VERSIÓN PARA IMPRIMIR
BLOG DEL VIAJE POR MONZÓN, FONZ, LLEIDA, AVELLANES, AGER, TREMP, BARRUERA, TAÜLL, BARBASTRO Y SAN JUAN DE LA PEÑA por Anacleto Álvarez
 
Directorio:
Otros Blogs:

Alberca

Almagro

Arribes del Duero

Baeza

Cataluña

Córdoba

Cáceres

Cuenca la Mancha

Soria

Extremadura y Portugal

Burgos

Gibraltar y Marruecos

La Rioja

Campo de Criptana

Granada

Granada

Granátula de Calatrava

Herrera del Duero

Hoces del Duratón

Ibiza

La Vera

Monfragüe

Plasencia

Pueblos de Andalucía

Río Duero

Río Lobos

Sevilla

Teruel

Valencia

Zaragoza

Comarca Valderredibles

Ruta del Viaje

Día 1º: 3 de diciembre.

Hasta última hora, como es habitual en esta época del año, no sabíamos si sería prudente salir a la carretera. En Zizur había nevado, estaba nevando y se anunciaba lluvia por buena parte de España. Una vez más, consultamos las previsiones y el estado de las carreteras y nos lanzamos a la aventura.

Salimos de Zizur con algunos centímetros de nieve en la carretera, aunque uno de los carrieles de la autovía estaba bastante limpio. En la medida en la que nos íbamos alejando, la nieve que caía era en menor cantidad, pero hasta bien pasado Yesa había nieve en la carretera. Fue por Puente la Reina de Jaca donde ya las cosas se empezaron a ver más claras al vislumbrar los primeros rayos de sol.

Desde la salida de Huesca nos encontramos con tramos de la autovía abierta. Salimos algunos kilómetros más adelante y aprovechamos la ocasión para comer y repostar en una gasolinera.

Monzón, Huesca

MONZÓN. Llegamos a Monzón a media tarde y buscamos lugar para estacionar y pernoctar. Lo encontramos al lado del Recinto Ferial (Nave de la Azucarera), en el Paseo San Juan Bosco. Es un poco ruidoso hasta madia noche, pero es un buen lugar por el firme (llano y asfaltado). Posteriormente he visto como recomendado: N 41º 55' 04” // E 0º 10' 14”, al lado del río Cinca.

De Monzón hemos podido ver un poco:

LA CATEDRAL : Una pequeña catedral que fue colegiata, iglesia arciprestral y, posteriormente, en 1995, elevada al rango de concatedral, compartiendo sede con la de Barbastro. No la hemos podido ver bien porque estaban realizando obras de alumbrado en su interior, pero nos permitieron echar un vistazo rápido. Se trata de un gran edificio románico de finales del siglo XII y comienzos del XIII, con naves y cabecera de tres ábsides escalonados de planta semicircular; el ábside del Evangelio fue sustituido por una capilla gótica.

También el cimborrio sufrió diversas actuaciones en siglos posteriores de tipo mudéjar y barroco.

Las naves tienen bóveda de cañón apuntado con arcos fajones de refuerzo y se apoyan en pilares cruciformes con semicolumnas adosadas.

Concatedