el interior, destinados a permanecer cerrados los días de semana y abiertos con motivo de las ocasiones festivas. El retablo se apoya en una predela, también equipada con alas móviles.

“Virgen Dolorosa”, obra escultórica del escultor Jörg Aret, Museo Diocesano de Trento (Italia)

La siguiente escultura “Virgen Dolorosa”, obra escultórica del escultor Jörg Aret (documentado 1495-1520), esta datado en 1517, realizado en madera, esculpida y policromada.

La escultura pertenecía a la cornisa del altar Flugelartar desmembrado, era propiedad de la iglesia de Santa Juliana en la localidad italiana de Virgo di Fassa.

El Santuario de Santa Giuliana, fue consagrado en 1452 por el cardenal Nicolò Cusano, es la iglesia más antigua e históricamente importante de Val di Fassa. Situado en el Dosso del Ciaslìr, fue construida a mediados del siglo XV, en estilo gótico. Hay poca información disponible sobre los orígenes de la Santa , reemplazada por tradiciones y leyendas que la ven como una valiente protagonista en las torturas del martirio y en las tentaciones del diablo.

“Santa Ana Metterza”, obra escultórica del escultor Jörg Aret, Museo Diocesano de Trento (Italia)

La siguiente escultura “Santa Ana Metterza”, obra escultórica del escultor Jörg Aret (documentado 1495-1520), esta datado en 1517, realizado en madera, esculpida y policromada.

La escultura pertenecía a la predela del altar Flugelartar desmembrado, era propiedad de la iglesia de Santa Juliana en la localidad italiana de Virgo di Fassa.

Es digno de mención de la iglesia el valioso tríptico esculpido por Giorgio Artz en 1517, con la estatua de la Virgen en el centro, Santa Juliana a la izquierda y Santa Margarita a la derecha.

“La última cena; San Martín resucita a un niño”, obra de un pintor del taller del llamado maestro de Santa Ana de Appiano, Museo Diocesano de Trento (Italia)

La siguientes pinturas “La última cena; San Martín resucita a un niño”, obra de un pintor del taller del llamado maestro de Santa Ana de Appiano/ Eppan, esta datado entre 1520-1525, realizado en temple sobre madera.

Las pinturas estaban en la tapa de la predela de un retablo desmembrado y que estaba depositado en la iglesia de San Martino de Livo. Eppan o Appiano es una comuna en el sur de Tirol, en el norte de Italia, ubicado a unos 8 kilómetros al suroeste de la ciudad de Bolzano.

“Predicación, martirio de Sidinio, martirio de Alejandro”, obra escultórica de un taller desconocido, Museo Diocesano de Trento (Italia)

La siguiente escultura “Predicación, martirio de Sidinio, martirio de Alejandro”, obra escultórica de un taller desconocido, esta datado en 1515, realizado en madera, esculpida y policromada.

El relieve pertenecía a un retablo monumental que estaba dispuesto en el altar mayor de la Basílica de Sanzeno, representa el martirio de tres misioneros, el hecho ocurrió en el siglo IV, en la época de San Vigilio durante evangelización la zona de Trentino.

“San Jorge, Santa Elisabetta”, obra escultórica de un taller desconocido, Museo Diocesano de Trento (Italia)

La siguiente escultura “San Jorge, Santa Elisabetta”, obra escultórica de un taller desconocido, esta datado en 1510-1520, realizado en madera, esculpida y policromada.

Se trata de dos relieves que se encontraban en el altar abierto de la iglesia de santa Agata que fue desmembrado y se desconocen otros relieves que completaran la obra original.

“Jesucristo; Dios Padre bendiciente”, obra escultórica de un escultor cercano a Michael Echart, Museo Diocesano de Trento (Italia)

La siguiente escultura “Jesucristo; Dios Padre bendiciente”, obra escultórica de un escultor cercano a Michael Echart (1469-1522), esta datado en 1510-1515, realizado en madera tallada y policromada.

Estos dos relieves gravemente deteriorados y privados de la policromía original, formaban parte de un grupo dedicado a la Coronación de la Virgen , estuvo colocado en un altar actualmente desmembrado y perdido que formaba parte de la iglesia de Santa Ana de lo localidad de Roda.

“Martirio de Simone Unferdorben (Simonino de Trento)”, obra escultórica del taller de Daniel Mauch, Museo Diocesano de Trento (Italia)

La siguiente escultura “Martirio de Simone Unferdorben (Simonino de Trento)”, obra escultórica del taller de Daniel Mauch, esta datado en 1500-1510, realizado en madera, esculpida y policromada. Tiene unas medidas de 79 x 109 cm.

El relieve se insertó en las puertas de la predela del monumental altar mayor de la iglesia de los Santos Pedro y Pablo en Trento. La obra representa el presunto martirio de Simone de Trento, conocido a nivel popular con el diminutivo de “Simonino”. El caso de Simonino es uno de los episodios más conocidos y estudiados de supuestos asesinatos rituales. En la primavera de 1475, en el momento del episcopado del príncipe obispo Johannes Hinderbach (1466-1486), el cuerpo de Simone, el niño de dos años de edad, hijo de un curtidor que pertenece a la comunidad alemana, fue encontrado en un canal de riego en la ciudad de Trento. Sobre la base de los prejuicios antijudíos arraigados, la muerte del niño se atribuyó a miembros de la comunidad judía local, que posteriormente fueron juzgados y ejecutados. El cuerpo del niño se colocó en la iglesia de San Pietro y la devoción popular hacia el Simonino creció rápidamente, a pesar de las dudas del Papa y los legados enviados para determinar la realidad de los hechos. Por su parte, el príncipe obispo Hinderbach apoyó la realidad del asesinato ritual, arraigando así el mito en el sistema de creencias populares y supersticiones. Siguiendo el trabajo del Concilio Vaticano II (1962-1965) y los estudios importantes de intelectuales locales, la Iglesia promueve la abolición del culto de Simonino, que termina en 1965 y corresponde como una de las páginas más negras de la historia local.

“Ángel” obra escultórica del taller cercano a Michael Pacher, Museo Diocesano de Trento (Italia)

La siguiente escultura “Ángel” obra escultórica del taller cercano a Michael Pacher (1455-1498), esta datado en el primer cuarto del siglo XV, realizado en madera, esculpida y policromada.

El relieve corresponde a la decoración de algún retablo desmembrado que estaba depositado en la iglesia de San Nicoló de la localidad de Castelfondo

Michael Pacher fue un pintor y escultor austriaco del gótico, activo en el último cuarto del siglo XV. Su obra más conocida es el Retablo de san Wolfgang, que contiene escenas de la vida de Jesús y la Virgen María. Su influencia es ante todo del Norte de Italia, y su trabajo comparte características con la de pintores como Andrea Mantegna; no obstante, también son evidentes las influencias alemanas, especialmente en sus esculturas de madera.

“Obispo Vigilio” obra escultórica de un taller campiones, Museo Diocesano de Trento (Italia)

La siguiente escultura “Obispo Vigilio” obra escultórica de un taller campiones, datado posterior a 1212, realizado en piedra calcárea esculpida.

La escultura para estar dedicada al patrón San Vigilio, no se conoce exactamente donde estuvo colocada en la catedral pero fue localizada en unas obras durante el siglo XIX.

El obispo manifiesta su dignidad portando una amplia casulla, la mitra y el báculo pastoral.

La obra se ha privado se su original policromía, manifiesta un estilismo de originalidad de los talleres campioneses, de un maestro originario de Como activo en la primera mitad del siglo XIII. La piedra procede de una cantera similar a otros relieves de las catedrales de Luca, Trento, Modena o Salisbury.

“Virgen lactante con el niño” obra escultórica de un taller veronés, Museo Diocesano de Trento (Italia)

La siguiente escultura “Virgen lactante con el niño” obra escultórica de un taller veronés, inicio del siglo XIV, realizado en piedra calcárea esculpida.

Situada en la plaza del Duomo de Trento, la obra procede de la Casa Balduini que tenia en la fachada la escultura, aunque probablemente fue esculpida para la propia catedral de Trento.

La figura de la Virgen esta situada en un trono, tiene la mano izquierda sobre su pecho para amamantar al niño. En los dos personajes aflora una sonrisa, este tipo de figuras era muy generalizado en la época.

“Epígrafe sepulcral de Adamo de Arogno y de la fundación del cuomo de Trento” obra escultórica de un taller campionés, Museo Diocesano de Trento (Italia)

La siguiente escultura “Epigafe sepulcral de Adamo de Arogno y de la fundación del duomo de Trento” obra escultórica de un taller campionés, fin del siglo XIII, realizado en piedra calcárea esculpida.

Adamo d'Arogno fue un arquitecto suizo-italiano que vivió entre los siglos XII y XIII, proveniente de una familia de maestros albañiles. A él se atribuye el proyecto de la Catedral de San Vigilio de Trento, encargado por el príncipe obispo Federico Vanga, cuya construcción comenzó en 1212 y continuó en colaboración con hijos y nietos.

“Altar con alas”, obra escultórica de un taller de Trento, Museo Diocesano de Trento (Italia)

La siguiente escultura “Altar con alas”, obra escultórica de un taller de Trento, esta datado en 1515-1520, realizado en madera, esculpida y policromada.

La obra proviene de Castagné San Vito de la propia iglesia de San Vito, la obra fue comisionada para una pequeña capilla de la iglesia de la villa. Las figuras que vemos en las alas móviles corresponden a San Rocco y San Sebastián. Podemos identificar que faltan dos figuras que acompañan a la Virgen.

“Santa Lucia y Santa Ágata”, obra escultórica de Maffeo y Andrea Olivieri , Museo Diocesano de Trento (Italia)

La siguiente escultura “Santa Lucia y Santa Ágata”, obra escultórica de Maffeo y Andrea Olivieri (1483-1543), esta datado en 1520-1530, realizado en madera, esculpida y policromada.

La obra proviene de Giustino de la propia iglesia de Santa Lucia. Maffeo Olivieri fue un escultor y grabador de Brescia, autor de esculturas y obras en madera, mármol y bronce, activo en Lombardía, en Venecia y en Trentino, a menudo emparejado con su hermano menor, Andrea.

“Santos diáconos”, obra escultórica de Maffeo y Andrea Olivieri, Museo Diocesano de Trento (Italia)

La siguiente escultura “Santos diáconos”, obra escultórica de Maffeo y Andrea Olivieri (1483-1543), esta datado en 1520-1530, realizado en madera, esculpida y policromada.

La obra proviene de Nago de la propia iglesia de San Vigilio. Maffeo Olivieri trabaja mucho en la zona de Trentino, su primer trabajo puede haber sido el altar de Tione (1515), con las estatuas de la Virgen con el Niño, San Sebastián y San Roque, en colaboración con su hermano Andrés, que parece haberlo hecho en todas sus obras de este área. Durante la década de 1520-1530 creó el altar de madera para la iglesia de Santa Lucía.

“San Juan Bautista; Descendimiento de Cristo muerto; San Juan Evangelista”, obra escultórica de un taller Tredentino, Museo Diocesano de Trento (Italia)

Las siguientes esculturas “San Juan Bautista; Descendimiento de Cristo muerto; San Juan Evangelista”, obra escultórica de un taller Tredentino, esta datado en el segundo cuarto del siglo XVI, realizado en madera, esculpida y policromada.

Las obras provienen de Dasindo (comuna de la provincia de Trento) de la propia iglesia de Santa María Assunta, corresponde a un altar desmembrado en un tiempo desconocido. Las esculturas son muy interesantes porque identifican un taller local que representa una escultura con un lenguaje estilístico muy diferenciado y muy unido con el estilo Tirolés.

“Cristo doliente” obra escultórica de un taller sueco, esta datado en el siglo XVI, Museo Diocesano de Trento (Italia)

La siguiente escultura “Cristo doliente” obra escultórica de un taller sueco, esta datado en el siglo XVI, realizado en madera, esculpida y policromada.

En la iconografía de Cristo como Varón de los Dolores existen diversos tipos: con los brazos cruzados, mostrando la herida del costado, e incluso recogiendo en un cáliz su propia sangre ( la Santa Sangre , Sangre de Cristo o Preciosísima Sangre, advocación que ha dado origen a todo tipo de instituciones –hospitales, cofradías, etc.–). Es habitual que aparezca junto a las Arma Christi (los instrumentos de la Pasión ) y rodeado o sostenido por ángeles.

“Altar con alas” obra escultórica de un taller de Trento, Museo Diocesano de Trento (Italia)

La siguiente escultura “Altar con alas” obra escultórica de un taller de Trento, esta datado entre 1520-1530, realizado en madera, esculpida y policromada.

La obra fue comisionada para la iglesia de San Lorenzo sul Dossalt de la localidad de Fierozzo. Podemos ver la figura de la Virgen que tiene en sus brazos al niño Jesús en actitud bendicente, a los lados aparece San Lorenzo y Santa Bárbara, sobre las alas móviles se representan a San Sebastián y San Rocco. Corresponden con la iconografía habitual de la zona.

“Adoración de los magos” obra escultórica de un taller de Bolzano, Museo Diocesano de Trento (Italia)

La siguiente escultura “Adoración de los magos” obra escultórica de un taller de Bolzano, esta datado en el primer cuarto del siglo XVI, realizado en madera, esculpida y policromada.

Procede de la localidad de Quetta (Campodenno) de la iglesia de San Miguel Arcángel. La escena corresponde con la adoración por parte de los Reyes Magos donde aparece la Sagrada Familia en un rústico portal de Belén . Al lado se encuentran los tres Reyes Magos, ofreciendo oro, incienso y mirra.

“Juicio a Tito Manlio Imperioso Torcuato” obra del pintor Francesco Verla, Museo Diocesano de Trento (Italia)

El siguiente cuadro “Juicio a Tito Manlio Imperioso Torcuato” obra del pintor Francesco Verla (1470-1521), esta datado entre 1513-1518, realizado en pintura al fresco.

Tito Manlio Imperioso Torcuato era hijo de Lucio Manlio Capitolino Imperioso, el dictador del año 363 a. C., héroe favorito de la historia romana. Poseía, de acuerdo a los relatos, las virtudes características de los antiguos romanos, siendo un hombre valiente, un hijo obediente, y un padre severo, y nunca permitió que los sentimientos o la amistad interfirieran con lo que él consideraba su deber para con su país.

El fresco es un trozo de uno más grande que estuvo situado en el Palacio Municipal de Trento que fue derribado en 1837.

“Urna procesional de San Vigilio”, obra del orfebre Oswald Tischmacher, Museo Diocesano de Trento (Italia)

Dentro del tesoro de la catedral de Trento se encuentra “Urna procesional de San Vigilio”, obra del orfebre Oswald Tischmacher, esta datado en 1632, realizada en plata fundida, repujada, cortada, grabada, perforada, cincelada y parcialmente dorada; contiene perlas, amatistas, cuarzos citrinos, granadas, topacios, pasta de vidrio: tiene unas medidas de 85 x 66 x 35,1 cm.

El relicario fue construido a instancias de la ciudad de Trento, quien de esta forma agradeció al patrón por la protección recibida durante el terrible azote de una plaga. La tarea de su ejecución fue confiada al orfebre de Bolzano Oswald Tischmacher. En la segunda mitad del siglo XVIII (alrededor de 1760) Ignacio Pruchmayer, orfebre muy activo en Trento originario del Tirol, tenía la tarea de actualizar la urna de acuerdo con el estilo rococó imperante en ese momento, enriqueciéndola con decoraciones llamativas y dotándola de la mitra en la cubierta. El anillo de Pius IV, ahora visible al lado del cofre, se insertó más tarde, tal vez en el siglo XVIII, en el centro de la cartela desplazada situada encima de la inscripción. El relicario se usa todos los años con motivo de la solemne procesión de San Vigilio (26 de junio).

Lago Carezza (Italia)

Aquí damos por terminado la visita a este museo tan interesante. Una vez más, regresamos a la plaza del Duomo vemos como la fuente de Neptuno tiene un gran atractivo para la juventud que se moja para combatir el calor de este agosto especial.

Son las 12,30 horas y decidimos por un momento hacernos italianos de adopción, entonces pensamos en comer, Caminamos por la vía Rodolfo Belenzani 42 (GPS N 46.0685133 E 11.1212946 ) hasta que vemos una panadería se llama Panificio SOSI, es un comercio tradicional y familiar desde 1923, en su interior, además de pan y dulces, elaboran unas magníficas pizzas, hacemos una selección con verduras frescas, con rellenos y con setas, cogemos unas bebidas y comemos tranquilamente un pequeño apartado que tienen para degustar la comida. Al final pagamos 18 euros.

Desde aquí regresamos hasta el área de autocaravanas de Trento, en el camino vemos una magnifica gasolinera urbana con unos precios bastante competitivos y decidimos parar para echar gasóleo y llenar el deposito antes de adentrarnos en las montañas de los Alpes (qué siempre pensamos) puedan ser mucho más caras.

Lago Carezza (Italia)

La gasolinera se encuentra situada en la calle vía Antonio Rosnini (GPS N46.06403 E11.11915 ), es de la compañía IP, la dificultad es que está totalmente automatizada, intentamos pagar con tarjeta de crédito pero no la admite, al final echamos un billete de 50 euros, 38,49 litros.

En este momento partimos para hacer la otra parte del viaje por Italia que deja de un lado la cultura para adentrarse en la naturaleza. A partir de Trento comenzamos la subida hacia los Alpes italianos para poder disfrutar de las montañas de los Dolomitas.

A las 13,30 horas continuamos, retomamos el viaje rumbo al Lago Carezza, el recorrido es por valles entre montañas atravesando pequeñas localidades con casas bajas de una o dos plantas donde en sus puertas y ventas aparece la madera. La carretera se va empinando constantemente en una subida prácticamente inapreciable, en todos los pueblos hay varias máquinas de control de velocidad a 40 km hora, por lo que tenemos que conducir con mucho cuidado . Llegamos a la zona de montaña de la carretera SS241, está muy bien asfaltada, tiene un ancho suficiente para permitir cruzarte con un autobús y gran camión. Hay que tener mucho cuidado porque se ven muchos ciclistas sufriendo en las rampas y hay que adelantarlos con mucha paciencia. El paisaje va cambiando completamente, se apodera el pino y grandes abetos. Cada cierto kilómetro se pueden ver apeaderos o zonas de descanso donde se puede parar para disfrutar del paisaje porque disponen de mesas de madera para convertirse en merenderos. La carretera se va estrechando poco a poco, desaparece el arcén y las marcas de la la raya en la mediana, por lo que a partir de ese momento hay que tener mucho más cuidado con los coches que te cruzas, pero con todo, no hay problemas, salvo con los autobuses que tienes que disminuir la velocidad en el cruce.

Lago Carezza (Italia)

Llegamos al Paso de Costalunga se encuentra en el municipio de Vigo di Fassa, tiene varios edificios de piedra convertidos en hoteles que nos recuerda que es un paso de montaña donde en invierno se practica el deporte de nieve, hay tres funiculares que nos ascienden a la montaña de Latemar. Un cartel a la entrada nos indica que estamos en los Dolomitas a una altitud de 1753 m.

Llegamos a lago Carezza, a la entrada hay un parking de pago, nada barato, no busques más no hay oportunidad de aparcar en ningún otro sitio, ¡si o si!. Las coordenadas GPS del parking son N46.41162//E11.57518 .

El precio por hora es de 5 euros, mínimo dos horas, parar aquí supone que hay que pagar 10 euros. Tiene unas plazas especialmente reservadas para las autocaravanas.

Las dos horas nos da tiempo suficiente para comer y dar una vuelta completa a todo el lago, disfrutando de su espectacularidad.

El lago es famoso por sus colores, lo describen por sus aguas procedentes de las nieves, aguas puras que hacen que parezca un arco iris. El color se incrementa por el lecho porque está formado de plantas, en los bordes se hallan las caricáceas especie endémica de América.

Lago Carezza (Italia)

El lago está desprovisto de afluentes visibles y es alimentado por manantiales subterráneos. Su extensión y profundidad varían según la estación y las condiciones meteorológicas: el nivel más alto se alcanza normalmente a finales de la primavera con la nieve que se derrite. En este período alcanza una longitud de 287 metros de ancho por 137 largo, mientras que el punto más profundo corresponde a aproximadamente 17 metros.

Lago Carezza (Italia)

El aspecto espectacular del lago siempre ha generado admiración y la tradición lo confiere muchas leyendas del sur del Tirol y numerosos escritores y poetas la han inspirado para sus pinturas e historias. Sus características derivan de la leyenda de la bella Ondina, ninfa que vivió en las aguas. El hechicero de Latemar se había enamorado e intentó varias veces secuestrarla. Un día, recomendado por la Stria del Masarèhizo se hizo un hermoso arco iris sobre el lago Carezza para atraer a la ninfa. Cuando esta salió del agua, vio al hechicero y huyó aterrorizada. Entonces el mago, agarrotado con gran furia, tomó el arco iris y lo arrojó en pedazos en el lago. Desde ese día en las aguas del lago Carezza, todos los colores del iris se reflejan. Una estatua de bronce de Ondina fue colocada en el lago.

Desde el lago Carezza hay numerosas rutas para hacer senderismo por las montañas más cercanas, en distancias que varían entre 7 Km. y 15 Km. Nosotros usamos la de Vicente, vamos…! donde va la gente. Hacemos la ruta de circunvalación al lago y para eso empleamos una hora, incluyendo paradas, selfies y alguna que otra tontería.

Raices abeto rojo en el Lago Carezza (Italia)

Entre las especies coníferas que vemos en la circunferencia que hacemos al lago, la más numerosa es el abeto rojo (Picea abies (L.) Karst) es uno de los árboles más importantes de Europa tanto por aspectos económicos como ecológicos, con una larga tradición de cultivo. Podemos encontrar verdaderos ejemplares adultos que alcanza los 50-60 m de altura con un tronco recto y regular, son muy utilizados para construcciones de madera, para la extracción de pulpa madera para papel y muebles. Esta especie extendida domina los bosques boreales en el norte de Europa y las áreas subalpinas de los Alpes. Gracias a su alto rendimiento en diferentes condiciones del sitio, también se puede encontrar fuera de su distribución natural en elevaciones más bajas en bosques más templados. La picea destaca porque sus raíces son superficiales dando un aspecto muy característico al bosque. En Alemania es el típico árbol que se ponen en la Navidad y por extensión se ha hecho muy famoso en todo el mundo.

Un dato curioso es que la picea tiene un genoma que fue secuenciado en 2013. Su genoma contiene aproximadamente 20 mil millones de bases pares (aproximadamente seis veces el tamaño del genoma humano, a pesar de número similar de genes). El gran tamaño del genoma parece ser el resultado de la acumulación lenta y constante de un conjunto diverso de longterminal al repetir elementos transponibles.

Abeto rojo en el Lago Carezza (Italia)

Aparte del abeto rojo que es la especie vegetal más numerosa podemos ver en la ribera del lago una planta muy característica es la homogyne alpine es una planta perenne que alcanza una altura de 10 a 40 centímetros. Tiene una característica es que el rizoma se está volviendo lanoso y escamoso. El tallo es erecto, de color marrón rojizo y a menudo de una sola cabeza.

Hay unas pequeñas plantas con flores de color morado es la soldonella alpina tiene unos 30 cm de altura, con hojas en roseta basal, con peciolos grandes de 1 a 6 cm con pelos glandulares muy cortos.

En la zona más húmeda y colonizando algunos árboles encontramos Dicranum scoparium, es una especie de musgo. Forma penachos o esteras en el suelo en áreas boscosas de secas a húmedas. Al igual que con muchos tipos de musgo, el musgo de Broom crece en grupos con otros musgos. Se puede distinguir por sus hojas, que se curvan fuertemente hacia un lado.

Después de la visita al lago, seguimos nuestro camino por la carretera 241 en dirección a Pozza di Fassa, antes de llegar hacemos un descanso en un parking del Alto Adigio para disfrutar del paisaje tan evocador que nos proporciona el paisaje alpino. El suelo es una amplia pradera verde que se asemeja al césped de un capo de futbol, en la parte baja destaca el bosque de abetos rojos, las casas son en su totalidad de madera, aparecen muchos hoteles de madera de tres pisos construidos siguiendo la tradición del Tirol.

Paisaje con arco iris en Pozza di Fassa (Italia)

En estos momentos comienza a chispear y decidimos seguir nuestro viaje, al fondo sale un enorme arco iris que hace, todavía más si cabe, un paisaje difícil de olvidar.

Pozza di Fassa (Italia)

Así llegamos a Pozza di Fassa, sin pensarlo mucho, tenemos como una alternativa la información de un parking, desde lejos podemos ver que hay una decena de autocaravanas y un hueco para nosotros. Nada más aparcar llega una policía municipal que nos informa que el parking es privado del restaurante y que solamente podremos ocuparlo previa autorización de su dueño.

El restaurante se llama Do Vea, situado en la calle Strada di Bagnes, 14, hablo con su dueño y le pido permiso para pasar la noche, le digo que estoy dispuesto a pagar por el uso del parking, me dice que no hay problema que lo puedo usar.

A los pocos minutos llega al parking el dueño del restaurante y en presencia de la policía les dice a las autocaravanas situadas a mi lado que es un parking privado y que necesita el sitio para los coches de los clientes que van a venir a cenar. La mayoría de autocaravanistas son italianos y en lugar de pedir la autorización le cuestionan la propiedad, se marcha y lo deja en manos de la policía para que tome las medidas, poco a poco las autocaravanas deciden marcharse, nosotros como tenemos autorización nos quedamos y nos vamos a visitar el pueblo tranquilamente.

Pozza di Fassa (Italia)

La pernocta en el parking para autocaravanas en Pozza di Fassa de carácter privado, se encuentra situado en la calle Strada di Bagnes, muy cerca del centro de la ciudad. Las coordenadas GPS del lugar corresponden con: N46.42815//E11.68691 .

Enseguida nos damos cuenta que esto no es Italia, hay algo en el ambiente, en las construcciones, en el idílico y en el aspecto de la gente que nos confirma que hay algo más que Italia.

Estamos en la provincia Autónoma de Bolzano - Tirol del Sur, también conocido por su nombre alternativo en italiano, es una provincia autónoma en el norte de Italia. Es una de las dos provincias que componen la región autónoma de Trentino-Alto Adige/ Südtirol. La provincia tiene una superficie de 7.400 kilómetros cuadrados y su capital es la ciudad de Bolzano.

El idioma de los carteles y de la gente es el alemán y ladino por lo general se refieren a la zona como Südtirol, Tirol del Sur, uno de los nombres de las provincias italianas, que también se utiliza en Inglese. El término había sido el nombre de subdivisiones políticas a lo largo del río Adige, en la época de Napoleón Bonaparte y se reutiliza como el nombre italiano de las actuales provincias después de su creación posterior en la Primera Guerra Mundial, y fue un símbolo de la posterior italianización forzada de Tirol del Sur. El nombre oficial de la región, en alemán, es Autonome Provinz Bozen - Südtirol. Los hablantes de alemán generalmente se refieren a ella como Provinz, como Landesregierung y Landeshauptmann.

Pozza di Fassa (Italia)

Al finalizar la primera Guerra Mundial los aliados prometieron el área a Italia en el Tratado de Londres de 1915 como un incentivo para entrar en la guerra de su lado, con el ascenso del fascismo, el nuevo régimen hizo esfuerzos para promover la italianización del Tirol del Sur. El idioma alemán fue oficialmente prohibido, el régimen también favoreció la inmigración desde otras regiones italianas. Posterior La alianza entre Adolf Hitler y Benito Mussolini declaró al Tirol del Sur como zona separada de Austria, la región era de facto anexa al Reich alemán hasta el final de la guerra. Este estado terminado junto con el régimen nazi y dominio italiano fue restaurado en 1945, después de la guerra los aliados decidieron que las provincias seguirían siendo una parte de Italia, bajo la condición de que la población de habla alemana se concediera un importante nivel de auto-gobierno.

Italia y Austria negociaron un acuerdo en 1946, reconociendo los derechos de la minoría alemana, alcide De Gasperi, El primer ministro de Italia, originario de Trentino, quería extender la autonomía a sus conciudadanos. Trentino-Alto Adige / Tiroler Etschland, el alemán y el italiano se declararon, ambos idiomas oficiales, y se permitió la enseñanza de la lengua alemana una vez más. En esos momentos los italianos eran la mayoría en la región combinada, en una primera fase, solo edificios públicos y monumentos fascistas fueron atacados. La segunda fase fue más sangrienta y costó 21 vidas, la cuestión del sur del Tirol se convirtió en un problema internacional.

Pozza di Fassa (Italia)

En 1961 hubo un intento de solucionar el problema, pero no tuvo éxito, se resolvió en 1971, cuando se firmó y ratificó un nuevo tratado austro-italiano.

Salimos a dar una vuelta por Pozza di Fassa, es una de las localidades más grandes situadas en el gran Val di Fassa. Tanto este pueblo como el anterior que se llama Vigo di Fassa son localidades muy turísticas , especialmente dedicadas al turismo que genera los deportes de invierno y los de verano de montaña, pero la zona la describe preciosas casas al estilo tirolesas, de piedra y madera. El lugar es muy bonito, porque está rodeado de montañas verdes, y al fondo la estampa del Catinaccio.

El ambiente en esos momentos en Pozza di Fassa es en ebullición, esta todo repleto de turistas, el comercio esta efervescente, los restaurantes no dan abasto, vemos que la iglesia del pueblo es la única que no tiene clientes pese a sus reclamos por medio de las campanas, son momentos de pecados de nuestra actual sociedad no de hacer sufrimientos.

Nos acercamos hasta la oficina de turismo está en la Casa Municipal (GPS N 46.4304024 E11.6864754 ), allí nos dan todo tipo de informaciones de que hacer un día cualquiera en Pozza di Fassa para turistas convencionales, hacemos hincapié en poder hacer mañana el treking hasta el Refugio Gardeccia.

Pozza di Fassa (Italia)

Después damos una vuelta por la ciudad, contemplando sobre todo una arquitectura tan bonita como describen los edificios, aún se conservan algunas de las antiguas casas de madera, estas son mucho más valoradas y protegidas. La mayoría de las edificaciones son grandes hoteles pero todos conservan sus balcones de madera y sus decoraciones, además es difícil ver una ventana sin su tiesto de flores: moradas, blancas y violetas.

El agua del río baja con fuerza y divide la localidad en dos mitades, los puentes de madera que unen ambas orillas están ataviados con flores que hacen mucho más bello y realza el color de la ciudad.

Antes de regresar hacemos una degustación de Gelatos: pasamos por los habituales sabores: mango, stratela, chocolate blanco y fresas. Italia es especial para esto de los helados y será nuestra debilidad en este viaje.

Esta noche vamos a preparar el treking de mañana, pera ello, vemos que en la esquina de la calle donde tenemos la autocaravana hay un supermercado Spar (GPS N 46.430231 E 11.6862184 ) tiene pan y todo tipo de cosas necesarias para poder completar las necesidades en un día de fatiga. Nosotros dejamos pendiente comprar pan para preparar unos bocadillos.

Jardín privado de Pozza di Fassa (Italia)

Entre las cosas necesarias y que no te debe de faltar: mochila, bastones, botas, pantalones desmontables, cámara, bolsa para regresar los residuos, crema solar, manta, teléfono cargado, nos han recomendado llevar doble camiseta y una toalla para secar el sudor, además dejamos pendiente la comida y bebida para mañana.

Parking en Pozza di Fassa (Italia)

Como ya he citado anteriormente vamos a dormir en este sitio gracias a la autorización que nos ha dado el propietario del parking y dueño del restaurante se llama Do Vea, situado en la calle Strada di Bagnes (GPS N 46.4273831 E11.6870297 ). Siempre que dormimos en un sitio privado queremos agradecer al dueño la amabilidad consumiendo en su propio negocio. Hemos decido cenar en el restaurante y probar la comida italiana de los Alpes.

Nos dicen que tienen todas las mesas reservadas y que para poder cenar tenemos una hora entre las 19,00 y las 20,00 horas, nos parece perfecto y accedemos al salón rápidamente. La carta nos muestra una cocina muy elaborada con una base que no conocemos, pedimos cosas que verdaderamente conocemos: espaguetis con almejas, fideos caseros con queso y pimienta, ñoquis típicos de Cerdeña con Campitanese (queso pecorino y piel de cerdo) y linguini con botarga. Entre que pedimos nos sirven los riquísimos platos se nos hace las 20,00 horas, tiempo máximo que habíamos prometido para la cena, así que pedimos la cuenta y dejamos los postres para nuestra autocaravana (unos simples yogures del Mercadona). Nos traen la cuenta 53,80 euros.

Día 17 de agosto (jueves)

Ruta: Pozza de Fassa – Catinaccio-Chiussa

Refugio Gardeccia en Pozza di Fassa (Italia)

Nos levantamos temprano, el despertador nos suena temprano a las 7,00 horas, nuestra intención es hacer el primer trekking del viaje hasta el Refugio Gardeccia, para ir bien equipados me acerco al super Spar de la esquina y compro pan para hacer unos bocatas y unos plátanos, imprescindibles para evitar los calambres de la fatiga.

Preparamos la mochila y además de los bocatas, metemos agua y una manta para sentarnos en el suelo y poder degustarlos mientras descansamos. Nos acercamos a la parada de bus justo en frente de la Oficina de Turismo (en la acera contraria), las coordenadas GPS ( N46.430516// E 11.686797 ). El bus es pequeño y se llena en nuestra parada, solamente admite los pasajeros que vayan sentados, no más de veinte personas. El precio del bus es de 10 € por persona ida y vuelta.

Cogemos el bus de las 9,30 horas, la parada se identifica con la señal: TAXI/ BUS o SKI BUS. El trayecto lo hace directo, desde aquí sin parar tarda poco menos de 20 minutos por unas carreteras algo complicadas, hay tramos con mucho desnivel a donde apenas cogen dos coches, por lo que se recomienda no subir en autocaravana.

Refugio Gardeccia en Pozza di Fassa (Italia)

Al llegar arriba, andamos un poco hasta el Regufio Gardeccia (GPS N 46.4472196 E 11.6400515 ) con la intención de hacer la excursión hasta el Refugio Vajolet. Es sencillo saber por dónde tienes que ir, porque en el Regufio Gardeccia hay un cartel enorme donde nos muestran las posibles excursiones a realizar y ahí está indicado. El recorrido de subida esta previsto como 1 horas y 40 minutos. Hay una diferencia de altura de 400 metros.

Las características del camino: es ancho y cómodo hasta que tomamos el camino forestal desde Rifugio Gardeccia hasta Rifugio Vajolet, tiene bastante repecho y sobre todo dificulta la piedra suelta del camino. Principalmente, destaca por las espectaculares vistas del las montañas del Grupo Catinaccio. La excursión en verano es accesible para casi cualquier tipo de personas pero es extremadamente sugerente en invierno porque hay que utilizar raquetas de nieve.

Los refugios Vajolet y Preuss, son de por si un destino interesante en sí mismos, además, son un excelente punto de partida para toda una serie de rutas en esta zona del Jardín de las rosas, sobre todo al principio Rosengarten / Rosengartenspitze y el rey Albert y Santner invernadero, y hacia el Catinaccio d'Antermoia / Kessekogel y el refugio Passo Príncipe.

Morrenas Catinaccio en Pozza di Fassa (Italia)

Al principio el camino no es muy exigente y pronto pasamos por un bosque para entrar al valle del Vajolet, a nuestra derecha pasamos debajo del imponente bloque de granito del Catinaccio, conocido en estas partes con el nombre de Rosengarten (jardín de rosas). De hecho, una leyenda del Tirol del Sur que ahora se ha convertido en parte de la tradición popular de los Dolomitas dice que alguna vez estuvo aquí el legendario jardín de rosas del Rey Laurin. Un día, el príncipe de la Latemar intrigado por la presencia de las rosas que han partido para el reino del Rey Laurino, vio a su hija Ladina, se enamoraron y la secuestró convertirla en su novia. Lauryn desesperado lanzó una maldición sobre su jardín de rosas culpable de haber traicionado la posición de su reino: ni de día ni de noche cualquier ojo humano podría haberlo admirado. Laurino, sin embargo, olvidó el atardecer y el amanecer cuando, incluso hoy, el jardín y sus colores se hacen visibles.

Seguimos caminando y escuchamos el gorgoteo de un arroyo que nos acompaña junto a nosotros, el agua brota y se esconde entre la parte baja de una morrena.

Memorial en Pozza di Fassa (Italia)

En cuanto abandonamos la zona boscosa vemos una enorme roca que tiene una placa de mármol en recuerdo de los escaladores Bartolomeo Dal Bianco y Vinicio Dalla Vecchia que en el verano de 1954 perdieron la vida escalando la pared este del Catinaccio.

A la derecha vemos una enorme morrena formada por las piedras del glacial que baja desde la montaña de Catinaccio. Estos brazos de fragmentos rocosos producidos por el movimiento de los glaciales hacen un paisaje muy sublime.

Una de las características peculiares del Catinaccio es el color rosado que refleja la piedra al atardecer. El fenómeno se debe a la composición de las paredes rocosas de los Dolomitas (formado por dolomita, un compuesto de carbonato de calcio y magnesio). En el idioma ladino, el fenómeno se llama enrosadira, que literalmente significa “volverse rosa”.

El Monte Catinaccio / Rosengarten, se halla entre el Passo di Costalunga / Karerpass, dentro de los Alpes Tiroleses y el valle de Fassa, es una cresta escarpada con una serie de picos que alcanzan una altitud de 3000 metros: Catinaccio d'Antermoia (3002 m), Catinaccio / Rosengarten (2981 m), Cima Scalieret (2887 m), Torri del Vajolet / Vajolettürme (2813 m) y Roda di Vael / Rotwand (2806 m).

Refugio Preuss en Pozza di Fassa (Italia)

Enseguida empiezan los esfuerzos al inclinarse el terreno, el corazón se pone a cien por la falta de entrenamiento y por la altitud. Nos tomamos con calma la subida haciendo numerosas paradas, alguna de ellas con la excusa de poder sacar unas fotografías.

Sobre una de las montañas destaca el color negro que identifica el tejado del refugio Preuss. Fue construido en 1913, se encuentra en el corazón del Catinaccio, al pie de las famosas Torres de Vajolet a una altitud de 2243 metros sobre el nivel del mar.

Construido por la guía de montaña Tita Piaz y dedicado a él por Paul Preuss, también famoso escalador en 1900 y precursor de la escalada libre, todavía es administrado por la familia Piaz.

Ante nuestros ojos se abre por primera vez la Torri de Vanjolet tiene una altitud de 2821 metros. En realidad es un conjunto de pequeñas torrecillas que se denominan Vanjolet. Las tres grandes torres tienen una gran cantidad de rutas en diversas dificultades, en su mayoría tiene una escalada entre 120-150 m de longitud (en su mayoría cuatro campos). La torre de Piaz más pequeña tiene dos rutas cada una escalada de 60 m.

Torri Vanjolet en Pozza di Fassa (Italia)

Según nuestros corazones bombean más deprisa el refugio de Preuss se va acercando y haciendo más grande, parece que lo tenemos ahí, a tiro de piedra, pero aún nos hace sufrir un poco más.

Enseguida podemos apreciar en la cima de la montaña como aparecen todas las ventanas y terrazas que forman el edificio, a su lado un mástil con banderas al viento guarda parecido con las ofrendas en las montañas de los pueblos del Tibet.

En una de las rocas podemos ver colgada un relieve con una bota en una tabla de madera que indica: “fajè che che l ve disc” - ¡haz lo que él te diga!. Imaginamos que se trata de un buen presagio para todos los amantes de las montañas.

Una bifurcación en el camino nos indica todas las posibilidades que tiene la montaña desde estas altitudes, la dirección nuestra indica: 546- Rif Violet e Preuss 0,10 horas. ¡Vaya! Solamente diez minutos que seguro esta marcado para cuerpos de carreras.

Cinco minutos más, aparece ante nuestros ojos el refugio de Preuss (GPS N 46.4586116 E11.6305427), se hace tan grande que ya se aprecia la torre de ventilación de la chimenea y solamente nos queda una pronunciada rampa que desemboca en el edificio.

Torri Vanjolet en Pozza di Fassa (Italia)

Ultimo esfuerzo y aparece el refugio, a su derecha una enorme pradera verde que esta ocupada por los montañeros descansando del esfuerzo. Nosotros llegamos empapados como estábamos advertidos, desgraciadamente no hemos subido una muda de recambio como hubiera sido aconsejable, porque el refugio tiene unas enormes cuerdas para poder tender la ropa y hoy hace un sol reconfortante.

“Fajè che che l ve disc” en Pozza di Fassa (Italia)

Extendemos sobre el césped nuestra manta, lo que nos permite poder quitarnos las botas y ver los daños de la subida en nuestros pies. ¡Vaya! Sin simples ampollas de las rozaduras del calzado. Desgraciadamente estas montañas tiene cobertura telefónica y todo el mundo hace sus selfies para poder trasmitirlos urgentemente a sus familiares más cercanos. Y todo con esto del mercado único europeo de la telefonía nos permite estar navegando como en el sofá de nuestra casa.

Refugio Preuss en Pozza di Fassa (Italia)

Sobre nuestra sorprendente mesa abrimos nuestro macuto para volcar el peso que tanto nos ha costado transportar hasta aquí, son unos simples bocadillos de jamón con queso (el pan se ha quedado blando) y de postre un plátano, para beber agua mineral.

Refugio Vanjolet en Pozza di Fassa (Italia)

Comemos con mucha alegría porque sabemos que todo el peso que ingiera nuestro cuerpo no tenemos que transportarlo de regreso a nuestro campo base (hablo como un escalador). La verdad es que el paisaje es memorable y sumamente reconfortante el poder dedicar una hora de nuestra vida para estar en este lugar del mundo tan cercano al cielo.

Comemos en el Refugio Vanjolet en Pozza di Fassa (Italia)

Una cruz en la cima nos informa que estamos a 2243 metros sobre el mar y que este entorno forma parte del Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO dentro del conjunto de los Dolomitas italianos.

Los cuervos que ya están acostumbrados a la presencia humana a esta hora del medio día nos acechan con la esperanza de que alguna rodaja de chorizo pueda caer en sus manos. Por graves instantes las nubes cubren el cielo pero hay viento y en minutos se disipan.

Después del descanso comenzamos la bajada, muchas veces es peor que la subida, sobretodo con este camino de arena y roca, en los tramos más inclinados tenemos que prestar mucha atención para no sufrir un tropiezo.

En una roca vemos un memorial que representa la cuerda de un alpinista y dice “Son la Facela del Segnoredio” S. Lucas 1.38. El pasaje indica: Entonces María dijo: He aquí la sierva del Señor; hágase conmigo conforme a tu palabra. Y el ángel se fue de su presencia.

Bajamos desde el refugio Vanjolet en Pozza di Fassa (Italia)

Cuando bajamos estos importantes desniveles me acuerdo de un dicho: Para las cuestas arriba quiero mi burro, que las cuestas abajo, bien me las subo. Pues como bajamos lo hacemos con menos esfuerzo pero con mucha más atención donde pones el pie.

Poco antes de las 14,00 regresamos al refugio Gardeccia. Nos trasladamos directamente al parking con la esperanza de poder salir en el siguiente vehículo. Tenemos que esperar hasta las 14,30 haciendo una fila y poniendo difícil que no podamos bajar en el siguiente autobús dado que las plazas son escasas y limitadas.

Directamente llegamos al parking de Valle di Fassa, hacemos rápidamente el cambio de vestuario de montaña por el que habitualmente utilizamos para viajar y salimos en dirección a Chiusa.

Para ir hasta allí tuvimos que pasar de nuevo el puerto del día anterior, el Costalunga, no es complicado pero tiene unas carreteras con mucho desnivel, ojo a evitar el calentamiento de los frenos.

Chiusa (Italia)

En Chuisa fuimos directamente hasta el camping Gamp (GPS N 46.6414388 E11.5735172 ), allí nos dicen que esta completo pero que tienen un área sosta para camper con una tarifa de 3 adultos y un niño de 23,50 euros.

El área no tiene nada que ver con el camping, es una extensión de su negocio y no se puede utilizar las instalaciones, te dan un llave para entrar, en el precio entra luz, y cambio de aguas. Las coordenadas GPS del lugar corresponden con: N46.6414375//E11.573375 .

Nos marchamos directamente a ver la población de Chiusa, tenemos muy buenas referencias de este pueblo muy bien conservado de aspecto medieval. La ciudad esta formada por una calle que distribuye las casas en horizontal, se llama Via Citta Alta y discurre paralela al margen del río Isarco.

Aquí nos damos cuenta que esta parte del Tirol tiene muy poco de Italia, todos las indicaciones de las calles están en alemán, en este idioma la ciudad se llama Klausen y sus habitantes el 91% habla alemán.

Arquitectura de Chiusa (Italia)

Chiusa era considerada como una ciudad fronteriza y dedicada como una aduana. Se hizo muy famosa porque en 1494, el pintor alemán Alberto Durero se queda en Chiusa para pintar la ciudad. Sus impresiones quedaron plasmadas en el grabado “Das große Glück” (la gran fortuna).

Desgraciadamente cuando llegamos ya están cerrados los museos, solamente nos queda pasear por sus calles y poder ver las dos iglesias, situadas en ambos extremos de la ciudad. Tampoco podemos ver el convento, cuya fundación se debe a la Reina de España María Ana del Palatinado Neuburg (1667-1740) que tuvo como confesor al padre capuchino Gabriel Pontifeser (1653-1706), originario de Chiusa.

El horario nos impidió poder ver el “Tesoro de Loreto” que había sido enviado desde la corte española, y que tomó el nombre de la capilla en la que se guardaba. Constituyen una rica colección, donada por la realeza y las personalidades que frecuentaban su corte, objetos sagrados, textiles y cerámicas, pinturas de notable calidad y otras obras de arte, entre las que merece especial mención el altar del rey. Carlos II de España. En su mayoría son obras de conocidos artistas italianos, españoles y flamencos, realizados en los siglos XVI y XVII.

Iglesia de los Apóstoles en Chiusa (Italia)

Entramos en Chiusa por la puerta medieval que limita con la iglesia de los Apóstoles. Fue construida en estilo gótico en el periodo de 1467 y 1470, ejecutada por el maestro de obras Jorg Dall. Se caracteriza por la simplicidad de su portada, por su torre de la campana con forma de pirámide y el ábside con cinco lados y cuatro ventanas. En el exterior hay varios frescos que representan los príncipes obispos alemanes y varios escudos de nobles de la ciudad.

El interior esta decorado con varios altares barrocos como el dedicado a San Sebastián o el altar mayor situado en el coro donde se representa la coronación de la Virgen.

A lo largo de la calle mayor hay mucho comercio, algunas tiendas venden vestidos tiroleses, otras están dedicadas a la restauración, pequeñas tiendas de artesanía donde tallan figuras con madera de árboles de la zona.

En el otro extremo se encuentra la iglesia de San Andreas, su primera construcción data de 1205 y estaba dedicada para asistir a los viajeros y peregrinos. El edificio actual de estilo gótico fue construido por el maestro de obras Benedikt Weibhauser de Brixen e inaugurado en el año 1494.

Portada iglesia San Andrés en Chiusa (Italia)

La portada principal de la iglesia es sencilla con cuatro arcos apuntados góticos y un pequeño tejadillo de madera, esta decorada con dos frescos: a la derecha, San Andrés, a la izquierda, San Juan.

En la fachada sur se puede ver insertada una lápida de mármol blanco con una inscripción en la memoria de Michael Luz zu Glatsch y de Rosina Luzin, fallecieron respectivamente el 7 de junio de 1582 y el 31 de enero de 1605.

Hay un portal de piedra de arenisca blanca con un triple arco gótico apuntado, en la luneta esta decorada con el relieve del patrono san Andrés en el trono, sujeto por dos mensuras con forma de león que significa el emblema de la casa de Austria.

En la fachada norte nos encontramos un hermoso sepulcro de mármol que conmemora a Franz Leopold Baltasar Freiherr (“Barón”) von Zungenberg. Esta familia procedía de Bosnia. El padre de Franz Leopold sirvió en el ejército turco.

Durante el asedio de Budapest (1686), fue capturado por los austriacos, cambió su nombre (de “Czonka Beg” a “Zungenberg”) y se convirtió al catolicismo. Su hijo Franz Leopold Balthasar, a quien está dedicada esta lápida, tuvo una exitosa carrera en el ejército austriaco.

Interior de la iglesia San Andrés en Chiusa (Italia)

El interior nos presenta una arquitectura ricamente articulada de elegante construcción con forma rectangular que desemboca en el ábside.

A lo largo de las paredes de la iglesia hay numerosas obras de arte como un crucifijo con una fuerte expresión, una Virgen Dolorosa datada en 1700; un espléndido relieve de madera donde se muestra la Deposición de Cristo, es obra del siglo XVI, atribuida a Hans Reichle.

En la pared sur podemos ver a la Virgen en el Trono con el Niño realizada en 1509, obra de Ruprecht Potsch, en la entrada lateral está la figura del Salvador acompañado de María.

En 1860 la iglesia fue rehabilitada en estilo neogótico. Fue tallado un tríptico para el altar mayor, obra de Josef Wabler, y un púlpito, obra de Alois Winkler de Innsbruck.

Las obras pictóricas podemos ver a la izquierda, una Piedad, obra de Paul Zeiller de 1700 y a la derecha la Crucifixión del patrono de la iglesia San Andrés, obra de la primera mitad del siglo XVIII.

Gruftkapelle en Chiusa (Italia)

Fuera de la iglesia parroquial se puede ver el monumento memorial de la lucha del Tirol por la libertad de 1809. En el centro, se ve al alcalde de la ciudad (arrodillado), Joseph Anton Perlath, noble de Kaltenburg. A la izquierda, hay dos oficiales franceses. Las acciones de Perlath salvaron a Klausen/Chiusa de la amenaza del saqueo y el pillaje de los franceses (5 de diciembre de 1809). Como indica la inscripción, el defensor de la tierra, Josef Plaitz, recibió un disparo en el prado de Ansheim el 25 de diciembre de 1809.

Enfrente, podemos visitar El Gruftkapelle (“Capilla de la bóveda”) perteneció a la familia Jenner. Este mausoleo, mencionado por primera vez en documentos históricos que datan de 1439, está dedicado a la Madre de Dios. La capilla tiene una bóveda de arista sobre pilastras y un pilar central rectangular. En el interior destaca la fuente bautismal que data de 1617 es digna de mención. Hay una valiosa cruz ubicada en la fachada exterior.

Después de pasear por las estrechas calles de Chiusa, contemplar su arquitectura, ver sus fuentes y su imponente molino de agua que pasa por el interior de una casa, ahora convertida en restaurante, intentamos subir hacia el castillo y el monasterio pero desistimos en mitad del camino porque estamos muy cansados, optamos por regresar al área de autocaravanas.

Panorámica de Chiusa (Italia)

Para cenar sacamos las mesas y las sillas (el área es privada y se permite) utilizamos una plancha eléctrica para preparar unos filetes de lomo de ternera que traemos del Mercadona, pero nos salta el diferencial. Tenemos que hacerlos a la plancha en la cocina de la autocaravana, los acompañamos con una ensalada de tomate y unos tacos de queso de oveja. Nos duchamos rápidamente para ir a la cama directamente y reparar nuestras heridas de esta primera marcha por los Alpes.

Día 18 de agosto (viernes)

Ruta: Chiussa- Santa Magdalena -Val di Funes-Val di Gardena

Nos levantamos prontito para hacer el reset de la AC y nos ponemos en marcha a las 8,30 horas hacia el Val di Funes. Para llegar hay un puerto pero de subida no parece muy complicado, más difícil será a la bajada.

Santa Magdalena (Italia)

Vamos hasta el pueblo de Santa Magdalena de Bonzano y aparcamos en el parking del Centro de Visitantes del Parque Natural. Es gratuito y esta prácticamente vacío. Las coordenadas GPS del lugar corresponde con: N46.64260// E11.70998 .

Paisaje de Santa Magdalena (Italia)

Se trata de una zona no muy visitada y en verano poco turística pero tiene unos grandes atractivos visuales y es un sitio ideal para retratar el bonito paisaje de los Alpes medios, además, si quieres hacer ejercicio físico la zona dispone de muchas posibilidades para hacer algunos trekking.

Paisaje de Santa Magdalena (Italia)

Lo primero que hacemos es subir hasta el Centro de Visitantes Parque Natural Puez Odle (GPS N 46.6424329 E11.7104923 ). Allí nos informan de todas las posibilidades turísticas de la zona. Aunque hoy queremos tener un día suave y solamente nos interesamos por un breve recorrido hacia la iglesia de Santa Magdalena y la iglesia de San Juan en Ranui.

Humilladero en Santa Magdalena (Italia)

La señorita que atiende el centro de visitantes nos da un plano de la localidad y nos indica como llegar. Tenemos que caminar hacia la parte alta de las montañas, estamos en una zona rural, las casas son enormes y en su mayoría están dedicadas a la recolección de hierba para su envasado y alimentación del ganado.

Vemos enormes cosechadoras cortando un tipo de hierba alta de unos 20 o 30 centímetros hasta dejar el suelo como un campo de fútbol. Las casas son de madera y tiene unas rampas donde van apilando la hierba en la parte más alta. Sus habitantes deben de ser muy Católicos porque en todas ellas podemos ver un pequeño oratorio o un cristo crucificado. Deben de ser muy ricos porque se ven buenos coches y un buen nivel de vida.

Llegamos hasta la iglesia de Santa Magdalena (GPS N 46.6449667 E 11.7191319 ), en su entorno está la casa del cura, destaca por sus frescos en la fachada con motivos eclesiásticos, además hay, dos o tres casas más y una pequeña granja constituyen este pequeño grupo de población situado en la parte alta, está un poco alejado de la localidad, pienso que se debe a que allí se construyó el cementerio.

Iglesia de Santa Magdalena en Santa Magdalena (Italia)

La iglesia dedicada a la veneración de Santa Magdalena es muy antigua, ubicada en un lugar donde probablemente desde la época prehistórica los dioses paganos hacían sacrificios. Del primer edificio, mencionado en las crónicas data del año 1394, de esa época solamente ha llegado a nuestros días el campanario.

El edificio actual de 1492 pertenece al período gótico tardío, como lo demuestra la nave abovedada que desemboca en un ábside añadido. Construido con sillares de piedra, destaca su exterior porque en frescos están representadas las estaciones o “Vía Crucis, en la otra fachada podemos ver un enorme fresco con la figura de San Cristóbal, popularísimo gigantón que antaño podía verse con su barba en todas las puertas de las ciudades: era creencia común que bastaba mirar su imagen para que el viajero se viese libre de todo peligro durante aquel día.

El interior de la Iglesia se caracteriza por una decoración con elementos barrocos, sobre las paredes hay frases que hablan de los salmos de la Biblia “Hochpreisen Will ich Dich Mein Gott u Konig” (Quiero alabarte, Mi Dios mi Rey). El altar muestra el lienzo de Santa Magdalena, la patrona de la iglesia en actitud de contracción, en los costados las esculturas de San Pedro, Juan el Bautista, Juan el Evangelista y Jerónimo. Son notables las pinturas al fresco del artista ladino Johann M. Peskoller en la bóveda (barroca) del coro de 1928 donde se representa a Jesucristo crucificado con María Magdalena.

Frescos de la iglesia de Santa Magdalena (Italia)

La capilla mortuoria en el cementerio, con su pequeño altar del siglo XVII, tiene un carácter decididamente antiguo. El altar hay una escultura de Cristo yaciente y un lienzo de la Virgen y el Niño. En el interior de un arco se representa la pintura al fresco del milagro de Jesús sanando a un ciego.

Cada tres años, los peregrinos varones de Val Badia se reúnen en la iglesia de Santa Magdalena durante su peregrinación al antiguo obispado de Sabiona.

Pegado a la iglesia, ya hemos dicho, se levanta una granja, pedimos permiso a su dueña para poder visitarla, nos indica que podemos dar un rodeo solamente por su zona exterior.

Es nuestro primer contacto con la vida animal de los Alpes, es verdad que la zona muestra que esta todo muy verde y muy cuidado pero la vida animal destaca por su ausencia. Imaginamos que ahora toda la población se dedica al turismo y en mayor medida al de invierno.

La sala grande de la granja esta ocupada por una decena de vacas que están estabuladas, en el exterior podemos ver los pequeños terneros que han nacido en el último mes y están separadas de sus madres. En los límites exteriores podemos ver unas poquitas vacas que disfrutan de la vida en libertad.

Granja en Santa Magdalena (Italia)

Decidimos bajar hasta el pueblo para poder preguntar como ir a visitar la iglesia de San Juan en Ranui, por las fotos de Internet debe de estar un tanto alejada de la población. Una señora nos confirma la dirección, todo subiendo hacia el norte, unos 15 minutos andando y como 1 kilómetro de recorrido.

Las máquinas recolectoras de hierba trabajan intensamente cortando las hierbas en los campos cercanos, además compactan rápidamente para guardar el frescor en enormes sacos de plástico.

Decir que dejamos la autocaravana en el parking y subimos andando y consideramos que es un acierto porque en la zona de la iglesia es prácticamente imposible dejarla aparcada , con unos caminos tan estrechos que solamente puede circular un vehículo.

En mitad del camino ya se adivina la zona donde esta la iglesia porque esta muy despejada y solamente se puede adivinar la forma de la torre de cebolla, el verdor de los campos y al fondo los picos del Odle, aunque en estos momentos esta oculto por la nubes.

Iglesia de San Giovanni in Ranui en Santa Magdalena (Italia)

La visita a esta iglesia esta clasificada como uno de los sitios más bonitos del planeta, y verdaderamente que lo es. El valle de Funes y esta iglesia en concreto esta catalogada entre los 7 pueblos más bonitos de Italia y la panorámica que contemplamos hace el número tres.

Iglesia de San Giovanni in Ranui en Santa Magdalena (Italia)

La verdad que no es fácil encontrarlo pero una vez que ves la silueta de la torre puedes imaginar el camino que te puede conducir hacia la iglesia, hay que atravesar varios caminos de granjas. Pensar que no hay ningún cartel que te pueda ayudar para llegar a la iglesia, tendrás que ver una enorme granja reconvertida en hotel Ansitz Ranuihof, desde ahí un camino que no puedes abandonar porque esta acotado, este te lleva hasta la iglesia (GPS N 46.6365057 E 11.7212942).

Ante nuestros ojos una obra de Dios contaminada por el hombre, es imposible sacar una fotografía, hay una pareja de chinos o japoneses haciéndose fotografías vestidos de novios y dos familias descansan en la puerta de la iglesia con la esperanza de verla en algún momento abierta. Después hemos sabido por Internet que las llaves de la iglesia están en manos de una granja cercana, imaginamos que la de la esquina.

La Chiesetta di San Giovanni in Ranui es parte de la granja cerrada Ranui y se encuentra en los prados de Ranui, justo al lado de la granja. La pequeña joya barroca le da una gracia particular a todo el paisaje fue encargado por Michael von Jenner en 1744., dominado en fondo del imponente grupo dolomita de Odle. La imagen de la iglesia de Ranui con el Odle en el fondo se considera una de las vistas más sugerentes de los Dolomitas.

Iglesia de San Juan Nepomuceno en Santa Magdalena (Italia)

Del exterior destaca la estrecha torre coronada por una cúpula de cebolla recubierta de cobre que tiene una estrella, refiere al martirio de Juan, que fue arrojado al río Moldava, y el hecho de que tuviera una guirnalda en forma de estrella llevó al descubrimiento de su cadáver.

Granja en Santa Magdalena (Italia)

La iglesia de Ranui está documentada por primera vez ya en el siglo XIV. La decoración del interior destaca por el altar jaspeado con las dos pinturas que merecen atención especial.

Granja en Santa Magdalena (Italia)

La iglesia está dedicada a San Juan Nepomuceno, a quien también se le dedica una serie de imágenes en las paredes laterales del altar de la capilla contiene un retablo que fue pintado por el pintor Franz Unterberger y representa a María en el trono con un bebé Jesús en su vientre y John Nepomuceno, que muestra su lengua como un signo de su discreción. El altar de la capilla de la antigua residencia de caza, hecha de madera veteada, es una de sus obras más significativas.

En las paredes interiores, nueve pinturas barrocas hablan de la vida de san Juan. Fueron pintados a mediados del siglo XVIII, probablemente por el pintor de la corte de Bressanone Nikolaus Weis.

La iglesia se hizo muy famosa porque se edito un sello especial de Adviento: El sello austríaco 2009 del correo austriaco muestra la pequeña iglesia de Ranui y fue creado según una acuarela de Reinhold Stecher, obispo emérito de la diócesis de Innsbruck. La acuarela ha sido comprada por el municipio y ahora está en la casa cívica.

Después de la visita a la iglesia bajamos por el camino andando y en quince minutos estamos otra vez el parking del Centro de Visitantes (GPS N46.64260// E11.70998). Decidimos quedarnos a comer en la autocaravana y luego proseguir viaje.

Ortisei (Italia)

Enseguida montamos la mesa, tenemos como estrella de la comida un jugoso pollo en salsa de almendras que lleva toda la mañana descongelándose, solamente tenemos que calentarlo y acompañarlo con unas sencillas patatas fritas de bolsa y algunos recuelos de las sobras de días anteriores, como el pan es escaso sacamos una bolsa de pan tostado del Mercadona, de postre tenemos unos olorosos melones de Cantelup que habíamos comprado en Francia.

Después de comer salimos con destino a Val di Gardena, toda la carretera del Valle de Funes SP 741 es bajada y estamos sometiendo a los frenos a un enorme trabajo, por lo que decido hacer una parada rápida en un apartadero de BUS, con la desgracia que rozo la rueda trasera con el adoquín del pavimento y me produce un roto en la goma de la rueda (cosa que no aprecio hasta unos días más tarde).

Llegamos a la localidad de Ortisei a las 16,00 horas. Sabemos que es una población complicada su visita pero intentamos aparcar en un parking que vemos indicado para autobuses. Preguntamos y nos confirman que no hay problema aparcar hasta las 21,00 horas, ósea imposible pasar la noche, el precio para el resto de la tarde es de 6 euros. Nos parece correcto y vamos aprovecharlo. Las coordenadas GPS del lugar corresponden con: N46.57288//E11.66990 .

Valle de Funes (Italia)

El parking esta situado en el funicular que va desde Ortisei hasta Alpes di Siusi Seilbahn St.Ulrich Seiseralm Mont Sëu y que en verano se dedica para rutas de trekking y para las visitas turísticas a la propia Ortisei.

Frescos en los edificios de Ortisei (Italia)

Una vez aparcado (lo más difícil) nos dedicaremos el resto del día para hacer una visita rápida a Ortisei. Un estrecho puente salva la carretera SS242 y más adelante el río Gardena.

Ante nuestros ojos una floreciente ciudad de unos 5000 habitantes censados, tiene una arquitectura propia de hoteles para los deportes de invierno y que ahora se llena para la práctica de los deportes de verano.

Ortisei se denomina asó porque era el lugar donde había llanos de ortigas, donde en el escudo de armas representa San Ulrich con las vestimentas de obispo y una cruz de oro en su mano derecha, montando en un caballo con atavíos de oro, tres picos de montañas verdes y el fondo de oro. El emblema está adornado con una cabeza azul con tres insignias que se alternan con dos abejas doradas, que simbolizan la laboriosidad de los habitantes del municipio.

Al otro lado del puente esta el hotel Cavallino Blanco y su enorme piscina, imaginamos que esta climatizada porque a estas horas ya hace fresquito para estar bañándose alegremente a la intemperie. Esta imagen nos demuestra que estamos ante una ciudad muy especial y desarrollada turisticamente que permite bañarse caliente mientras se contemplan las montañas nevadas de los Alpes.

Iglesia de San Ulrich de la Epifanía de Ortisei (Italia)

Vamos directamente hacia la oficina de turismo para que nos informen que podemos ver el resto del día (GPS N 46.5750515 E 11.6710962 ), aunque ya es muy tarde, básicamente nos recomiendan dar una vuelta por sus iglesias.

La primera iglesia la podemos ver unos metros más arriba San Ulrich de la Epifanía (GPS N 46.5753033 E 11.6715141). Fue construido entre 1791 y 1796 en un estilo neoclásico con elementos barrocos de Matthäus Wachter.

La iglesia tiene una estructura de cruz latina. La fachada revocada en dos tonos está coronada por un tímpano con volutas limitadas inferiormente por un marco de curso de cuerda, mientras que un segundo cuadro lo divide a media altura. El portal, ligeramente elevado con respecto al nivel de la calle, está precedida por un pórtico cuyo techo inclinado tiene una inscripción dedicatoria y tres estatuas barrocas: dos ángeles que rigen el Evangelio y las tablas de la ley y una figura central y que sostienen el cáliz. El campanario de cebolla se encuentra en el lado derecho, no muy lejos del ábside semicircular. La cúpula baja se injerta en las pilastras.

Altar de la iglesia de San Ulrich de la Epifanía de Ortisei (Italia)

El interior de la iglesia con tres naves está iluminado por lunetas y ventanas rectangulares, en parte mosaico. Las dos capillas laterales están dedicadas al Sagrado Corazón y a la Virgen del Rosario. La iglesia conserva un rico aparato pictórico barroco y una gran cantidad de esculturas, principalmente de madera, realizadas por artistas de Val Gardena.

Gran parte del trabajo en la iglesia hecha en madera como altares, estatuas, esculturas, adornos tallados en madera, así como la pintura y trabajos de dorado fueron realizados por artistas y artesanos locales. La iglesia de Sant Ulrich se dedica a la veneración de la Epifanía del Señor, que se refleja una pintura junto con los Reyes magos, obra de Josef Moroder Lusenberg, esta datada en 1888.

A la derecha y a la izquierda del altar están las esculturas de San Wolfgang y San Ulrich, son obras esculpidas por Johann Dominik Demetz en 1890. En la parte frontal del presbiterio, en el altar, hay estatuas de los cuatro evangelistas, obra del conocido escultor Johann Dominik Mahlknecht de Rainell y las estatuas de San Pedro y San Pablo, respectivamente obra de Josef Moroder de Lenert y Ludwig Moroder dl Mëune.

Titular de la iglesia de San Ulrich de la Epifanía de Ortisei (Italia)

Delante de la puerta de mármol a la derecha e izquierda hay dos altares menores. El primero está dedicado a San José que es interpretado por una estatua del escultor Franz Demetz Sotra, y la segunda dedicada a la Virgen María con una escultura Josef Moroder Lusenberg.

Frescos de la iglesia de San Ulrich de la Epifanía de Ortisei (Italia)

A la derecha del altar de San José se encuentra la gran estatua de madera dedicada al santo patrón representado Udalrico vestido de obispo sentado en el trono, obra de Ludovico Moroder. En el centro del pasillo central está la estatua de la Virgen con el niño, obra del artista Johann Dominik Mahlknecht, a la derecha.

Mirando hacia el techo, las hermosas pinturas de las cúpulas saltan a la vista, las obras de los hermanos Franz y Josef Kirchebner de Innsbruch.

Nuestro siguiente destino por el mismo orden que nos han puesto en la oficina de turismo es subir hasta la parte alta donde se encuentra la iglesia de Santa Ana.

Para subir hasta la parte alta del pueblo han excavado en la roca de la montaña y han puesto una cinta trasportadora que te permite subir con los esquíes puestos para en el invierno luego coger el telesilla que te deja en las pistas de Seceda a unos 2500 metros, mientras en verano es gratuito y permite a la población comunicarse.

Aquí se puede hacer uno de los trekking más bonitos de los Alpes y es subir en el telesquí hasta Seceda e ir bajando los 8 Km. por el sendero número 6 que te lleva a Cuca, cerca de la cabaña de Curona, el camino comienza aguas abajo a Furnes y Oberwinkel. Desde el restaurante Costamula se llega al valle de Ann, dura unas 2 horas y media.

Iglesia Santa Ana en Ortisei (Italia)

Bueno nosotros desde la parte alta de Ortisei subimos hasta el cementerio donde se encuentra la iglesia de San Ana. La primera referencia que hay de la iglesia es que se levanta como capilla de los muertos y se remonta a 1425.

La iglesia es de estilo gótico y la decoración interior es barroca. Un grupo de devotos voluntarios en Santa Ana se hizo cargo de la iglesia durante 300 años. A principios del siglo XVI, se ocuparon de la construcción de un nuevo techo de la iglesia en estilo gótico. Reemplazaron el techo plano de madera que cubría la iglesia. El campanario con las dos campanas que tiene en la actualidad se hizo en 1799. En 1982 la iglesia de Santa Ana se restauró a fondo.

En la pintura principal del altar es de Josef Anton Mahlknecht (1859) se representan a San Joaquín y Santa Ana con María la Niña. Las dos estatuas de San Joaquín y San José de la derecha y la izquierda del altar, e incluso los pequeños ángeles y querubines son obras de gran valor artístico de Matthias Vinatzer (1717-1784). Digno de mención son los frescos en el techo de la iglesia que representan la intercesión de Santa Ana y en la fachada externa sobre la entrada el motivo de María Auxiliadora.

Luis Treker en Ortisei (Italia)

En la zona podemos ver el memorial con la figura de Luis Treker, fue un director de cine, trabajo de actor y estudio arquitectura, fue un gran montañero y amante de este región del Tirol.

Bajamos nuevamente hasta la zona media de Ortisei por la cinta transportadora y en unos pocos minutos hemos bajado todo el desnivel de la montaña sin mucho esfuerzo.

En las calles hay una exposición dedicada a los artistas de la zona que trabajan las maderas de los árboles como Armin Grunt que enfatiza el espíritu libre y la fuerza de los pensamientos en una obra de arte impresionante.

Marchamos en dirección a la iglesia de San Antonio (GPS N 46.5737246 E 11.6733522 ), en la misma plaza, podemos ver el sorprendente mural de Donald Trump besándose con el coreano Kim Jong Un's, obra del artista Obiz.cube. Rememora el beso comunista entre Mijaíl Gorbachov, y el jefe de Estado de la República Democrática Alemana, Erich Honecker en 1986.

Donald Trump besándose con el coreano Kim Jong Un's en Ortisei (Italia)

La Iglesia de San Antonio está consagrada a San Antonio de Padua y fue construida en estilo renacentista. Se encuentra en el centro de la plaza de San Antonio y por su belleza brilla en toda el área de la plaza. El documento remoto que habla de la iglesia de San Antonio se remonta a 1430. La iglesia que podemos ver hoy en día se construyó entre 1673 y 1776, y fue consagrada en 1780 por el obispo Paulino de Bressanone Mayr.

Iglesia de San Antonio en Ortisei (Italia)

En la pared externa al sur de la iglesia se encuentra, en un nicho, la estatua barroca de San Giovanni Nepomuceno y sobre el portal de entrada la estatua de San Antonio. Las 6 vidrieras de la iglesia y el rosetón sobre la entrada iluminan el interior de la iglesia. Las ventanas fueron financiadas por la familia Franz Insam-Brida.

El interior destaca el altar mayor es de estilo románico y la pintura central que es la obra del pintor Melchior Paul von Deschwanden alrededor de 1850. Las estatuas a la izquierda y a la derecha del altar representan a San Ruprecht y Sant Ulrico, obras esculpidas por Johannes Vinatzer en 1684. En los altares laterales se representan las pinturas al óleo de Josef Moroder Lusenberg y las cabezas de los angelitos de la escuela de los hermanos Vinatzer. En los nichos del púlpito barroco hay esculturas de los 4 evangelistas. Las 12 pinturas al óleo en la cornisa de la iglesia del siglo XVII representan escenas de la vida de San Antonio.

El resto de la tarde nos dedicamos a ver el intenso comercio de la ciudad de Ortisei, destaca las tiendas dedicadas al gourmet, donde se venden todo tipo de embutidos, tratan de destacar el jamón, tipo serrano, lomos y chorizos, de cerdo y de venados.

Retablo de la Iglesia de San Antonio en Ortisei (Italia)

Esta entrada la tarde, y el termómetro ha bajado, pensamos en tomarnos un chocolate acompañado de un apfelstrudel austriaco, pensamos que no será difícil conseguirlo, justo enfrente vemos el Caffé Haigi (GPS N 46.5733692 E 11.673841) donde en su carta indica que podemos pedirlo. Después de degustar la merienda y entrar en calor pedimos la cuenta 23,60 euros.

Marchamos hasta el parking de Ortisei (GPS N46.57288 E 11.66990 ) hubiera sido un buen sitio para pasar la noche pero ya hemos oído al responsable del parking lo primero que nos ha advertido: no se puede pasar la noche.

Salimos de Ortisei camino de la montaña por la carretera SS242, la verdad que son pocos kilómetros los que nos faltan a nuestro destino en Plan de Gralba, se encuentra a los pies del teleférico que te conduce hasta Piz Sella.

Para pernoctar seguimos hasta el área de autocaravanas en Plan de Gralba, es un parking especial que tiene muchas plazas con un pavimento de tierra. Las coordenadas GPS del lugar corresponden con: N46.53267// E 11.77252 .

Plan de Gralba (Italia)

Pregunto nada más llegar como se paga el parking y me informan que no me preocupe mañana a primera hora vendrá el encargado para cobrar los 12 euros por todo el día.

La cena tiene que ser ligera porque hemos merendado pero aquí nadie se quiere ir a la cama con el estómago vacío. Organizamos un pica-pica: sacamos unas latas de patés , un poco de fiambre y los restos del queso de oveja que abrimos ayer. De postre nos queda alguna unidad del famoso melón de Cantelup que compramos en el Carrefour de Francia y que todavía aromatizaba nuestro garaje.

Llega un ilustre vecino en Plan de Gralba (Italia)

Consultamos la información meteorológica y dice que estamos a una altitud de 2300 metros y la temperatura que hace en estos momentos es de 18ºC y que bajará extremamente a lo largo de la noche.

Día 19 de agosto (sábado)

Ruta: Plan di Gralba-Marmolada

Mapa de la zona Plan de Gralba (Italia)

La noche ha sido movida, no ha cesado de llover, algunas veces con mucha intensidad, en algunos momentos daba casi miedo estar a la sombra de semejantes montañas sobre nuestras cabezas te hace sentir que puedas tener una riada.

Nos levantamos a las 7:00 horas, ordenamos un poco y hacemos los desayunos. Hacemos un reset porque tiene un lugar especial para el vaciado del químico aunque no es posible eliminar las aguas grises.

A nuestro lado vemos como la mayoría de las autocaravanas arrancan y salen pitando, cuando aun no ha llegado el responsable del parking a cobrar, vemos como nos quedamos la mitad de los que hemos pernoctado. Esto es una realidad del autocaravanismo, en España y en toda Europa, me pongo el despertador para salir pitando y así no pago. Imagino que dentro de poco o estará prohibido pernoctar en este lugar privilegiado o bien habrá una máquina a la entrada que obligará a cobrar por adelantado.

Enseguida llama a nuestra puerta el responsable del parking con su papelito para pagar los 12 euros de rigor, no comentamos nada de la afluencia de autocaravanas durante la noche para no echar más leña al fuego.

Amance en Plan de Gralba (Italia)

Habíamos pensado coger el funicular hasta Piz Sella y luego un pequeño trekking hasta el refugio Emilio Comici, dar una vuelta y regresar en el funicular, pero aquí llueve y en la montaña indica que hay 6 cm. de nieve y la temperatura es de -1ºC, están todas las cumbres cubiertas de nubes y no merece la pena gastarse 80 euros para no ver nada.

Nos ponemos en marcha hacia la siguiente opción del viaje en el paso Pordoi, pasando primero por el paso Sella que empieza la subida nada más salir del parking del Piz Sella en Plan di Gralba por la carretera SS243 y discurre entre el GrupoSella y el Sassolungo. Este último es un pico imponente con unos 1500 metros de roca.

La carretera es muy empinada, esta pintadas ambas cunetas pero no la raya central, por lo que hay que tener cuidado al cruzarse con vehículos anchos (bus, camiones, autocaravanas), vemos muchos ciclistas imitando los corredores del giro de Italia y muchos motociclistas haciendo curvas de montaña.

Durante el camino, entre bajadas y subidas hay numerosos ensanchamientos en la carretera para poder parar a contemplar el paisaje y para enfriar los frenos que se recalientan con mucha facilidad debido al peso de nuestras autocaravanas, cuando veáis que esto puede estar pasando mejor parar media hora y continuar el viaje tranquilamente.

Imagen de los tornantes desde el Paso Pordoi (Italia)

Después de coronar el Paso Sella comenzamos su descenso, pero sin terminar de bajarlo comenzamos la subida hacia el Paso Pordoi, las dificultades empiezan desde la tornante 15 hasta llegar a la tornante 26 con 2202 metros sobre el nivel del mar y terminar con la curva marcada como tornate 27, unos metros más adelante se puede ver el gran cartel que indica: Passo Pordoi 2339 metros.

Funivia Sass Paso Pordoi (Italia)

Aclarar que es un tornante: en Italia, en algunos tramos de carretera con una serie de curvas cerradas, las horquillas están numeradas con las señales de tráfico apropiadas que se denominan tornante.

Se enumeran las curvas cerradas en los tramos de carretera que conducen a los pasos de montaña, para señalar al conductor lo que falta en la parte superior del paso, ya que la mayoría de las carreteras que conducen a los pasos tienen una serie de curvas muy cerradas.

El parking para autocaravanas en el paso Sass Pordoi, se encuentra situada enfrente de la taquilla del funicular Funivia Sass Pordoi. Las coordenadas GPS del lugar corresponden con: N46.48784 // E 11.80987 .

Para empezar vamos a la taquilla del Sass Pordoi con la intención de conocer como esta la cima de la montaña y para poder saber si verdaderamente merece la pena. Nos indican que desde la cima a 2950 metros no se ve nada, esta todo con una espesa niebla y subir es tirar el dinero.

Pensábamos hacer desde la cima la ruta en la Terrazza Delle Dolomiti pasando por el refugio Forcella Pordoi hasta el Piz Boe. Habíamos leído que la primera parte es sencilla, con suelo de piedra pero sin mayor problema, la parte dura está en la parte final, donde parece que hay algunos tramos un poco complicados con cables para agarrarse (pero que no necesitan equipamiento de ferrata).

Memorial Fausto Coppi en el Paso Pordoi (Italia)

Después del fracaso del trekking decidimos volver al parking y decidir que hacer, al llegar vemos que la rueda trasera tiene un corte como consecuencia del golpe en el bordillo, es un corte limpio que levante una parte de la primera capa.

El viento sopla intensamente lo que hace que aparezca y desaparezca la niebla en cuestión de minutos. Por un momento vemos un gran claro lo que nos anima hacer otro de los trekking que teníamos programados, desde el Paso Pordoi por un sendero hasta el lago Fedaia.

Hacemos unos bocadillos, metemos la bebida, los palos, unos paraguas y unas mantas y nos disponemos hacer este viaje improvisado. Tenemos que ver desde donde sale el camino, muy cerca vemos un gran memorial al gran ciclista Fausto Coppi “Il Campionissimo” Passo Pordoi el 20 de julio del 2000 levantado por la Comuna di Canazei. Más adelante vemos otro memorial al gran corredor Gilberto Simoni que durante muchos años corono el paso Pordoi entre los mejores clasificados del Giro.

Como las condiciones climáticas siguen cambiantes decidimos hacer un poco de tiempo y ver de qué va el Museo de la Gran Guerra. Tiene una gran exposición de material de guerra pero la temática no nos interesa mucho, aprovechamos que la empleada de la taquilla habla un perfecto español fruto de los intercambios Erasmus para que nos ayude en el recorrido para llegar al lago Fedaia y sus posibilidades.

Paso Pordoi (Italia)

Iniciamos el recorrido justo a la derecha del Museo de Guerra, llegamos enseguida al primer punto que es una pequeña ermita, allí sale el camino marcado como AV2 que recorre el refugio Fredarola 0,30 minutos; el refugio Viel del Pan a 1,10 horas y termina en el Passo Fedeia a 2,50 horas. La niebla no se despeja, todo lo contrario, hacemos un paréntesis para comernos los bocadillos y ver si esto cambia antes de tomar una decisión. Cuando terminamos de comer la niebla se hace tan densa que no se ve a un metro por lo que nos aconseja abandonar el sendero y regresar a la autocaravana.

Una vez en la autocaravana debemos decidir que hacer con el problema de la rueda, pedimos nuevamente ayuda a la empleada de Museo de Guerra que nos indica que es habitual este tipo de incidentes en el puerto y que hay dos posibles soluciones: bajar hasta Arabba (3 Km.) donde hay un pequeño taller de neumáticos, intenta hablar por teléfono pero están comiendo, o bien, regresar a Pera di Fassa (15 Km.) donde hay un taller Fiat.

Nos decidimos por la segunda opción, salimos pitando por que hoy es sábado. Bajamos los tornantes con mucha calma y enseguida llegamos al taller Fiat ( N 46.4431467 E11.6956414 ) situado en Pozza di Fassa dentro del Val di Fassa. Esperamos a que abran a las 14,00 horas (según indica Internet). Pero a la hora señalada solamente abren el departamento de ventas, le contamos al vendedor nuestro problema y nos indica que el sábado tarde el taller esta cerrado, pero…, ha quedado con un mecánico que nos podrá dar una solución. Enseguida llega el mecánico, examina la rueda y ve que en el almacén hay una de nuestra medida pero de las utilizadas por las furgonetas, esta nos podría servir para salir del apuro pero tendríamos que cambiarla a la llegada a España. Nos recomienda sigamos viaje por la zona y él tratará de buscarnos una igual (Continental Vaco Camper), quedamos que el lunes nos llama y nos dice cuando la puede tener y el precio. Insistimos en la seguridad y nos indica que este tipo de neumáticos camper tienen múltiples capas y que es muy difícil pueda trascender al interior porque presenta un corte limpio de una sola capa.

El día está imposible en el Paso Pordoi (Italia)

Bueno…! entre las inclemencias del tiempo y los problemas de las ruedas hemos hecho un día en blanco en la ruta, esto es normal en este tipo de viajes.

Museo de Guerra en el Paso Pordoi (Italia)

Pensamos que hacer y decidimos seguir el viaje hasta el siguiente punto, se trata de mañana subir a la montaña de la Marmolada , cruzamos los dedos para ver si tendremos más suerte.

Partimos rápidamente en dirección a Canazei por la SS 48, luego nos desviamos a la derecha por la SS 641 en dirección a la localidad de Alba, atravesamos Penia y podemos contemplar el Lago di Fedaia, una vez allí hay una enorme bajada con unos desniveles muy importantes, a los pocos kilómetros empiezo a sentir que los frenos están fatigados. Enseguida veo un claro donde poder parar, es el parking del restaurante Tabia Palazza ( GPS N 46.4504195 E11.9045213 ), allí ya era evidente el olor a ferodo, esperamos media hora hasta que notamos que los discos de freno se enfrían.

Proseguimos pero la carretera discurre por una bajada continua por lo que si seguimos frenando pronto estaremos en la misma situación, opto por bajar en primera y solamente toco el freno cuando el vehículo se revoluciona en exceso de esta forma salvamos los cuatro kilómetros que nos faltaban.

Funicular y montaña de la Marmolada (Italia)

Llegamos al parking del funicular de la Marmolada, está todo vallado y unas señales indican que es un parking privado y que prohíbe el parking de autocaravanas con una grúa.

En estos momentos en el parking hay tres autocaravanas pero ignoramos si piensan pasar la noche. Me acerco a la taquilla del pequeño trenecito y le pido ayuda para saber donde pernoctar, me indica que hay un camping a menos de 500 metros y que el parking del funicular se puede pernoctar con la autorización de la concesión de funicular.

Me dirijo a la taquilla del funicular y la explico que viajamos en autocaravana y que mañana pensamos subir en el funicular de la Marmolada hasta su cima, le pido autorización para poder pasar la noche. Me pide la matricula, la escribe en un pósit y le pone el sello de la empresa, me recomienda lo ponga en el parabrisas. Ya tenemos autorización para pasar la noche, es quizás lo primero bueno que nos pase en el día.

La pernocta la hacemos en el parking del funicular para subir a la Marmolada. Es de titularidad privada y unas señales indican que esta prohibido la pernocta. Las coordenadas GPS del lugar corresponden con: N46.42712//E 11.91081 .

Parking en Malga Ciapela (Italia)

Cómo el día no podía acabar bien comienza a llover, poco a poco la lluvia se hace tan intensa y de forma torrencial, con relámpagos, truenos y algunas veces parece que cae granizo, es la impresión que tenemos desde dentro de como suena el techo y las claraboyas. Así estamos durante dos horas, la verdad es que no sabemos que hacer, estamos atrapados en mitad del monte sin posibilidad de salida, el suelo del parking es una auténtica riada, dejamos todo preparado por si tenemos que salir pitando o ponernos más cerca de la estación del funicular para que nos proteja de alguna forma. Por momentos pasamos de la calma tensa hasta la preocupación total con la llave en el motor de arranque. Afortunadamente parece que al cielo se le acaba el agua y comienza el grifo a caer con menos presión hasta que pasamos a un simple goteo y para terminar escampa, que no es poco.

A los pocos minutos llega una autocaravana que desprende un olor a ferodo, ha bajado todo el puerto sin parar y frenando, las consecuencias son patentes. Me pregunta por la posibilidad de pernocta y le explico los pasos que yo he dado pero ya no hay nadie que le pueda facilitar la autorización.

Después del día de sobresaltos casi no tenemos ganas de cenar, pero todo es ponerse. Tenemos una paella en el frigo que solamente requiere calentarla y que habíamos comprando en el Carrefour de Madrid, de estas que nunca comprarías para comer en tú casa pero que aquí nos sabe a gloria. Un vaso de leche caliente y unas galletas nos devuelve la tranquilidad de la noche.

Día 20 de agosto (domingo)

Ruta: Marmolada– Malga Ciapela – Serrai de Sottoguda –Alleghe

Mapa del funicular en Malga Ciapela (Italia)

El día comienza cuando suena el despertador a las 7:00 horas, rápidamente preparamos los desayunos, una ojeada a la claraboya nos indica que hoy va a ser un día importante en nuestro viaje, el sol asoma y parece que hoy nos respetara nuestro derecho legítimo a la felicidad.

Para preparar el día vamos a comprar pan del día, lo venden justo enfrente en un pasaje comercial, además, nos avituallamos con unos plátanos que nos ayudan en las ascensiones para no sufrir calambres.

Hacemos los bocadillos y cogemos todo lo necesario para un día de montaña, en el exterior las vacas pastan en los prados verdes a nuestro lado, con estas estampas el día seguro que no nos falla.

La subida hasta arriba del todo son 90€ para los adultos y para dos jóvenes y se realiza en tres tramos. El plan de la subida: estamos en Malga a 1450 metros, el primer tramo en el funicular se hace hacia la estación Antermoja situada a 2350 metros, vencemos un desnivel de 900 metros en pocos segundos y esto se nota en los oídos. Cogemos otro funicular y subimos hasta la parada que denominan Serauto situado a 2950 m., aquí se encuentra el w.c. el restaurante y el museo. En total hemos vencido un nuevo desnivel de 600 metros. El siguiente tramo es hacia la cima, llamado Punta Rocca o Grotta de la Madonna, situado a 3250 metros desde donde se puede subir andando hacia la terraza panorámica, este tramo supone vencer otros 315 metros de desnivel.

Cima de la Marmolada (Italia)

Según nos dicen en la taquilla el día en la cima está despejado, así que es un buen momento para realizar la subida. Según sube el teleférico la plataforma se va haciendo más pequeña y la montaña más grande, el hielo y la nieve domina todas las grietas de las rocas.

En el primer trayecto no se puede quedar uno, hay que seguir directamente para coger el otro teleférico que nos conduce a la zona de ocio. Vemos el Museo de la Guerra rápidamente porque es un tema que no nos atrae.

Salimos al exterior donde hay una plataforma, desde aquí se puede llegar a la Galería Ten , Rosso y la Gruta Austriaca , eran una fortaleza defensiva del ejército en los Alpes.

Cogemos el siguiente tramo hasta la cima, a 3265 metros la vista es espectacular, se divisan prácticamente todos los picos importantes y desde la terraza mirador. Desde la parte más alta de la Marmolada recordamos el pensamiento de Le Corbusier, cuando asombrado por la grandiosidad de la cordillera que recorre el norte de Italia, exclamo esta frase que resume la forma de ver la vida que tenia uno de los mejores arquitectos del siglo XX, que si hubiese soñado con diseñar unas montañas, sin duda habría tomado como modelo los Dolomitas

Panorámica desde la Marmolada (Italia)

La Marmolada no solo es la montaña más alta de los Dolomitas, sino que también es el único glaciar que queda en esta cadena montañosa. Es considerada el paraíso del escalador y uno de los mejores lugares del mundo para practicar el esquí alpino. Además en verano, desde el glaciar se obtiene una de las panorámicas más espectaculares de los Dolomitas.

Desde la Marmolada Rocco si miramos al norte podemos ver en el centro la inconfundible roda de Punta Penia con 3343 metros, a su izquierda Punta dell'Uomo con 3012 metros y a la derecha el Gruppo montañoso de Sassolungo.

Si miramos en dirección oeste podemos ver de derecha a izquierda: el Passo Valles con sus 2032 metros; el Paso Rolle con 1980 metros; la Cima Vezzana con 3192; la Pala di San Martino 2892 con metros; Agner con 2872 metros; Col Visentin con 2767 metros; Shiara 2589 con metros.

Luego bajamos al segundo tramo donde hay una puerta que te permite pisar el glacial de la Marmolada , lo hacemos con mucho cuidado porque tiene un importante precipicio, un resbalón te puede llegar al abismo.

Glacial de la Marmolada (Italia)

Aprovechamos para visitar la montaña cercana de Punta Serauta si hizo famosa durante la Primera Guerra Mundial entre los años de 1915 y 1918, era un punto estratégico montañoso donde se entablaron batallas entre los italianos y austriacos. La línea del frente no avanzó por las laderas, sino desde un lado de la larga cresta de Marmolada hasta la otra. Punta Seruata fue originalmente ocupado por los austriacos, que ya habían comenzado a cavar en la roca. Luego, los italianos lograron transportar un par de ametralladoras pesadas a los pináculos opuestos, estableciendo un fuego cruzado que obligo a los austriacos a abandonar su posición. Después de que los italianos tomaron el control, se pusieron a trabajar en puestos de observación de túneles, miradores de francotiradores y posiciones de artillería. Mientras tanto, los austriacos cavaron en el glaciar de abajo, excavando más de 8 millas de túneles.

Es un lugar donde murieron muchos soldados y se convirtió en una locura completa por librar una guerra en ese lugar. Durante esta lucha, más de 6.000 hombres de infantería se perdieron por el clima y las avalanchas durante un período de 3 días.

Punta Serauta en la Marmolada (Italia)

Todos los veranos se encuentran nuevos artefactos (y en ocasiones restos mortales) a medida que retrocede el glaciar.

La montaña se convirtió en un cuartel donde se puede visitar el cuerpo de guardia, un poco más arriba un pequeño observatorio que domina el movimiento a los largo de los Dolomitas. Diversas cuevas dedicadas a mantener relativamente a salvo a las tropas y el puesto de mando. Las barracas destinadas al descanso de la tropa, la enfermería y la estación meteorológica completa este excepcional cuartel de montaña.

La visita de Punta Serauta Zona Monumental dura aproximadamente dos horas, la ruta es de entrada gratuita y no es particularmente difícil, a pesar de que se trata camino rocoso y en algunos lugares es más bien expuesta, se encuentra equipado con cables de acero donde se pueden coger las líneas de vida. Para llegar a la cresta y la última cueva recomendamos el uso de arnés, cuerda y mosquetones.

Entramos en el recinto del funicular donde en unas mesas sacamos los bocadillos y comemos tranquilamente, de postre tenemos plátanos. Además aprovechamos el restaurante para pedir un chocolate calentito que nos reconforta.

Complejo militar en Punta Serauta en la Marmolada (Italia)

Bajamos en el teleférico a las 13:00 horas y nos vamos a la AC para cambiarnos y ponernos un pantalón corto porque habíamos subido muy abrigados. Nos fuimos a dar un paseo por el Serrai de Sottoguda.

El camino comienza junto al parking donde estamos aparcados. Para entrar en el parque natural te cobran 3 euros por persona, y la subida en el trenecito (trenino) te cobran 4 euros por persona.

El camino que une Malga Ciapela con el pueblo de Sottoguda (GPS N 46.4263948 E11.914739 ). Es un paseo de 1,5 km. muy fácil de recorrer ya que es casi todo es bajada, con un camino asfaltado e incluso está preparada una iluminación para la noche.

El Serrai, creado primero por la erosión de los glaciares y luego por la erosión del Torrente Pettorina. La erosión de las rocas causada por el flujo de agua a lo largo de los siglos ha llevado a la creación de quebradas y barrancos que hoy son monumentos naturales de gran encanto e impacto, que se visitan tanto en verano como en invierno.

Cascada en Serrai de Sottoguda (Italia)

Los Serrai llevan el nombre de la expresión dialectal Ladina “serrar”, lo que significa cerrar y recuerda la forma particular de este estrecho desfiladero cuyas paredes verticales tienen cientos de metros de altura. Durante siglos, el Serrai di Sottoguda ha sido la única ruta de comunicación para Passo Fedaia, mientras que hoy representan una espléndida reserva natural

A lo largo del recorrido hay 7 puntos de interés: (en orden partiendo de Malga Ciapela)

–Cascada Franzei. Una fina caída de agua desde lo más alto del desfiladero que termina en un pequeño estanque en el que os podréis refrescar.

–La pequeña iglesia del Serrai fue originalmente dedicada a San Antonio Abad (GPS N 46.4259306, E 11.9259216 ), protector de animales domésticos, después de la muerte del ganado, como lo atestigua la estatuilla del santo, colocado en el altar.

Actualmente la iglesia estaba dedicada a San Antonio de Padua, que se celebra el 13 de junio. De hecho, cada año, en esta fecha, se celebra la Santa Misa.

Iglesia de San Antonio en Serrai de Sottoguda (Italia)

En el interior se puede ver dos frescos en los transeptos laterales que representan a San Sebastián y San Roque, patronos de la iglesia de Sottoguda. En el exterior se puede ver una placa conmemorativa por los muertos de la guerra, colocada en 1934 con motivo de la transferencia de los cuerpos de Malga Ciapela y Salère al Osario de Cortina d'Ampezzo.

Cañón en Serrai de Sottoguda (Italia)

–El crucifijo. Un pequeño altar religioso muy bonito tallado en madera típico de esta región. Podréis ver muchos de estos altares por los Alpes.

– La Catedral del Hielo. En invierno, esta gran pared de roca se convierte en una impresionante cascada de hielo muy conocida entre los aficionados a escalar sobre hielo.

Cuevas en Serrai de Sottoguda (Italia)

–El sagrado corazón. “Sass Taiè” en el dialecto local significa "piedra cortada" porque en la antigüedad fue sabiamente moldeada por los hombres para permitir un viaje más suave con carros y trineos.

Es una gran roca errática que se ha acuñado en el fondo de la garganta en una sección particularmente estrecha.

El antiguo sistema de carreteras, para la superación del desfiladero de Serrai, encontró el paso justo que corresponde con el “Sass Taie”. El camino se había construido en la parte superior de la roca (a la derecha de los que suben) con vigas de soporte y andamios de madera encajados entre las dos paredes. Con un poco de atención, puedes ver en la parte superior del letrero tallado en la roca por carros que una vez pasaron.

Durante la Primera Guerra Mundial, para permitir el paso a vehículos militares, la ruta se movió más baja y en el otro lado.

Como testimonio de los peligros, el Sagrado Corazón fue esculpido en relieve sobre la roca como un símbolo de advertencia divina y bendición para aquellos que corrían a través de la garganta, desafiando los peligros del ímpetu del agua.

Arquitectura en Sottoguda (Italia)

La cueva con la estatua de la Virgen de los Serrai fue colocada en su cueva por iniciativa del párroco de Rocca Pietore después de la Primera Guerra Mundial.

En los años 40, de repente cayó al suelo y, aunque muy dañada, aún se conservaba durante mucho tiempo. En 1987, al mismo tiempo que la celebración del año mariano, la estatua, ahora muy deteriorada por el tiempo, fue reemplazada.

En el invierno de 2009/10, un bloque de hielo separado de la roca de arriba fue a golpear la estatua de la Virgen y la arruinó irreparablemente. Por lo tanto, fue reemplazado de nuevo con lo que podemos admirar hoy. La estatua y el lugar recuerdan a la Virgen de Lourdes, en la cual está inspirada.

La Galería de la Guerra. Se pueden ver dos túneles utilizados en la Primera Guerra Mundial como método de paso seguro por los soldados y para ser utilizados como municiones y depósitos explosivos.

Al final del conflicto se utilizaron como capillas rudimentarias en memoria de los caídos que fueron enterrados en los cementerios militares de Malga Ciapela y Salère. Durante la Segunda Guerra Mundial los habitantes de Sottoguda los usaron como refugios antiaéreos.

Sottoguda (Italia)

Además durante todo el trayecto pasamos entre grandes desfiladeros de rocas, pinos, flores silvestres y musgos.

Llegamos a Sottoguda y descubrimos que se encuentra clasificado en la lista de los pueblos más bonitos de Italia. Destacan la estructura de las casas se caracteriza por los numerosos tabièi, son graneros de madera diseminados en la zona dolomítica de la cultura ladina, utilizados por los campesinos para el almacenamiento del heno y el ganado y las herramientas agrícolas. La agricultura ha sido durante siglos la principal fuente de sustento de la pequeña comunidad. Hoy en día, la tradición de la artesanía de hierro forjado sobrevive gracias a algunos artesanos que tienen sus tiendas en la carretera que conecta el pueblo de Palue a Sottoguda.

Iglesia de Sottoguda (Italia)

El edificio más antiguo de Sottoguda, el único salvado por el fuego en 1881, es la iglesia dedicada a los Santos Fabiano, Sebastiano y Rocco, consagrada en 1486 cuando debía servir a una comunidad compuesta en esos momentos por diez hogares. El campanario data de 1550 y el altar de 1616.

Muchas casas de Sottoguda fueron construidas en piedra, hechas con guijarros cortados a mano y transportadas en carretillas especiales. Las oscuras y fuertes rocas volcánicas se encontraron en tiras que se alzan desde la cadena de Padon y I Migogn. Un elemento típico de la arquitectura local es el lèrcher, una repisa.

Los inviernos son rígidos y largos de Sottoguda, es habitual que algunas mujeres se dedican a bordar pacientemente los calcetines, los chales o los cinturones personalizados.

Para regresar cogemos el trenino (hay que reservar la hora, por lo que se recomienda hacer antes de visitar el pueblo) y regresamos por el Sarrai Sottoguda, toda la subida hasta el parking de Malga Ciapela.

Detalles de Sottoguda (Italia)

Partimos rápidamente con destino a Alleghe, la primera parte de la carretera es con un descenso continuo que nos obliga a bajar muy.. muy despacio, alternando la segunda velocidad y en algunos tramos con mayor pendiente bajamos en primera para no calentar los frenos.

Llegamos al parking para autocaravanas en Alleghe (Italia), las coordenadas GPS del lugar corresponden con: N46.41260//E12.01603 , es gratuito desde las 18:00 hasta las 8:00 horas.

Un cartel en el área indica que solamente sirve como parking y que para hacer el reset tenemos una gasolinera cercana donde se puede utilizar los servicios, previo pago. Como tenemos que vaciar y llenar pues marchamos a ver como esta (GPS N46.42675//E1200550 ).

Una vez llenos decidimos seguir a nuestro siguiente destino pensamos que en estos momentos hay menos trafico y podemos pasar la noche en el siguiente punto del viaje en el Paso Fazarego.

Pernoctamos en el Paso Falzarego. Es gratuito y no tiene limitaciones, aunque no dispone de ningún servicio para las autocaravanas. Las coordenadas GPS del lugar corresponden con: N46.51975 // E 12.00860 .

Serrai de Sottoguda (Italia)

Nada más llegar nos ponemos a cenar, sacamos un plato de pollo con almendras que lleva todo el día descongelándose, lo acompañamos con patatas de bolsa y unos taquitos de queso de oveja, de postre unos yogures.

Día 21 de agosto (lunes)

Ruta: Paso Falzarego-5Torri-3cime Lavaredo

Passo Falzarego (Italia)

El passo Falzarego es un paso de montaña de 2117 metros de los Dolomitas, situado en la región de Veneto, en la provincia de Belluno, que mediante la carretera SS48 conecta Cortina d'Ampezzo con Agordino. Se encuentra a pocos kilómetros al sur de la frontera con Trentino-Alto Adige, a unos 3 Km. del Passo de Valparola, entre Lagazuoi y Sass de Stria.

El cuaderno de nuestro viaje nos indica que hoy tenemos una ruta especial y consiste en coger el teleférico y subir hasta la montaña para descender por las galerías subterráneas de Lagazuoi. Aunque lo describen en las rutas como sencillas pero no tenemos muy claro el recorrido y las dificultades.

Antes de subir nos informamos en la oficina de turismo de la dificultad, nos dicen que no es peligros, no se necesita equipo de ferrata pero si se aconseja casco, botas y linternas. Siguiendo los consejos preparamos el equipo, tenemos de todo excepto casco que se puede alquilar en una caseta situada al lado de la taquilla del funicular.

Lo primero que hacemos es mirar las previsiones del tiempo y parece que no vamos a tener precipitaciones aunque el cielo nos muestra unas nubes blancas de algodón.

Cappella della Visitazione al Passo Falzarego (Italia)

Antes de llegar al teleférico hay una coqueta capillita se trata de Cappella della Visitazione al Passo Falzarego, fue construida en 1958, por el matrimonio Andreis de Trento, que administraba el hotel en el Paso, promovieron la construcción de una pequeña iglesia blanca y sencilla con techo a dos aguas.

Frescos de la Cappella della Visitazione al Passo Falzarego (Italia)

El interior de una sola nave, una placa inmortaliza el nombre de Mario Andreis, constructor, en el altar esta decorado con el fresco de la Visitación de María a Elisabetta de Vittorio Casetti.

“Cruz” obra de Valentino Moro, en el Passo Falzarego (Italia)

En el momento que visitamos la zona hay una exposición de esculturas delante de la iglesia llamada Árboles inquietos, obra de Valentino Moro. Exposición generalizada de esculturas al aire libre en la ciudad de Cortina d'Ampezzo. La obra “Cruz”, construida en hierro y cemento, tiene unas medidas de 410 x 150 x 240 cm. pasa a representar el emblema del árbol de la vida. Se levanta en el paso de Falzarego, detrás del Sass de Stria.

Panorámica desde el Pico Lagazuoi, a 2778 metros (Italia)

Sacamos los tikets solamente de subida para dos adultos y dos jóvenes 36,20 euros cogeremos el teleférico que nos sube al refugio Lagazuoi, a 2743 metros. Desde allí nos dirigimos al Pico Lagazuoi, a 2778 metros, donde hay una cruz conmemorativa.

Trinchera de la Primera Guerra Mundial en el Pico Lagazuoi, a 2778 metros (Italia)

Desde aquí regresamos sobre nuestros pasos para empezar a descender hacia el valle. A mano derecha veremos restos de construcciones y trincheras de la primera guerra mundial, ya que aquí estaba apostado el ejército austriaco. Tomamos la dirección de bajada por los túneles de Lagazuoi. El frío se intensifica, parece mentira que estemos en agosto, tenemos que llevar toda la ropa que hemos metido en las mochilas para no pasar frío.

Galleria del Picccolo Lagazuo (Italia)

El regreso hasta Falzarego lo hacemos por los túneles de la llamada Galleria del Picccolo Lagazuoi, que son la gran atracción de la zona. La bajada por los túneles es un recorrido de al menos dos kilómetros . Y tenemos previsto emplear casi dos horas.

La bajada podemos decir que la primera parte, desde el teleférico hasta la entrada de las galerías, nos parece complicada, para hacerla con muchos cuidado. Tiene tramos con cable para agarrarse, pero en alguno de ellos la caída es impresionante y te pone los pelos de punta. En las galerías no da nada de claustrofobia porque son bastante amplias y tienen huecos en la pared por donde entra luz y aire de vez en cuando pero el suelo es resbaladizo y el pavimento es muy desigual. La bajada se hace a través de algo parecido a escaleras con un cable de acero haciendo de barandilla.

Al comienzo recorres muchas de las construcciones defensivas constituidas con garitas de muros de piedra o de tierra, en muchas zonas hay alambres de espino. Durante el trayecto de bajada te vas cruzando con montañeros que bajan y otros que suben, aunque hay tramos que no ves a nadie y te desanimas un poco porque los túneles impresionan un poco.

Salida de la Galleria del Picccolo Lagazuo (Italia)

Llegamos a Cengia Martini, este área de Passo Falzarego fue, durante la Gran Guerra, una frontera entre los dos lados que se enfrentaron no muy lejos. Los italianos se instalaron en las 5 torres y en el Averau, mientras que los austriacos ocuparon la parte superior del Piccolo Lagazuoi y el Sas da Stria. Tras una audaz acción del comandante Ettore Martini, lograron conquistar y certificar, en octubre de 1915, en una cornisa que se extiende en la pared sur del Pequeño Lagazuoi. Es posición privilegiada que permitió controlar todos los movimientos de la zona. Los austriacos intentaron expulsarlos para entonces se había convertido en una fortaleza con muchas cocinas y un vestidor.

Salimos al exterior de la galería y transcurrimos por tramos más difíciles donde tenemos que tener mucho cuidado, hay momentos que tenemos que encaramarnos a los cables de vida y pensar donde pones los pies para no tropezar.

Todavía nos quedan tramos de 30 minutos hasta llegar al parking donde el único peligro es el cansancio y las piedras sueltas del camino. A las 13,30 horas llegamos a paso Falzarego y nos despojamos de toda la ropa de abrigo.

Bajada al Passo Falzarego (Italia)

Nos queda tiempo para comer, hacemos uno bol de arroz con salmón al horno y de postre abrimos un bote de melocotón en almíbar, esto nos permite salir rápidamente hacia nuestro siguiente destino las montañas de las 5 Torres.

A las 15:30 marchamos al parking para subir a 5Torri, que está al lado del paso Falzarego, es gratuito y no tiene ninguna limitación para la pernocta. Las coordenadas GPS del lugar corresponden con: N 46.51953 // E 12.03803 .

Para subir a las 5 torres hay que hacerlo en telesillas, aunque nunca la habíamos hecho hasta estos momentos así que fuimos directos, cogimos los tickets ida y vuelta y hasta arriba, el precio 48,40 euros, nos indican que el último telesilla sale a las 17,30 horas. La subida es un paseo súper agradable y relajante. Según vas subiendo las 5Torri se hacen mucho más grandes y cuando llegas a los pies alucinas. Damos un paseo con la intención de hacer un treking rodeándolas pero nos indican que el recorrido dura más de 2 horas, por lo que nos conformamos con llegar hasta lo más cerca posible y regresar al telesilla antes de que cierren. La verdad es que ya estamos un poco cansados porque el treking de la mañana ha sido muy fuerte .

Cinco torres (Italia)

Nuestro siguiente objetivo el Lago Misurina. Para llegar allí, tuvimos que pasar por Cortina d'Ampezo, la bajada con la autocaravana es complicada porque hay un gran desnivel y hay peligro de calentamiento de frenos. Llegamos a Misurina vemos que las indicaciones es que no se permite la pernocta, damos una vuelta por el lago y compramos unos pasteles. Es precioso y nos acercamos hasta un área que hay a las afueras del pueblo.

Lago Misurina (Italia)

El parking en el Lago Misurina, es de pago hasta las 19,00 horas y está prohibida la pernocta. Las coordenadas GPS del lugar corresponden con: N46.57936 // E12.25207.

Desde aquí marchamos al área de Campers Sosta de Misurina, se encuentra situado a la entrada al parque Nacional 3 cime Levaredo, aparcamos y estudiamos todas las posibilidades, el área hay que pagar 16 euros. Las coordenadas del lugar corresponden con: N 46.5880662 //E12.2554641 .

Panorámica desde 3 cime Levaredo (Italia)

Desde aquí sale el autobús que te deja sube a la mañana siguiente hasta 3 cime Levaredo, pensamos que los 16 euros + al día siguiente el bus de ida y vuelta y la entrada al parque, al final salimos comidos por servidos. Como ya es tarde pensamos en subir en la autocaravana muy despacito.

A los pocos metros se encuentra la entrada al parque con un peaje, allí pagamos los 40 euros para permanecer 24 horas, recogemos en ticket que tendremos que presentar a la salida.

El paisaje alpino es espectacular lleno de pinos y abetos, la carretera está en buen estado, pero poco a poco la cosa se va poniendo fea por los desniveles tan pronunciados que marcan rampas del 16%. El trayecto no es muy largo, unos cinco kilómetros, pero la subida se hace difícil para nuestra autocaravana, tengo que meter la primera para salvar muchas de sus rampas, eso da una idea de por dónde andamos. La concentración en la carretera es máxima porque además hay numerosos coches que en esos momentos bajan, afortunadamente no nos cruzamos con ningún autobús.

Parking en 3 cime Levaredo (Italia)

Según vamos subiendo me voy imaginando como bajar mañana estas rampas y estudio la posibilidad de hacer alguna pequeña parada para enfriar los frenos en el trayecto.

En estos momentos en la carretera aparecen muchos de los nombres de corredores que han hecho la etapa del giro de Italia y verdaderamente hemos convertido nuestro vehículo en una bicicleta que sufre subiendo. La parte más alta es la más empinada, el paisaje cambia por completo, empiezan a desaparecer los grandes árboles y aparecen pequeños arbustos y la roca de la montaña sin ningún vegetal. Curva a la izquierda rampa, curva a la derecha rampa y así parece que no acabamos nunca, enseguida vemos una recta empinada que nos hace pensar que al final está el parking. Efectivamente ante nuestros ojos aparece el sitio más exclusivo en el que hayamos dormido. Accedemos a un parking para autocaravanas donde podemos aparcar y nuestros parabrisas nos ofrecen la imagen idílica que tenemos de las pernoctas en autocaravana.

El parking para autocaravanas en 3cime Lavaredo, ya hemos indicado tiene un coste de 40 euros, sin ningún tipo de servicios. Las coordenadas GPS del lugar corresponden con: N46.61284//E 12.29263 .

Anochece en 3 cime Levaredo (Italia)

La noche aquí es tranquila amenizada con el sonido de los cencerros de las vacas que pastan a nuestro alrededor, esto se ve interrumpido nada más amanecer por el sonido de arranque de las autocaravanas, ya sabemos que con tal número de autocaravanas la gente tiene que calentar la leche con el microondas y no tiene suficiente energía que necesita el motor del vehículo.

Día 22 de agosto (martes)

Ruta: 3cime lavaredo – Belluno

Amanece que no es poco. El día comienza con un grandioso espectáculo ante nuestro parabrisas, abajo están las nubes, los lagos, los mares y las personas. Arriba, están las nieves eternas y el cielo.

Nos levantamos a las 8:00 horas y después de preparar las cosas para el día y los desayunos sencillos con unas tostadas y que no falte una dosis de Ibuprofeno para mitigar los dolores del día.

A las 10:00 horas nos ponemos en marcha con nuestra ruta del día, hacia las montañas de 3 Cime Lavaredo. La idea es hacer la ruta circular de unos 16 kilómetros, es decir, la que rodea los tres impresionantes picos. Nosotros lo hacemos en el sentido contrario a las agujas de reloj.

Amanece en 3 cime Levaredo (Italia)

Salimos del Refugio Auronzo hacia el Refugio Lavaredo primero y, después, hacia el refugio Locatelli, todo ello siguiendo la senda 101. Para completar la ruta se toma la senda 105, completando el recorrido circular. Desde el segundo refugio es desde donde se tiene la estampa de las 3 cimas, el círculo se completa casi desde el refugio de Malga Langalm pero aún se necesita una hora más para llegar de vuelta.

Según nos habían indicado el recorrido se puede hacer en 3 horas y media pero nosotros casi tardamos el doble, cuando veíamos el parking eran las 16,15 horas.

3 cime Levaredo (Italia)

Como decía iniciamos el recorrido sobre las 10,00 horas, había tanta gente y el camino era tan amplio que parecía esta travesía iba a ser pan comido. Las nubes van tan rápidamente que nos hace disfrutar de una panorámica muy cambiante, hay veces que no se ve nada y unos segundos más adelante podemos ver toda la profundidad del valle y las montañas.

Ermita en 3 cime Levaredo (Italia)

Vemos como los grupos de montañeros son tan grandes que llegan a completar autobuses completos, asistimos a una misa de campaña para celebrar la llegada de un grupo hasta este paraje tan excepcional.

Enseguida vemos un gran cartel que nos indica que vamos por la senda 101 y que a 1600 metros se encuentra el refugio Lavaredo a una altitud de 2344 metros sobre el nivel del mar.

En el camino nos cruzamos con una pequeña ermita dedicada a la veneración de María Auxiliadora y la Virgen de la Cueva , fue levantada en 1916 para conmemorar a los caídos durante la Guerra Mundial contra los austriacos. Es una zona llena de placas conmemorativas donde se puede leer las dedicatorias: Heigl Rossi, Pausl Grohma, Gio Alfredo, Marcolin Grazioso, Giovanni Ganessa, unos muertos durante la gran guerra y otros más actuales.

Son las 14,00 horas cuando llegamos al refugio de Lavaredo, está ocupado por multitud de gente que toma cervezas al sol en unas terrazas improvisadas con si estuviera en las calles de París. Desde aquí salen dos caminos, no sabemos cuál coger, preguntamos y nos informan que los dos llegan al mismo sitio, el de la izquierda es más corto pero tiene mayor desnivel, el de la derecha es más largo pero mucho menos exigente, optamos por el de la derecha porque no tenemos ninguna prisa.

Caballos en 3 cime Levaredo (Italia)

Seguimos por el camino marcado como 101 hasta llegar a una cima, donde indica el siguiente refugio Locatelli a 2405 metros. Vemos un pequeño lago que está siendo utilizado como abrevadero de caballos salvajes. Hacia allí vamos para contemplarlos mucho más cerca, la verdad es que salvajes no son porque nos permiten acercarnos y tocarlos, incluso podemos acariciar a una de sus crías.

Refugio Locatelli en 3 cime Levaredo (Italia)

El camino deja a nuestra izquierda las imponentes cimas de 3 Cime Lavaredo, un cartel indica que el camino 101 el siguiente refugio Locatelli se encuentra 30 minutos, destaca en el paisaje por el rojizo de su tejado debajo de una imponente torre.

Antes de llegar al refugio sale un camino que nos manda para el parking. Hacemos una pequeña parada en una zona con una pequeña pradera, donde desplegamos nuestras mantas de montaña para degustar los bocadillos, como no hemos podido compran pan del día los hemos hecho en pan de leche, los acompañamos con unos plátanos, y terminamos de gastar el agua que teníamos.

Refugio de Malga Langalm en 3 cime Levaredo (Italia)

Una profunda bajada nos conduce al refugio de Malga Langalm, esta abarrotado, la gente como y bebe con cerveza, intentamos comprar unas botellas de agua mineral pero no tienen nos venden una jarra de agua del grifo por un euro. En este punto hemos girado tres cuartos al conjunto montañoso por lo que creemos estamos en el último tramo, esta parte es difícil porque el camino es un continuo con enormes bajadas y subidas, pero no vemos el parking, por un momento pensamos que estamos perdidos pero parece imposible poder perderse en este momento.

3 cime Levaredo (Italia)

Todavía tenemos que seguir andado hasta las 16.15 horas que el paisaje adivina el parking de vehículos de refugio Auronzo, poco a poco se va haciendo más grande y nos sentimos satisfechos porque hemos hecho un profundo esfuerzo y llegamos a nuestra meta.

A las 17:00 estábamos en la AC dispuestos a bajar. La bajada fue dura ya que hay repechos del 16%, así que freno de motor y paciencia.

Llegada al parking de 3 cime Levaredo (Italia)

La bajada la hacemos en primera velocidad y solamente pisamos el freno cuando el cuenta vueltas indica 4500 rpm es el momento que pisamos un poco el freno, agradecemos los tornantes porque nos permite reducir la inercia del peso del vehículo. Hacemos varias paradas en los ensanchamientos de las cunetas para permitir que nos adelantes los turismos y dejamos tiempo para enfriar nuestros frenos.

Plaza de Belluno (Italia)

Poco a poco bajamos con mucho cuidado hasta llegar al lago Misurina y una vez allí los desniveles se hacen menos pronunciados y nos permite bajar en segunda pero con mucho cuidado para que los frenos no se calienten en exceso. La baja tiene todavía buenas rampas hasta que llegamos a Cortina d'Ampezzo, aquí la carretera se hace más amplia y con menor desnivel pero todavía tenemos que bajar mucho metros hasta llegar a nuestro siguiente destino en la ciudad de Belluno.

Olvide mencionar que bajamos preocupados por una de las ruedas (ya he indicado que tenia un pequeño corte en una de sus capas) y vamos mirando los talleres de neumáticos. Nos habían llamado desde la Fiat de Valle di Fassa para indicarnos que tardarían 4 días (están en Milano) en recibir el neumático y el precio es de 150 euros, les di las gracias por la gestión pero preferíamos ponerlo en alguna de las ciudades de nuestro recorrido en Belluno, localidad situada en el Veneto a unos 80 Km. de Venecia.

Llegamos a la ciudad de Belluno y vamos a pernoctar al área de Autocaravanas de Belluno (Italia), precio 5,10 €, tiene todo tipo de servicios, luz, vaciado y llenado. Las coordenadas GPS del lugar corresponden con: N 46.13716 // E12.21391 .

Arquitectura en Belluno (Italia)

Lo primero que hacemos es ir directamente al área de servicios esta fuera del área de autocaravanas. Hacemos el oportuno reset de vaciado y llenado. Después ingresamos en el parking contiguo.

Aprovechamos la facilidad de servicios para ducharnos y cenar un pica-pica con todas las sobras que vamos acumulando, abrimos una latas de patés, quesos y embutidos, acompañamos con un vaso caliente de leche con Cola Cao.

Día 23 de agosto (miércoles)

Ruta: Belluno-Treviso Km. 77; tiempo estimado 1h20'

Decoración Palacio dei Rettori, Plaza del Duomo de Belluno (Italia)

La noche ha sido perfecta en el interior de la autocaravana, estábamos lo suficientemente alejados de la carretera que no hemos notado un solo ruido, el problema ha sido pasar de horizontal a vertical por culpa de las agujetas acumuladas.

Desayunamos pan de leche a la plancha con mermelada de melocotón. La temperatura exterior es de 18 grados lo que nos permite volver a vestirnos con un simple pantalón corto y una camiseta.

La ciudad desde abajo se muestra balconada y para salvar el desnivel que hay desde el parking donde nos acompañan una decena de hermanos, tenemos que subir tres tramos de escaleras mecánicas que nos ponen en el centro de la plaza de la ciudad, todo un lujo.

Vamos directamente a la oficina de turismo para que nos ayuden en el plano y poder descubrir la ciudad con el menor costo de fuerzas posibles. También les pedimos ayuda para resolver el tema de la rueda, llaman a los talleres de neumáticos de la ciudad y en ninguno de ellos tienen físicamente, la marca y modelo que llevamos.

Fuente de la Plaza del Duomo de Belluno (Italia)

Belluno se nos muestra como una ciudad fácil de visitar, en los años pasados ganó varias veces el título de “ciudad más vivible de Italia” (concurso instituido por Legambiente y el periódico “Il Sole 24 Ore”): es una clasificación basada en varios parámetros ambientales y de calidad de vida: desde la presión ambiental, contaminación, sistema de transporte urbano, áreas verdes hasta las decisiones políticas para mejorar la situación.

Belluno ganó el concurso y gracias a la calidad de la vida en la ciudad, la pureza del aire y como consecuencia la menor contaminación atmosférica, pare ello se utilizan las energías renovables, todas estas iniciativas de la Municipalidad para el control del tráfico, o por lo que concierne el agua con la eficiencia del sistema hidráulico, y la liquidación de la basura con la recogida selectiva de residuos; es decir, es considerada como una ciudad “Impecable”.

La ciudad está ubicada en las orillas del río Piave. Al norte la localidad está rodeada por las montañas del Monte Serva y los Prealpes, desde toda la ciudad se goza de un bellísimo panorama de montaña. Las cimas alrededor protegen Belluno de los vientos fríos del norte. Al sur está rodeada por colinas, entre las cuales las más famosas son el Nevegal y el Col Visentin, tiene unas de las más famosas localidades de turismo invernal, que también se aprovechan esas instalaciones para el verano.

Palacio gótico de Belluno (Italia)

La ciudad se constituye en el interior un centro histórico, aunque hay una parte más nueva y la otra que se organizaba como un conjunto de burgos. El centro histórico está situado en un triángulo entre el río Piave, el torrente Ardo y Plaza Campitello. Arquitectónicamente, el centro se caracteriza por su aspecto medieval, las calles disponen de pórticos (que se utilizaban para caminar sin problemas en caso de lluvia, y también para exponer los productos de las tiendas) y las casas unos juntos a las otras, sin espacios entre ellas . Hoy en día no es tan fácil distinguir el centro histórico de los burgos, pero antes la división estaba más marcada, pues el centro estaba circundado por el interior de las murallas.

Nada más salir de la oficina de turismo estamos en la plaza del Duomo, en uno de sus laterales esta el Palacio Municipal que constituye el centro político y religioso de la ciudad.

La visita a la ciudad de Belluno es inminentemente cultural y comienza la ruta en la Plaza del Duomo , donde destaca el “Palacio dei Rettori” (GPS N 46.1380606 E 12.216877 ), ahora sede de la Prefectura. Es una joya con una rica decoración renacentista de sus fachadas , que tiene incluso bustos de personajes importantes y blasones nobiliarios, decoraciones geométricas y representaciones de animales reales o fantásticos. Las columnas de la fachada son una diferente de la otra.

Duomo de Belluno (Italia)

Al lado opuesto de la plaza está la catedral ( GPS N 46.1378559 E 12.2175322 ), dedicado a Santa Maria Asunta y a San Martin Vescovo. La iglesia en origen no tenía esta forma, pues estaba orientada a oriente (mientras que ahora está a occidente para dar un mayor espacio a la plaza); en el pasado fue también semi-destruida por varios terremotos. Al lado de duomo está la torre campanario, que es considerada una de las más elegantes y simétricas de Italia; en su cumbre se ve la estatua de un ángel.

La plaza se completa con el “Palacio de los Obispos“, ahora Auditorium (GPS N 46.1382728 E 12.2174544 ), que destaca por su Torre cívica, que tiene muchas características en común con las torres medievales.

Lo primero que queremos ver es el Museo Cívico, se encuentra situado en el interior del antiguo Palacio Fulcis, para llegar tenemos que atravesar toda la ciudad medieval y algunas de sus puertas, así podemos hacernos una idea como se configura la ciudad.

El palazzo Fulcis se encuentra en la vía Roma (GPS N 46.1398995 E 12.2176161 ) y en la actualidad centraliza todo el arte de Belluno. Fue constituido en 1872 gracias a la importante donación de pintura que realizo en médico de la ciudad Antonio Giampiccoli. Constituye el primer núcleo, más adelante hay otra importante donación de obras del conde Florio Miari, se abre al publico en 1876 y constituye uno de los museos más importante de Veneto. La colección abarca desde el Medievo hasta el Novento, con obras importantísimas de maestros como: Matteo Cesa, Bartolomeo Mantagna, Andrea Brustolon, Marco e Sebastiano Ricci o Ippolito Caffi.

Museo Cívico de Belluno (Italia)

El nuevo Museo Cívico de Belluno se conserva en el Palacio Fulcis en un edificio transformado en 1776, propiedad de Guglielmo Fulcis y de la condesa Francesca Migazzi de Vall. La parte dedicada a la arqueología se exponen el Palazzo dei Giuristi donde se muestran obras del periodo Paleolítico hasta el Alto Medievo, el horario es muy corto de 11,30 a 12.30 horas y se puede entrar con el billete del Palacio de Fulcis, el precio es 10 euros para dos adultos para el billete de familia.

“Madonna con el Niño”, obra del pintor Bartolomeo Montagna, Museo Cívico de Belluno (Italia)

La visita al Museo Cívico de Belluno comienza por una de las obras más famosas del museo “Madonna con el Niño”, obra del pintor Bartolomeo Montagna (1450-1523), realizada en temple sobre madera, datada en 1482.

La pintura es de pequeño formato y fue pintado para la devoción privada que, como a menudo en este tipo de temas, contiene varias alusiones a la muerte y la pasión de Cristo.

Montagna es uno de los artistas más importantes para la difusión del arte renacentista en el continente veneciano. Seguramente tuvo influencias de los maestros como: Bartolomeo Vivarini, pero especialmente acerca de la interpretación de estos ejemplos, proporcionada por Alvise Vivarini o por Donato Bramante, bien conocido en el área de Lombardia.

La obra se representa a la Virgen detrás de un parapeto de mármol donde apoya al niño Jesús, creando una la profundidad espacial de la imagen, revelada por la mano estirada de la Virgen , en la nitidez de los volúmenes y las luces de un artista que, precisamente, asimiló el idioma de Antonello da Messina. Es una de las obras maestras de la juventud de Bartolomeo, probablemente desde la última década del siglo XV.

“Madonna con el Niño”, obra del pintor Bartolomeo Montagna, Museo Cívico de Belluno (Italia)

La siguiente obra es muy similar a la anterior “Madonna con el Niño”, obra del pintor Bartolomeo Montagna (1450-1523), realizada en temple sobre madera, datada entre 1490-1500, tiene unas medidas de 106 x 150 cm.

La pintura es una variación a la anterior, se diferencia porque el niño esta representado de pies en el parapeto, el niño mira fijamente a su madre mientras la agarra por el cuello, el significado es el aferrarse a la vida ante el sufrimiento de padecerá en el futuro.

“La Virgen con San José adorando al niño, con San Juanito y dos ángeles y San Jerónimo en penitencia”, obra del pintor Giannicola di Paolo, Museo Cívico de Belluno (Italia)

La siguiente obra es “La Virgen con San José adorando al niño, con San Juanito y dos ángeles y San Jerónimo en penitencia”, obra del pintor Giannicola di Paolo (1460-1544), realizada en temple sobre madera, datada entre 1500-1510.

Giannicola Paul (también conocido como Gianicolo desde Perugia o Giannicola Manni o John Nicholas Manni ) fue una de las figuras más independientes entre los estudiantes de Pietro Perugino.

En su época de madurez hacia 1512 se separa de los modelos maestros de Perugino para plasmar sus nuevas influencias más cerca del estilo de Signorelli, de Rafael, de Mariotto y Fra Bartolomeo.

Museo Cívico de Belluno (Italia)

La siguiente obra es “La Virgen con el Niño”, obra del pintor anónimo de Cremona, realizada en temple sobre madera, datada entre 1500-1510.

La pintura no esta identificada la autoría se ha dispuesto en el entorno de las influencias de la escuela de pintores de Cremona, se trata de una obra virtuosa realizada por un gran maestro o cercano al taller de alguno de las personas más relevantes de la pintura Italiana.

“Santos Antonio Abad, Gotardo, Bartolomeo y Antonio de Padua”, obra del pintor Simone da Cusighe,Museo Cívico de Belluno (Italia)

La siguiente obra es “Santos Antonio Abad, Gotardo, Bartolomeo y Antonio de Padua”, obra del pintor Simone da Cusighe (1386-1414), realizada en temple sobre madera, datada a finales del siglo XIV.

El retablo que representa a San Antonio Abad entre los santos además de dos paneles recientemente adquiridos en el mercado de antigüedades, perteneciente al retablo desmembrado, dedicado a la veneración de Santa Catalina de Alejandría y San Juan Battista.

El pintor Simone tuvo una gran importancia en la propagación de la pintura dentro de la región del Veneto, en la segunda mitad del siglo XIV, de la mano y con la influencia de Tommaso da Modena lograron las importantes obras de arte.

“San Juan Bautista y Santa Catalina de Alejandría”, obra del pintor Simone da Cusighe,Museo Cívico de Belluno (Italia)

La siguiente obra es “San Juan Bautista y Santa Catalina de Alejandría”, obra del pintor Simone da Cusighe (1386-1414), realizada en temple sobre madera, datada entre 1396-1397.

Estas dos tablas fueron una reciente adquisición que completan una parte del retablo de Simone da Cusighe que perteneció a políptico que se encontraba en el altar de la iglesia Col di Salce.

Destacar que el pintor Simone da Cusighe es la primera personalidad conocida de la pintura de Belluno; su adiestramiento probablemente tuvo lugar en Belluno entre 1370-1380 y, como lo atestiguan los documentos, su taller llevó a cabo una importante actividad, tanto en pintura como en talla de madera.

“Conspiración de Catalina”, obra del pintor Pomponio Amalteo,Museo Cívico de Belluno (Italia)

Las siguientes obras son “Conspiración de Catalina”, obra del pintor Pomponio Amalteo (1505-1588), realizada en pintura al fresco, datada en 1529.

Es un fragmento de la escena que representa la conspiración de Catalina se encontraba en la fachada de Loggia del Palazzo dei Nobili de Belluno, llamada la Caminata , fue demolida en 1838 y sus frescos trasladados a paneles para poder exponerse en el Museo Cívico

“Virgen con el Niño con San Juan Bautista y Santiago”, obra atribuida al pintor Cesa Matteo,Museo Cívico de Belluno (Italia)

La siguiente obra es “Virgen con el Niño con San Juan Bautista y Santiago”, obra atribuida al pintor Cesa Matteo (1458-1491) o de Antonio de Tisoi ( es posible que fuese obra de un pintor cercano a su taller), realizada en pintura al temple sobre madera, datada entre 1510-1520. Tiene unas medidas de 107 x 135 cm.

La obra fue atribuida a Cesa Matteo porque este tipo de trípticos era muy habitual en la mano de este pintor que era originario de Belluno. Nos muestra en el centro a la Virgen sobre un trono vestida con amplios ropajes, destacan todos los personajes con halos dorados. Durante los inicios del arte cristiano, esa forma de representar la iluminación estaba restringida a la imagen de Jesucristo, extendiéndose luego a la Virgen , los apóstoles, los ángeles y, finalmente y desde el siglo V, a todos los santos e incluso a los objetos simbólicos del culto cristiano.

“Virgen con el Niño”, obra del escultor Matteo Cesa, Museo Cívico de Belluno (Italia)

La siguiente obra de escultura “Virgen con el Niño”, obra del escultor Matteo Cesa (1435-1512), realizada en madera policromada y dorada, datada en 1500.

Matteo Cesa personifica perfectamente la versatilidad de los artistas de Belluno en el período del Renacimiento. Fue capaz de expresarse con la originalidad tanto en pintura como en escultura, áreas en las que se pone de manifiesto la atención con la que se actualiza la producción veneciana del los modelos de Padua.

“Virgen en el trono con el Niño con san Miguel y San Tiziano”, obra del pintor Matteo Cesa, Museo Cívico de Belluno (Italia)

La siguiente obra es “Virgen en el trono con el Niño con San Miguel y San Tiziano”, obra del pintor Matteo Cesa (1458-1491), realizada en pintura al temple sobre madera, datada entre 1480-1490.

La obra procede de la iglesia de San Tiziano de Belluno-Cirvoi, se trata de un tríptico donde en el centro se muestra la tabla de la Virgen María sentada sobre un trono de piedra, a su derecha la imagen de San Miguel Arcángel en lucha con el dragón, donde nos presenta todos sus atributos, a la izquierda, se representa san Tiziano vestido de obispo.

“Cristo en Piedad con exvoto”, obra del pintor Giovanni da Mel, Museo Cívico de Belluno (Italia)

La siguiente obra es “Cristo en Piedad con exvoto”, obra del pintor Giovanni da Mel (1480-1549), realizada en pintura al temple sobre madera, datada en 1573.

La obra proviene de la iglesia de la Beata Virgen de la Salud y Monte de Piedad. Giovanni da Mel era hijo del pintor Antonio Rosso (1450-1510), pintor famoso de Cadore, y el hermano del famoso Marco da Mel (1496-1583), fue especialmente activo en la zona sur y en las estribaciones de los Dolomitas, especialmente en Valbelluna y Feltre, con obras exclusivamente de naturaleza sagrada.

“Cristo delante de Pilatos”, obra del pintor Domenico Tintoretto , Museo Cívico de Belluno (Italia)

La siguiente obra es “Cristo delante de Pilatos”, obra del pintor Domenico Tintoretto (1560-1635), realizada en óleo sobre lienzo, datado en 1580.

La obra procede de la iglesia de la Cruz de Belluno. Nos muestra a Jesucristo prácticamente inmóvil, escucha las palabras de Poncio Pilato en una actitud de dolorosa y muda resignación. Viste una capa azul. Enfrente, esta Poncio Pilato, sentado en un pedestal sobre un trono mientras se lava las manos y gira su mirada como si ya no quisiera saber ni intervenir.

“Virgen con el Niño y san Juanito con tres santos: Andres, Pedro y Jerónimo y un santo obispo”, obra del pintor Nicolo de Stefani , Museo Cívico de Belluno (Italia)

La siguiente obra es “Virgen con el Niño y san Juanito con tres santos: Andrés, Pedro y Jerónimo y un santo obispo”, obra del pintor Nicolo de Stefani (1520-1599), realizada en óleo sobre lienzo, datado en 1500.

Nicolo de Stefani fue un pintor nacido en Belluno, aunque no hay ninguna documentación sobre su formación artística inicial, debió de iniciarse con el pintor Nicolás de Stefano, su obra compite con la de Tiziano.

“Virgen con el Niño en gloria con san Juan Bautista y san Jerónimo”, obra de un pintor anónimo, Museo Cívico de Belluno (Italia)

La siguiente obra “Virgen con el Niño en gloria con san Juan Bautista y san Jerónimo”, obra de un pintor anónimo, es copia de la obra de Paolo Veronese, realizada en óleo sobre lienzo, datada en 1500.

El estilo se caracteriza por el lujo, donde se aplica una arquitectura clásica que enmarca sus escenas y el rico aunque suave colorido. En la obra se aprecia el anticipo de la pintura decorativa barroca. Su tratamiento del color destaca en la reproducción y sugerencia del brillo y textura de las telas. Prefiere los tonos fríos y claros: gris, plata, azules y amarillos.

“Retrato de Piero Valeriano”, obra de un pintor anónimo del Veneto, Museo Cívico de Belluno (Italia)

La siguiente obra “Retrato de Piero Valeriano”, obra de un pintor anónimo del Veneto, realizada en óleo sobre lienzo, datada en el siglo XVI.

En el área de los pintores venecianos se ejecuta el retrato de Pierio Valeriano, uno de los principales humanistas del siglo, el autor de un libro titulado Hieroglyphica, en el que los jeroglíficos egipcios fueron interpretados en clave de la sabiduría.

“Mujer se peina el pelo”, obra de Bernardino Licinio, Museo Cívico de Belluno (Italia)

La siguiente obra “Mujer se peina el pelo”, obra de Bernardino Licinio (1490-1565), realizada en óleo sobre lienzo, datada entre 1535-1540.

El cuadro muestra a una mujer como se peina el pelo con los trémolos formado por alfileres largos de plata, es la mayor filigrana que se pueden colocar en peinados de las mujeres de aquella época . Este tipo de cuadros eran tradicionalmente utilizados como regalo de bodas entre los nobles para la familia contraria.

“Cristo muerto con ángeles”, obra de Jacopo Negretti conocido como Palma el Joven, Museo Cívico de Belluno (Italia)

La siguiente obra “Cristo muerto con ángeles”, obra de Jacopo Negretti conocido como Palma el Joven (1548-1628), realizada en óleo sobre lienzo, datada entre 1535-1540.

El cuadro muestra a Jesús muerto, con las heridas visibles de la Pasión , yace suavemente sobre un sudario blanco, está sujeto por tres angelitos pensativos. Extraordinaria es la representación anatómica del cuerpo de Cristo. Los detalles del realismo agudo donde se representan los rastros de sangre, que en las manos tienen la misma inclinación que durante la crucifixión.

“Purificación del Templo”, obra de Jacopo Bossano, Museo Cívico de Belluno (Italia)

La siguiente obra “Purificación del Templo”, obra de Jacopo Bossano (1510-1592), realizada en óleo sobre lienzo, datada en 1580.

Esta obra tiene otras versiones muy parecidas. La historia está tomada del Nuevo Testamento (Mateo 21: 12-13), cuando Jesús expulsó a todos los que vendían y compraban... derribó las mesas de los cambistas, y las sillas de los que vendían las palomas en el Templo en Jerusalén, invocando la autoridad divina para hacerlo. A lo lejos se ven indignados sacerdotes principales y escribas, y también ciegos y cojos a quienes Cristo sanó.

“Adoración de los pastores”, obra de copia de Jacopo Bossano, Museo Cívico de Belluno (Italia)

La siguiente obra “Adoración de los pastores”, obra de copia de Jacopo Bossano (1510-1592), realizada en óleo sobre lienzo, datada en 1600.

El tema representa la Adoración del Niño Jesús por los pastores de Belén, aparece en varias obras del pintor veneciano. El evento se desarrolla en un templo en ruinas, símbolo del Antiguo Pacto que fue reemplazado por el Nuevo Pacto establecido por Cristo, cuyas piedras serán utilizadas para la construcción de la nueva iglesia y la Nueva Jerusalén. Jacopo da Ponte, conocido como Bassano, se inspiró en los maestros contemporáneos más importantes, especialmente Bonifacio de Pitati, Tiziano y Lorenzo Lotto. Para esta pintura, en particular, el pintor se inspiró en una obra de tema similar de Tiziano, probablemente conocida por él a través de un grabado.

“La piedad y el rector Vittore Correr”, obra de Francesco Frigimelica el Viejo, Museo Cívico de Belluno (Italia)

La siguiente obra “La piedad y el rector Vittore Correr”, obra de Francesco Frigimelica el Viejo (1570-1646), realizada en óleo sobre lienzo, datada en 1636.

El cuadro ejemplifica a la perfección en un austero estilo y marcado por una patética devoción. El pintor era un maestro activo de gran rigor expresivo, auténtico intérprete como contador de la pintura atemporal.

“Morillo”, obra de un escultor anónimo de la escuela veneciana, Museo Cívico de Belluno (Italia)

La siguiente obra “Morillo”, obra de un escultor anónimo de la escuela veneciana, realizada en bronce, datada entre 1625-1650.

El morillo es un utensilio utilizado en las chimeneas, en este caso está realizado en bronce y nos muestra una alegoría clásica.

Palazzo Fulcis, Museo Cívico de Belluno (Italia)

Atravesamos el vestidor, todavía en uso en el Palazzo Fulcis, está cubierto con preciosos estucados de alto relieve, obra del maestro Bortolo Cabianca, fue decorado con varias pinturas de Sebastiano Ricci. En particular, el techo era la caída de Fetonte, mientras que en las paredes encontramos a Ercole en la encrucijada y Ercole y Onfale. Además de estos, el ciclo también incluyó otras obras de Sebastiano: cuatro lienzos ovales, ahora dispersos, con figurillas de Apolo y Daphne, Pan y Syringa y Cupidos; y, todavía en el sitio, cuatro monocromos violetas hechos en aceite en la pared con Diana y Acteón, Apolo y Marsias, La batalla entre Lapiths y Centauros y una Bacanal. Las obras fueron probablemente encargada s al pintor durante el nombramiento de Peter Fulci (1702) en el orden de Malta, está Orden cuyo emblema aparece en una decoración de estuco que aún sobrevive .

Palazzo Fulcis, Museo Cívico de Belluno (Italia)

La caída de Faetón, tan a menudo en otros usos de este mismo tema, fue un argumento para representar la humildad ostentosa, con la invitación implícita no llena de euforia a la nueva condición adquirida, para evitar un castigo de Dios y se identifica con la estación del otoño.

Los otros lienzos representaban invitaciones a la educación del joven Pietro Fulcis: por un lado, con Ercole y Onfale, la sugerencia de no dejarse llevar por las pasiones del amor. Por otro lado, con Ercole en la encrucijada, la invitación a elegir siempre el camino impermeable de la Virtud.

Palazzo Fulcis, Museo Cívico de Belluno (Italia)

Tomados en conjunto, los tres lienzos del edificio Fulci es un episodio clave para entender el punto de inflexión impresa de Sebastiano Ricci la pintura veneciana de principios del siglo XVIII, en la dirección de una manera más abierta y libre, ya participa plenamente en el estilo rococó.

“Dante y Virgilio con Paolo y Francesca”, obra del pintor Giovanni Demin, Museo Cívico de Belluno (Italia)

La siguiente obra “Dante y Virgilio con Paolo y Francesca”, obra del pintor Giovanni Demin (1786-1859), realizada en acuarelas sobre cartón, datada en 1835.

Giovanni Demin tiene en su pintura una influencia neoclásica de Canova será expresado en la mayoría de la obra. En sus primeras obras, el pintor demostró ser medido y bien relacionado con el estilo del maestro, pero las obras posteriores son más dramáticas, inspiradas por la pintura de Jacques-Louis David.

“Cabeza femenina”, obra de un pintor anónimo del Veneto, Museo Cívico de Belluno (Italia)

La siguiente obra “Cabeza femenina”, obra de un pintor anónimo del Veneto, realizada en óleo sobre lienzo, datada en el siglo XVI.

El cuadro muestra la imagen de una mujer, no identificada, parece que es una parte de un cuadro más grande que seguramente fue desmembrado.

“Cabeza de hombre tocando la flauta”, obra de un pintor anónimo del Veneto, Museo Cívico de Belluno (Italia)

La siguiente obra “Cabeza de hombre tocando la flauta”, obra de un pintor anónimo del Veneto, realizada en óleo sobre lienzo, datada en el siglo XVI.

Los pintores del Veneto se dedicaron a pintar retratos de nobles, es un nuevo giro que se aparta de la casi exclusividad en la pintura para la iglesia y los reyes.

“Paisaje con animales”, obra del pintor Philipp Peter Roos , Museo Cívico de Belluno (Italia)

La siguiente obra “Paisaje con animales”, obra del pintor Philipp Peter Roos (1655-1706), realizada en óleo sobre lienzo, datada entre 1655-1706.

La representación de rocas y animales en manos de Philipp Peter Roos fue un argumento para desarrollar su habilidad en la pintura aplicando diferentes texturas que ofrecen las pieles de distintos animales, la rugosidad de las rocas del paisaje o los rústicos vestidos de los pastores que acompañan los rebaños que aparecen en sus cuadros. A esto se suma un especial tratamiento de la luz con el que el pintor resuelve sus escenas.

“Moisés salvado de las aguas”, obra del pintor Pietro Richi, Museo Cívico de Belluno (Italia)

La siguiente obra “Moisés salvado de las aguas”, obra del pintor Pietro Richi (1606-1675), realizada en óleo sobre lienzo, datada en 1644.

Representa un tema religioso del Antiguo Testamento. Por temor al crecimiento de la población israelita, el Faraón ha ordenado la matanza de todos los recién nacidos judíos. Es una escena del Antiguo testamento que prefigura la matanza de los inocentes en Belén. Igualmente, el rescate por parte de la hija del faraón se veía como una escena semejante a la resurrección de Cristo, teniendo gran interés la Iglesia Católica en obras sobre la vida de Moisés, dado que se le consideraba una prefiguración de Cristo.

“Planta de la ciudad de Belluno”, obra del pintor Domenico Falce, Museo Cívico de Belluno (Italia)

La siguiente obra “Planta de la ciudad de Belluno”, obra del pintor Domenico Falce (1619-1697), realizada en óleo sobre lienzo, datada en 1690.

La pintura es un verdadero plano de la ciudad de Belluno donde son visibles los antiguos muros del norte y los del sur intercalados con una serie de pequeñas torres, equidistantes según una medida determinada por el disparo de ballestas y arcabuces.

En los dos extremos de la cortina norte se puede ver la torre redonda llamada "Doglione" (al este) y el castillo con torreones al oeste, construido según Piloni, en el siglo X por el obispo Giovanni. En el diseño regular de las calles, todavía se puede reconocer aún el sistema de tablero de ajedrez de la ciudad romana.

“San Bernardino de Siena”, obra del pintor Francesco Frigimelica el Joven, Museo Cívico de Belluno (Italia)

La siguiente obra “San Bernardino de Siena”, obra del pintor Francesco Frigimelica el Joven (1662-1690), realizada en óleo sobre lienzo, datada en 1662.

San Bernardino nació en Massa Marittima en Grosseto el 8 de septiembre 1380 dentro de la familia aristocrática de los Albizzeschi (familia originaria de Siena), donde su padre era gobernador Tollo, y el mismo día en que fue bautizado en la catedral se quedó huérfano se trasladó a Siena, donde estudio y vivió cómodamente, al cuidado de tías.

“Plaza Campitello”, obra del pintor Marco Ricci , Museo Cívico de Belluno (Italia)

La siguiente obra “Plaza Campitello”, obra del pintor Marco Ricci (1676-1730), realizada en óleo sobre lienzo, datada entre 1700-1710.

Marco Ricci también se dedicó a un género de la pintura muy particular, como era la caricatura (se representan escenas de género en la que los personajes son retratados a través cómicamente ritrattini caricati) campo en el que fue particularmente activo durante su estancia en Inglaterra, donde anticipa la mirada irónica y desencantada hacia la humanidad, la Vista de Piazza Campitello, que ofrece una visión única de la vida cotidiana y la ciudad a principios de siglo.

“Crucifixión”, obra del escultor Andrea Brustolon, Museo Cívico de Belluno (Italia)

La siguiente obra “Crucifixión”, obra del escultor Andrea Brustolon (1662-1732), realizada en terracota, datada entre 1728.

Andrea Brustolon se formó en una vigorosa tradición local de escultura en su Belluno natal en el estudio del escultor genovés Filippo Parodi, en esos momentos estaba realizando encargos en Padua y en Venecia (1677). Pasó los años de 1678-80 en Roma, donde la escultura del Alto Barroco de Bernini y sus contemporáneos pulieron su estilo.

“Muerte de San José”, obra del pintor Antonio Lazzarini , Museo Cívico de Belluno (Italia)

La siguiente obra “Muerte de San José”, obra del pintor Antonio Lazzarini (1632-1732), realizada en óleo sobre lienzo, datada en 1720.

La tradición indica que San José murió en las manos de Jesús: “Ha llegado para san José el momento de dejar esta vida. El Ángel del Señor se le apareció y le anunció que había llegado la hora de abandonar el mundo e ir a descansar con sus padres. Sabiendo que estaba cerca su último día, quiso visitar, por última vez, el Templo de Jerusalén, y ahí le pidió al Señor que lo ayudara en la hora final”.

“Asta procesional con la Anunciación y santa Margarita de Antioquia”, obra del escultor Giovanni Marchiori , Museo Cívico de Belluno (Italia)

La siguiente obra “Asta procesional con la Anunciación y santa Margarita de Antioquia”, obra del escultor Giovanni Marchiori (1696-1778), realizada en madera de pino con policromado, datada en 1732.

Giovanni Marchiori era hijo de Marchioro y María Maddalena Fent, su actividad está certificada por primera vez en un contrato fechado el 17 de noviembre de 1708 con el que comenzó su aprendizaje con el escultor veneciano Giuseppe Fanoli. El mismo documento contradice lo que se decía en la literatura del siglo XIX, a saber, que Marchiori había sido discípulo del famoso Andrea Brustolon.

“Crucifijo”, obra del escultor Andrea Brustolon, Museo Cívico de Belluno (Italia)

La siguiente obra “Crucifijo”, obra del escultor Andrea Brustolon (1662-1732), realizada en madera de pino, datada en 1720. Procede de la iglesia de San José.

El crucifijo es uno de los ejemplares mejor conservados, y de mejor calidad, entre las obras del gran escultor de Belluno. Está hecho de madera de peral, de mano de obra delicada. En comparación con otros especímenes diseñados para altares de iglesias.

“San Jorge”, obra del escultor Andrea Brustolon , Museo Cívico de Belluno (Italia)

La siguiente obra “San Jorge”, obra del escultor Andrea Brustolon (1662-1732), realizada en madera, datada en 1700.

La leyenda de san Jorge nació en el momento de la Cruzadas y fue probablemente influenciada por una falsa interpretación de la imagen cristiana del emperador Constantino, que se encuentra en Constantinopla, en el que el soberano le aplastó el pie a un enorme dragón, símbolo de la enemistad de la humanidad. La imaginación popular lo traslada a San Jorge al que se la había dedicado muchas iglesias y monasterios, se convirtió en una leyenda fascinante, a menudo se dispara en la representación de su iconografía.

“Deposición en el sepulcro”, obra del pintor Agostino Ridolfi , Museo Cívico de Belluno (Italia)

La siguiente obra “Deposición en el sepulcro”, obra del pintor Agostino Ridolfi (1646-1727), realizada en óleo sobre lienzo con forma de luneto, datada en 1690.

La Deposición de Jesucristo en el sepulcro indica que fue bajado de forma apresurada y sin el trato debido, el judaísmo preserva el altísimo respeto y valor en el trato a los muertos por funerales dignos con todos los honores. Un cadáver recibe honra como si se tratara de una persona viva, no son los restos mortales de un animal inferior y no puede concebirse olvidar a los difuntos para someterlos a la indiferencia de los deudos.

“La Inmaculada y el santo Protector de la ciudad de Belluno”, obra del pintor Antonio Gabrieli, Museo Cívico de Belluno (Italia)

La siguiente obra “La Inmaculada y el santo Protector de la ciudad de Belluno”, obra del pintor Antonio Gabrieli (1494-1789), realizada en óleo sobre lienzo, datada entre 1730-1740.

El cuadro es muy rico en la representación figurativa con la producción se debe reconocer una cierta dignidad en la composición, considerando en particular la manera muy personal en la que se interpreta la experiencia de la poesía dentro del arte rococó.

“Virgen con el Niño con san Carlos Borromeo, Tomás de Aquino y el obispo Julio Berlandis”, obra del pintor Agostino Ridolfi, Museo Cívico de Belluno (Italia)

La siguiente obra “Virgen con el Niño con san Carlos Borromeo, Tomás de Aquino y el obispo Julio Berlandis”, obra del pintor Agostino Ridolfi (1646-1727), realizada en óleo sobre lienzo, datada entre 1690-1693. Tienes unas medidas de 91 x 142 cm.

El cuadro está en muy mal estado, nos muestra las representaciones con forma de S, desde la parte más baja discurre hacia la parte alta donde se encuentra la escena de la Virgen que es representada de una forma más humana.

Cuadros con exvotos, Museo Cívico de Belluno (Italia)

Llama la atención la amplia colección de cuadros con exvotos y ofrendas que tiene el museo. Este tipo de manifestaciones artísticas puede considerarse según tres aspectos: un objeto, una imagen que retrata el otorgamiento de una gracia y que se le ofrecerá a Dios, y una práctica religiosa de aquellos que prometen o votan para realizar sus actos delante de imagen y luego cumplir su promesa.

Cuadros con exvotos, Museo Cívico de Belluno (Italia)

El ex-voto, que para la metonimia (figura retórica de pensamiento que consiste en designar una cosa con el nombre de otra) terminó indicando el objeto, que ánima un “culto votivo” que se manifiesta en la vida religiosa diaria de una comunidad, además, es testigo de la fe en Dios y en su poder de intervención. De hecho, se mueve desde un movimiento interior que viene de la idea de un Dios que es capaz de cumplir una promesa interviniendo directa o indirectamente. La naturaleza de ese acto puede ser graduada de acuerdo con la obligación que se asume hacia quien otorga la gracia (voto o oración de petición), la interpretación del resultado será acorde con la entidad del regalo (milagro o gracia). Huelga decir que, aunque inicialmente es un acto individual y privado, especialmente en las etapas posteriores a la disolución del voto hay la necesidad de hacerse público y compartir con la comunidad de fieles.

Paisajes de Marco Ricci, Museo Cívico de Belluno (Italia)

Los siguientes cuadros son diferentes paisajes de Marco Ricci (1676-1730), realizados en óleo sobre lienzo, están datados en el siglo XVIII.

Marco Ricci también desarrolló una nueva técnica en la pintura, en témpera sobre piel de cabra, para obtener una aplicación brillante, no amarillenta, construyendo su pintura con manchas de color y toques de luz. Los lienzos expuestos evidencian las diferencias y la innovación.

Paisajes de Marco Ricci, Museo Cívico de Belluno (Italia)

Los siguientes cuadros son diferentes paisajes de Marco Ricci (1676-1730), realizados en óleo sobre lienzo, están datados en el siglo XVIII.

El pintor debió de iniciar su formación en el taller de su tío, Sebastiano Ricci. Estuvo involucrado en un asesinato, tuvo que huir de Venecia y se instaló en Split (Croacia), donde permaneció cuatro años como alumno de un pintor de paisajes. Hacia 1700 regresó a Venecia y en los siguientes años fue colaborador de su tío Sebastiano.

“Galatea”, obra del pintor Federico Cervelli, Museo Cívico de Belluno (Italia)

La siguiente obra “Galatea”, obra del pintor Federico Cervelli (1638-1694), realizada en óleo sobre lienzo, datada entre 1685.

El representa la historia de Galatea, era una nereida (ninfa del mar, una de las cincuenta hijas de Nereo y de Doris y hermanas del apuesto Nerites), que despuntaba entre todas por su hermosura y su cuerpo albino como la espuma de las olas. Ella, estaba prendada de Acis, el cual era un joven pastor de la isla de Sicilia, que se acercaba todas las tardes a la orilla del mar para ver y hablar con la hermosa Galatea

“Descanso durante la fuga de Egipto”, obra del pintor Sebastiano Ricci, Museo Cívico de Belluno (Italia)

La siguiente obra “Descanso durante la fuga de Egipto”, obra del pintor Sebastiano Ricci (1659-1740), realizada en óleo sobre lienzo, datada entre 1704.

Sebastiano Ricci, nacido en Belluno en 1659, fue el protagonista de la transformación de la pintura europea del barroco al rococó. Estudiante del pintor milanés, trasplantado en Venecia. Su obra estuvo marcada por episodios bíblicos pero también por la presencia de escenas de la vida contemporánea como el autorretrato de Sebastiano en compañía de su sobrino Marco.

“Cabeza de la samaritana”, obra del pintor Sebastiano Ricci, Museo Cívico de Belluno (Italia)

La siguiente obra “Cabeza de la samaritana”, obra del pintor Sebastiano Ricci (1659-1740), realizada en óleo sobre mármol, datada entre 1716-1718. Tiene unas medidas de 46x46 cm.

Se trata de un fragmento de un fresco que se salvo y se coloco sobre un soporte de mármol de la Villa Vescovile de Montebelluna, en la provincia de Treviso . Fue construida entre 1711 y 1714 como la residencia de verano del obispo de Belluno Giovanni Francesco Bembo.

“El sátiro de la familia del agricultor”, obra del pintor Sebastiano Ricci , Museo Cívico de Belluno (Italia)

La siguiente obra “El sátiro de la familia del agricultor”, obra del pintor Sebastiano Ricci (1659-1740), realizada en óleo sobre lienzo, datada entre 1720.

El sátiro y la familia del agricultor son un testimonio de una producción madura y del estilo "táctil": se trata de confeccionar una boceto pequeño al original, después era enviando a su cliente en Bérgamo como el modelo preparatorio de un gran retablo , declarando la supremacía del acto creativo.

“El sufrimiento de Job”, obra del pintor Sebastiano Ricci, Museo Cívico de Belluno (Italia)

La siguiente obra “El sufrimiento de Job”, obra del pintor Sebastiano Ricci (1659-1740), realizada en óleo sobre lienzo, datada entre 1690-1700.

El texto bíblico de Job, observamos cómo el problema del mal se trata con una ausencia total de ideas preconcebidas de naturaleza religiosa que pueden explicar la convicción de un hombre justo que paga por las faltas de los demás. La investigación de Job no está contenida con explicaciones superficiales o de la teología oficial, está convencido de que es capaz de entender a Dios y sus acciones de acuerdo con los principios racionales y teológicos.

“Retrato de Almoró Pisani”, obra del pintor Alessandro Longhi , Museo Cívico de Belluno (Italia)

La siguiente obra “Retrato de Almoró Pisani”, obra del pintor Alessandro Longhi (1733-1826), realizada en óleo sobre lienzo, datada entre 1758-1759.

El cuadro representa a uno de los hijos más jóvenes de los miembros de una de las familias más importantes de la Serenissima. El artista se especializa en la pintura de las casas más ricas de Venecia y tiene las puertas abiertas para retratar su mundo.

“Alegoría de la Primavera y Verano”, obra del pintor Francesco Monti, Museo Cívico de Belluno (Italia)

Las siguientes obras son un díptico“Alegoría de la Primavera y Verano”, obra del pintor Francesco Monti (1685-1768), realizada en óleo sobre lienzo, datada entre 1743-1746.

Los primeros años de su formación artística transcurrieron en el taller de Sigismondo Caula, en Módena, y más tarde, a partir de 1703, en el de Giovan Gioseffo dal Sole, en Bolonia, ciudad en la que, indudablemente, se configura su estilo artístico. En su formación no hay que desdeñar su admiración por la obra refinada y exquisita de Donato Creti, tanto en su pintura como en sus dibujos.

“Alegoría de Venecia”, obra del pintor Giovan Battista Pittoni, Museo Cívico de Belluno (Italia)

La siguiente obra “Alegoría de Venecia”, obra del pintor Giovan Battista Pittoni (1687-1767), realizada en óleo sobre tabla, datada entre 1734-1735.

Giovan Battista Pittoni proveniente de una familia de pintores, aprendió el oficio con su tío Francesco Pittoni, con el cual realizó en 1716 el cuadro Sansón y Dalila.

Al comienzo de su carrera su estilo está influenciado todavía por el barroco, que irá abandonando paulatinamente, se vislumbran ya los principales caracteres de su pintura: riqueza de color, libre distribución de las formas, un extremo rigor en la definición de los detalles y un sentido refinado de la composición, propios ya del rococó europeo.

“Anunciación”, obra del pintor Gaspare Diziani, Museo Cívico de Belluno (Italia)

La siguiente obra “Anunciación”, obra del pintor Gaspare Diziani (1689-1767), realizada en óleo sobre lienzo, datada entre 1747.

Gaspare Diziani era un mediocre pintor de Belluno. Todavía joven, se mudó a Venecia para completar sus estudios en la escuela de Gregorio Lazzarini. Pasó el resto de su vida en los territorios de la Serenísima. Sin embargo, fue uno de los fundadores de la Academia y ocupó el cargo de presidente.

La influencia Ricci se hizo evidente en la coloración y en la plasticidad de las formas, como se ha demostrado más de las grandes composiciones, pequeños bocetos.

“José vestido de fraile”, obra del pintor Gaspare Diziani, Museo Cívico de Belluno (Italia)

La siguiente obra “José vestido de fraile”, obra del pintor Gaspare Diziani (1689-1767), realizada en óleo sobre lienzo, datada entre 1760-1770.

El éxito Gaspare Diziani en la pintura fue por la visión de lo imposible que se convierte en parte del contexto de un lienzo, es en el movimiento del ojo que detecta todo, desde un ambiente a otro, sintiéndose diferentes formas de arte: experimentar y probar acciones claras son de una curiosidad nunca satisfecha.

““Retrato de la niña Tana”, obra del escultor Valentino Panciera, Museo Cívico de Belluno (Italia)

La siguiente obra “Retrato de la niña Tana”, obra del escultor Valentino Panciera conocido como Basarel (1829-1902), realizada en terracota grasa, datada en 1857.

La obra representa a la hija del escultor con Caterina Faja (llamada “Ninette”), fue realizada después de que el maestro perdió cuatro dedos de la mano derecha, se cortó con una sierra circular en un accidente laboral en 1885, se convirtió en los últimos años cada vez más activo en el taller de la familia. Para los retratos de sus padres, Caterina adopta un realismo supervisado, desprovisto de retórica, casi resignado, pero además es muy íntimo y afectuoso.

“Crucifixión”, obra del escultor Valentino Panciera, Museo Cívico de Belluno (Italia)

La siguiente obra “Crucifixión”, obra del escultor Valentino Panciera conocido como Basarel (1829-1902), realizada en terracota, datada en 1866.

Los Basarel se dedicaron durante generaciones como talladores de escultura de madera, está actividad se inició con su bisabuelo Valentino. Pese a esto, la familia estaba asumida en la pobreza, por lo que Valentino no pudo tener una educación regular. Recibió una primera capacitación en el taller de su padre, que se agregó, a principios de la década de 1840, a un breve conocimiento de la escuela del diseñador de Belluno Antonio Federici.

“Ecce Homo”, obra del escultor Valentino Panciera, Museo Cívico de Belluno (Italia)

La siguiente obra “Ecce Homo”, obra del escultor Valentino Panciera conocido como Basarel (1829-1902), realizada en mármol de Carrara, datada entre 1850-1900.

Besarel trabaja mucho en su tierra natal, hasta que se trasladó a Venecia en los años sesenta, a continuación, recibido con grandes honores y fama europea, convirtiéndose en el proveedor oficial de las más grandes monarquías del continente. Ni siquiera el deterioro con el accidente y la pérdida de cuatro dedos logró detener las actividades de Valentino.

“Busto idealizado de Andrea Brustolón”, obra del escultor Valentino Panciera, Museo Cívico de Belluno (Italia)

La siguiente obra “Busto idealizado de Andrea Brustolón”, obra del escultor Valentino Panciera conocido como Basarel (1829-1902), realizada en madera de pino, datada en 1869.

Andrea Brustolón era también un escultor de madera, heredero de una tradición artesanal familiar, fue estudiante en Venecia del genovés F. Parodi, que comenzó a conocer la escultura barroca de Bernini, perfeccionada posteriormente durante su estancia en Roma hace muebles y vasos sagrados (Venecia, sacristía de los Frailes) y profanos (marcos, sillas altas, consolas, etc.) Se caracteriza por un ímpetu decorativo apoyado por una técnica hábil, y enfatizado por el contraste cromático entre maderas de diferentes cualidades.

“Expositor en terracota con los cuatro evangelistas y ángel”, obra del escultor Valentino Panciera, Museo Cívico de Belluno (Italia)

La siguiente obra “Expositor en terracota con los cuatro evangelistas y ángel”, obra del escultor Valentino Panciera conocido como Basarel (1829-1902), realizada en terracota y madera de pino, datada en 1860-1895.

La densa presencia de esculturas de Besarel en las iglesias y palacios de la zona ha sugerido la organización de itinerarios guiados a través de los lugares que guardan sus obras.

“Fiesta nocturna de San Pedro del Castillo”, obra del pintor Ippolito Caffi, Museo Cívico de Belluno (Italia)

La siguiente obra “Fiesta nocturna de San Pedro del Castillo”, obra del pintor Ippolito Caffi (1809-1866), realizada en óleo sobre lienzo, datada en 1839.

Ippolito Caffi, al principio, se inspiraba en los modelos del Setecientos veneciano, logró modernizar el vocabulario pictórico de los paisajistas, ya sea explorando nuevos puntos de vista, como en las escenas nocturnas, ya sea plasmando temas inusuales.

“Nieva en Venecia”, obra del pintor Ippolito Caffi, Museo Cívico de Belluno (Italia)

La siguiente obra “Nieva en Venecia”, obra del pintor Ippolito Caffi (1809-1866), realizada en óleo sobre lienzo, datada en 1841.

A pesar de haber sido muy apreciado en vida, Caffi ha debido esperar a los años sesenta del siglo XX para ser seriamente considerado por los historiadores de arte. Con la gran exposición en Venecia con ocasión del centenario su muerte se revalorizó mucho su pintura. Su obra fue numerosísima pero parte de ella se ha perdido.

“Vista de Belluno desde el Monte Dolada”, obra del pintor Ippolito Caffi, Museo Cívico de Belluno (Italia)

La siguiente obra “Vista de Belluno desde el Monte Dolada”, obra del pintor Ippolito Caffi (1809-1866), realizada en óleo sobre lienzo, datada en 1859.

En 1859, su situación como patriota era cada vez más peligrosa, también debido a los frecuentes viajes a Lombardía y Piamonte; en julio de 1860 fue arrestado y encarcelado en las prisiones políticas de San Severo. Salió de la cárcel después de tres meses, inmediatamente se fue a Milán.

“Vista de Belluno con el puente nuevo sobre Piave”, obra del pintor Ippolito Caffi, Museo Cívico de Belluno (Italia)

La siguiente obra “Vista de Belluno con el puente nuevo sobre Piave”, obra del pintor Ippolito Caffi (1809-1866), realizada en óleo sobre lienzo, datada en 1859.

Ippolito Caffi vivió momentos muy convulsos de la historia porque habían declarado la guerra en Austria en julio de 1866, dejó Venecia y fue primero a Florencia, luego a Taranto. Murió en Lissa el 20 de julio de 1866 en el hundimiento del barco “Rey de Italia” en el que se había embarcado para retratar de cerca los acontecimientos de la guerra.

“Caravana en el desierto”, obra del pintor Ippolito Caffi, Museo Cívico de Belluno (Italia)

La siguiente obra “Caravana en el desierto”, obra del pintor Ippolito Caffi (1809-1866), realizada en óleo sobre lienzo, datada entre 1840-1850.

En 1843 era el verdadero heredero de Canaleto, Caffi navega desde Nápoles hasta el desierto, de donde deja imágenes memorables, para el viaje tan deseado en Oriente. Su curiosidad intelectual, el deseo de conocer personalmente a estos mundos de fábula en la literatura y la pintura, el espíritu de aventura.

“Exposición tricolor en Belluno”, obra del pintor Alessandro Seffer, Museo Cívico de Belluno (Italia)

La siguiente obra “Exposición tricolor en Belluno”, obra del pintor Alessandro Seffer (1831-1905), realizada en óleo sobre lienzo, datada entre 1870-1880.

Alessandro Seffer comienza el aprendizaje de pintura en la Academia de Bellas Artes de Venecia, en 1863 regresó a residir permanentemente en Belluno, donde fue profesor de dibujo en las escuelas técnicas, paisaje fructífera, retratado en pinturas de motivos pequeños, montañosas y destellos de su ciudad en la que los ciudadanos a veces insertan eventos importantes

“Concierto de música en la plaza Campitello”, obra del pintor Alessandro Seffer, Museo Cívico de Belluno (Italia)

La siguiente obra “Concierto de música en la plaza Campitello”, obra del pintor Alessandro Seffer (1831-1905), realizada en óleo sobre lienzo, datada en 1901. Tiene unas medidas de 75 x 135 cm.

Alessandro Seffer es un seguidor de la pintura de Caffi que partiendo de sus formas de es más audaz y teje un gran angular al aire libre, haciendo escenas que se acercan a temas más anecdóticos.

“Vista del foro romano”, obra del pintor Ippolito Caffi, Museo Cívico de Belluno (Italia)

La siguiente obra “Vista el foro romano”, obra del pintor Ippolito Caffi (1809-1866), realizada en óleo sobre lienzo, datada siglo XIX.

Ippolito Caffi aplica a sus lienzos unas deslumbrantes luces orientales de las pinturas representadas donde muestran desde el frío, algo brumoso, y el fascinante clima del invierno, de Venecia. Viaja hacia el Este, recuerda que el León de San Marcos siempre ha mirado hacia Constantinopla, llegando a pintar en la Alejandría de Egipto

“Caza en el lecho del río Piave”, obra del pintor Alessandro Seffer, Museo Cívico de Belluno (Italia)

La siguiente obra “Caza en el lecho del río Piave”, obra del pintor Alessandro Seffer (1831-1905), realizada en óleo sobre lienzo, datada en 1900.

Alessandro Seffer nos revela que es un estupendo paisajista, en esta ocasión representa una vista del río Piave que recorre desde los Alpes orientales hasta la desembocadura en el mar Adriático.

“Busto de Cesare Battisti y Jacopo Tarso”, obra de los escultores Amibale de Lotto y Urbano Nono, Museo Cívico de Belluno (Italia)

Las siguientes obras son sendas esculturas “Busto de Cesare Battisti y Jacopo Tarso”, obra de los escultores Amibale de Lotto (1877-1932) y Urbano Nono (1849-1925), realizada en mármol, datadas en 1800 y 1890.

“Escena de la reunificación”, obra del pintor Osvaldo Monti, Museo Cívico de Belluno (Italia)

La siguiente obra “Escena de la reunificación”, obra del pintor Osvaldo Monti (1819-1904), realizada en óleo sobre lienzo, datada en 1900.

Sus primeros trabajos que conocemos datan de 1842: 14 estaciones del Vía Crucis de la iglesia de Madonna di Parè di Limana, pequeñas pinturas hechas junto con su padre.

Unos años más tarde, en marzo de 1848 , aunque no muy joven, se entusiasmó con los movimientos de Reunificación italiana. En esa ocasión fue nombrado capitán de la Guardia Cívica , mientras que algunos de los eventos que había presenciado dejaron una especie de crónica pictórica al pintar siete escenas en óleo sobre estos hechos.

“Homenaje al padre de la patria”, obra del pintor Goffredo Sommavilla, Museo Cívico de Belluno (Italia)

La siguiente obra “Homenaje al padre de la patria”, obra del pintor Goffredo Sommavilla (1850-1944), realizada en óleo sobre lienzo, datada entre 1870-1880.

Goffredo Sommavilla nació en Belluno, estudió en la Academia de Bellas Artes de Venecia. A menudo pintó escenas familiares íntimas. Se marcho en 1882 a Montevideo, Uruguay, donde permaneció hasta su muerte.

“Busto Tomaso Antonio Catullo”, obra del escultor Luigi Borro, Museo Cívico de Belluno (Italia)

La siguiente obra “Busto Tomaso Antonio Catullo”, obra del escultor Luigi Borro (1826-1886), realizada en mármol, datada entre 1864-1869.

Tomaso Antonio Catullo nació en Belluno el 9 de julio de 1782; después de haber estudiado medicina, matemáticas y química, en 1811 se convirtió en profesor de historia natural y química en la escuela secundaria de Belluno; cuando fue suprimida, cuatro años más tarde, pasó a enseñar primero en Verona y luego en Vicenza.

“Retrato del Abad Giovanni Bernardi di Barbarano conocido como Germánico”, obra del pintor Placido Fabris, Museo Cívico de Belluno (Italia)

La siguiente obra “Retrato del Abad Giovanni Bernardi di Barbarano conocido como Germánico”, obra del pintor Placido Fabris (1802-1859), realizada en óleo sobre lienzo, datada en 1836. Tiene unas medidas de 127 x 110 cm.

Placido Fabris manifiesta desde una edad temprana el interés en la pintura y el dibujo. Se inscribió en la Academia de Bellas Artes de Venecia , recibe premios en la Academia en los años 1817, 1819 y 1822. El retrato representaba el terreno privilegiado de Fabris que durante toda su vida artística tuvo clientes de prestigio como el zar ruso Nicolás I, quien le ordenó una copia de un Tiziano. Su actividad también estaba dirigida a la restauración de pinturas antiguas.

“Retrato de Gaspare Craglietto”, obra del pintor Placido Fabris, Museo Cívico de Belluno (Italia)

La siguiente obra “Retrato de Gaspare Craglietto”, obra del pintor Placido Fabris (1802-1859), realizada en óleo sobre lienzo, datada en 1834. Tiene unas medidas de 41,3 x 31,7 cm.

Placido Fabris en 1824 era un gran retratista se mudó a Trieste, donde se convirtió, junto con Giuseppe Tominz, en uno de los pintores favoritos de las familias más influyentes de la ciudad. Regresó a Venecia en 1832 y durante la cuarta década, interrumpido por una breve estancia en Milán, se dedicó al retrato, la restauración y el estudio de los maestros venecianos de los siglos XV y XVI. Para escapar de la situación política que siguió a los acontecimientos de 1848 y finalmente para sobresalir como artista, se mudó a Londres.

“Ezzelino es repelido en la batalla de Belluno”, obra del pintor Giovanni de Min, Museo Cívico de Belluno (Italia)

La siguiente obra “Ezzelino es repelido en la batalla de Belluno”, obra del pintor Giovanni de Min (1786-1859), realizada en óleo sobre lienzo, datada en 1800-1850. Estudio del fresco de la sala Conciliare del Municipio de Belluno.

Giovanni de Min pinta grandes cuadros sobre la historia de Venecia por lo general lo hace en soporte al fresco con escenas bajo la influencia imperial del imperio austro-húngaro.

“Hércules en la encrucijada”, obra del pintor Sebastiano Ricci , Museo Cívico de Belluno (Italia)

La siguiente obra “Hércules en la encrucijada”, obra del pintor Sebastiano Ricci (1659-1734), realizada en óleo sobre lienzo, datada en 1704. Tiene unas medidas de 180 x 257 cm.

La obra representa en el héroe dividido entre la figura del Vicio –una mujer lánguida, cubierto de flores, medio desnudas y que se encuentran entre los sátiros y bailarines– y la Virtud –una hermosa figura de pie, encantadora y también llena de eros–. Su mirada se dirige hacia ella, pero el resto del cuerpo se siente atraído por Vicio. En el juego de la luz brilla a través de toda la lucha humana entre el placer y el deber, sin embargo, parece anticipar tonos románticos, todavía lejos, en el intento de conciliación que brilla en la representación de Hércules, casi evoca a Venecia.

“Caída de Faetón”, obra del pintor Sebastiano Ricci , Museo Cívico de Belluno (Italia)

La siguiente obra “Caída de Faetón”, obra del pintor Sebastiano Ricci (1659-1734), realizada en óleo sobre lienzo, datada en 1704.

La obra representa un enorme torbellino protagonizado por el hijo del Sol, sus caballos y el carro aparecen suspendidos, donde se aprecia la danza eterna de las formas, los colores, la angustia y el poder. Fue encargado por la familia Fulci y se coloca en el techo de la habitación, tal vez como un aviso a los jóvenes miembros de los Fulci, atreverse tan grandes compañías.

“Hércules y Onfale”, obra del pintor Sebastiano Ricci , Museo Cívico de Belluno (Italia)

La siguiente obra “Hércules y Onfale”, obra del pintor Sebastiano Ricci (1659-1734), realizada en óleo sobre lienzo, datada en 1704.

El cuadro representa a Ónfale que heredó el trono a la muerte de su marido. Durante su reinado tuvo como esclavo a Heracles. A este semidiós, que había enfermado después de haber asesinado a Ífito, se le había dado el oráculo de que debía servir como criado durante tres años y pagar una indemnización para librarse de su enfermedad, así que Hermes lo puso en venta como esclavo y Ónfale lo compró.

Palazzo de Giuristi en Belluno (Italia)

Aquí damos terminada la visita a este importante museo de Belluno. Son las 12 de la mañana y podemos visitar el museo de Arqueología de Belluno dentro del billete combinado con el museo de pintura. ¡Hacia allí vamos!

El museo de arqueología (GPS N 46.138226 E 12.2179562) se encuentra en dos habitaciones en la planta baja del edificio del Palazzo dei Giuristi, las exposiciones documentan la larga historia de la provincia desde el Paleolítico Medio hasta la Edad Media , el resultado de las excavaciones y descubrimientos realizados en la segunda mitad de 1800.

La primera sala, dedicada enteramente a la Prehistoria , expone los hallazgos más antiguos descubiertos en la provincia, provenientes del yacimiento de Campon di Monte Avena (Sovramonte), estudiado entre 1984 y 1987 por la Soprintendenza per i Beni Archeologici del Veneto.

Entre otros contextos documentados en la exposición destaca la tumba de un cazador muerto en Val Cismon (BL) hace cerca de 12.000 años (finales del Paleolítico Superior) y enterrado en una fosa recubierta por algunas piedras pintadas en ocre rojo con motivos geométricos y naturalistas. En la misma sala hay una selección de hallazgos procedentes del yacimiento prehistórico del Col del Buson (valle del río Ardo en Belluno), todavía en curso de excavación bajo la dirección de la SBAV y la colaboración de los Amici.

Museo de arqueología, Palazzo de Giuristi en Belluno (Italia)

Situado en el valle medio del Piave, el territorio bellunese durante la Edad del Hierro tuvo una importancia fundamental para las comunicaciones y el comercio entre las áreas alpinas, las zonas de colinas y la llanura, viendo así el desarrollo de asentamientos ligados al aprovechamiento de los recursos locales pero sobre todo vinculados a su posición “estratégica”. El Museo expone una selección de objetos de la necrópolis de Cavarzano, descubierta en la segunda mitad del siglo XIX a los pies del monte Serva, una serie de ajuares funerarios procedentes de sepulturas halladas en las cercanías de Belluno entre los años 30 y los años 60 del siglo XX y una llave de tradición centroeuropea de carácter votivo. Todos los restos expuestos se enmarcan en un arco cronológico que va desde el siglo VII a. C. al siglo V a.C.

Belunum (Velunum), mencionada por Plinio el Viejo (III, 130-131) entre las Venetorum oppida, pasó a formar parte del Estado Romano en 89 a. C. y se convirtió en municipium probablemente en torno a la mitad del siglo I a.C. (entre el 49 y el 42 a. C.), aunque con seguridad lo fue ya en plena edad augústea (27 a.C.-14 d.C.). En la segunda sala del Museo se exponen los hallazgos provenientes de la ciudad y del territorio administrado por ella, además de una selección de materiales de la parte norte de la provincia, integrada a inicios de la época romana en el municipium y convertida más tarde en colonia de Iulium Carnicum (Zuglio – UD).

Cazador muerto, Palazzo de Giuristi en Belluno (Italia)

El Museo Cívico di Belluno expone un interesante conjunto de piezas procedentes de múltiples lugares de la provincia, útil para enmarcar los principales acontecimientos del territorio en época del alto medieval. Después de la caída del Imperio romano (476 d.C.), el Bellunese, como todo el Véneto, pasó a formar parte de la provincia Regio X Venetia et Histria, instituida a finales del siglo III por Diocleciano. Posteriormente, a finales del siglo V, se incorporó al reino de Italia gobernado por el ostrogodo Teodorico el Grande en nombre del emperador de Oriente; en la tercera década del siglo VI fue afectada por los sucesos de la guerra greco-gótica, a la cual siguió un breve dominio bizantino y, antes de finales de dicho siglo, vio el asentamiento de grupos de población longobarda.

Entre los testimonios más significativos referidos al periodo longobardo se pueden destacar dos ajuares de guerreros descubiertos respectivamente en Castelvint (Mel) y Moldoi di Sospirolo. Muy interesantes son también los ajuares funerarios hallados en el Agordino durante la segunda mitad del siglo XX, que atestiguan la pervivencia de asentamientos romanos en las áreas ocupadas por los longobardos durante los siglos VI-VII.

Edad de hierro, Palazzo de Giuristi en Belluno (Italia)

La colección de medallas antiguas del Museo Cívico di Belluno se compone de cerca de 1.000 piezas procedentes de legados, donaciones y depósitos estatales, pero también compradas en el mercado de antigüedades. El núcleo de la colección está constituido por la recopilación de Florio Miari, donada por su hijo Carlo en 1872 junto a un notable número de bronces, placas y varios objetos de arte, y constituida por al menos 400 piezas entre medallas antiguas, monedas de plata y bronce, en parte mezcladas con monedas adquiridas posteriormente. A este núcleo se añadió en los años setenta del siglo pasado el importante legado del doctor Alessandro Da Borso, cuyos ejemplares carecen de cualquier indicación de procedencia. Completan las dos colecciones los repertorios numismáticos provenientes de varias localidades de la provincia que documentan los hallazgos más significativos del territorio, como las dracmas vénetas descubiertas en 1878 durante las excavaciones en la necrópolis de Cavarzano, reconocidas gracias a que se conserva un diseño sobre cartulina de Osvaldo Monti.

El vestíbulo del Auditorium di Piazza Duomo recoge los monumentos romanos en piedra encontrados en Belluno y en el territorio bellunese, además de una serie de lápidas y fragmentos de monumentos funerarios, no siempre de procedencia local, que forman parte de la dispersa colección Pagani de Belluno.

Cuchillo de la Edad de hierro, Palazzo de Giuristi en Belluno (Italia)

Desde aquí vamos caminando hasta la plaza de Duomo para ver la Catedral de San Martino (GPS N 46.1378559 E 12.2175322 ), entrada gratuita.

Catedral Nuestra Señora de la Asunción y a San Martín el Obispo en Belluno (Italia)

La catedral es el centro religioso de la ciudad, es el templo del obispo que poseía aquí su «cátedra», era el símbolo del pastor y el maestro. El templo fue construido para venerar a Nuestra Señora de la Asunción y a San Martín el Obispo. De este antiguo edificio solo hay algunos fragmentos escultóricos en piedra, restos en la fachada de la Catedral que datan de los siglos IX-X.

En el siglo XV el edificio tuvo que reconstruirse la iglesia , y la entrada se giró 180°, como lo vemos en la actualidad, fue cambiada la antigua entrada que estaba en dirección al valle del Piave siguiendo el proyecto original del famoso Tullio Lombardo. Es una de las obras del arte barroco que soñaba con plasmar el paraíso en la tierra.

Se continuó trabajando durante los siglos siguientes y en 1732 se colocó la primera piedra del campanario diseñado por el arquitecto Filippo Juvara en tiempos del obispo Gaetano Zuanelli. La construcción finalizó en 1743 al coronarse la aguja, se colocó el ángel alto que la tradición dice que fue diseñado por el escultor Andrea Brustolon de Belluno, nacido a pocos metros de allí, en la travesía de Mezzaterra.

En 1873, la ciudad fue azotada por un tremendo terremoto que destruyó la mayoría de los edificios históricos de la ciudad, incluido el ábside de la Catedral , que fue reconstruido junto con la cripta subyacente.

Altar de la catedral Nuestra Señora de la Asunción y a San Martín el Obispo en Belluno (Italia)

En el interior se pueden ver numerosas obras de arte como: escudos, lápidas y bajorrelieves en las fachadas exteriores y en las paredes interiores del Duomo que narran la historia de la ciudad y de este grandioso edificio. Es interesante señalar, en la parte inferior izquierda de la entrada con vistas a la Piazza Duomo , una placa con una inscripción en latín dedicada al emperador Marco Aurelio que proviene de la antigua iglesia y fue reutilizado como un altar que recuerda encima el histórico sermón de San Bernardino da Siena en septiembre de 1423 que se celebró en esta plaza.

El portal principal está rematado por el escudo del obispo Luigi Lollino, fue construido en 1628. En la puerta principal se pueden ver las puertas modernas de bronce inauguradas el 12 de junio de 1983 en honor de Juan Pablo I, el Papa de Belluno nacido en Canale d'Agordo, y construido siguiendo el diseño del Romano Angelo Canevari. La puerta central está reservada para la representación histórica espiritual del Papa Luciani, mientras que en las entradas laterales se refieren a los temas de la humildad, la fe, la esperanza y la caridad.

Al entrar en la catedral hay varios altares menores del siglo XVIII y cada uno se acompañan de un par de estatuas atribuidas a Vicenza Giuseppe Sordina (1682-1758) y otros trabajos realizados por Valentino Panciera Besarel, alrededor de 1857.

Coro de la catedral Nuestra Señora de la Asunción y a San Martín el Obispo en Belluno (Italia)

Al final de la nave derecha se llega al primer altar con el retablo de Andrea Meldolla, construido en el siglo XVI con la imagen de San Bernardino de Siena y fue traído aquí por la voluntad del Ayuntamiento desde la iglesia de San Pedro para evitar la epidemia de cólera que aterrorizó a la ciudad en 1855.

El retablo del segundo altar fue encargado a Cesare Vecellio, un primo de Tiziano, encargado en 1585 por el Consejo de Nobles para que la ciudad fuera preservada de la plaga que se extendía en el campo. La pintura firmada y fechada presenta el magistrado Giovanni Loredan, que recomienda a la ciudad de Belluno a la intercesión de San Sebastián acompañado en la columna por el Papa Fabiano y la Virgen. Se puede ver el interesante fondo con una vista de Piazza Duomo con el Palazzo dei Rettori.

El tercer altar, adornado por tres graciosos ángeles de madera encargados al escultor Valentino Panciera Besarel en 1854, sobre un retablo construido en 1571 y firmado por Jacopo da Ponte, conocido como Bassano. Representa el martirio de San Lorenzo, colocado aquí sobre la parrilla ardiente que representa su martirio.

Altar de la catedral Nuestra Señora de la Asunción y a San Martín el Obispo en Belluno (Italia)

El cuarto altar está embellecido por el retablo con la Deposición de la Cruz encargado a Palma il Giovane por los nobles de Belluno: Bartolomeo y Francesco Miari a finales del siglo XVI. En la parte alta hay tres ángeles que representa que fueron ejecutados por el taller de Andrea Brustolon entre 1722 y 1729.

El quinto altar, colocado en la cabecera de la nave derecha, está precedido por un nicho flanqueado por dos talladas de 1622 con el escudo de armas de la familia Miari (1703). El gran receptáculo, pintado por el artista neoclásico Giovanni De Min y diseñado por el arquitecto Giuseppe Segusini en 1840, alberga el busto de mármol de Gregorio XVI, el primer pontífice de Belluno. El altar está dedicado al Santísimo Sacramento y presenta un impresionante tabernáculo del siglo XVII, realizado en mármol policromado con decoraciones. En la parte superior, a lo largo de los dos pasillos, hay doce pinturas del siglo XVIII que representan a los Apóstoles y fueron pintadas por Flaminio Grappinelli y Antonio Gabrieli.

En el año 2000, la capilla fue dedicada también al beato Papa Juan XXIII y custodia algunos objetos personales del Papa, La escultura que lo representa es obra de A. Verdi (1989).

Altar de la catedral Nuestra Señora de la Asunción y a San Martín el Obispo en Belluno (Italia)

En el presbiterio se cuelgan algunas pinturas; una pintura del siglo XVIII de los jesuitas mártires japoneses; la pintura más cercana representa a la Virgen y el Niño adorado por los Santos de Luigi Gonzaga y Estanislao Kostka pintado por Gaspare Diziani; también una gran pintura de Gregorio Lazzarini, datada a finales del siglo XVII, representa un milagro de Santo Domingo; además, podemos ver la “Adoración de los Magos” de Giuseppe Heintz el joven del siglo XVII; una Virgen del Rosario rodeada de santos (1794) obra de Lodovico Sergnano; mientras que la predicación de San Francisco Javier es obra de un campesino del siglo XVII, Giovanni Fossa.

El altar construido en mármol fue tallado en el taller de Arnosti Ceneda en el año 1668 y contiene el retablo de San Martín, patrón de la ciudad, pintado en 1672 por Pietro Muttoni el viejo. Sobre el altar está la imagen de la Asunción venerada por los ángeles, pintada por Antonio Ermolao Paoletti en 1898.

En cuanto a la nave izquierda, el primer altar data de 1585 y está dedicado a la Santa Espina , una reliquia donada por el Obispo Moisés Buffarello en 1471, está contenida la reliquia sagrada (de la corona de Jesús de espinas), traída de Constantinopla, después de que la ciudad cayera en manos de los turcos en 1453. En el centro del retablo ricamente decorado se representa un gran crucifijo que se encuentra a los pies de la imagen de Nuestra Señora con San Juan Evangelista, datada a principios del siglo XV.

Virgen con el Niño la catedral Nuestra Señora de la Asunción y a San Martín el Obispo en Belluno (Italia)

El segundo altar de la nave izquierda lleva el retablo con la conversión de San Paul, obra de Gaspar Diziani (1731-1736).

En el tercer altar está dedicado a San Carlos Borromeo y presenta una pintura dedicada a los santos milaneses y realizado por el mismo artista.

El cuarto altar está dedicado a Santa Ana y contiene una pintura de Egidio Dall'Oglio (1735) con la Sagrada Familia , que está unida con sus abuelos maternos de Jesús, Joaquín y Ana.

El quinto altar, dedicado a la Virgen de las Gracias, lleva una pequeña pintura de Gaspare Diziani representa a la Virgen con el niño y dos magníficas estatuas de mármol del siglo XVI que representa al obispo San Lucano Gioata y santo, patrón de la ciudad junto con San Martín.

A lo largo del pasillo izquierdo hay una puerta que conduce a la cripta; fue reconstruida completamente después del terremoto de 1873, alberga un altar formado por el Arca del Avoscano, utilizado como depósito de las reliquias sagradas con magníficas esculturas realizadas en el siglo XIV y en el siglo siguiente. Sobre ella se coloca el retablo del siglo XV de San Martín, que describe algunos episodios sobresalientes en la vida del santo.

Damos por terminada la visita a la Catedral , nuestro siguiente destino está en el otro extremo de la ciudad. De camino pasamos por la Plaza del Mercado que describe una arquitectura del siglo XVI; es el lugar donde se desarrolla el mercado de la fruta y verdura. En el centro tiene la bella Fuente llamada de San Lucano, la más antigua fuente en piedra de Belluno, pues fue erigida en 1410. La estatua del centro (que es una copia, estando la original en el Museo Cívico) representa San Lucano, el santo de la zona.

Plaza del Mercado en Belluno (Italia)

Esta plaza era un espacio de encuentros sociales y comerciales de la ciudad, y está edificada alrededor de bonitos palacios, como el Palacio del Monte de Piedad, la Logia de Ghibellini, Palazzo Miari e Palazzo Lollino.

Cerrando la plaza se encuentra también “Puerta Dojona“. Los ancianos la conocen incluso como “puerta de las cadenas” pues antes allí se encontraba un puente levadizo sobre un foso que daba paso a los arrabales de la ciudad. De un lado, hacia la plaza, esta puerta tiene una arquitectura triunfal, con columnas, cariátides y el león de San Marco; del otro lado, el que va hacia la calle, en cambio se ven los antiguos batientes monumentales de madera. La puerta antes se llamaba de manera diferente, pero ahora se conoce así en honor del obispo Giuglio Doglioni.

Marchamos por la vía Roma y vemos una Macelleria –carnicería– conocida como Dall Falla G. (GPS N 46.1404166 E 12.2181417 ) que venden, además de carne, comida preparada de la región. Entramos y la boca se nos hace agua, compramos varios platos tradicionales, compramos un risotto Lamonese, lo llaman el plato de los poetas y también un pastin, son albóndigas de cerdo aplastadas. Vemos también como plato destacado “la polenta” –es un plato de harina de maíz hervida–, nunca la habíamos probado y nos da cosa que no nos gustará, decidimos dejarlo para otra ocasión, desgraciadamente pensamos que perdimos una buena oportunidad. Pagamos por todo 32,00 euros y nos llevamos la comida para degustarla en nuestra autocaravana.

Plaza de San Stefano en Belluno (Italia)

Siguiendo la calle se llega a la Plaza de San Stefano (GPS N 46.14104 E 12.2184245 ), tiene una bonita fuente de piedra y una columna coronada con el león de Venecia. En uno de los extremos se levanta la propia iglesia de San Stefano construida sobre un antiguo cementerio romano (aunque es posiblemente que fuera anterior), como lo demuestra el descubrimiento del sarcófago (ahora situada en el Palazzo Crepadona) del noble romano Cayo Hostilio y Flavio esposa Domitia durante algunas excavaciones debajo del campanario.

La iglesia fue construida a partir de 1468 como una iniciativa del padre Giorgio Pellati por los monjes de la Orden de los Servitas (aquí permaneció hasta 1806), era parte del convento que también incluía el claustro gótico adyacente.

Probablemente diseñado por Giorgio Tagliapietra de Como en estilo gótico italiano, con una fachada de piedra de arenisca y un gran rosetón, tiene un portal de piedra simple con el escudo de armas de la ciudad de Belluno y Girolamo Orio, que fue el alcalde el año en que la iglesia se terminó (1485). Las puertas y la luneta superpuesta están hechas de bronce y son obra del artista de Falcade Dante Moro; ellos se fusionaron con motivo del quinto centenario de la iglesia en 1968. En las puertas se representan escenas del viejo y nuevo testamento y en el bisel se representa la vida terrenal, la familia, la escuela, el trabajo y la iglesia, en relación a la vida celestial ( La Trinidad y los dos santos patronos de la parroquia, Biagio y Stefano).

Frescos de la iglesia de San Stefano en Belluno (Italia)

El interior de la iglesia la planta está dividida en tres naves absidiales, con bóvedas cruzadas y columnas con capiteles tallados y piedra blancas y rosas de las columnas. Su rica decoración interior (en la que se unen elementos del arte románico, gótico e renacentista) choca con la simple fachada en ladrillos.

Virgen de los Dolores en la iglesia de San Stefano en Belluno (Italia)

Se pueden ver obras de arte importantes: altar de madera y frescos de Matteo Cesa, por eso se le llamo como la capilla de Cesa, hay frescos de Jacopo da Montagnana (o quizás de Andrea Mantegna) y Matteo Cesa con un altar de finales del siglo XV atribuido a Andrea Di Foro. También, podemos admirar la capilla de Nuestra Señora de los Dolores conserva una rico y elaborado altar de madera con la estatua de la Virgen de los Dolores de 1657 de Gianbattista Alquinos (muy venerada en la ciudad, todavía se lleva en procesión todos los años el domingo anterior al Domingo de Ramos). En las paredes laterales encontramos pinturas de Antonio Lazzarini, Giovanni Fossa y Antonio Bettio, hay dos grandes ángeles de madera y un crucifijo de Andrea Brustolon, así como obras de Cesare Vecellio y Francesco Frigimelica.

Encuentro entre Abraham y Melchisedech, Cesare Vecellio, 1599 en la iglesia de San Stefano en Belluno (Italia)

Salimos de la iglesia y caminamos hacia el parking de la autocaravana, pasamos por la Piazza de los Martiri (GPS N 46.1396166 E 12.2170645 ), se encuentra en el corazón comercial de la ciudad de Belluno, tiene un estilo claramente renacentista. Aunque se llama Piazza Gregorio XVI, en honor del Papa Gregorio XVI nacido en Belluno, se conoce familiarmente como Piaža Kanpedèl, porque a lo largo de la historia el espacio público siempre se ha extendido al uso cívico de la ciudad. El nombre actual fue dado el 3 de junio de 1945, en memoria de los cuatro partidarios colgados de farolas por las tropas nazis en 17 de de marzo de 1945, cuyos nombres se leen en los platos de los cuatro lámparas en cuestión.

Área de autocaravanas en Belluno (Italia)

En la misma plaza se encuentra la Porta Dante (GPS N46.1391102 E 12.2164209 ), fue inaugurada el 15 de mayo de 1865, en el sexto centenario del nacimiento del poeta. Reemplaza el nombre de Porta Renier, construida con el Rector de Renier en 1669, que tenía la entrada al antiguo recinto medieval, llamado d'Ussolo, demolida, utilizado como un pasaje para los soldados.

Llegamos al área de autocaravanas de Belluno y nos disponemos a comer, solamente tenemos que calentar un poco todos los platos como hemos comprado. Después pensamos en marcharnos, pagamos el parking 5,10€. El precio del parking es muy barato, tiene un horario de 8,00 a 19,00 horas, es de 6,00 euros (máximo por día) y de 19,00 a 8,00 horas gratuito (nocturno).

Salimos y volvemos a la zona del área de servicios de autocaravanas en Belluno , ya hemos comentado que esta contigua al parking. Hacemos el reset de la AC con el respectivo vaciado y llenado.

Tenemos pendiente el ir al taller de neumáticos para ver si encontramos la rueda que llevamos en mal estado, pero decidimos continuar el viaje y a la entrada de la ciudad de Treviso intentar buscar un taller.

Mapa de Treviso (Italia)

Llegamos a la ciudad de Treviso y como disponemos de tiempo suficiente buscamos algún taller situado en el polígono industrial a la entrada a Treviso. Visitamos Pneusmarca-Driver Center Pirelli, situado en Viale della Repubblica, 14 (GPS N 45.6693737 E 12.2262727 ), es el típico sitio inmaculado que parece que no trabaja nadie, nos atiende una secretaria que nos da palique hasta que termina el encargado. Nos recibe en el mostrador y mira las posibilidades de tener un neumático como el que llevamos un Continental camper y nos pide 180 euros y si cambiamos a Michelin Agilis pues 185; en ambos casos, debemos de pagar en ese momento y esperar hasta el día siguiente para tener el neumático. Decidimos continuar buscando.

Visitamos otro taller de neumáticos y el precio es similar pero tampoco tiene una unidad debemos de esperar sin seguridad de poder montar al día siguiente.

El final nos acordamos del precio que nos habían facilitado en Fiat y vamos a ver si tenemos más suerte. Llegamos al taller Lenzini (GPS N45.68803 E12.24385 ) concesionario oficial Fiat . Nos dicen más o menos lo mismo, que mañana después de las 14,00 horas tendríamos el Continental por un precio de 170 euros, decidimos pedirlo para no continuar el viaje con el peligro de conducir con una rueda en mal estado.

Puerta San Tomaso en Treviso (Italia)

Continuamos el viaje hacia el área para autocaravanas en Treviso (Italia). Es gratuita y tiene para vaciar y llenar agua. Las coordenadas GPS del lugar corresponde con: N45.67009// E 12.25794 .

El parking se encuentra situado a la espaldas de un campo de fútbol Omobono Tenn, situado en la via Castello d'Amore. Es un amplio aparcamiento que tiene unas pocas plazas reservadas para las autocaravanas, limita con las vía del tren de entrada a la ciudad. Según la guía se encuentra a unos 600 metros del centro de la ciudad. ¡Bueno! mejor dicho a unos 600 metros de la muralla que rodea la ciudad.

Como son las 18,00 horas vamos a descubrir un poco la ciudad para que mañana sea la visita mucho más fácil. Estamos un poco desubicados y tenemos que preguntar varias veces como llegar al centro. Rodeamos todo el campo de fútbol y enseguida vemos la muralla, solamente nos queda encontrar la puerta de San Tomaso que nos permite acceder al interior de la ciudad amurallada.

No hay lugar a dudas ante nuestros ojos se encuentra la gran Puerta de San Tomaso (GPS N 45.669944 E 12.2506916 ). Se abre a los muros del siglo XVI de Treviso. Está ubicado en el área noreste del centro, y se dirige a la actual carretera de Pontebbana hacia el norte.

Río Sile en Treviso (Italia)

Sin duda es la más majestuosa de las tres puertas, completamente cubierta con elementos decorativos en piedra de Istria que retoman el esquema de los arcos triunfales clásicos. El conjunto concluye con una peculiar cúpula de madera y plomo. El león de San Marco de Venecia es la figura que se destaca en el centro del frente externo, aunque antiguo, no es el original ya que fue colocado aquí en 1857.

Fue erigida en 1518 por el alcalde Paolo Nani y se le llamó “puerta Nana” y está coronada por una estatua de San Pablo en el proyecto, tal vez fue elaborado por Guglielmo Bergamasco. El nombre se refiere a una iglesia cercana dedicada a Santo Tomás de Canterbury, que posteriormente fue destruida.

Desde finales de 2011, al final de la reestructuración de los dos lados de la puerta, se ha cerrado al tráfico de vehículos de motor, lo que permita ver la puerta con todo su esplendor.

Enseguida nos damos cuenta que Treviso es una ciudad muy especial, es atravesada por el río Sile y sus numerosos afluentes que convierten en una ciudad llena de canales, donde curiosamente hay zonas acotadas para la pesca. Es muy normal gente echando sus cañas de pesca en las aguas claras, frescas y limpias del río. Es fascinante ver como el río atraviesa canalizado sus cimientos, imaginamos que la construcción de los edificios es por pivotes, seguro que la ciudad se levanta sobre una zona húmeda desecada, similar a Venecia.

Zona de pesca en el Río Sile en Treviso (Italia)

Atravesamos la puerta y llegamos a una de las calles principales de la antigua Treviso, se trata del Borgo Giuseppe Mazzini que nos llevará hasta la iglesia de San Agostino (GPS N 45.6672538 E 12.2496094 ), afortunadamente esta abierta al publico, a estas horas del día poco más se puede hacer en Italia que visitar alguna iglesia .

La iglesia de San Agustín de Treviso pertenecía al convento cercano de los Clérigos Regulares de Somasca. Fue uno de ellos, el padre Francesco Vecellio, quien diseñó este edificio elocuente a mediados del siglo XVIII, que fue consagrado el 25 de diciembre de 1758. La iglesia se convirtió en una iglesia parroquial y el hogar de la escuela de zapateros. A diferencia de otros edificios en la ciudad, esta iglesia sobrevivió a las supresiones napoleónicas: fue degradada a la iglesia vicaria, mientras que los padres Somaschi se mudaron a la cercana iglesia de Santa Fosca en Santa Maria Maggiore, que ostentaba el título de parroquia.

Es un edificio elíptico con una fachada curva y dinámica, en un perfecto estilo barroco. De orden dórico, está enmarcado por pilares laterales que sostienen un frontón triangular.

El interior presenta una exquisita elegancia y una unidad de estilo, entre la arquitectura, la distinta decoración y los muebles, son de alto valor y una rara armonía. El altar principal se coloca en un ábside semicircular abierto con una columna sostenida por cuatro columnas detrás de las cuales se abre una grada rectangular iluminada por una linterna. Los cuatro altares laterales están dentro de nichos, mientras que las pilastras corintias encerradas por un marco doble. Arriba, un ático sostiene el techo plano.

Iglesia de San Leonardo de Treviso (Italia)

Las paredes y el techo están decorados con estucos blancos y marfil con ricos mármoles incrustados. Entre las obras de arte, tres hermosas estatuas, la Virgen de la Cinta , San Agustín y Santa Mónica, procedentes de la cercana iglesia de Santa Margarita, que fue cerrada al culto. Se representa a San Aniano, patrón de los escolares Calegheri (zapateros) Un día se hirió con la lezna en una mano y fue curado por San Marcos, el evangelista, San Julián y la Virgen de Ludovico Pozzoserrato, a continuación, podemos ver a San Agustín entregando la Regla de la Congregación de los Padres Somaschi San Girolamo Emiliani de Antonio Marinetti conocido como “Chiozzotto” y otras obras de Carlo Loth y Domenico Maggiotto.

Continuamos por la vía Sant'Agostino hasta llegar a la iglesia de Leonardo (GPS N 45.6658221 E 12.2485334 ), se levanta en la hermosa piazza de san Leonardo numero 17.

San Leonardo adquiere una larga historia que tiene sus raíces en el siglo XIV; Sin embargo, el edificio actual es el resultado de los trabajos hechos a partir de una reconstrucción del siglo XVII: la fachada es un proyecto del siglo XX obra el arquitecto Luigi Candiani, mientras que los interiores visibles hoy en día se esbozaron en el siglo XIX.

San Leonardo tiene una fachada enyesada de color amarillo, donde se pueden ver cuatro pilastras. Además de dos ventanas rectangulares de una sola hoja, en la fachada hay un pequeño rosetón decorado y el portal coronado por un nicho que alberga una escultura.

El interior tiene una nave central, contiene dos cuadros de Ludovico Pozzoserrato, donde se representa a San Miguel y San Leonardo, Santiago y Marta, un tríptico atribuido a la escuela de Cima da Conegliano y el fresco de la Gloria de San Leonardo de Giovan Battista Canal.

Cristo en la Iglesia de San Leonardo de Treviso (Italia)

En Cantoral sobre el mostrador, se levanta un órgano de tubos, fue construido por Gaetano Callido en 1787.

El dispositivo esta en el interior de una caja de madera pintada con imitación de mármol, trabaja con una transmisión mecánica y tiene un único teclado de 47 notas con la primera octava y un pedal de atril de 18 notas.

Seguimos hacia el centro por la via Indipendenza, antes de llegar a la plaza principal de Treviso vemos un gran monumento dedicado a la Independencia ( GPS N 45.6655838 E 12.2461663 ).

El monumento a la independencia, también conocido como el Cenotafio para el país y cariñosamente llamado en Treviso como La Teresona , es una escultura de mármol, situada al lado del Palazzo dei Trecento y al palacio que ya es la sede de la Cámara de Comercio.

La estatua, obra de Luigi Borro, es la personificación de la provincia de Treviso (y no el de La Italia como muchos creen erróneamente), se representa pisando las cadenas de la dominación de los Habsburgo. En su mano derecha, empuña una lanza a la que está unida la bandera tricolor italiana, mientras que su mano derecha lleva una corona de laurel. La obra está dedicada a los patriotas Treviso del Resurgimiento que murieron en 1866 durante la Tercera Guerra de Independencia que dio lugar a la unificación de Treviso y las provincias de Véneto con el Reino de Italia, sellado por referéndum el 21 de octubre de 1866.

El monumento mide 7,13 m hasta la punta de la lanza, de los cuales 3,30 m corresponden al pedestal y 3,83 metros, tallada en de mármol de Carrara. En la base de piedra de Istria hay una dedicatoria escrita con letras de bronce: “Ai morti per la Patria , la Provincia MDCCCLXVI ”.

Altar en la Iglesia de San Lorenzo de Treviso (Italia)

La obra alegórica y se inauguró el 20 de septiembre de 1875 con una ceremonia pública, en la que también participó el poeta Giosuè Carducci.

Fontana de las Tetas de Treviso (Italia)

Un poco más adelante llegamos al Palazzo dei Trecento (también llamado Palazzo della Ragione) es en la actualidad el consejo municipal de Treviso (GPS N 45.6655498 E 12.2458961 ).

El palacio fue erigido en los siglos XIII y XIV, como la sede del Maggior Consiglio o Consejo Supremo, el principal consejo administrativo de la ciudad. Construido en ladrillos, tiene dos pisos, el inferior discurre a través de una galería. El piso superior tiene tres ventanas con parteluz triple.

En el interior hay restos de frescos pintados del siglo XIV al siglo XVI por artistas venecianos, que representan el escudo de armas y temas de poder civil y justicia. En las paredes del sur hay una Virgen con el Niño y San Liberalis con Pedro y las Virtudes Cardinales.

En una de sus galerías, sobre una vitrina, se expone la escultura que cubría la famosa Fontana de las Tetas. La copia de la escultura original se coloca en el patio de palacio Zignoli, accesible desde la galería que conecta el Calmaggiore a la plaza de la torre y la calle del Podesta. El original es el que podemos ver protegido aunque está seriamente dañado.

Palazzo della Signoria de Treviso (Italia)

La Fuente de las Tetas fue construida en 1559 por orden de Alvise Da Ponte, entonces alcalde de la República de Venecia, después de una severa sequía que azotó la ciudad de Treviso y el campo circundante. Originalmente, la estatua se colocó dentro del palacio pretoriano, en la vía Calmaggiore. Desde entonces y hasta 1797, el año de la caída de la República Serenísima de Venecia, en honor de cada nuevo Podesta fluía de fuente vino rojo de uno de los senos y el vino blanco en el otro y todos los ciudadanos podían beber de forma gratuita durante tres días.

Más tarde, fue cambiado de lugar y se perdido su uso hasta que fue recuperado por el abad Luigi Bailo y luego fue insertada en el Museo Casa da Noal.

Seguimos unos metros hasta llegar a La Piazza dei Signori (GPS N 45.6657789 E 12.2454456 ) es la más importante de la ciudad y constituye en el centro geográfico de Treviso.

En la plaza se encuentra el edificio más importante de la ciudad es el Palazzo della Prefettura o Palazzo della Signoria era ocupado por clases más ricas y pudientes de Treviso.

El Palacio fue utilizado como residencia de Podestà en Treviso, no era natural de la ciudad y era considerado como extranjero porque aplicaba a los vecinos la tiranía.

Duomo de Treviso (Italia)

El Podestà no vivía en Treviso y, por lo tanto, solía llegar a la ciudad con todo su séquito y ocupaba las casas junto al Palazzo dei Trecento; estas casas fueron expropiadas de los dueños legítimos, lo que le hizo muy impopular.

Seguimos andando por la via Calmaggiore, se disponen edificios en ambas aceras con galería porticadas donde en el medievo se realizaban las ventas del mercado. En la actualidad son tiendas de marcas exclusivas: Calzedonia, Intimissi, Diesel, Pinko, Capello, Swatch, Marina Rinaldi, MaxMara, L'Occitane.

En el numero 56 de la calle encontramos una magnifica heladería, dicen que es una de las más reputadas, Gelateria Da Renato di Bortolato (GPS N 45.6664841 E 12.2438327 ). Pedimos: pistachos, chocolate blanco, tiramisú y mango, realmente buenos y cremosos.

Desde aquí vamos hasta la catedral de Treviso (GPS N 45.6665753 E 12.2425239 ), ya esta cerrada en esos momentos, solamente podemos contemplar una fachada un tanto desconcertante porque representa un edificio neoclásico que nada tiene que ver con la imagen de un edificio medieval, que esperábamos contemplar.

Pescando en Treviso (Italia)

Viendo que los monumentos están todos cerrados nos dedicamos al Shopping. Sin rumbo fijo caminamos por la ciudad hasta quedar prácticamente extenuados después de visitar un montón de tiendas. Vemos la imagen curiosa de la firma H & M, nos llama la atención porque ha comprado todo un palacete y lo ha convertido en una tienda de moda. Esta situada en la calle Corso del Popolo, 25 (GPS N 45.6630132 E 12.2444364 ).

Solamente nos queda volver al área de autocaravanas pero antes de llevar hacemos una parada en un supermercado para conocer que se cuece en la mesa italiana, compramos un montón de cosas ricas que iremos preparando a las próximas jornadas.

Una vez en el área, después de descansar un poco preparamos la cena: calentamos una fritura de verduras, una ensalada con productos de la tierra de Italia, unas berenjenas al horno…buenísimas, como detalle hemos encontrado unas olivas negras de la talla XXXL…fenomenales, jamás habíamos visto un tamaño igual, y dicen que eso si importa, el tamaño quiero decir. Vemos una peli y marchamos directamente a la cama.

Calles de Treviso (Italia)

Día 24 de agosto (jueves)

Ruta: Treviso-Grado Km. 122; tiempo estimado 1h 50'

Iglesia de Santa Catalina de Treviso (Italia)

La mañana comienza muy calurosa, desayunamos rápidamente leche y unas magdalenas para salir lo antes posible, nos queda por delante un día muy intenso.

Treviso es una hermosa ciudad de la región Veneto, que se desarrolla entre palacios decorados con frescos, pórticos, antiguas villas, y tranquilos canales donde corre el río Sile, cruzando los pequeños molinos que se encuentran en varios puntos de la ciudad.

Es una ciudad pequeña construida a “medida del hombre”, que se puede recorrer tranquilamente a pie de un extremo al otro. Es una ciudad casi peatonal que intenta mantener una elevada calidad de vida.

Marchamos hasta nuestra primera visita del día para llegar tenemos que bordear todo el campo de fútbol y seguir hasta las murallas de Treviso hasta encontrar la puerta de San Ambrosio para entrar en el interior medieval.

Nuestra primera intención es visitar la iglesia de Santa Catalina es actualmente la sede de Museo Cívico de la ciudad, entrada 3 euros. Piazzetta M. Botter, 1 - 31100 Treviso; ojo los lunes está cerrado: horario martes a sábado. 9.00-12.30 y de 14.30-18.00 horas.

Claustro de la Iglesia de Santa Catalina de Treviso (Italia)

El templo se convierte en 1346 en la sede de la congregación de los Siervos de María, era una orden religiosa de origen toscano, y el último de los grandes órdenes monásticas de la Italia medieval que se asienten en Treviso, obteniendo los permisos de esta ciudad para construir su monasterio, la iglesia más grande Escudo de la Orden de los Siervos de María dedicada a Santa Catalina de Alejandría, para la construcción del nuevo convento reutilizan algunas de las estructuras preexistentes.

Cuando el convento fue suprimido en 1772 y todos los espacios religiosos se cerraron en 1806, los edificios del complejo, incluida la iglesia, se convirtieron en propiedad del Estado y se utilizaron como cuarteles y depósitos militares. Esto causó alteraciones serias de las arquitecturas y decoraciones, así como la dispersión total del patrimonio artístico y del mobiliario interior.

El estado del conjunto sufrió como consecuencia de los graves daños acaecidos durante los atentados del 7 de abril 1944 y 10 de marzo 1945, gracias a la intervención de Mario Botter, un restaurador y amante del arte Treviso, llevó al descubrimiento del tesoro pictórico oculto durante siglos bajo los yesos anónimos de unas paredes de la iglesia que habían sido blanqueadas. Se trata de una antología excepcional de la pintura de interiores de Venecia desde el mediados del siglo XIV hasta las primeras décadas del siglo XV, que culminaron con frescos que hoy son atribuidos a Gentile da Fabriano y su taller. También es notable el ciclo gótico tardío de la Capilla de los Inocentes (ver los frescos).

Museo Cívico de Santa Catalina de Treviso (Italia)

Estos descubrimientos favorecieron la decisión de recuperar todo el complejo y dedicarlo a funciones culturales. La oportunidad llegó en 1967, cuando la construcción de Carlo Scarpa para la gran exposición de Arturo Martini instó al Consejo a la conclusión de un acuerdo con el Estado para convertirse en un museo en todo el complejo. Fue encargando el proyecto en 1974, el mismo arquitecto y todavía se encuentran trabajando para la rehabilitación total.

Empezamos la visita por la sección de arqueología y corresponde a las actividades humanas documentadas en el territorio entre los pre-Alpes, Piave y Sile hasta la formación del núcleo urbano de Treviso, a través de artefactos contextualizados tanto desde el punto de vista cronológico y espacial.

Las colecciones de edad prehistórica y protohistórica, de los cuales destacamos los expuestos espadas de bronce , que se encuentran en gran número en las canteras abiertas a finales del siglo XIX y principios del siglo XX a lo largo del Sile y Piave. Constituyen un testigo importante del Salón de Mosaicos usados donde se colocan estas armas tanto en entierros como ofrendas votivas. Los ejemplos más antiguos, tienen influencia del centro europeo, son los tipos Sauerbrunn y Boiu se remonta a 1600 a. C, cuyo estilo se mantienen hasta la edad de hierro, con las espadas de la producción etrusca que son imitados a nivel local.

Cabeza de Venus, Museo Cívico de Treviso (Italia)

De la necrópolis de Montebelluna se exponen, entre los objetos funerarios, algunos artefactos importantes figuraban con lámina de bronce en relieve y acabados a buril, en particular, la cubeta con el arado, que data en el siglo VI-V. a. C. La misma técnica ejecutada caracteriza a los cinco discos votivos, que representan a una diosa, cuyos ejemplos de un tipo ahora bien atestiguado en la región de Veneto entre el siglo IV y II a. C., en una esfera cultural de contacto con el mundo celta.

Sarcófago Acculia Zosime, Museo Cívico de Treviso (Italia)

En la planta baja se presentan en orden cronológico, la evidencia más significativa se encontró durante las excavaciones arqueológicas del siglo XIX en el centro histórico de Treviso y a segunda mitad del siglo XX hasta la actualidad, y cubre un período que transcurre entre la Edad del Bronce y la reciente Era romana.

Fragmento de sarcófago, Museo Cívico de Treviso (Italia)

De particular interés son la planta de un horno de cerámica (siglos X-IX sec. A. C.) y grandes braseros circulares ( siglos X- IX sec. A. C.), fueron encontrados en el contexto de las instalaciones de vivienda de la excavación de Piazza S. Pío X. De la misma excavación también está el plato votivo de bronce con figuras femeninas hechas en relieve y buril (siglo IV-III a C).

Figura de bronce, Museo Cívico de Treviso (Italia)

A partir de las tumbas de la época romana de varios lugares de Treviso (Biancade, Fanzolo, Quinto di Treviso) se encontró buena parte material de vidrio expuesto, mientras que numerosos monumentos registrados, tales como la del magistrado local C. Sevio Fusco (siglo I d. C.), dan fe de la onomástica y la organización política y social del municipium de Tarvisium.

Figura de Juno, Museo Cívico de Treviso (Italia)

La visita se completa, en el salón junto a la gran claustro, a partir de colecciones de antigüedades de Luigi Bailo (ver las colecciones de Historia), que consta de estatuas de bronce y piezas de monumentos de piedra de griegos y romanos.

“Venus y Cupido”, obra de un pintor veneciano desconocido, Museo Cívico de Treviso (Italia)

Empezamos la visita al Museo Cívico de Treviso en la sección de pintura por “Venus y Cupido”, obra de un pintor veneciano desconocido, realizado en óleo sobre tabla, datado en la segunda mitad del siglo XVI.

Los cuadros muestran escenas fantásticas del banquete de la boda nupcial entre Cupido y bella princesa Psique. Los sátiros y las ninfas se disponen alrededor de una mesa cubierta con un mantel blanco, apreciándose una amplia gama de posturas marcadas por el movimiento y los escorzos.

“Afrodita y Atenea”, obra del pintor Pompeo Batoni, Museo Cívico de Treviso (Italia)

El siguiente cuadro “Afrodita y Atenea”, obra del pintor Pompeo Batoni (1708-1787), realizado en óleo sobre lienzo, está datado en la primera mitad del siglo XVIII.

Pompeo Batoni entre sus obras hay sus numerosos cuadros alegóricos y mitológicos sonde se muestra como un artista de técnica sólida y con tendencia hacia el neoclasicismo, y cierto influjo del Rococó francés. En las crónicas de la época se menciona su rivalidad con Anton Raphael Mengs.

“Andromeda”, obra del pintor Cornelis Cornelisz. van Haarlem, Museo Cívico de Treviso (Italia)

El siguiente cuadro “Andromeda”, obra del pintor Cornelis Cornelisz. van Haarlem (1562-1638) o de Bartholomeus Spranger (1546-1611), realizado en óleo sobre lienzo, está datado en el inicio del siglo XVII.

Cornelis Cornelisz. van Haarlem fue miembro de la escuela manierista de Haarlem, muy influido por los trabajos de Bartholomeus Spranger. Pintó principalmente retratos, así como temas mitológicos y bíblicos. Inicialmente pintó cuadros de gran formato, trabajando al estilo italianizante, con figuras humanas en poses retorcidas, escorzos, y anatomías hipertrofiadas. Más tarde, su trabajo tendió hacia formas más naturalistas. En general destaca su preferencia por el desnudo y los temas que permiten un tratamiento sensual.

“Venus, Eros, Vulcano y Puttis”, obra del pintor Lambert Sustris , Museo Cívico de Treviso (Italia)

El siguiente cuadro “Venus, Eros, Vulcano y Puttis”, obra del pintor Lambert Sustris (1515-1553), realizado en óleo sobre lienzo, está datado en la segunda mitad del siglo XVI.

Lambert Sustris pinta retratos junto a Tiziano para los Habsburgo y de Tintoretto en su última etapa veneciana, su obra historiada se inscribe en la órbita del manierismo veneciano, fundiendo una técnica derivada de Tiziano con las influencias de Tintoretto y de Parmigianino, directamente o a través de Andrea Schiavone, a la vez que sus orígenes nórdicos se manifiestan en el gusto por los paisajes poblados por pequeñas figuras, como se advierte en el Bautismo de Cristo del Museo de Bellas Artes de Caen o en el Paisaje con Júpiter del Museo del Ermitage.

“Hércules y Onfale”, obra del pintor Sebastiano Ricci , Museo Cívico de Treviso (Italia)

El siguiente cuadro “Hércules y Onfale”, obra del pintor Sebastiano Ricci (1659-1734), realizado en óleo sobre lienzo, está datado en la primera mitad del siglo XVIII.

El cuadro representa a Hércules forzado a ser castigado como esclavo con las doncellas de la reina Onfale de Lidia. Onfale se burla de él y lo obliga a hacer trabajos femeninos, como hilar lana, mientras ella usa su piel de león.

“Virgen con el Niño”, obra del pintor Lambert Sustris , Museo Cívico de Treviso (Italia)

El siguiente cuadro “Virgen con el Niño”, obra del pintor Jacopo da Valenza (1485-1537), realizado en óleo sobre tabla, está datado en los primeros años del siglo XVI. Tiene unas medidas de 59,5 x 42,5 cm.

Jacopo da Valenza se desconoce su biografía aunque sus orígenes probables le sitúan en Lombardía, activo en el último cuarto del siglo XV y la primera década del siglo XVI en el alto Veneto, trabajando para muchas iglesias de Belluno y Vittorio Veneto.

En su estilo encontramos influencias muy precisas, resumidas en el contexto artístico de Alvise Vivarini, a su vez, con la obra del pintor Bellini. A partir del modelo de Vivarini Jacopo nunca se desvía, impregna con poca originalidad, pero que muestra una gran habilidad técnica y gran talento de imitador: se supone que la formación Jacopo tuvo lugar entre el taller de la familia Vivarini.

“Virgen con el Niño”, obra del pintor Govanni Bellini y taller, Museo Cívico de Treviso (Italia)

El siguiente cuadro “Virgen con el Niño”, obra del pintor Govanni Bellini y taller (1430-1516), realizado en óleo sobre tabla, está datado en 1475-1480.

Estamos ante un cuadro creado para la devoción privada en el taller de Giovanni Bellini de 1475. Se representa una imagen ligeramente oblicua, el Hijo levanta la mano en un gesto de bendición y trata de evitar la mirada del espectador, tristemente parece presagiar la Pasión. Están retratados contra un cielo ondulado de nubes, detrás de un parapeto de mármol con un marco fino. El brazo izquierdo de la Virgen sostiene al niño un poco levantado mientras con la mano sostiene lo protege abiertamente. A la derecha deja poco espacio para ver un paisaje en miniatura: un canal de riego entre una serie de puentes, árboles, una ciudad, una torre, montañas azuladas en la distancia.

El maestro en la elaboración de este tipo de cuadros seguía un procedimiento típico de talleres renacentistas, estudiado y realizando un prototipo en cartón, para luego hacer un patrón reutilizable de agujeros a lo largo de las pistas del dibujo preparatorio para reproducir los contornos y rasgos. Luego pintó personalmente las partes más importantes, definió las variaciones, dejando a los colaboradores la realización de elementos secundarios.

“Virgen con el Niño en brazos”, obra de un escultor anónimo austriaco, Museo Cívico de Treviso (Italia)

La siguiente escultura “Virgen con el Niño en brazos”, obra de un escultor anónimo austriaco (siglo XIV), realizado en mármol policromado.

La escultura gótica austriaca tiene una clara influencia italiana y por cercanía de Alemania. La representación de la Virgen se hace con un matiz diferente se convierte en la mediadora entre los hombres y la justicia divina, presenta una imagen amable sonriente, dulce. Las vírgenes con niño pierden la sensación del hieratismo anterior, ahora la Virgen aparece como una madre, que tiene en su regazo a su hijo, ambos se miran con ternura, comienza a ver una comunicación entre ambos, que se traduce en gestos de afecto, sonrisas, detalles anecdóticos.

“Virgen con el Niño”, obra del pintor Giovanni Battista Cima , Museo Cívico de Treviso (Italia)

El siguiente cuadro “Virgen con el Niño”, obra del pintor Giovanni Battista Cima conocido como Conegliano y taller (1459-1518), realizado en óleo sobre tabla, está datado en 1496-1499.

Nada más mirar esta obra nos damos cuenta que el pincel esta en manos de unos de los maestros de la pintura. El pintor puede ser considerado parte de la escuela veneciana, aunque también fue influenciado por Antonello da Messina, en el énfasis que da a los fondos de paisaje y la atmósfera tranquila de sus obras.

Una vez formado, su estilo no cambió mucho. En su mayoría pintó temas religiosos, a menudo en pequeña escala para casas en lugar de iglesias, pero también algunos, en su mayoría pequeña, mitológica.

“El Paraíso”, obra de Paris Bordon , Museo Cívico de Treviso (Italia)

El siguiente cuadro “El Paraíso”, obra de Paris Bordon (1500-1571), realizado en óleo sobre lienzo, está datado en 1560.

El retablo describe como es el Paraíso entre las nubes y donde se organiza a los bendecidos en varios niveles. En la parte superior, bajo una luz dorada y parpadeos de los ángeles, la madre de Dios está coronada como reina a manos de la Trinidad de Dios el Padre, el Hijo Jesús y la paloma del Espíritu Santo. Más abajo vemos a Juan el Bautista y el círculo formado por los apóstoles y los evangelistas. En el centro hay una franja habitada por santos y mártires, con San Sebastián atravesado por una flecha, San Pedro de Verona con la cabeza aplastada por una hoz, la Magdalena Penitente sostiene el tarro de ungüentos, Santa Catalina de Alejandría se representa con la rueda, San Lorenzo con la parrilla, San Esteban vestido como un diácono con la piedra de la lapidación en su cabeza, San Antonio con el fuego en la mano y el buen ladrón Disma con su cruz.

La parte inferior del retablo representa el gran pueblo de los santos de Dios. En el centro vemos San Benito y su hermana Santa Escolástica, fundador de la orden benedictina. Los médicos de la iglesia son reconocidos: el Papa Gregorio con el trirrego, Ambrogio el obispo con la tiara, Geronimo lleva el bonete de cardenal. Y nuevamente San Francisco con la cruz, San Martín de Tours con la armadura de caballero y el manto, San Orsola con la corona, la bandera y sus compañeros con la palma del martirio. Sugella esta en el grupo, San Cristoforo, con su palma.

“Resurrección de Cristo”, obra de Paris Bordon , Museo Cívico de Treviso (Italia)

El siguiente cuadro “Resurrección de Cristo”, obra de Paris Bordon (1500-1571), realizado en óleo sobre lienzo, está datado entre 1555-1560. Tiene unas medidas de 80 x 88 cm.

Paris Bordon fue un pintor veneciano del renacimiento, trabajó con Tiziano, mientras que se caracteriza por un entorno marcadamente manierista y de esta forma dejó muy clara su formación provincial.

“Adoración de los Magos”, obra de Girolamo da Treviso el Joven, Museo Cívico de Treviso (Italia)

El siguiente cuadro “Adoración de los Magos”, obra de Girolamo da Treviso el Joven (1497-1544), realizado en óleo sobre tabla, está datado en 1520.

Girolamo da Treviso el Joven se le asocia estilísticamente con el estilo giorgionesco y mientras trabajaba en Bolonia durante los años 1520, se nota la influencia de Rafael. En Bolonia, realizó la decoración escultural del portal de la basílica de San Petronio y las pinturas en grisalla del interior. Trabajó también en Génova, Faenza, Trento, Padua y en el Palazzo del Te en Mantua.

“La Adoración de los Jesús”, obra de Girolamo Savoldo y taller, Museo Cívico de Treviso (Italia)

El siguiente cuadro “La Adoración de los Jesús”, obra de Girolamo Savoldo y taller (1480-1548), realizado en óleo sobre lienzo, está datado en la primera mitad del siglo XVI.

En la obra el pintor muestra el papel fundamental de la luz que baña las figuras que definen los rasgos fisonómicos cuidadosamente caracterizados y cubre los abundantes pliegues de las prendas resaltando el rojo vivo del manto de San José y el manto de la Virgen.

“Natividad con la partera incrédula”, obra de Domenico Capriolo , Museo Cívico de Treviso (Italia)

El siguiente cuadro “Natividad con la partera incrédula”, obra de Domenico Capriolo (1404-1528), realizado en óleo sobre tabla, está datado en 1524.

Domenico Capriolo es un artista no demasiado bien conocido, sus primeros pasos los da en Venecia dentro del círculo de artistas más cercanos a Giorgione, al menos en la temática de sus obras. Todavía joven se establece en Treviso (hacia 1517), donde se casa con Camilla, la hija del también pintor Pier María Pennacchi.

En su fase más madura, Capriolo parece estancarse en un gusto más provinciano, ajeno a cualquier innovación más allá de las aprendidas en su fase juvenil. Va olvidando progresivamente su giorgionismo para buscar otras referencias como Giovanni Girolamo Savoldo o Pordenone. Su temprana muerte impediría una posterior evolución en su estilo.

“Retrato del monje dominico Marcantonio Luciani”, obra de Lorenzo Lotto, Museo Cívico de Treviso (Italia)

El siguiente cuadro “Retrato del monje dominico Marcantonio Luciani”, obra de Lorenzo Lotto (1480-1556), realizado en óleo sobre lienzo, está datado en 1526. Esta firmado como: Laurentius Lotus 1526. Tiene unas medidas de 76 x 67 cm.

El monje dominicano se retrata apoyado en el escritorio, parece que se sorprende en el momento en que el bolígrafo ha crujido en la hoja y levanta la cara para dirigirse al espectador. El clima suspendido es típico de Lotto de estos años en comparación de los jóvenes artistas de su generación.

El espacio detrás del fraile está completamente ocupado por una cortina verde, un artificio muy utilizado por los artistas de la época y también por Lotto, que ya lo había practicado en sus primeros trabajos.

El rostro del fraile emerge por contraste, enmarcado con el verde del telón de fondo y del negro del manto, con el blanco hinchado de las mangas suaves del vestido acolchado para actuar como un contrapunto.

“Retrato del senador veneciano”, obra de Domenico Robusti conocido como Tintoretto, Museo Cívico de Treviso (Italia)

El siguiente cuadro “Retrato del senador veneciano”, obra de Domenico Robusti conocido como Tintoretto (1560-1635), realizado en óleo sobre lienzo, está datado en la segunda mitad del siglo XVI.

Tintoretto a los 17 años, se convirtió en miembro del gremio de los pintores venecianos y para continuar su formación, trabajó junto a su padre en la ejecución de pinturas del Palacio Ducal de Venecia.

Junto al padre trabajó en su taller, realizando algunas pinturas erróneamente atribuidas a su antecesor. Gran parte de sus obras son retratos, particularmente de personajes reales o aristócratas. A la muerte de este, tomó las riendas de su taller, pero ya sin la fama de su padre.

“Retrato de Sperone Speroni”, obra de Tiziano Vecellio y taller, Museo Cívico de Treviso (Italia)

El siguiente cuadro “Retrato de Sperone Speroni”, obra de Tiziano Vecellio y taller (1473-1576), realizado en óleo sobre lienzo, está datado en 1544. Tiene unas medidas de 100 x 78,5 cm.

Sperone Speroni, era un íntimo amigo de Girolamo da Panico, se traslada a Roma en 1550 donde establece una gran amistad con el secretario del cardenal Alejandro Farnese y que lo había sido también de Pier Luigi Farnese, padre de Alejandro e hijo, a su vez, del Papa Paulo III, Alejandro Farnesio.

“Santa Cecilia y dos ángeles musicantes”, obra de Antiveduto Gramatica, Museo Cívico de Treviso (Italia)

El siguiente cuadro “Santa Cecilia y dos ángeles musicantes”, obra de Antiveduto Gramatica (1580-1626), realizado en óleo sobre lienzo, está datado en 1617. Tiene unas medidas de 164.5 x 152 cm.

Santa Cecilia ha sido venerada como mártir y como la santa patrona de los músicos y cantantes, perteneció a una de las familias romanas más ilustres y en el siglo III fue una de las más grandes benefactoras de la Iglesia.

Según un texto, más literario que histórico, se habría visto obligada a casarse con un joven pagano, pero durante la fiesta de bodas entre melodías y música, su corazón cantaba alabanzas a Dios, a quien había sido consagrada.

Condenada a morir en las aguas calientes de los baños, permaneció milagrosamente ilesa y en vano un verdugo intentó tres veces decapitarla.

“Concierto en la villa”, obra de Lodowijk Toeput, Museo Cívico de Treviso (Italia)

El siguiente cuadro “Concierto en la villa”, obra de Lodowijk Toeput también conocido como Ludovico Pozzoserrato (1550-1605), realizado en óleo sobre lienzo, está datado en los finales del siglo XVI.

Ludovico Pozzoserrato fue un pintor flamenco que se estableció en Italia. Llegó a Padua en 1582 después de recorrer Italia pasando de Amberes a Venecia, Florencia, Roma y otra vez en Venecia y es considerado el principal exponente local de finales del siglo XVI.

“Margarita de Saboya duquesa de Montova”, obra de Frans Porbus il Joven, Museo Cívico de Treviso (Italia)

El siguiente cuadro “Margarita de Saboya duquesa de Montova”, obra de Frans Porbus il Joven también conocido como Ludovico Pozzoserrato (1550-1605), realizado en óleo sobre lienzo, está datado en los finales del siglo XVI.

Frans Porbus era desciende de una familia flamenca de artistas de los cuales él es el último representante. Nació en 1569 en Amberes y se hizo maestro del gremio local en 1591. A partir de 1596 trabajó para el archiduque Alberto y la infanta Isabel. En 1599 se convirtió en pintor de cámara de Vincenzo Gonzaga en Mantua y se mantiene hasta 1609, haciendo viajes a Innsbruck, Nápoles, Turín y París. Después de 1609 se instaló en París, donde murió en 1622, llamado por María de Medici como pintor de la corte. Hacia retratos especializándose en la moda internacional, de una ejecución refinada y excepcionales costumbres, Frans Pourbus trabaja durante esos años en Mantua en esta actividad específica.

“Retrato de la condesa Margarita Prati”, obra de Andrea Appiani, Museo Cívico de Treviso (Italia)

El siguiente cuadro “Retrato de la condesa Margarita Prati”, obra de Andrea Appiani (1754-1817), realizado en óleo sobre lienzo, está datado en 1811. Tiene unas medidas de 74 x 89 cm.

Andrea Appiani fue un pintor neoclásico que pensó en estudiar la carrera de medicina como su padre, pero en lugar de ello entró en la academia privada del pintor Carlo Maria Giudici (1723-1804). Recibió formación en dibujo, copiando principalmente a partir de esculturas y láminas. Luego se unió a la clase del pintor de frescos Antonio de' Giorgi, que impartía en la galería de pinturas Ambrosiana de Milán. También frecuentó el estudio de Martin Knoller, donde profundizó su conocimiento de pintura al óleo; y estudió anatomía en el Ospedale Maggiore de Milán con el escultor Gaetano Monti.

“Retrato de familia”, obra de Francesco Hayez, Museo Cívico de Treviso (Italia)

El siguiente cuadro “Retrato de familia”, obra de Francesco Hayez (1791-1882), realizado en óleo sobre lienzo, está datado en 1807.

Es uno de los exponentes del romanticismo italiano, era originario de una humilde familia, el padre, Giovanni era de origen francés, mientras su madre, Chiara Torcella, era natural de Murano. El pequeño Francesco, último de cinco hijos, fue ahijado por una tía materna que se había casado con Giovanni Binasco, armador y marchante de arte, propietario de una discreta colección de pintura.

Ya de pequeño mostró predisposición por el diseño, por lo que su tío lo confió a un restaurador para que le enseñase el oficio. Posteriormente fue discípulo del pintor Francisco Magiotto, con quien permaneció durante tres años. Hizo el primer curso de desnudo en 1803 y en 1806 fue admitido a los cursos de pintura de la Nueva Academia de Bellas Artes, donde fue discípulo de Theodore Matteini.

“Santa María Magdalena”, obra de Guido Reni, Museo Cívico de Treviso (Italia)

El siguiente cuadro “Santa María Magdalena”, obra de Guido Reni (1575-1642), realizado en óleo sobre lienzo, está datado en el siglo XVII.

La obra retrata a la santa Magdalena en estado de meditación y penitencia: ella fue un tema especialmente extendido en el siglo XVII como favorito del Contrarreforma, debido al hecho de que Magdalena fue uno de los ejemplos más claros de pecadores convertidos.

“Natividad”, obra de Alessandro Varotari , Museo Cívico de Treviso (Italia)

El siguiente cuadro “Natividad”, obra de Alessandro Varotari conocido como el Padovanino (1588-1648), realizado en óleo sobre lienzo, está datado entre 1629-1630.

El cuadro nos ofrece una de las muchas variedades de la Natividad , en este caso destaca por la imagen chispeante del niño Jesús, desprende una luz que ilumina todas las figuras del cuadro.

“Circuncisión de Jesús”, obra de Alessandro Varotari, Museo Cívico de Treviso (Italia)

El siguiente cuadro “Circuncisión de Jesús”, obra de Alessandro Varotari conocido como el Padovanino (1588-1648), realizado en óleo sobre lienzo, está datado entre 1629-1630. Tiene unas medidas de 105 x 147 cm.

La circuncisión de Jesús es un evento narrado por el Evangelio según Lucas que se produce ocho días después de su nacimiento, Jesús fue circuncidado de acuerdo con la práctica judía de Milah.

En ese mismo momento recibió el nombre “Jesús” que deriva del idioma hebreo que significa salvación o salvador. Con el acto de la circuncisión, Jesús entró legalmente para ser parte del pueblo judío.

El evento es conmemorado por la Iglesia católica de rito ambrosiano y la Iglesia ortodoxa con la fiesta litúrgica correspondiente se celebra el 1 de enero del calendario Juliano corresponde al 14 de enero, del universal calendario gregoriano.

“Crucifixión con la Virgen, San Juan Evangelista, Santa María Magdalena y Jerónimo”, obra de Jacopo da Ponte, Museo Cívico de Treviso (Italia)

El siguiente cuadro “Crucifixión con la Virgen, San Juan Evangelista, Santa María Magdalena y Jerónimo”, obra de Jacopo da Ponte conocido como Jacopo Bassano (1515-1592), realizado en óleo sobre lienzo, está datado entre 1562-1563. Tiene unas medidas de 300 x 150 cm.

La obra fue encargada por las monjas del monasterio de San Paul para el retablo de la iglesia en Treviso y es una de las pinturas más importantes y se caracteriza dentro de la producción del artista, vinculado en ese momento al movimiento manierista.

“Crucifixión con la Virgen, San Juan Evangelista, Santa María Magdalena y Jerónimo”, obra de Jacopo da Ponte, Museo Cívico de Treviso (Italia)

El retablo tiene un color claro, pero lleno de resonancias, la forma está bien definida y las proporciones son reales, de modo que la estilización conduce a un equilibrio medido y clásico. Esto fue posible gracias al cuidado especial de Bassano en la elección de pigmentos para la composición de los colores. En particular, se consideró el betún y el uso de barniz rojo y amarillo, de los cuales el pintor hace un amplio uso en esmaltes para conseguir efectos cromáticos de transparencia a la luz de preciosa iridiscencia.

“Crucifixión con la Virgen, San Juan Evangelista, Santa María Magdalena y Jerónimo”, obra de Jacopo da Ponte, Museo Cívico de Treviso (Italia)

El cuadro representa la crucifixión de Cristo y asume una estructura piramidal que tiene como vértice el rostro de Jesús y como base los cuatro personajes: María, María Magdalena, San Juan y San Jerónimo. El tema principal de la pintura es el dolor que siente los protagonistas al ver a Jesucristo, pero también la misericordia frente a Cristo, un tema que se representa a través de la mirada y de la posición que ocupan las figuras. Para cada uno de estos podemos ver cuatro partes distintas: la primera, a la izquierda se encuentra la Virgen María , con las manos juntas, con los ojos empapados de un dolor que la destroza: el suyo es un sufrimiento inherente, dolor de acuerdo a la misión de una madre consciente del destino de su hijo, reunido en el silencio de la oración. En la segunda parte, está María Magdalena, agarrada a la cruz, casi en un intento desesperado por salvar a Cristo de una muerte ahora segura: a diferencia de la Virgen María , su sufrimiento se manifiesta abiertamente, no respaldado por una conciencia real del papel en el sacrificio de Jesús, sino es más humano y emocional. El contraste entre la Virgen María y María Magdalena también se puede ver desde el punto de vista de los colores: las dos mujeres se visten de colores “mixtos”, rojo y azul, ambos colores característicos de la pasión. En el centro está San Jerónimo, representado en el acto de la lectura del Antiguo Testamento en la que anunció la venida del Mesías, y al mismo tiempo observan San Juan a la derecha, mirando hacia el cumplimiento de las profecías antiguas; su rostro no manifiesta un tormento en particular: es consciente de lo que está sucediendo.

“Crucifixión con la Virgen, San Juan Evangelista, Santa María Magdalena y Jerónimo”, obra de Jacopo da Ponte, Museo Cívico de Treviso (Italia)

Otro aspecto a destacar en el trabajo es que ninguna de las cinco figuras mira directamente a la otra: esto es para simbolizar que todos están solos con su propio sufrimiento y no pueden pedir ayuda a nadie. En la parte inferior derecha se encuentra el cráneo de Adán, un símbolo del pecado original y recurrente en muchas crucifixiones, para expresar la derrota de la muerte: Adam normalmente se inicia en el pecado, se llama “muerte espiritual” hombre y ahora con el sacrificio de Cristo, el cielo se abre y el hombre es liberado. Jacopo Bassano incorpora algunos elementos de la “Crucifixión con los Santos” de Hans Memling, revoloteando como la correa, el esquema de color claro y fuerte, basada en la tríada de azul, rojo y blanco, la Magdalena agarrando la base de la cruz.

“Crucifixión”, obra de Luca Giordano, Museo Cívico de Treviso (Italia)

El siguiente cuadro “Crucifixión”, obra de Luca Giordano (1632-1705), realizado en óleo sobre lienzo, está datado en 1685. Tiene unas medidas de 78.5 x 78.5 cm.

Luca Giordano era hijo de un modesto pintor, Antonio Giordano, la amistad con José de Ribera marcaría su vida. Luca empezó a temprana edad a trabajar con Ribera en su taller napolitano, y debido a la gran influencia del artista español y a los numerosos viajes por Roma, Venecia y otras ciudades, en busca de un mayor conocimiento de las diferentes técnicas de la época, se convierte en uno de los mejores artistas del barroco. Fue ayudante de Pietro da Cortona en Roma profundizando en los aspectos decorativos hacia 1650.

“Glorificación del Santo nombre de María”, obra de Francesco Zugno, Museo Cívico de Treviso (Italia)

El siguiente cuadro “Glorificación del Santo nombre de María”, obra de Francesco Zugno (1709-1787), realizado en óleo sobre lienzo, está datado en el siglo XVIII.

La obra estuvo colgada en la iglesia Acipretale de Treviso en el retablo que fue en principio asignado a Tiepolo que representa la glorificación del Santo Nombre de María por el Papa Inocencio XI y Juan Sobieski, rey de Polonia. Posteriormente se asigno a Francesco Zugno con motivo de su expulsión durante la Segunda Guerra Mundial, se pudo leer en la parte de atrás la inscripción.

“San Juan Bautista prédica a las masas”, obra de Gian Domenico Tiepolo, Museo Cívico de Treviso (Italia)

El siguiente cuadro “San Juan Bautista prédica a las masas”, obra de Gian Domenico Tiepolo (1727-1804), realizado en óleo sobre lienzo, está datado a finales del siglo XVIII.

Gian Domenico Tiepolo era un pintor fecundo e imaginativo, alcanzó enorme éxito, y recibió encargos desde: Venecia, Milán, Bérgamo y Vicenza. Fue asistido en Venecia por un experto en perspectiva, Gerolamo Mengozzi-Colonna. El éxito de estos frescos hizo que se le contratara en otros lugares de Europa, como la Residencia de Wurzburgo y, al final de su carrera, en Madrid.

“Alegoría y gloria de la virtud principesca”, obra de Sebastiano Ricci, Museo Cívico de Treviso (Italia)

El siguiente cuadro “Alegoría y gloria de la virtud principesca”, obra de Sebastiano Ricci (1656-1794), realizado en óleo sobre lienzo, está datado entre 1702-1703.

Sebastiano Ricci fue un pintor controvertido encontró ocupación en una “tienda en Rialto di quadraro” (Venecia), probablemente un comerciante, en cuya vecindad vivía una joven mujer de gran belleza. Después de cortejarla, Sebastiano la dejo embarazada, pero en vez de casarse con ella, como ella esperaba, trató de envenenarla.

La mujer pudo frustrar el crimen y denunció al pintor ante las autoridades por las cuales lo encarcelaron. Liberado gracias a la intervención de una “persona noble”, y se marcho en 1681 a Bolonia, una ciudad no sujeta a la jurisdicción veneciana.

“Retrato de un caballero”, obra de Alessandro Longhi, Museo Cívico de Treviso (Italia)

El siguiente cuadro “Retrato de un caballero”, obra de Alessandro Longhi (1733-1813), realizado en óleo sobre lienzo, está datado en la segunda mitad del siglo XVIII.

Alessandro Longhi es particularmente conocido por las numerosas pinturas que produjo para la familia Pisani, entre las que se recuerda a la familia del procurador Luigi Pisani. Aunque había recibido sus primeras enseñanzas de su padre Peter, no siguió su estilo, sino el de su segundo maestro Nogari. Al igual que Sebastiano Bombelli, solía pintar a altos funcionarios venecianos con ropa oficial, en la que hacía hincapié en su condición social al destacar las vistosas pelucas y las refinadas túnicas.

“Retrato de un caballero”, obra de Rosalba Carriera, Museo Cívico de Treviso (Italia)

El siguiente cuadro “Retrato de un caballero”, obra de Rosalba Carriera (1675-1757), realizado en pastel sobre papel, está datado en 1721.

Rosalba Carriera comenzó su carrera artística pintando las cajas de rapé con esas gráciles figuras que luego se convirtieron en su fortuna transpuesta en miniaturas en marfil.

Fue la primera que utilizó el marfil en miniaturas, dándole ese brillo característico de sus obras. También fue el primero en no seguir las reglas académicas que querían que la miniatura se hiciera con trazos y puntos cortos y bien mezclados: en su lugar llevaba el característico trazo rápido de la pintura veneciana.

“Retrato de una dama”, obra de Rosalba Carriera, Museo Cívico de Treviso (Italia)

El siguiente cuadro “Retrato de una dama”, obra de Rosalba Carriera (1675-1757), realizado en pastel sobre papel, está datado entre 1720-1721.

Cuando era joven tuvo la suerte de estudiar también la música y pintura, además de bordado, que en el momento en que solía ser la actividad que más se dedicaron a sus compañeras.

Rosalba Carriera diverge significativamente del estereotipo de las mujeres, que todavía está muy extendido en el imaginario colectivo del siglo XVIII Domina todas las frivolidades, por lo que ella misma había creado una especie de club que pertenecían a personajes famosos del arte literario.

“Retrato de una dama”, obra de Rosalba Carriera, Museo Cívico de Treviso (Italia)

El siguiente cuadro “Retrato de una joven dama”, obra de Rosalba Carriera (1675-1757), realizado en pastel sobre papel, está datado en 1720-1721.

La peculiaridad de la obra era poder escudriñar el rostro de quienes estaban frente a ella, leerlo en todos sus detalles, entenderlo y poder transponer lo que veía con la pintura, todo enmarcado por un profundo realismo.

“La isla de San Giorgio del Bacino”, obra de Francesco Guardi, Museo Cívico de Treviso (Italia)

El siguiente cuadro “La isla de San Giorgio del Bacino”, obra de Francesco Guardi (1712-1793), realizado en óleo sobre lienzo, está datado en la mitad del siglo XVIII.

Francesco Guardi representa al fondo la forma de la iglesia y el convento de San Giorgio Maggiore se destaca contra el cielo azul, a la derecha está la parte oriental de la Giudecca con la Iglesia de Santa Maria della Presentazione y el jardín de la Zitelle

Sólo a finales de la década de 1760 Francesco se acercó a la pintura de paisaje, manteniendo, no obstante, la naturaleza elegante que había marcado su estilo anterior.

La punta de la Dogana y de la iglesia del Salvador”, obra de Giovanni Melan, Museo Cívico de Treviso (Italia)

El siguiente cuadro “La punta de la Dogana y de la iglesia del Salvador”, obra de Giovanni Melan (siglo XIX), realizado en óleo sobre lienzo, está datado en la mitad del siglo XIX.

El cuadro representa la Dogana es una lengua de tierra triangular donde el Gran Canal se encuentra con el Canal Giudecca, la antigua casa de aduanas, que data del siglo XV, el cuadro refleja esta forma triangular en su diseño.

El edificio fue restaurado por el minimalista arquitecto japonés Tadao Ando (que también restauró el Palazzo Grassi), financiado por el multimillonario francés y coleccionista de arte, François Pinault. La estructura actual es simple y compacta, conservando el diseño característico de un almacén. El espacio se divide en nueve salas dispuestas transversalmente, con paredes de ladrillo a la vista, vigas de madera y pisos de concreto pulido.

“Paisaje del palacio Ducal”, obra de Giovanni Melan, Museo Cívico de Treviso (Italia)

El siguiente cuadro “Paisaje del palacio Ducal”, obra de Giovanni Melan (siglo XIX), realizado en óleo sobre lienzo, está datado en la mitad del siglo XIX. Tiene unas medidas de 43 x 58 cm.

El punto de vista en el Palazzo Ducale, desde la Riva degli Schiavoni, es siempre muy particular. La imagen resuelve en plano inclinado en el puente de los suspiros para centrarse en la fachada gótica del palacio.

“Incendio en el Palacio Ducal en 1557”, obra de Ludovico Pozzoserrato , Museo Cívico de Treviso (Italia)

El siguiente cuadro “Incendio en el Palacio Ducal en 1557”, obra de Ludovico Pozzoserrato o Lodewijk Toeput (1550-1605), realizado en óleo sobre lienzo, está datado entre 1580-1605.

Ludovico Pozzoserrato llegó a Padua en 1582 después de recorrer Italia pasando de Amberes a Venecia, luego de Florencia a Roma y para terminar en Venecia y es considerado el principal exponente local a los finales del siglo XVI en paisajes y composiciones.

Claustro de la Iglesia de Santa Catalina en Treviso (Italia)

Abandonamos el museo para ir a la iglesia de Santa Catalina, para llegar pasamos por el antiguo claustro de las monjas el llamado claustro grande, desarrollado con una superficie de 40 metros, presenta las líneas arquitectónicas simples de la época renacentista de mediados del siglo XVI, con arcos de medio punto y bóvedas cruzadas. Sobre el pórtico, en dos lados opuestos, se encuentran las logias superiores que reutilizan las columnas del pórtico original del siglo XIV.

El interior de la iglesia la planta es de una sola nave, cubierto con un techo de madera. El estilo es gótico y es reconocible sobre todo en las tres capillas del fondo, anticipadas por arcos apuntados, y en las ventanas altas y estrechas.

La construcción del edificio se llevó a cabo en dos fases sucesivas. La primera, comenzada en 1346 desde el área del ábside, fue abruptamente interrumpida en 1348, probablemente debido a la terrible epidemia de peste de azoto ese año la ciudad de Treviso, cuando el edificio había alcanzado aproximadamente la mitad de la longitud actual. Se construyó una fachada temporal con tablones de madera, también en el fresco que representa a Santa Catalina.

Nave de la Iglesia de Santa Catalina en Treviso (Italia)

La construcción se reanudó a finales del siglo XIV y finalizó a principios del siglo XV, dando al edificio sus dimensiones actuales. Algunas capillas también se agregaron a la iniciativa primitiva.

La gran sala llena de frescos, altares y tumbas construidas entre los siglos XIV y XV, se sometió a un cambio notable, marcado por la austeridad, en 1590 después de la reforma tridentina: se cubrieron con yeso las imágenes medievales, eliminaron muchos monumentos y se levantaron falsos altares frescos arquitectónicos.

Después de la requisición napoleónica, y especialmente bajo el siguiente gobierno de Austria, la iglesia fue transformada y dedicada a almacenes militares. El interior estaba dividida la altura en tres niveles, a través de desvanes de madera cuyas vigas perforaban paredes y frescos.

El interior de la iglesia se ha desacralizado y en la actualidad contiene una importante representación de obras de arte que se han ido salvado de otras iglesias cercanas derribadas.

“Crucifijo monumental de Cristo donde aparece la imagen de la Virgen , San Juan y San Pablo”, obra de un pintor anónimo veneciano, Museo Cívico de Treviso (Italia)

El ábside central esta presidido por un “Crucifijo monumental de Cristo donde aparece la imagen de la Virgen , San Juan y San Pablo”, obra de un pintor anónimo veneciano (finales siglo XIV y principios del siglo XV), realizado en temple sobre madera, esta datado entre finales del siglo XIV y principios del siglo XV.

La obra procede de la iglesia de Teonisto derribada en 1944, representa la figura de Cristo según los ejemplos de la pintura gótica y los modelos empleados en las iglesias toscanas.

“Crucifijo”, obra del escultor Francesco Terill , Museo Cívico de Treviso (Italia)

La siguiente escultura es “Crucifijo”, obra del escultor Francesco Terilli (1575-1621), realizada en marfil, esta datado en el primer cuarto del siglo XVII.

El escultor trabajo mucho, principalmente en Feltre y, en menor medida, en Venecia. Sus mejores obras están representadas en los principales materiales utilizados: madera, bronce y marfil; este último es uno de los más valiosos para el tipo de material empleado, finura de tallado y su rareza.

z

“Padre eterno con un querubines”, obra del escultor de la región de Fruili o veneciano , Museo Cívico de Treviso (Italia)

La siguiente escultura es “Padre eterno con querubines”, obra del escultor de la región de Fruili –es es una región histórica y geográfica del N.E. de Italia que corresponde a las actuales provincias de Udine, Pordenone y Gorizia y a un pequeño sector de Venecia– (siglo XVI), realizada en madera pintada y dorada, esta datado entre 1521-1550.

“Altar relicario”, obra del escultor no identificado, Museo Cívico de Treviso (Italia)

La siguiente escultura es “Altar relicario”, obra del escultor no identificado pudiera ser de la región de Treviso (siglo XVI), realizada en madera pintada, esta datado en 1352.

La obra representa las figuras de San Benito, Santa Catalina de Alejandría, San Domingo, San Bernardo de Claravalm, un padre dominico oferente y una monja dominica. Procede del Convento de San Paolo de Treviso.

Una de las capillas tiene frescos dedicados a la vida de Santa Orsola es la obra maestra del siglo XIV del pintor Tomaso da Modena, están datas entre 1355 a 1358. Las historias de San Orsola fueron un tema recurrente en el arte pictórico medieval.

Los frescos fueron descubiertos en 1882-1883 por el abad Luigi Bailo en una capilla de la iglesia de Santa Margherita degli Eremitani, Treviso. Entonces, ya era una iglesia desacralizada, utilizada como un almacén militar por el ejército francés, cuya demolición se inició en parte.

Luigi Bailo, entre el malentendido general, que presiona y obstaculizaba el sacar a la luz los frescos originales recubiertos de yeso, solamente tiene como únicas ayudas la de los jóvenes Trevigiani Antonio Carlini y Girolamo Botter, con muy pocos medios y usando la aplicación de la técnica del desprendimiento logró salvar casi por completo el ciclo de historias .

Después de transferir el yeso pintado a marcos móviles de madera, logró llevar las Historias del santo a un museo, junto con otras pinturas de Santa Margarita. En esta acción de recuperación excepcional, se guarda un total de 120 m² de frescos.

La iglesia, ahora desacralizada, también alberga otros frescos de los siglos XV y XV restaurados in situ.

En la capilla original, en Santa Margarita, tiene unos paneles con frescos que se organizaron en las tres paredes: las dos laterales y la inferior, arriba del altar.

Las once cajas narrativas fueron dispuestas, en pares, en las paredes laterales, en tres registros superpuestos, mientras que la última escena del Martirio, solo, ocupaba un doble espacio en la parte inferior de la pared derecha. En la parte superior de las dos agrupaciones, favoreciendo el techo abovedado, había dos compartimentos en forma de lunetas ojivales que representan la Anunciación de la Virgen y el Ángel de la Anunciación , de la que solamente se conserva la primera parte. En la pared sobre el altar, apretada entre los dos altos de los ventanales, estaba la figura con Santa Orsola y sus compañeras en la gloria.

“El Martirio”, obra de Tomaso de Modena, Museo Cívico de Treviso (Italia)

Las escenas están basadas en la Legenda Áurea de Jacopo da Varazze. Cuentan la historia de Orsola, era una hija cristiana del rey de Bretaña, quien lleva a la conversión a su futuro esposo, el hijo pagano del rey de Inglaterra; describe la peregrinación emprendida hacia Roma por Orsola, seguido de 11.000 vírgenes (peregrinación que también se une el papa), la lleva a la ciudad de Colonia, donde fueron convertidos por los hunos. En Colonia, según la leyenda, Orsola fue martirizada junto con sus acompañantes y el Papa, porque ella se había negado a casarse con el príncipe.

La historia está escrita por el pintor con una ejecución muy hábil, proponiendo una historia participativa, descrita con mucha minuciosidad y complacencia en los perfiles femeninos, en las poses, en los detalles de la ropa y todo el entorno que representa. Proporciona un modelo ejemplar de refinamiento y elegancia gótica y revela a los diversos protagonistas en sus implicaciones psicológicas, a través de gestos faciales y manuales, con una efectividad narrativa absolutamente novedosa y moderna.

El fresco de la capilla situado en la pared derecha en la parte baja se representa dentro un contexto de la ciudad de Colonia, que estaba sitiada por los hunos, donde aparece la masacre y todo el grupo que se están consumiendo de hambre en ese momento. La fuerza dramática del evento la procesa el pintor Tomaso de forma muy realista, describiendo la acción del grupo de las figuras con una estructura en diagonal colocando el personaje de Santa Orsola en posición dramáticamente asimétrica.

La emoción del personaje es también acentuada en contraposición estática de la línea octogonal y de la rigidez del plano con el que se cita.

““Orsola en Gloria””, obra de Tomaso de Modena, Museo Cívico de Treviso (Italia)

La siguiente pintura es “Orsola en Gloria”, obra de Tomaso de Modena (1325-1379), realizada con la técnica al fresco, está datada entre 1355-1357.

La santa es retratada en estado de gloria, elegantemente vestida y con la flecha que la atravesó como símbolo de su martirio, rodeada de compañeras.

Santa Orsola es la patrona de la ciudad de Colonia (Alemania) y su fiesta se celebra el día 21 Octubre.

Ella es la protectora de las chicas, de las mujeres en dificultades, de los profesores y se invoca para tener un buen matrimonio.

“El Papa recibe el anuncio del Martirio”, obra de Tomaso de Modena, Museo Cívico de Treviso (Italia)

La siguiente pintura es “El Papa recibe el anuncio del Martirio”, obra de Tomaso de Modena (1325-1379), realizada con la técnica al fresco, está datada entre 1355-1357.

El Papa Ciriaco, se representa dormido en un nicho, es invitado por un ángel, que aparece en el momento del sueño, le indica que deje el cargo de Pontífice y acompañe a Orsola a Colonia para sufrir el martirio con ella.

“Papa renuncia a la tiara”, obra de Tomaso de Modena, Museo Cívico de Treviso (Italia)

La siguiente pintura es “Papa renuncia a la tiara”, obra de Tomaso de Modena (1325-1379), realizada con la técnica al fresco, está datada entre 1355-1357.

El Papa anuncia su decisión de abandonar su posición a los cardenales. Con un gesto simple y claro, renuncia a la tiara mientras los cardenales toman diferentes expresiones:

hay quienes sonríen, aquellos que parecen resignados, que están horrorizados después de haber aprendido el propósito sin precedentes, quién le ruega al Papa para que no se vaya.

“El Adiós de Orsola a su madre”, obra de Tomaso de Modena, Museo Cívico de Treviso (Italia)

La siguiente pintura es “El Adiós de Orsola a su madre”, obra de Tomaso de Modena (1325-1379), realizada con la técnica al fresco, está datada entre 1355-1357.

EL fresco cuenta la historia del momento que Orsola saluda a su madre antes de irse a Roma. Está acompañada por una serie de damas de honor y amigas, además por dos obispos y amigos Gerasina di Sicilia, destacan por que llevan una gorra vaio en la cabeza (manto de Ardilla).

“El Bautismo del Príncipe”, obra de Tomaso de Modena, Museo Cívico de Treviso (Italia)

La siguiente pintura es “El Bautismo del Príncipe”, obra de Tomaso de Modena (1325-1379), realizada con la técnica al fresco, está datada entre 1355-1357.

El Príncipe de Inglaterra recibe el bautismo, que está administrado siguiendo el rito antiguo, por ablución (lavado) completo para que el joven esté completamente desnudo; él es apoyado por los padrinos, mientras que el obispo, con un amplio gesto, vierte una jarra el agua que acaba de sacar de un tanque hexagonal; está asistido por los clérigos y amigos del príncipe, uno de los cuales, a su vez, le ayuda para recibir el bautismo, desvestirse quitando la túnica de la cabeza. Todos los presentes participan intensamente en el ritual.

“El envío de los Embajadores”, obra de Tomaso de Modena, Museo Cívico de Treviso (Italia)

La siguiente pintura es “El envío de los Embajadores”, obra de Tomaso de Modena (1325-1379), realizada con la técnica al fresco, está datada entre 1355-1357.

El rey de Inglaterra, que es un pagano, quiere que su hijo, el príncipe, se case con la hija del rey cristiano de Bretaña y, por lo tanto, le envía dos embajadores para conseguir el acuerdo.

“La llegada de los Embajadores”, obra de Tomaso de Modena, Museo Cívico de Treviso (Italia)

La siguiente pintura es “La llegada de los Embajadores”, obra de Tomaso de Modena (1325-1379), realizada con la técnica al fresco, está datada entre 1355-1357.

Los embajadores, al llegar al Rey de Bretaña, entregan la carta con la solicitud de matrimonio. La madre informa del mensaje a Orsola, quien acepta, pero con dos condiciones: pide tiempo para hacer una peregrinación a Roma junto con diez compañeras y mil doncellas (que más tarde siguiendo las transcripciones de la leyenda se convirtió en once mil) y que el príncipe mientras tanto se convierte en cristiano.

“Navegación desde Roma Orsola recibe el anuncio del martirio”, obra de Tomaso de Modena, Museo Cívico de Treviso (Italia)

La siguiente pintura es “Navegación desde Roma Orsola recibe el anuncio del martirio”, obra de Tomaso de Modena (1325-1379), realizada con la técnica al fresco, está datada entre 1355-1357.

En la navegación a lo largo del río Rin con dos barcos, Orsola llegó frente a la ciudad de Colonia en Alemania, Orsola recibe de un ángel el anuncio de que en ese lugar, a su regreso, sufrirá el martirio junto con el suyo a continuación.

“Orsola llega a Roma para ver al Papa”, obra de Tomaso de Modena, Museo Cívico de Treviso (Italia)

La siguiente pintura es “Orsola llega a Roma para ver al Papa.”, obra de Tomaso de Modena (1325-1379), realizada con la técnica al fresco, está datada entre 1355-1357.

Precedido por el anuncio de pasar a ser un futuro mártir, Orsola llega a Roma. El Papa sale a su encuentro; Orsola se inclina ante el Papa y él, con un gesto de preocupación, la levanta de su posición arrodillada; detrás de Orsola están las compañeras y los compañeros de viaje, detrás del Papa los siguientes son los cardenales; en el fondo hay una visión fantástica de Roma.

“La Virgen en el Trono con el Niño”, obra de Tomaso de Modena, Museo Cívico de Treviso (Italia)

La siguiente pintura es “La Virgen en el Trono con el Niño”, obra de Tomaso de Modena (1325-1379), realizada con la técnica al fresco, está datada entre 1355-1357.

Tommaso de Modena recibió el naturalismo de la escuela local, pero no se dejo influenciar por las experiencias más originales, como el expresionismo de Vitale da Bologna. Muy importante es la actividad posterior en Treviso que se desarrolló en varias obras. En la primera fase (1352) los 40 retratos de la orden de los dominicos que se encuentran en la Sala Capitular del Convento de San Nicolò; a continuación están los frescos en los pilares de la iglesia adyacente, como San Jerónimo y Santa Agnese.

“El regreso a Colonia”, obra de Tomaso de Modena, Museo Cívico de Treviso (Italia)

La siguiente pintura es “El regreso a Colonia”, obra de Tomaso de Modena (1325-1379), realizada con la técnica al fresco, está datada entre 1355-1357.

En este panel Orsola insta a sus compañeros a sufrir el martirio. Este episodio está incompleto: de hecho coincidía con un pasaje arqueado en punta de la capilla y originalmente fue dividido en dos por la apertura; problemas durante el desprendimiento significaron que si se salvaron dos fragmentos, se ensamblaron en un panel de tamaño reducido: se pueden ver allí las naves, convirtiéndose en una flota para aumentar las filas de los peregrinos, y en la popa de uno de ellos incita a Orsola y a los compañeros para enfrentarse el martirio con valentía.

“El Papa en procesión salen de Roma”, obra de Tomaso de Modena, Museo Cívico de Treviso (Italia)

La siguiente pintura es “El Papa en procesión salen de Roma”, obra de Tomaso de Modena (1325-1379), realizada con la técnica al fresco, está datada entre 1355-1357.

El Papa, Orsola y toda la procesión salen de Roma por la puerta de la ciudad: la bendición del Papa precede a Orsola y su compañía.

Tomaso logró dar la impresión de una gran multitud incluso si solo enmarcaba una parte de ella.

Entonces tenemos la sensación de que muchas personas ya han dejado el lado derecho mientras que otros suben de nuevo desde el lado izquierdo.

“Milagro de la tempestad sedada”, obra del llamado Maestro della Navicella, Museo Cívico de Treviso (Italia)

La siguiente pintura es “Milagro de la tempestad sedada”, obra de el llamado Maestro della Navicella se ha atribuido a Benedetto Barisini (1348), realizada con la técnica al fresco, está datada entre 1348.

Es uno de los fragmentos en peor estado y sinopia del fresco que se encontraba en la iglesia de Santa Margarita, dentro de la capilla de Santa Orsola.

“Virgen en el trono con el Niño”, obra del llamado Maestro della Navicella, Museo Cívico de Treviso (Italia)

La siguiente pintura es “Virgen en el trono con el Niño”, obra del llamado Maestro della Navicella se ha atribuido a Benedetto Barisini (1348), realizada con la técnica al fresco, está datada entre 1348.

Es uno de los fragmentos y sinopia del fresco que se encontraba donde aparece el niño Jesús y algunos detalles de la Virgen fue rescatado de la iglesia de Santa Margarita, dentro de la capilla de Santa Orsola.

“Crucifijo”, obra de un escultor anónimo del norte de Italia, Museo Cívico de Treviso (Italia)

La siguiente es la escultura “Crucifijo”, obra de un escultor anónimo del norte de Italia, realizada con madera y contiene restos de la antigua policromía, está datada entre el inicio y la mitad del siglo XV.

Esta obra no se tiene conocimiento de la procedencia ni como llegó hasta el convento, se puede imaginar que fue recogida de alguna iglesia de la provincia de Treviño.

“La Virgen con el Niño, San Jerónimo y San Antonio Abad”, obra de un pintor de Treviso, Museo Cívico de Treviso (Italia)

La siguiente pintura es “La Virgen con el Niño, San Jerónimo y San Antonio Abad”, obra de un pintor de Treviso, se ha atribuido a Bernardino de Zottis (Siglo XV- inicios del siglo XVI)), realizada con la técnica al fresco, está datada en siglo XV.

El fresco fue desprendido de una casa situada en la calle de Ortazzo de Treviso y llegó a la colección de pintura de Bailo en 1850.

“Crucifixión de la Virgen y San Juan”, obra de Dario el Joven, Museo Cívico de Treviso (Italia)

La siguiente pintura es “Crucifixión de la Virgen y San Juan”, obra de Dario el Joven conocido con el nombre Da Treviso, también fue atribuido Giovanni Antonio de' Sacchis el Pordonone, realizada con la técnica al fresco, está datada entre 1450-1455.

El fresco procede de una capilla externa de la iglesia de Santa Margarita de Treviso. La pintura esta llena de teatralidad aunque se representa es más turbulenta, intenta expresar emociones más violentas buscando efectos grandiosos e ilusionistas. La disciplina compositiva que exigía el naciente manierismo se representa en estos frescos.

Capilla de los Inocentes de la Iglesia de Santa Catalina en Treviso (Italia)

Pasamos a la Capilla de los Inocentes donde en sus paredes se encuentra los frescos de la antigua iglesia de Santa Caterina son una de las antologías más interesantes de pinturas murales medievales en Veneto.

El favor recibido inmediatamente por los frailes servios, que llegaron a la ciudad en 1346, atrajo la generosidad de numerosos y a menudo ricos benefactores: es probable que la ejecución de estas pinturas, evidentemente devocionales, estuviese originalmente relacionada con entierros y ofrendas votivas.

Capilla de los Inocentes de la Iglesia de Santa Catalina en Treviso (Italia)

En la restauración de la iglesia de 1590 se cubrió de yeso los antiguos frescos, destinado a esconderlos durante casi cuatro siglos, hasta su redescubrimiento en 1944 (véase el complejo de Santa Caterina). Particular es el fresco atribuido a Gentile da Fabriano

La mayoría de los frescos están ejecutados entre la segunda mitad del siglo XIV y las primeras décadas del siglo XV, se centran principalmente en la pared derecha, con un recorrido cronológico que parte de la zona del ábside y continúa hacia la fachada.

Entre las representaciones del siglo XIV, destacamos la de Santa Catalina de Alejandría que sostiene el modelo de la ciudad de Treviso, fielmente representada con sus edificios y elementos urbanos principales: las paredes, la torre cívica, la catedral coronada por la bandera de San Marcos, así como la iglesia de Santa Caterina. El Santo y los ciudadanos que miran desde las murallas giran hacia la derecha donde, en una zona aún más incompleta, se representó a la Virgen de la Humildad , cuya protección en la ciudad se invocó durante eventos amenazantes o calamidades desconocidas.

El conjunto de frescos del siglo XV, de excepcional finura de ejecución, vivacidad y esplendor cromático, representan uno de los más altos testimonios del estilo gótico tardío veneciano. Entre las figuras de mayor delicadeza observamos a la Virgen y al Niño del techo de la Capilla de los Inocentes, con San Juan el Bautista a su lado, atribuido a Gentile de Fabriano o de uno de sus alumnos más próximos, tal vez Pisanello.

Isolotto della Pescheria en Treviso (Italia)

En el siglo XV se añadieron capillas nobles al cuerpo de la iglesia, de las que hoy solo queda la hermosa Capilla de los Inocentes con dos ménsulas en cuyas bóvedas cruzadas se representan los cuatro Doctores de la Iglesia y los símbolos de los evangelistas. En las paredes, paneles con historias de María y la infancia de Jesús, que culminó en la pared trasera con la gran y dramática Crucifixión. A continuación, se encuentra San Sebastián .

Las pinturas, que datan de alrededor de 1430, se atribuyen a dos maestros diferentes, cada uno con su propio colaborador. El artista principal, autor de las otras escenas, de la Crucifixión y la masacre de los Inocentes, es convencionalmente llamado el Maestro de los Inocentes.

Desde la iglesia marchamos para ver el mercado de pescado de Treviso es conocido como Isolotto della Pescheria ( GPS N 45.666632 W 12.2484655 ). Este mercado de pescado se encuentra situado en una isla. Por debajo corre el agua de los canales que la rodean. Entras por un puente y en la otra salida hay un molino de madera antiguo en funcionamiento.

El mercado se levanta con unos puestos abiertos bajo unas carpas metálicas, se trata de una veintena de puntos de venta donde se puede ver el pescado muy fresco con las mismas variedades que vemos en un mercado español, pero no deja de tener ese atractivo y ese sabor que nos gusta tanto conservar.

Catedral de Treviso (Italia)

Desde aquí marchamos andando hasta la plaza de Douomo, donde en el número 20 se encuentra la Catedral de Treviso ( GPS N 45.6663956 E 12.2424354 ). Desgraciadamente nada tiene que ver la fachada exterior con la imagen que se muestra en la pintura de como era en época medieval.

El actual edificio fue reconstruido entre 1760-1782 en un estilo neoclásico de la mano de Andrea Memmo y Giannantonio Selva, siguiendo el proyecto del arquitecto castellano Giordano Riccati. La fachada se remonta a la primera mitad del siglo XIX, por Francesco Bomben y Gaspare Petrovich.

A fines del siglo XX, se produjo la llamada adaptación litúrgica, que implicó la reorganización de los ambientes presbiterales y la construcción de un nuevo gran órgano. Todo fue inaugurado para el Jubileo 2000. Más tarde, en el interior, también se reconstruyó el antiguo portal del siglo XV que fue desmantelado con la construcción de la fachada de hoy.

El interior, la planta se divide en tres naves y se presenta de una forma abierta y majestuosa, con capillas laterales y tres ábsides finales; debajo de ellos la antigua cripta con las tumbas de los obispos de la ciudad. En el templo están enterrados los mártires Theonistus, San Fiorenzo, San Vendemiano y San Liberale, patrón de la ciudad. En el altar al lado de la capilla del Santísimo se conservan los restos del obispo de la ciudad el beato Andrea Giacinto Longhin, se transfirió desde la cripta con motivo de la beatificación, mientras que en el primer altar en in cornu Epistulaela, en la entrada se encuentra el cuerpo visible de Arrigo da Bolzano, murió en Treviso en 1315. En el mismo altar donde está enterrado Beato Longhin, están los restos de Saint Parisio, un monje camaldulense que murió en Treviso en 1267.

Beato Enrico en la Catedral de Treviso (Italia)

La capilla más importante es la dedicada a la Virgen , destaca por la estatua de madera en el medio del altar, una obra reciente (siglo XIX) del escultor Ferdinand Stuflesser, un artista de Val Gardena, representa a María Auxiliadora. En los laterales se encuentran las estatuas de mármol de San Liberale, patrono de la ciudad y del abad de San Antonio, obras de la escuela veneciana (finales del siglo XVI). En los pilares frente a la Capilla están San Juan, la estatua de Alejandro Victoria 1570 y de la Visitación ; bajorrelieve de Lorenzo Bregno 1565. En esta capilla se encuentran Apolonio Giuseppe obispo de Treviso 1883-1903 y Fedrerico Zinelli obispo 1862-1879.

Altar de Pío X (Italia)

Hay que destacar el altar dedicado a la veneración de Pío X, está adornado con una estatua de bronce dorado que fue esculpida en 1954 para la canonización del Papa Pío X (1835-1814), obra de Toni Benetton (1910-1996). El papa nació en Treviso su nombre era Giuseppe Melchiorre Sarto era el segundo hijo de una familia humilde, en 1867, fue nombrado arcipreste de Salzano y canónigo de la catedral de Treviso. El cónclave reunido a la muerte de León XIII duró cuatro días y fueron necesarias siete votaciones para llegar a un acuerdo. El cardenal Sarto fue elegido Papa el 4 de agosto de 1903 y ello en segunda opción.

Al final del pasillo derecho y a la izquierda del altar principal, al lado de la sacristía, se encuentra la capilla de Malchiostro o de la Virgen de la Anunciación , precedida por un pequeño vestíbulo, elevado sobre el nivel de la iglesia. En el vestíbulo, también es digna de mención los lienzos de “ la Adoración de los pastores y de San Lorenzo”, obras de Paris Bordone; “ la Madonna de la flor”, obra de Girolamo de Treviso el Viejo (1487) y de la “Asunción de la Virgen ” por Domenico Capriolo.

En la pared derecha del vestíbulo se puede ver el arca sepulcral del obispo castellano Salomone, que data de 1322 y el trabajo de un artista veneciano con importantes influencias de la Toscana.

capilla del Malchiostro de la Iglesia de Santa Catalina en Treviso (Italia)

La capilla del Malchiostro data de 1520 y fue encargada por Broccardo Malchiostr, secretario del obispo humanista Bernardo de Rossi. Diseñado por Tullio y Antonio Lombardo, la capilla tiene una estructura cuadrada con una cúpula, de perfecto estilo renacentista; fue concebida de esta manera precisamente en términos de las pinturas que quería albergar, que, de hecho, fueron confiados a los dos pintores venecianos más importantes del comienzo del siglo XVI: la Pordenone y Tiziano y el resultado final es uno de los complejos principal de la pintura renacentista veneciana.

De Tiziano, en esos momentos se había convertido en el pintor oficial de la República de Venecia, pintada por el retablo de la Anunciación , colocando en primer plano con la figura de la Virgen , mientras que el ángel viene desde el fondo, desde donde las nubes se rompen para dejar paso a la luz del sol. Después de todo, medio escondido, está la figura del canónigo, comisionado de la obra, que parece espiar toda la escena.

Por otro lado, el Pordenone pintaba al fresco las paredes y la cúpula; están presentes las siguientes obras: La Adoración de los Reyes Magos, en la pared izquierda; la Visitación , sobre el fresco anterior y, según la tradición, fue realizada en un solo día; el Sueño de Augusto, en la cuenca absidal, dañado por los bombardeos de 1944; el Padre Eterno, en la cúpula, estaba completamente perdido después de los bombardeos; San Pedro y San Pablo. Santos y Doctores de la Iglesia en falsos nichos y oculo.

Virgen de la Anunciación, obra de Tiziano en la Iglesia de Santa Catalina en Treviso (Italia)

Los frescos de Pordenone se hicieron inmediatamente después de su estancia en Roma y, según algunos historiadores del arte, están influenciados por las grandes obras romanas contemporáneas, como la Capilla Sixtina de Michelangelo o la Capilla Chigi de Santa Maria del Popolo. En cualquier caso, estos frescos son el resultado del primer contacto entre la pintura veneciana y las obras maestras del Renacimiento romano temprano.

El sueño de Augusto, obra de Pordenone en la Iglesia de Santa Catalina en Treviso (Italia)

En un nicho del tambor de la cúpula se coloca el busto de terracota del obispo Bernardo de Rossi, obra atribuida a Andrea Briosco llamada il Riccio y que data de alrededor de 1520. La capilla se completa con balaustradas de piedra perforada y algunos puestos de madera tallada.

Altar Mayor de la Iglesia de Santa Catalina en Treviso (Italia)

En el centro de la iglesia se encuentra el altar mayor y detrás, un coro profundo que ocupa el resto de la nave que se caracteriza por su decoración como el fresco del ábside que representa “ La Inmaculada ”, obra del artista de Trevigiano Antonio Beni, o la sillería del coro, dedicada albergar a la canónigos y a los presbíteros durante las grandes concelebraciones episcopales. En el lado izquierdo, la paredes están coronadas por un fresco de Biagio Biagetti: titulado “ la Apoteosis de San Pío X”.

El altar, fue consagrado por el obispo Paolo Magnani en 1999, consiste en el sarcófago original que contiene los restos del Beato Enrique de Bolzano, en el siglo XIV, mientras que la sillería son nuevas realizada por el escultor Lombard Mario Rudelli.

El ábside es complejo debido a la obra de Pietro Lombardo el joven, los autores del antiguo altar, se conservan los restos de los mártires Theonistus y también el monumento del obispo John Dacre también conocido como Zanetto (1486), colocados en la pared la izquierda. Frente a esto, el monumento a Alejandro VIII Ottoboni, una obra barroca por Giovanni Bonazza construido entre 1689 y 1693.

Arca de Castellano Salomone en la Iglesia de Santa Catalina en Treviso (Italia)

Al final de la nave situada a la izquierda, a la derecha del altar mayor, se encuentra la capilla del Santísimo Sacramento, obra del siglo XVI, conserva la tumba del obispo Niccolò Franco (siglo XV), que con la ayuda de los franciscano fundo el Monte de Piedad en Treviso, obra atribuida a Antonio María de Milán.

En el vestíbulo se levanta el escudo de armas del obispo Bernardo de Rossi, quien lo encargó a M. Antonio y Pietro, como consta en la placa colocada bajo el escudo de armas, entre 1501 y 1514. Es notable por sus decoraciones de estilo renacentista el monumento funerario del obispo Nicolò Franco, fue esculpido en 1501 por un artista de la escuela Lombarda. En el ábside se encuentra el fresco del Pantocrátor de Pier María Pennacchi realizado en 1511, mientras que en las pechinas de la cúpula, están las efigies de las cuatro evangelistas en bajorrelieve realizadas por Lorenzo Bregno.

En la parte baja de la catedral se encuentra la cripta, es la parte más antigua, está dividida en tres naves, irregulares debido a las intervenciones del siglo XV, tiene 68 columnas con capiteles de diferentes formas. El presbiterio que sobresale está soportado por cuatro grandes pilares de mampostería. La capilla principal es introducida por dos pilares monolíticos en mármol rojo de Verona con una base octogonal del período longobardo.

Arca de San Liberale de la Iglesia de Santa Catalina en Treviso (Italia)

En el ábside está el Arca de San Liberale, un soldado romano de la vecina Altino, convertido al cristianismo y hecho ermitaño, ahora es el santo patrón de Treviso. El arca descansa sobre un precioso piso policromado de mayólica con motivos vegetales. Probablemente es un trabajo de un taller veneciano y se remonta a mediados del siglo XVI.

Cripta de la Iglesia de Santa Catalina en Treviso (Italia)

A lo largo de la cripta podemos ver fragmentos de frescos que todavía se conservan en los techos y paredes y están fechadas entre el XIII y el siglo XIV, mientras que en la capilla del pasillo dedicada a Cornu Evangelii, una en la que se enterró los últimos obispos diocesanos, es elegantísimo y grotesca que data del obispo Francesco Corner.

El complejo de edificios que incluye el Antiguo y el Nuevo Canonical se encuentran entre las más antiguas de la ciudad y está situado en una zona que se ha dado abajo, estaba el teatro Tarvisium romana. En estos momentos hay numerosos hallazgos: el testimonio más importante es seguro que el suelo de mosaico del siglo IV visible en medio de Canonical.

Salimos a la calle y justo debajo de Via Canoniche se encuentran los restos de un antiguo edificio antiguo de Treviso ( GPS N 45.6658596 E12.2429303 ). Es un entorno circular de unos 10 metros de diámetro, rodeado por siete exedras de aproximadamente 4,5 metros de ancho y 4 metros de profundidad. En el centro de esta habitación circular se encuentran los restos de una posible bañera con losas de mármol. El diseño planimétrico del edificio no está completo y, por lo tanto, no es posible saber dónde o cómo se organizaba la entrada. Tanto el entorno central como las exedras estaban pavimentados con mosaicos, de los cuales grandes fragmentos permanecen visibles en la actualidad. El mosaico se divide en tres bandas concéntricas: externa, intermedia e interna. La banda exterior representa pares de delfines con colas entrelazadas con un tridente, con un motivo estilizado que quizás pretende representar una concha. En el área intermedia, que es la más grande, los sarmientos con pájaros y cupidos ocupados en la cosecha de uvas y con una cabeza femenina que ciertamente representa una estación, probablemente el otoño. Finalmente, la banda interior está decorada con peces y conchas. La articulación planimétrica y la decoración en mosaico sugerían una datación del edificio en la primera mitad del siglo IV. DC y su interpretación como una cámara bautismal primitiva en Treviso; para otros autores, sin embargo, no se excluye que la planta se refiera a un complejo residencial urbano de propiedad aristocrática, solo posteriormente sería transformado en un baptisterio.

Mosaico del teatro Tarvisium romano de Treviso (Italia)

Después nos queda tiempo para ver el Museo Diocesano de la Catedral para visitarlo hay que salir fuera y buscar la entrada de un pasadizo que te lleva a la Vía Canoniche núm. 11 ( GPS N 45.665918 E12.2433324 ). La entrada son 8 euros y es un museo que apenas entra nadie pero es muy agradable de visitar , tiene una importante colección de obras de arte que merece conocer.

El Museo Diocesano fue inaugurado en 1988. Se encuentra en el edificio comúnmente conocido como “Canonici Vecchie” (siglo XII), era la antigua sede de los canónigos de la catedral de San Pietro Apóstol de Treviso.

El museo presenta obras muy heterogéneas de artistas principalmente venecianos, como Padovanino, Rocco Marconi, Palma il Giovane, Andrea Celesti y otros.

“Transfiguración”, obra de un pintor anónimo, Museo Diocesano de Treviso (Italia)

La primera de las obras que podemos admirar se trata de “Transfiguración”, obra de un pintor anónimo dentro del ámbito de Venecia. Está datado en la segunda mitad del siglo XVI, realizado en óleo sobre tabla.

El cuadro estaba colgado en el Palacio Episcopal de Treviso (Italia), representa la transfiguración de Jesús, es un evento narrado en los evangelios sinópticos según san Mateo, san Marcos y san Lucas, en el que Jesús se transfigura (o metamorfosea) y se vuelve radiante en gloria divina sobre una montaña.

“Jesús en el huerto de Getsemani”, obra de un pintor anónimo, Museo Diocesano de Treviso (Italia)

La siguiente obra es “Jesús en el huerto de Getsemani”, obra de un pintor anónimo dentro del ámbito de Venecia. Está datado en la segunda mitad del siglo XVI, realizado en óleo sobre tabla.

El cuadro estaba colgado en el Palacio Episcopal de Treviso (Italia), representa la Oración de Jesús en el huerto se conmemora todos los años el Jueves Santo: Después de la Última Cena, Jesús se dirigió al huerto, donde acostumbraba reunirse con sus discípulos a orar. Según los evangelios era un lugar que tanto Jesús como sus discípulos visitaban frecuentemente lo que permitió a Judas encontrarle allí.

“Crucifixión de Jesucristo con la Virgen , santa María Magdalena y san Juan Evangelista”, obra de un pintor anónimo, Museo Diocesano de Treviso (Italia)

La siguiente obra es “Crucifixión de Jesucristo con la Virgen , santa María Magdalena y san Juan Evangelista”, obra de un pintor anónimo dentro del ámbito de Venecia. Está datado en la segunda mitad del siglo XVI, realizado en óleo sobre tabla.

La obra procede de la iglesia de Santa Agnese de Treviso. Los evangelistas no se ponen de acuerdo de las mujeres que están a los pies del calvario. La primera es María Santísima, otra es María Magdalena citada expresamente por tres evangelistas, ya que el cuarto sólo habla genéricamente de las mujeres; dos hablan de otra María, la madre del apóstol Santiago y José, luego la madre de los hijos de Zebedeo, que son Juan y el otro Santiago, Marcos habla de Salomé que parece ser el nombre de esta mujer, y Juan nombra a María, mujer de Cleofás, y hermana de María Santísima.

“Virgen con el niño Jesús en el trono, y santa Elena Emperatriz, apóstol Pedro, Mateo y san Juan Bautista”, obra del pintor Palma el viejo, Museo Diocesano de Treviso (Italia)

La siguiente obra es “Virgen con el niño Jesús en el trono, y santa Elena Emperatriz, apóstol Pedro, Mateo y san Juan Bautista”, obra del pintor Jacopo Negretti conocido como Palma el viejo (1480-1528), está datado entre 1512-1515, realizado en óleo sobre lienzo.

Palma llegó a Venecia al principio del siglo XVI, fue compañero y rival de Lorenzo Lotto, y alumno de Tiziano. Los primeros trabajos de Palma están influenciados por Andrea Previtali y hay críticos que afirman pudo ser atribuida a Gentile Bellini. Su estilo, marcado por los estudios de Giorgione y Tiziano, lo sitúan con claridad en la cúspide de los pintores venecianos considerados de segunda fila detrás de los grandes maestros.

“Cristo Coronado de Espinas”, obra del pintor Pietro de Saliba, Museo Diocesano de Treviso (Italia)

La siguiente obra es “Cristo Coronado de Espinas”, obra del pintor Pietro de Saliba perteneció a escuela de Antonello de Messina, está datado a finales del siglo XV, realizado en óleo sobre lienzo.

El cuadro representa a Cristo que tiene en la cabeza la corona de espinas y de esta forma trata manifiesta la dignidad del hombre. La corona es el signo de la dignidad real, que viene de Dios. Contra la cabeza del Señor, que porta la corona del “Rey de reyes”, se vuelve aquí el escarnio.

“San Bernardo de Siena”, obra del pintor anónimo florentino, Museo Diocesano de Treviso (Italia)

La siguiente obra es “San Bernardo de Siena”, obra del pintor anónimo florentino, está datado en 1540, realizado en óleo sobre lienzo.

San Bernardo de Siena se dedicó durante más que 30 años a predicar en Italia dentro de la orden de los franciscanos . Tenía un papel importante en el renacimiento de la religiosidad al comienzo del siglo XV. Tenía mucho público durante sus sermones. Reconcilió querellas, y realizó milagros. En 1425, predicó todos los días durante siete semanas en Siena.

En el año 1427 fue llevado a juicio en Roma defendiéndose de la acusación de herejía; atendieron teólogos como por ejemplo Paulus Venetus. Bernardino fue declarado inocente. El papa Martín V le invitó a Roma para predicar. En el mismo año, le ofrecieron el puesto de obispo de Siena, pero lo rechazó para poder seguir con sus actividades monacales y la evangelización.

“Cristo y la Samaritana ”, obra del pintor anónimo veneciano, Museo Diocesano de Treviso (Italia)

La siguiente obra es “Cristo y la Samaritana”, obra del pintor anónimo veneciano, está datado en la mitad del siglo XVI, realizado en óleo sobre lienzo.

La escena representa a Cristo sentado en el brocal del pozo de Jacob, allí se encuentra la samaritana portando un cántaro; la comunicación entre ambos se realiza mediante gestos. Al fondo se describe un precioso paisaje.

“La Virgen entre San Francisco y San Liberale”, obra del pintor Ascanio Spineda, Museo Diocesano de Treviso (Italia)

La siguiente obra es “La Virgen entre San Francisco y San Liberale”, obra del pintor Ascanio Spineda (1588-1848), está datado en la mitad del siglo XVI, realizado en óleo sobre lienzo.

San Liberale nacido en la familia de Altino, fue educado en la fe cristiana por Eliodoro, primer obispo de la ciudad. Durante su vida se dedico a la asistencia a los pobres y enfermos y apoyar el valor de los creyentes para convertir a los paganos y los arrianos y resistir la intimidación.

“Sagrada Familia con San Juanito”, obra del pintor anónimo seguidor de Domenico Beccafumi, Museo Diocesano de Treviso (Italia)

La siguiente obra es “Sagrada Familia con San Juanito”, obra del pintor anónimo seguidor de Domenico Beccafumi, está datado cerca de 1540, realizado en óleo sobre lienzo.

Domenico Beccafumi fue enviado a estudiar pintura en la ciudad de Siena, donde recibió el apodo de «Il Mecherino», uno de sus primeros maestros fue el pintor Giovanni Mecheri, era un destacado representante del primer manierismo, uno de los más valiosos de la llamada Escuela de Siena.

“Cristo y la adúltera”, obra del pintor anónimo nórdico seguidor de Rocco Marconi, Museo Diocesano de Treviso (Italia)

La siguiente obra es “Cristo y la adúltera”, obra del pintor anónimo nórdico seguidor de Rocco Marconi, está datado en la segunda mitad del siglo XVI, realizado en óleo sobre lienzo.

El cuadro representa una escena archiconocida, que se desarrolla ante una multitud, donde Jesús protege a una mujer sorprendida en adulterio y escribe en el suelo: “Aquel de vosotros que no tenga pecado, puede tirarle la primera piedra”.

“La Trinidad con Santos Rocco, Biagio, Sebastián y Antonio Abad”, obra del pintor Leonardo Corona, Museo Diocesano de Treviso (Italia)

La siguiente obra es “La Trinidad con Santos Rocco, Biagio, Sebastián y Antonio Abad”, obra del pintor Leonardo Corona (1561-1605), está datado en el siglo XVI, realizado en óleo sobre lienzo.

Trinidad con santos es la denominación convencional de un tema artístico muy frecuente en el arte cristiano. Es habitual que la Trinidad se asocie a un grupo concreto de santos. La denominación convencional de las representaciones de distintos santos, cuya relación no tiene por qué haber sido terrenal, se denomina sacra conversazione , aunque es más habitual que el espacio central de ellas lo ocupe una Virgen con Niño.

“Santa María Magdalena sujetada por un ángel”, obra del pintor Jacopo Negretti conocido como Palma el Joven, Museo Diocesano de Treviso (Italia)

La siguiente obra es “Santa María Magdalena sujetada por un ángel”, obra del pintor Jacopo Negretti conocido como Palma el Joven (1544-1628), está datado en el siglo XVI, realizado en óleo sobre lienzo.

Jacopo Negretti fue criado en una familia de pintores, después de un aprendizaje estimado en el taller de su padre, tuvo la oportunidad de vivir una experiencia inusual para un artista veneciano: en 1564 Guidobaldo II della Rovere, duque de Urbino, en una visita a Venecia, después de haber apreciado talento, lo invitó a la corte.

“Santa Apolonia”, obra del pintor Leandro Bassano, Museo Diocesano de Treviso (Italia)

La siguiente obra es “Santa Apolonia”, obra del pintor Leandro Bassano (1557-1622), está datado en el siglo XVI, realizado en óleo sobre lienzo.

Proviene del Baptisterio de Treviso (Italia). La historia indica que bajo el mandato del emperador Filipo El Árabe se torturaba a los cristianos, los soldados capturaron a Apolonia, una mujer virgen de avanzada edad y la torturaron con el objetivo de que se arrepintiera de su fe cristiana, pronunciase blasfemias contra Jesucristo y adorase a los dioses paganos. Sin embargo, ella se negó y padeció la ira de la turba alejandrina. En uno de los crueles golpes perpetrados con martillos que sufrió perdió buena parte de sus dientes y los restantes le fueron arrancados como tortura. Su perseverancia en defender la fe enojó más a sus atacantes y éstos la amenazaron con la hoguera pero Apolonia no se amilanó.

“San Francisco de Paula”, obra del pintor Ludovico Pozzoserrato, Museo Diocesano de Treviso (Italia)

La siguiente obra es “San Francisco de Paula”, obra del pintor Ludovico Pozzoserrato (1550-1604), está datado en el siglo XVI, realizado en óleo sobre lienzo.

El cuadro proviene de la iglesia de San Leonardo de Treviso (Italia). Se representa la figura de San Francisco de Paula. En 1430 llevó a cabo, con su familia, una larga peregrinación que, teniendo Asís como meta principal, incluyó algunos de los principales centros de la espiritualidad católica italiana: Loreto, Roma y Montecassino, también tocando los eremitorios del monte Luco.

El lujo de la Ciudad Eterna lo impresionó negativamente, empujándolo, al parecer, a reprender al cardenal Cusano, a quien hizo notar que Jesús no tuvo vestidos tan suntuosos.

Regresando a Paula, inició un periodo de vida eremítica, utilizando un lugar inaccesible incluido en las propiedades de la familia y suscitando el estupor de los paolanos.

“San Sebastián”, obra del pintor Antonio Arrigoni , Museo Diocesano de Treviso (Italia)

La siguiente obra es “San Sebastián”, obra del pintor Antonio Arrigoni (1664-1730), está datado en el siglo XVIII, realizado en óleo sobre lienzo.

El cuadro procede del vestíbulo de la catedral de Treviso situado en la antesala de la capilla de la Anunciación. Antonio Arrigoni fue formado en el taller de Antonio Zanchi; posteriormente se acercó a los modos de Antonio Molinari para superar los tonos oscuros del maestro. A pesar de haber pasado por alto para muchos críticos, Arrigoni demuestra una gran importancia en la personalidad del mundo del arte de la época, revela una gran pintura formal de la elegancia de composición equilibrada y muestra los primeros oficios de la academia, que se caracteriza por la búsqueda de efectos especiales de luz particular. Tenía vínculos con los artistas más importantes de la Serenísima de la época, Antonio Molinari y especialmente Giambattista Pittoni.

“Cristo burlado”, obra del pintor Andrea Celisti , Museo Diocesano de Treviso (Italia)

La siguiente obra es “Cristo burlado”, obra del pintor Andrea Celisti (1637-1712), está datado en el siglo XVIII, realizado en óleo sobre lienzo.

El cuadro representa de una forma tenebrosa el momento en que se burlan de la figura de Jesús , es ridiculizado como “rey de los judíos”, vestido para la broma de un manto de color rojo, coronado de espinas y dotado de un cetro de caña.

“San Liberale”, obra de un orfebre alemán, Museo Diocesano de Treviso (Italia)

La siguiente obra es “San Liberale”, obra de un orfebre alemán, está datado en la mitad en 1639, realizado en plata.

Una tradición de la provincia de Treviso dice que las reliquias de San liberal, junto con las de los santos Teonisto, y Tabra Tabrata, fueron trasladados a Treviso en año 452, durante la época de Altino, fue destruida por los hunos de Atila. En el siglo XIV, sin embargo, algunos religiosos declararon que los cuerpos de los cuatro santos estaban en Torcello, pero estas afirmaciones tuvieron que ser falsas, como lo demuestran numerosos documentos muy claramente la presencia en Treviso desde al menos 1082. Los restos aún se encuentran en la cripta de la Catedral de San Pietro y es el patrón de la ciudad y su diócesis.

“Martirio de Santo Tomas Becker”, obra de un pintor anónimo veneciano, Museo Diocesano de Treviso (Italia)

La siguiente obra es “Martirio de Santo Tomas Becker”, obra de un pintor anónimo veneciano del siglo XIII, está datado en la mitad del siglo XIII, realizado en pintura al fresco.

El cuadro muestra la historia del martirio de Tomas Becker que vino por el cisma que dividía a la Iglesia , Becker se inclinó a favor del papa Alejandro III que sustentaba los mismos principios jerárquicos y recibió el palium o estola de Alejandro en el concilio de Tours. Se representa en un fresco de media luna que procedía del Palacio de Vecovile de Treviso.

“Ángel”, obra de un escultor anónimo veneciano, Museo Diocesano de Treviso (Italia)

La siguiente obra es “Ángel”, obra de un escultor anónimo veneciano del siglo XIV, está datado a finales del siglo XIV, realizado en mármol.

La escultura gótica experimenta una palpable evolución a lo largo de los tres siglos que dura este estilo. Tras una etapa de transición de estilo románico al gótico (a fines del siglo XII), se alcanza un periodo clásico, en el siglo XIII, caracterizado por un naturalismo idealizado y sereno

“Cristo en el Limbo”, obra de un pintor anónimo veneciano, Museo Diocesano de Treviso (Italia)

La siguiente obra es “Cristo en el Limbo”, obra de un pintor anónimo veneciano del siglo XIII, está datado en la mitad del siglo XIII, realizado en pintura al fresco.

El fresco procede del antiguo Palacio Vescovile de Treviso (Italia). El limbo es lo que en el Credo se designa como los “infiernos” cuando se afirma que “Jesucristo descendió a los infiernos”.

“Jesús en el sepulcro”, obra de un pintor Tommaso de Modena, Museo Diocesano de Treviso (Italia)

La siguiente obra es “Jesús en el sepulcro”, obra de un pintor Tommaso de Modena (1325-1379), está datado en la mitad del siglo XIV, realizado en pintura al fresco.

El fresco procede del antiguo Palacio Vescovile de Treviso (Italia). Tommaso retrata a los ilustres miembros de la orden, cada uno está sentado en su escaño, en posea realista y muy expresivamente caracterizados, lo que hace pensar que se había servido de modelos, quizá los propios hermanos del convento. En los frescos están representados hombres jóvenes y menos jóvenes, cada uno ocupado en una acción distinta con gestos elocuentes y peculiares. El realismo llega a tal punto de representar alguno enfermo, otro con la barba sin afeitar.

“San Sebastián”, obra de un pintor anónimo veneciano del ámbito de Gentile de Fabriano, Museo Diocesano de Treviso (Italia)

La siguiente obra es “San Sebastián”, obra de un pintor anónimo veneciano del ámbito de Gentile de Fabriano, está datado en 1425, realizado en pintura al fresco.

Gentile de Fabriano encarnó en su siglo la típica figura del artista itinerante, que prefería moverse para encontrar las más variadas ocasiones de trabajo ofrecidas por las cortes antes que quedarse establecido en un taller. Su pintura poética y fabulosa, el gusto por la línea y un uso incomparable de los elementos decorativos lo llevaron a la cúspide de la escuela italiana de la época,

“Retrato ideal”, obra de un pintor anónimo veneciano del siglo XV, Museo Diocesano de Treviso (Italia)

La siguiente obra es “Retrato ideal”, obra de un pintor anónimo veneciano del siglo XV, está datado en la mitad del siglo XV, realizado en pintura al fresco.

El fresco procede del antiguo Palacio Vescovile de Treviso (Italia). Es una obra de grisallas donde la expresión indica una representación humana desprovista de connotaciones fisonómicas reales y, por lo tanto, de hecho abstracta e idealizada. Las imágenes de las deidades del período clásico pertenecen a este grupo.

“Retrato ideal”, obra de un pintor anónimo veneciano del siglo XV, Museo Diocesano de Treviso (Italia)

La siguiente obra es “Retrato ideal”, obra de un pintor anónimo veneciano del siglo XV, está datado en la mitad del siglo XV, realizado en pintura al fresco.

El retrato ideal es de un hombre dedicado a sus estudios, un hombre de letras ajeno a los significados mundanos, incluido en su mundo de sus propios valores morales, siempre dispuesto a dialogar con unos pocos amigos de confianza y con los grandes de la antigüedad, que eligió como modelo de vida y virtud.

“El Redentor entre San Pedro y San Pablo”, obra de un escultor anónimo veneciano, Museo Diocesano de Treviso (Italia)

La siguiente obra es “El Redentor entre San Pedro y San Pablo”, obra de un escultor anónimo veneciano del siglo XIV, está datado a finales del siglo XIV, realizado en mármol policromado.

La obra procede del Duomo de Treviso, los santos que acompañan al redentor se les conoce el nombre por los atributos que muestran, en el caso de san Pedro son las llaves; la iconografía de san Pablo es: con barba larga, calvo y vestido con túnica y la espada de soldado.

“Altar del Juicio Universal”, obra de un escultor anónimo veneciano , Museo Diocesano de Treviso (Italia)

La siguiente obra es “Altar del Juicio Universal”, obra de un escultor anónimo veneciano del siglo XIV, está datado a finales del siglo XIV, realizado en madera tallada y dorada. Tiene unas medidas de 100 x 295 cm.

El altar simboliza lo que en aquella época representaba el Juicio Final, más en concreto lo definían como el Día del Juicio, son expresiones que definen una visión religiosa del fin del mundo o fin de los tiempos (es decir, la escatología): la que concibe éste como un juicio que decidirá el destino final de cada uno para toda la eternidad. La utilización de las mayúsculas para escribir estas expresiones está relacionada con su contexto religioso.

“El Redentor”, obra de un escultor anónimo veneciano, Museo Diocesano de Treviso (Italia)

La siguiente obra es “El Redentor”, obra de un escultor anónimo veneciano del siglo XIV, está datado a finales del siglo XIV, realizado en mármol.

El trabajo procede del Duomo de Treviso, la obra muestra una mayor profundidad de la perspectiva lo que indica es que estamos ante el final del arte gótico italiano. Cristo lleva en sus manos el libro de la Biblia que enseña al mundo.

“Santo Florentino Vulnerable”, obra de un pintor anónimo veneciano, Museo Diocesano de Treviso (Italia)

La siguiente obra es “Santo Florentino vulnerable ”, obra de un pintor anónimo veneciano del siglo XIV, está datado en la mitad del siglo XIV, realizado en pintura al fresco.
Nos muestra una imagen de un santo no identificado, destaca por su aspecto desolado, lleva en su mano una larga espada y en la punta se puede ver como gotea la sangre.

“Los santos Sebastián, Bone y Rocco”, obra del pintor Girolamo de Santacroce , Museo Diocesano de Treviso (Italia)

La siguiente obra es “Los santos Sebastián, Bone y Rocco”, obra del pintor Girolamo de Santacroce (1507- 1556 ), está datado en el segundo cuarto del siglo XVI, realizado en óleo sobre madera.

La pintura, procedente de la iglesia parroquial de Santa Bona de Treviso (Italia), es obra de una época tardía de Giovanni Bellini, especialmente activo en el interior de Venecia. Su lenguaje se caracteriza por el renacimiento de los modelos de Bellini compuestos según esquemas bastante tradicionales adecuados para ser expuesta en un Consejo Provincial. La obra está menos abierta a las evoluciones más recientes en el arte. Girolamo usa colores bastante brillantes que se destacan en una luz radiante que resalta los detalles. En este trabajo también vale la pena señalar el elemento del paisaje connotado por una minuciosa descriptiva que también se refiere a las nubes cambiantes que surcan el azul intenso del cielo. La presencia de los santos Rocco y Sebastiano está vinculada a la intercesión que se invocó a estos dos santos contra las frecuentes epidemias de peste, que desde Venecia se extendió en el interior.

“Coronación de la Virgen”, obra del pintor Ludovico Pozzoserrato , Museo Diocesano de Treviso (Italia)

La siguiente obra es “Coronación de la Virgen ”, obra del pintor Ludovico Pozzoserrato (1550-1604), está datado en el siglo XVI, realizado en óleo sobre lienzo.

El cuadro procede de la iglesia de San Leonardo. En el cristianismo católico y ortodoxo la Coronación de la Virgen es una secuencia más dentro del ciclo de la vida de la Virgen María. Pertenece esta creencia a la tradición y su referencia en los libros sagrados de la Biblia se encuentra en el capítulo 12 del libro del Apocalipsis. El relato supone que en Cuerpo y Alma, María sube a los cielos (Asunción de la Virgen ) y allí es coronada por Cristo, Dios Padre o la Trinidad.

“Anunciación de la Virgen ”, obra del pintor Francesco Beccaruzzi , Museo Diocesano de Treviso (Italia)

La siguiente obra es “Anunciación de la Virgen ”, obra del pintor Francesco Beccaruzzi (1492-1562), está datado en el siglo XVI, realizado en temple sobre madera.

La tradición de la Iglesia es unánime al reconocer en el anuncio del ángel a María y en su recepción dócil, el comienzo de la historia del pacto definitivo y eterno como el momento en que “el Verbo se hizo carne”. El Eterno cruza los umbrales del tiempo y se convierte en historia. La misión de Jesús comienza ya en el vientre de la madre.

“Recolección del Maná”, obra de la escuela flamenca de tapices, Museo Diocesano de Treviso (Italia)

La siguiente obra es “Recolección del Maná”, obra de la escuela flamenca de tapices, está datado en el siglo XVI, realizado en tapiz.

Procede de la iglesia Proposituale Montebelluno (Italia). Representa la extracción del Maná, es un producto típico de Sicilia, como tal, está reconocido e incluido en la lista de productos alimenticios tradicionales de la región.

Museo Cívico de Santa Catalina de Treviso (Italia)

Son las 12,30 horas, es hora de comer, preguntamos por un restaurante y nos informan que cerca hay un buen sitio para poder comer, se trata de la pizzería situada en vía Pescatore en el número 15 (GPS N 45.662939 E 12.2454574 ). La Pizzería di Pascualino tienen varios tipos de menús pero nosotros pedimos el menú completo 10 euros. Pedimos de primero una selección de verduras a la plancha, deliciosas, después rissotto ai funghi, pizza capricciosa, calamari de mari y de postre tiramisú.

Marchamos andando hasta la cercana plaza de la Victoria (GPS N 45.6631089 E12.2428613 ) donde se levanta el Monumento a los caídos de Treviso, es llamado “Gloria”, actualmente es un símbolo importante de la historia de esta ciudad. Fue inaugurado en 1931 en presencia del rey y era levantado para honrar el sacrificio de la ciudad y de la provincia en la última fase de la Gran Guerra. El trabajo es el resultado de un concurso nacional de 1926 ganado por el escultor Arturo Staglianode de origen Turín. Además, la construcción del monumento es el resultado de un largo debate que involucró a la ciudad de Treviso para elegir el lugar más adecuado para albergar un monumento de este tipo. La creación de esta obra fue también una oportunidad para dar vida a una nueva plaza (Piazza della Vittoria) que ahora incluye en sí misma las dos primeras existentes (Bressa y Cavallerizza) y es uno de los principales puntos neurálgicos de la ciudad.

Monumento a los caídos de Treviso (Italia)

Desde aquí vamos andando hasta el Convento seminario de San Nicolás para poder ver en la sala del Capitolio de los dominicos, el ciclo de frescos de Tomaso de Modena ( GPS N 45.663625 E12.2391634 ).

La entrada es gratuita solamente hay que dirigirse a la portería para indicar que quieres ver el Capitolio, una parte del antiguo convento que se permite la visita, el horario es de 8,00 a las 19.00 horas.

El ciclo de frescos se coloca bajo el techo de madera, debajo de una banda decorativa con follaje, cubre todo las tres primeras paredes y parte de la cuarta donde hay una Crucifixión en el centro que data de 1250.

El ciclo que representa cuarenta personalidades ilustres de la Orden Dominicana fue encargado por la orden los dominicos al pintor Tomaso da Modena, de está forma quería celebrar el Capítulo General de la Orden que se pensaba que tendrá lugar en Treviso, que luego no sucedió.

Por lo tanto, en 1351, Tomaso completó el trabajo en el periodo de un año, exactamente en 1352, como lo atestigua la inscripción, lamentablemente hoy está muy dañado, está colocado, según se entra en la habitación, en el lado derecho del portal donde el nombre del artista:

Dominicos del Ciclo de frescos del Convento seminario de San Nicolás de Treviso (Italia)

"AÑO DOMINI MCCCLII PREVIO TARVISINUS ORDINIS PREDICATORUM DEPINGI FECIT ISTUD CAPITULUM Y THOMAS PICTOR DE MUTINA PINXIT ISTUD"

A la izquierda de la sala, hay otra inscripción siempre está escrita en caracteres góticos, en la que cuenta la llegada de los dominicos a la ciudad de Treviso en 1221 y la construcción del Convento de San Nicolás:

“Anno Domini MCCXXI FRATRES PREDICATORES Tarvisium venerunt ET eodem PRIMER AÑO COMMUNITAS TARVISINA eisdem aedificavit Conventum S. NICOLAI QUO en el futuro para Laudem ET SUAE MATRIS VIRGINIS Gloriosae ET S. NICOLAI AC utilitatem POPULI TARVISINI COMMORANTUR”

La Crucifixión del Ciclo de frescos del Convento seminario de San Nicolás de Treviso (Italia)

Tomaso da Modena probablemente comience su trabajo en el lado derecho de la Crucifixión. Los personajes dominicos son retratados dentro de sus células, que convergen todas en la escena de la Crucifixión , para subrayar el significado profundo, no son tomados en una actitud de oración, se representan las actividades típicas del científico que se encuentra aislado en su estudio puede también sugiere a Petrarca en su obra “De Vita Solitaria”, dedicándose a la meditación y al estudio.

Techo de madera del Convento seminario de San Nicolás de Treviso (Italia)

El techo consta de dos paredes de madera que se unen juntas, una para el escritorio, que tiene una perspectiva invertida, y la otra para el asiento; También se caracterizan por una, la de la parte inferior, por la presencia de una tienda de campaña o el color rojo granate o color verde sirve como un recurso para el artista para obtener la tercera dimensión mediante el uso de medios coloristas en lugar de prospectivo, la otra por los estantes o huecos.

Las figuras de los dominicos, se representan todas vestidas con la misma capa marrón y el vestido blanco, son claramente visibles en el color amarillo de los muebles.

La decoración de las celdas está estandarizada, de hecho aparece un cierto número de libros dispuestos debajo de los travesaños, o en la parte delantera o trasera, o en los estantes donde los diferentes colores de las fijaciones animan el fondo amarillo de los muebles.

Tomaso da Modena, entonces revela su gran capacidad de observar y describir en detalle de la realidad, poniendo de relieve los rasgos faciales y haciéndo retratos únicos, que son los más propensos a extraerse de lo real, aunque no coincida con los retratos de los nombres mencionados en las pilastras, expresan sus estados de ánimo, sus pensamientos. Entonces son personas reales, atrapadas en el corazón de una acción física o psicológica.

Refectorio del Convento seminario de San Nicolás de Treviso (Italia)

El refectorio se encuentra cerca de la sala capitular, su construcción es contemporánea con el primer claustro (entre 1523 y 1531). Es una sale enorme donde los hermanos consumieron sus comidas, sentados en los bancos con espalderas en madera de nogal apoyada en las paredes de la habitación y el trabajo del maestro Antonio da Cividal. Está decorada con pinturas desde 1532, diseñada por el maestro Pietro Cavanazzo.

El elegante friso monocromo es también del siglo XVI que corre por debajo del techo artesonado, hecho en lugar del primitivo techo abovedado. En la pared derecha se coloca el púlpito de piedra desde el cual, durante las comidas, el lector de turno lee los pasos de la Sagrada Escritura. En la pared de atrás está representada la primera de las tentaciones de Jesús, como para reforzar a los hermanos predicadores la convicción de que la Palabra de Dios debe disfrutar de prioridad sobre todo lo demás.

El complejo conventual de San Nicolás cuenta con dos claustros: el menor de forma cuadrada y el mayor rectangular. Al primero, reconstruido a partir de 1523, se puede acceder desde el albergue de la portería del Instituto, desde la sacristía principal o desde el lado sur de la iglesia. Es un espacio acogedor y sugerente, con el centro de la pared Este, está grabado en caracteres góticos con la lápida sepulcral más antigua de Francesco Massa da Belluno, entre 1348 a 1354.

Claustro del Convento seminario de San Nicolás de Treviso (Italia)

Desde el lado que da a la Sala del Capitolio, pasamos al gran claustro construido en la segunda mitad del siglo XVI que reemplazo de uno más antiguo construido un siglo antes. Presenta fragmentos de frescos ejecutados en 1638 por Giacomo Bravo. La fábrica de claustro se completa en 1598 con la construcción de la cuarta ala diseñada por el prior y pintor Giorgio Lazzari.

Salimos a la calle, hace muchísimo calor, para hacer tiempo vamos a la Gelateliria S. Nicolo, se encuentra situada en la misma calle de San Nicoló, 2 (GPS N 45.6636367 E12.2418854 ), pedimos unos helados de fresa y mango y los degustamos en banco situado en la misma puerta, precio 3,80 euros.

Regresamos hasta la iglesia de San Nicolás de Treviso (Italia), se encuentra en la vía de San Nicoló, 64 (GPS N 45.6636029 E 12.2395657 ). El horario de apertura de la iglesia es 8.30-12.00 horas y de 15.30-8.00 horas.

El convento fue construido por los frailes Predicadores, comúnmente conocidos como los Dominicos, quien llegaron inmediatamente después del reconocimiento papal a Honorio III, el 29 de diciembre de 1216 erigió el convento.

Iglesia de San Nicolás de Treviso (Italia)

Llegaron a Treviso para luchar contra los cataros, o herejía albigense, también en Treviso y contra la cuales ya se había movido su fundador, Santo Domingo de Guzmán, uno de los personajes protegidos de Inocente III.

Es probable que los Predicadores reconocen por primera vez a la nueva orden religiosa, hicieron su aparición en la zona de Treviso desde principios de los años 20 del siglo XIII y los primeros años de su predicación itinerante probablemente fueron alojados en Treviso con otros religiosos en la iglesia en San Nicolás de los marineros.

Ciertamente no tenían un lugar fijo antes de 1230, cuando la Municipalidad de Treviso decretó la asignación de tierras y 500 liras a la Orden , donde quería construir una iglesia y un convento, porque los dominicos “pueden guardar la predicación y celebrar las sagradas liturgias”.

No hay duda de que la primera iglesia de San Nicolás tenia de una sola nave que estaba orientada de norte a sur, perpendicular a la corriente, se construyó poco después de 1230 con contribución inicial del municipio ; pero pronto (1233) los dominicos tenían que estar a cargo de la custodia notarial de los registros de la municipalidad con un gran número de seguidores por las contribuciones de los ciudadanos de Treviso y en 1244 ya había hecho parte de su convento.

Portada de la Iglesia de San Nicolás de Treviso (Italia)

Durante doscientos años que duró la construcción de la iglesia fue lenta y tal vez incluso sufrió daños por un incendio hacia finales del siglo XIII; en cambio, recibió una aceleración decisiva a principios del siglo XIV. Parece cierto que entre 1303-1304 fue demolida la totalidad o la mayor parte de la iglesia mencionada para reemplazarla por una nueva siguiendo los planos del arquitecto Frey Bienvenido.

La complejidad y la grandeza del edificio dejan claro que la orden de los predicadores tenía un gran capital disponible (públicos y privados) y esto favoreció el florecimiento y el engrandecimiento de la comunidad religiosa, también estaba apoyada por la presentación de informes de las hermandades dedicada a la asistencia, la solidaridad moral y espiritual hacia la población.

La nueva construcción que comenzó en 1304 continuó hasta 1318; a continuación, se interrumpió durante tres décadas debido a las guerras, los desastres naturales de los años 1347 (el hambre) y 1348 (terremotos, lluvias torrenciales, mala cosecha); y luego de la primera epidemia de peste negra (1348-1351).

Nave de la Iglesia de San Nicolás de Treviso (Italia)

En 1351 se retomaron de la construcción de San Nicolás, pero tres años más tarde las obras fueron nuevamente interrumpidas hasta 1389 cuando, derrocado por Carrara Treviso y de nuevo bajo la República de Venecia, se reunieron los fondos que se utilizaron para erigir el muro y la fachada con la roseta sobre el portal.

Y sin embargo, el techo con los tres tramos delanteros se mantuvo más bajo que el de la parte previamente construida, como se puede ver en muchas vistas anteriores de mediados del siglo XIX.

Con el tiempo hubo otras intervenciones y eventos que vale la pena mencionar: entre 1490 y 1505 en la parte superior izquierda del altar mayor fue construido el monumento al senador Agostino Onigo, obra del escultor Giovanni Buora de Osteno, el taller Lombardi, con lienzos del pintor Giovanni Buonconsiglio, llamado Marescalco, o quizás pueden ser atribuidas a Lorenzo Lotto, como algunos críticos como todavía se piensa.

En 1520, el retablo del altar mayor fue pintado primero por fray Marco Pensaben y luego por Giovanni Gerolamo Savoldo.

En 1693 Giovanni Comin esculpió el monumento a Benedicto XI, que se colocó en la pared opuesta al monumento al Onigo.

Sacristía de la Iglesia de San Nicolás de Treviso (Italia)

A la caída de la República de Venecia (1797), el edificio fue ocupado por la guarnición francesa y más tarde el decreto napoleónico del 25 de abril 1810 tomó el monasterio de los Predicadores adosado al templo de San Nicolás: los bienes de la orden fueron suprimidos y la congregación fue confiada al Estado y los dominicos definitivamente abandonaron Treviso después de casi seis siglos de presencia activa en Treviso.

Los austriacos mantuvieron durante mucho tiempo los destinos napoleónicos y por lo tanto la iglesia estaba destinada a almacén, lo que resulta que sufrió diversos daños debido a la eliminación de un número de piezas de arte, algunas robadas o destruidas por diversas fuerzas de ocupación.

Si después de 1839 el monasterio volvió a la Curia para convertirse en el nuevo –y actual– Seminario Episcopal, la primera restauración del templo fue ejecutada durante tres años 1847-1849, con la reparación del techo y las ventanas, lo que permitió en junio de 1850 el regreso al culto del templo de San Nicolò, que se convirtió en Vicaria del clero secular.

El Gobierno de Austria en 1856 financió otras grandes obras para la finalización y la restauración del templo, que, sin embargo, llevó a la cubierta revestida de cal de todas las superficies internas y, por desgracia, también la eliminación de los altares, tumbas y monumentos funerarios también muy valiosos, determinado definitivamente que fueron perdidos cuando no estaban destinados en otro lugar.

Altar Mayor de la Iglesia de San Nicolás de Treviso (Italia)

El techo de la nave se elevaron todos en el mismo nivel, se levantó la abertura frontal también la trifora cumbre, el techo original, cerchas, fue reemplazado con el casco invertido actual, fueron rehechas las bóvedas de los pasillos y era también allanando con un nuevo suelo de mármol, reflejando los colores de los vestidos rojos, negros y blancos que recuerdan los colores de la Orden y de la sangre del mártir Dominico San Pedro de Verona (1205-1252).

Fue dañado durante la Segunda Guerra Mundial, cuando se volvió a utilizar como almacén militar, el templo de San Nicolás sufrido daños en el techo, el campanario, el suelo, unos altares y vidrieras, casi todos fueron destruidos durante dos ataques aéreos que afectaron a Treviso el 7 de abril y el 27 de diciembre de 1944.

Durante los dos conflictos una serie de pinturas, fueron retirados y almacenados en los lugares designados para su cuidado por las autoridades civiles y religiosas, gracias a ello, se han conservado con bastante éxito de una posible destrucción o daño.

Entre 1945 y 1960 el desastre fue reparado, la restauración devolvió la función del templo y finalmente la eliminación de la cal que cubría las paredes consiguió sacar a la luz los ladrillos de terracota que hoy caracteriza la cálida apariencia interna.

Frescos de Tomaso de Modena en la Iglesia de San Nicolás de Treviso (Italia)

En el lado izquierdo de la nave en una de las columnas está decorada con los frescos de Tomaso de Modena, probablemente fueron ejecutados poco después del ilustre ciclo de los dominicos en la sala capitular del convento adyacente.

San Jerónimo se presenta con un traje de cardenal en su calidad de erudito, retratado frontalmente dentro de un pequeño estudio en el que el artista despliega su gran capacidad descriptiva. De hecho, el entorno se caracteriza por muchas anotaciones detalladas, incluida una letra que aparece debajo de la ventana gótica en la que podemos leer el encabezado “Nobili et generoso viro Domino Jeronymo Dei Gratia Cardinalium uno”. Los diversos libros abiertos sobre los cuales se informan de pasajes evangélicos se refieren a su trabajo de traductor de textos sagrados al latín. Por otro lado, San Romualdus se sienta en un trono a los pies del cual aparecen dos devotos, uno de los cuales muestra cadenas rotas, evidentemente es el fruto de la intercesión del autor con Cristo a quien se refiere con su significativo gesto . El hábito largo y simple es movido por ricos pliegues, aunque menos decorativos y más realistas que los del vestido de San Jerónimo y su rostro con ojos un poco abiertos nos observa con intensidad. Para completar la decoración, están las figuras de Santa Agnese y San Juan Bautista.

“Virgen con el Niño con San Domenico y San Francisco”, obra de un seguidor de Tomaso de Modena en la Iglesia de San Nicolás de Treviso (Italia)

En otra de las columnas “Virgen con el Niño con San Domenico y San Francisco”, obra de un seguidor de Tomaso de Modena, realizada con pintura al fresco, está datado en 1300.

“Beata Virgen del Rosario”, obra del escultor G. Comin, en la Iglesia de San Nicolás de Treviso (Italia)

Cerca se encuentra el altar barroco “Beata Virgen del Rosario”, obra del escultor G. Comin, realizada en mármol, esta datado 1675. Tiene las medidas de 1208 x 907x 470 cm.

La realización del altar se debe enteramente a Marinali, pero fue el objeto de una larga historia de diseño y construcción: de acuerdo a los documentos del proyecto y un modelo para la estructura fueron desarrollados por John Comin poco después de 1673; en 1675 la tarea de su realización fue confiada a Giovanni Grassi, mientras Giusto Le Court se comprometía a ejecutar sus esculturas. La estatua de la Virgen con el Niño todavía estaba en el taller del escultor en su muerte (1679) y se transportó a Treviso hacia en 1681.

“El profeta Oseas”, obra del pintor Andrea Vicentino, en la Iglesia de San Nicolás de Treviso (Italia)

En la pared se encuentra el cuadro “El profeta Oseas”, obra del pintor Andrea Vicentino (1544-1619), realizado en óleo sobre lienzo. Esta datada a finales del siglo XVI.

Oseas fue un profeta del Antiguo Testamento, hijo de Beeri y el primero del grupo de los doce profetas menores. Se le atribuye la autoría del llamado Libro de Oseas, en el que el profeta denuncia la infidelidad del pueblo para con Yahvé y revela el amor tierno de Dios, comparable al del esposo que perdona a su mujer infiel o al del padre que ama a su hijo rebelde. El profeta combate las bien conocidas tendencias idolátricas del reino septentrional y el culto del becerro de oro.

“El misterio Glorioso”, obra del pintor Sante Peranda, en la Iglesia de San Nicolás de Treviso (Italia)

Más adelante podemos ver “El misterio Glorioso”, obra del pintor Sante Peranda (1566-1638), realizado en óleo sobre lienzo, está datado a principios del siglo XVII.

Sante Peranda fue el pintor oficial de la corte de la familia Pico, en el ápice del Ducado de Mirandola al mando del duque Alejandro I. Se trasladó a Roma donde entró en contacto con el manierismo tardío del centro de Italia, se caracteriza por construcciones diagonales y figuras atornillada sobre sí mismos. En 1594 regresó a Venecia, donde se unió a San Rocco, que trata a las víctimas de la peste y la Muerte de San Rocco en la iglesia de San Giuliano.

“Profeta Joele”, obra del pintor Palma el Joven, en la Iglesia de San Nicolas de Treviso (Italia)

El siguiente cuadro de la misma pared “Profeta Joele”, obra del pintor Palma el Joven (1544-1628), realizado en óleo sobre lienzo, está datado en el siglo XVII.

Joel es el segundo de los doce profetas menores seguido por Abadías. Parece que profetizó en el reino de Judá, después de la ruina de Israel, y el transporte de las diez tribus a Asiria. Su profecía que no contiene más que cuatro capítulos. Anuncia cuatro grandes acontecimientos a saber:

Una nube de insectos que debía destruir los campos y producir un hambre en el reino de Judá. Jeremías habla de esta hambre, c.14, v. 1.

Un ejército de extranjeros que debía venir y acabar de devastar la Judea. Es de presumir que fue el de Nabucodonosor que destruyó el reino de Judea y llevó los judíos a Babilonia.

La vuelta de esta cautividad y los beneficios con que Dios debía colmar después a su pueblo.

Por último, la venganza que sacaría de los pueblos enemigos de los judíos.

“Altar de San Rocco”, obra de un escultor desconocido, en la Iglesia de San Nicolás de Treviso (Italia)

Más adelanta esta el “Altar de San Rocco”, obra de un escultor desconocido, realizado en madera y pintura al temple, está datado en 1490, de estilo renacentista.

En el centro del altar se representa a San Rocco, a la izquierda de San Saba, a la derecha de San Sebastián.

“El Arcángel San Miguel”, obra de un pintor desconocido, en la Iglesia de San Nicolás de Treviso (Italia)

Si marchamos por nave izquierda en la siguiente columna “El Arcángel San Miguel”, obra de un pintor desconocido, realizado con la técnica al fresco, está datado en el siglo XIV.

Michael siempre se menciona con la misma palabra hebrea equivalente al arcángel como el defensor de los amigos de Dios, protector de su pueblo. En el último libro del Nuevo Testamento, el Apocalipsis de Juan, después de la primera guerra en el cielo, el arcángel es el protagonista en la segunda guerra de la mujer terrenal (María, madre de Jesucristo Dios) contra el dragón. San Miguel Arcángel de nuevo a la victoria conduce el ejército celestial de los ángeles de Dios contra Satanás y sus ángeles (un tercio del total), los rebeldes y apóstatas. De acuerdo con la profecía, al final del día, San Miguel Arcángel está destinado a hacer sonar la trompeta anunciando el gran juicio final, cuando después de haber recapitulado todas las cosas en Cristo, el reino de los cielos será devuelto a Dios, Jesucristo, a Dios Padre por la eternidad.

“San Rocco cura la peste”, obra de un Giacomo Lauro, en la Iglesia de San Nicolás de Treviso (Italia)

Más adelante, por nave izquierda, en la pared, podemos ver a “San Rocco cura la peste”, obra del pintor Giacomo Lauro, realizado en óleo sobre lienzo, está datado en 1604.

San Rocco tiene el titulo de patrón de la víctimas de la peste. Antes de expirar, el santo había recibido de Dios el don de convertirse en el intercesor de todos los enfermos de la peste que habían invocado su nombre. San Rocco fue enterrado con todos los honores. En su tumba en Voghera, el culto del joven Rocco, un peregrino de Montpellier, amigo de los últimos, de las víctimas de la peste y de los pobres, comenzó a florecer de inmediato. El Concilio de Constanza en 1414 lo invocó como un santo para la liberación de la epidemia de peste diseminada allí durante las obras conciliares.

“La Virgen Dolorosa y san Alberto Magno”, obra del pintor Antonio Zanghi, en la Iglesia de San Nicolás de Treviso (Italia)

Más adelante por nave izquierda en la pared “ La Virgen Dolorosa y san Alberto Magno”, obra del pintor Antonio Zanghi, realizado en óleo sobre lienzo, está datado en 1675.

San Alberto nació en Lauingen (Alemania) alrededor del 1206. A los 16 años empezó a estudiar en la Universidad de Padua, donde conoció al Beato Jordán de Sajonia de la Orden de Santo Domingo y quien lo acompañó en su proceso para ingresar en los dominicos. Más adelante ocupó altos puestos como maestro en Alemania.

Lo llamaban “El Magno”, el Grande , por la sabiduría admirable que había logrado conseguir. Lo llamaban también “El Doctor Universal” porque sabía de todo: de ciencias religiosas, de ciencias naturales, de filosofía, etc. Era geógrafo, astrónomo, físico, químico y teólogo, y las personas comentaban que el santo “sabe todo lo que se puede saber” y le otorgan además el título de “milagro de la época”, “maravilla de conocimientos” y otros más.

“Cristo, la Virgen , y los santos Domingo y Francisco”, obra del pintor Francesco Ponte, en la Iglesia de San Nicolás de Treviso (Italia)

Más adelante, caminando por nave izquierda , en la pared “Cristo, la Virgen , y los santos Domingo y Francisco”, obra del pintor Francesco Ponte, realizado en óleo sobre lienzo, está datado a finales del siglo XVI.

Francesco Ponte se inició en la pintura colaborando con su padre, sus primeras obras conocidas pueden fecharse alrededor de 1568. Su estilo se distingue ligeramente del de Jacopo por su toque más enérgico, un tono más descuidado y un cierto manierismo en el tratamiento de los ropajes. En torno a 1574 inició un nuevo tipo de pinturas casi siempre oblongas (más largas que anchas), de tema bíblico al que se unen composiciones cíclicas de las estaciones, los elementos, etc.

“Santo Obispo con un caballero devoto”, obra de pintor anónimo de Venecia, en la Iglesia de San Nicolás de Treviso (Italia)

Más adelante, por la misma nave en la columna “Santo Obispo con un caballero devoto”, obra de pintor anónimo de Venecia, realizado en frescos, está datado a finales del siglo XV.

La obra representa a un santo Obispo no identificado como hace la referencia del perdón ante un devoto, se trata de un joven noble caballero que se arrodilla ante el santo acompañado de su caballo.

“Altar de Cristo Resucitado”, obra del escultor Lorenzo Bregno, en la Iglesia de San Nicolás de Treviso (Italia)

Más adelante por nave en la pared “Altar de Cristo Resucitado”, obra del escultor Lorenzo Bregno, realizado en mármol, está datado a finales del siglo XVI.
El altar representa en la calle central la figura de Cristo Resucitado, acompañado de la Virgen y san Juan Evangelista, fue construido con las contribuciones de la familia Bettignoli.

“San Cristóbal”, obra de pintor anónimo de Venecia, en la Iglesia de San Nicolás de Treviso (Italia)

Más adelante por nave en la columna “San Cristóbal”, obra de pintor anónimo de Venecia, realizado en técnica al fresco, está datado a finales del siglo XV.

San Cristóbal de Licia el nombre significa:”portador de Cristo”, por lo que predice lo que haría en su vida adulta e indica que el personaje puede no tener un origen histórico preciso. Podría ser la misma figura que san Menas. Su famosa leyenda, que es conocida sobre todo en Occidente y podría haberse extraído de la antigua mitología griega (sería la cristianización de la barca de Carón), cuenta que él portó a un chico, al que no conocía, a través de un río antes de que el niño le revelase que era Cristo. En cualquier caso, es el santo patrón de los viajeros, y su efigie se lleva en medallas, brazaletes o en figuras para vehículos por parte de los cristianos.

“Santos Dominicos”, obra del pintor Antonio Zanchi, en la Iglesia de San Nicolás de Treviso (Italia)

Más adelante por nave en la pared “Santos Dominicos”, obra del pintor Antonio Zanchi (1631-1727), realizado en óleo sobre lienzo, está datado a finales del siglo XVII.

Zanchi desarrollará su propia personalidad artística mediante una búsqueda del realismo pictórico, con el uso del claroscuro de efectos dramáticos y las temáticas de corte violento serán los medios utilizados para alcanzarla. Zanchi evolucionó hacia un estilo a veces incluso teatral, muy adecuado para las representaciones alegóricas e históricas de gran formato. Muchas de ellas están basadas en obras anteriores de Paolo Veronese, traducidas al lenguaje más aparatoso del barroco.

“Milagro de San Domingo”, obra del pintor Stefano Paulozzi, en la Iglesia de San Nicolás de Treviso (Italia)

Más adelante por nave en la pared “Milagro de San Domingo”, obra del pintor Stefano Paulozzi (1631-1727), realizado en óleo sobre lienzo, está datado a finales del siglo XVIII.

Los dominicos nacen en el contexto de la cruzada albigense, guerra emprendida por iniciativa de la Iglesia católica y la nobleza del reino de Francia en contra de los cataros y la nobleza de Occitania a comienzos del siglo XIII. Domingo de Guzmán, natural de Caleruega (Burgos, España), era un clérigo que integraba el capítulo de la catedral de Osma. Durante un viaje diplomático realizado con su obispo Diego de Acevedo al norte de Europa, fue encargado de intentar la conversión de los cataros instalados en el sur de Francia. Hacia 1206, organizó ?con la aprobación del papa? un grupo de predicación que imitaba las costumbres de los cataros, viviendo pobremente, sin criados ni posesiones, pero sus intentos fueron un fracaso, lo que decidió el uso de la fuerza y el inicio de la llamada cruzada contra los cataros.

“Anunciación”, obra de un pintor anónimo, en la Iglesia de San Nicolás de Treviso (Italia)

En el interior de la sacristía “Anunciación”, obra de un pintor anónimo, realizada con la técnica al fresco, está datada en el siglo XIV.

“La última cena”, obra del pintor G. Menescardi, en la Iglesia de San Nicolás de Treviso (Italia)

La siguiente obra “La última cena”, obra del pintor G. Menescardi, realizado en óleo sobre lienzo, está datado en el siglo XVIII. Tiene las medidas de 218 x 373 cm.

La pintura es una copia de la última cena de Leonardo da Vinci. La obra fue donada por Don Ugo Mario Gazzola que, siguiendo una escritura notarial que ordenaba la Última Cena es ser activos de la parroquia de Santo Stefano y colocado en la hermosa iglesia de San Nicolás. El lienzo se colgó encima del confesionario, en la pared opuesta.

“Las enseñanzas de San Agustín”, obra del pintor Palma il Joven, en la Iglesia de San Nicolás de Treviso (Italia)

La siguiente obra “Las enseñanzas de San Agustín”, obra del pintor Palma il Joven (1548-1628), realizado en óleo sobre lienzo, está datado en el siglo XVI.

La Regla de san Agustín son las normas que Agustín de Hipona, conocido como san Agustín, redactó para organizar la vida de la comunidad cuando fundó el monasterio de Tagaste, en el norte de África, y si bien aquellas las elaboró en tres momentos distintos, en el fondo se reducen a una sola regla.

La regla del santo es la más antigua de Occidente ya que data entre el siglo IV y siglo V. En ella regula las horas canónicas, las obligaciones de los monjes, el tema de la moral y los distintos aspectos de la vida en el monacato.

“San Cristoforo Mártir”, obra del pintor Antonio de Treviso, en la Iglesia de San Nicolás de Treviso (Italia)

La siguiente obra “San Cristoforo Mártir”, obra del pintor Antonio de Treviso, realizado en pintura al fresco, está datado en 1410. Tiene unas medidas de 1196 x 470 cm.

El fresco de San Cristoforo está situado en la pared de la sacristía, es el más grande de todos los frescos de la iglesia, ocupando 12 metros de altura.

San Cristóforo vivió en el siglo tercero, en los tiempos de la persecución cristiana por el emperador Decio (249-251). Él era de gran estatura, bello y estaba dotado de una fuerza extraordinaria. Siendo él, aun pagano, acusaba a los perseguidores de los cristianos.

“La Virgen y los santos de la iglesia de San Nicolás o de San Nicolo”, obra del un pintor anónimo veneciano, en la Iglesia de San Nicolás de Treviso (Italia)

La siguiente obra “La Virgen y los santos de la iglesia de San Nicolás o de San Nicolo”, obra del un pintor anónimo veneciano, realizado en pintura al fresco, está datado en el siglo XIV.

El fresco es situado en la pared de la sacristía colocado debajo del órgano de veneciano de la iglesia, ocupa una parte importante y nos muestra una combinación entre la devoción a la Virgen María y a los santos de la iglesia local.

“ La Virgen y de la Humildad ”, obra del un pintor anónimo, en la Iglesia de San Nicolás de Treviso (Italia)

La siguiente obra “La Virgen y de la Humildad”, obra del un pintor anónimo, realizado en pintura al fresco, está datado en el siglo XV.

El fresco nos ofrece a la Virgen de la Humildad es la veneración de una advocación mariana representada artísticamente como una tipología de Madonna. La Virgen María aparece sentada en el suelo o en un cojín bajo, a veces con el Niño Jesús en su regazo.

La siguiente obra “Retablo de la capilla de la familia Monigo”, obra del un pintor anónimo, realizado en óleo sobre lienzo, está datado en el siglo XVII.

La obra principal que se encuentra en el retablo de la capilla perteneció a la familia Monigo nos muestra la historia de la incredulidad de San Tomas. La escena bíblica de la Aparición del Cristo resucitado al apóstol Tomás, está representado de rodillas tocando la llaga del costado, se hace en presencia de los apóstoles. Jesús vestido sólo con el périzonium está de pié cerca de su estandarte, rodeado del resto de los apóstoles vestidos con amplias túnicas.

“Tumba de Agostino Onigo”, obra del un pintor escultor anónimo, en la Iglesia de San Nicolás de Treviso (Italia)

La siguiente obra “Tumba de Agostino Onigo”, obra del un pintor escultor anónimo, la pintura se atribuye a Lorenzo Lotto (1480-1557), realizado en mármol y pintura al fresco, está datado en el siglo XVI.

Los frescos en la tumba de Agostino Onego representan a los guardianes, son obra de Lorenzo de Lotto, fue uno de los pintores venecianos de mayor talento en la primera mitad del siglo XVI, Lotto fue también uno de los más peculiares, y su carrera incansablemente itinerante lo marginó un tanto de la escuela veneciana.

“Virgen y el Niño con Benedicto XI, San Nicoló, san Domenico, San Tomas de Aquino, San Jerónimo, San Liberale”, obra del pintor Fra Marco Pensaben y completado por Gerolamo Savoldo, en la Iglesia de San Nicolás de Treviso (Italia)

La siguiente obra “Virgen y el Niño con Benedicto XI, San Nicoló, San Domenico, San Tomas de Aquino, San Jerónimo, San Liberale”, obra del pintor Fra Marco Pensaben y completado por Gerolamo Savoldo, realizado en óleo sobre lienzo, está datado en 1520.

Es la obra principal de la iglesia situada en el retablo de Altar Mayor, fue iniciado por el pintor Fra Marco Pasaben y terminado por Giovanni Gerolamo Savoldo.

Aunque influenciado por la pintura veneciana, lo que se hace evidente en su actividad como retratista en la que se aprecian rasgos del intimismo de Giorgione, se mantuvo siempre sustancialmente fiel a la raíz naturalista del arte lombardo que, después de Vincenzo Foppa, llega a Romanino y a Alessandro Bonvicino. Su obra, sobre todo las escenas nocturnas, iluminadas por una única fuente de luz, servirán como punto de partida para la obra de Caravaggio.

“Órgano veneciano” obra del maestro G. Gallido, en la Iglesia de San Nicolás de Treviso (Italia)

Sobre una de las paredes encontramos “Órgano veneciano” obra del maestro G. Gallido (1778-1780), está datado en el siglo XVIII.

La tapa externa de la portada del órgano podemos ver las obras pictóricas “Coronación del Papa Benedicto XI” obra del pintor G. Lauro (1598-1602). En la cara interna “La negativa del Papa a recibir a su madre con una deuda demasiado alta por sus humildes comienzos”.

“Virgen del Rosario”, obra de Antonio Vivarini, en la Iglesia de San Nicolás de Treviso (Italia)

La siguiente obra “Virgen del Rosario”, obra de Antonio Vivarini (1402-1484), realizado en temple sobre tabla, está datado en el siglo XV.

Antonio Vivarini fue un pintor del Renacimiento italiano, probablemente el primero procedente de la familia de los Vivarini.

Trabajó con frecuencia con su cuñado Giovanni d'Alemagna. Después de su muerte, pintó principalmente en solitario o junto a su hermano menor Bartolomeo Vivarini. Sus obras presentan una considerable atención a una cromaticidad delicada y refinada, sobre todo en el encarnado.

“Madonna con el Niño con San Pedro y San Pablo”, obra de Antonio Vivarini, en la Iglesia de San Nicolás de Treviso (Italia)

La siguiente obra “Madonna con el Niño con San Pedro y San Pablo”, obra de Antonio Vivarini (1402-1484), realizado en óleo sobre lienzo, está datado en el siglo XV.

Antonio Vivarini vuelve definitivamente a Venecia, donde realiza una serie de obras influidas por su experiencia en Padua. Sin embargo, al final de su carrera, parece haber pasado un período de crisis, pues sus figuras se vuelven más duras, tal vez intentando emular la claridad del diseño de Mantegna, pero perdiendo en el camino de la elegancia gótica.

“San Pedro cura a un lisiado”, obra de Carlo Ridolfi , en la Iglesia de San Nicolás de Treviso (Italia)

La siguiente obra “San Pedro cura a un lisiado”, obra de Carlo Ridolfi (1594-1658), realizado en óleo sobre lienzo, está datado 1658.

Carlo Ridolfi ofrece una pintura de estilo que refleja una grandilocuencia y lleno de referencias literarias, enriqueciendo a menudo las vidas de los artistas con anécdotas y curiosidades biográficas.

“El emperador Heraclio porta la cruz”, obra de Pietro della Vecchia , en la Iglesia de San Nicolás de Treviso (Italia)

La siguiente obra “El emperador Heraclio porta la cruz”, obra de Pietro della Vecchia (1603-1678), realizado en óleo sobre lienzo, está datado 1640.

Heraclio es recordado por la iglesia occidental por haber sido capaz de recuperar la Vera Cruz de manos de los persas. Cuando Heraclio se aproximaba a Ctesifonte, la capital persa, Cosroes II huyó de su residencia favorita en Dastgerd, cerca de Bagdad, sin ofrecer ninguna resistencia.

Tras un desfile triunfal por el Imperio, Heraclio devolvió la cruz a Jerusalén el 21 de marzo de 630. Para los cristianos del Occidente Medieval, Heraclio fue el “primer cruzado”.

“El beato Enrico Susone y la Dolorosa ”, obra de G. Carboncino , en la Iglesia de San Nicolás de Treviso (Italia)

La siguiente obra “El beato Enrico Susone y la Dolorosa ”, obra de G. Carboncino, realizado en óleo sobre lienzo, está datado 1640.

El beato Enrique Suso era un sacerdote de la orden de Predicadores, que soportó pacientemente innumerables dificultades y enfermedades, escribió un tratado sobre la sabiduría eterna y predicó asiduamente el nombre de Jesús.

“Madonna de parto con san Francisco y san Tomás”, obra de un pintor anónimo seguidor del Maestro Romagnol , en la Iglesia de San Nicolás de Treviso (Italia)

La siguiente obra “Madonna de parto con san Francisco y san Tomás”, obra de un pintor anónimo seguidor del Maestro Romagnoli, realizado en la técnica al fresco, está datado en el siglo XIV.

Este fresco es un ejemplo típico de Virgo paritura (Virgen parturienta), desde la primera mitad del siglo XIV circulaba la representación realista de la Virgen embarazada. A este personaje iconográfico se le llama «Virgen del parto» y representa a María sola, en pie, en posición frontal y visiblemente embarazada. Uno de los elementos que la distingue de una mujer embarazada normal es el libro, alusión al Verbo Encarnado; el libro de hecho representa al Antiguo Testamento y por lo tanto la palabra de Dios que, a través de la Virgen , se encarna y desciende entre los hombres.

“San Nicoló”, obra de un pintor anónimo veneciano, en la Iglesia de San Nicolás de Treviso (Italia)

La siguiente obra “San Nicoló”, obra de un pintor anónimo veneciano, realizado en la técnica al fresco, está datado en el siglo XIV.

Hemos visitado el templo de San Nicolò con su construcción de cruz latina, en ladrillo, con tres naves y cinco capillas terminales y es una de las obras maestras del estilo lombardo-gótico hechas por las Órdenes Mendicantes del Véneto, en su interior tiene una de las colección de arte más importante de la región de Venecia, una iglesia convertida en un auténtico museo.

Calles de Treviso (Italia)

Nada más terminar de la visita a la iglesia de San Nicolás marchamos directamente andando hasta el área de autocaravanas de Treviso ( GPS N45.67009//E12.25794 ). Hacemos un apresurado reset a la autocaravana gratuito para salir rápidamente.

Antes de continuar el viaje hemos quedado pasarnos por el Taller de Fiat en Treviso para cambiar nuestra rueda dañada ( GPS N45.68803//E12.24385 ). Llegamos a las 17,30 horas y en 10 minutos la tenemos puesta, previo pago de 170 euros. Cuando terminamos de montarla nos damos cuenta que tenemos otro pequeño arañazo en otra de las ruedas, nos dice el mecánico de Fiat que este es menos importante y que no tendríamos problemas para regresar a España.

Buenoo..! con el susto entre las piernas continuamos hacia nuestro siguiente destino, es la ciudad de Grado, situada en la costa. La distancia entre Treviso y Grado son 140 Km. tardamos casi dos horas en llegar.

Llegamos poco antes de anochecer al área de autocaravanas en Grado (Italia), tiene un precio de 4 euros 24 horas, se encuentra a 50 metros de la playa y a 2 Km. del centro urbano. Las coordenadas GPS del lugar corresponde con: N 45.68050//E 13.41191 .

El área esta divida en dos lados; lado norte 40 plazas de pago 16 euro; en el lado sur tiene 32 plazas, situada a 50 m de la playa 4 euros, cerca hay un supermercado y panadería, a 500 metros hay parada de autobús al centro 2,5 km. Es posible ir al área parking de 4 euros, enseñado el ticket en la recepción puedes cargar y descargar agua en el área de enfrente.

 

Blog por Italia Parte II
Blog por Italia Parte II

 

 

by

© Fotografías y textos son propiedad:

Ángel López

© Bajo el soporte de:

www.viajeuniversal.com

   
Subir arriba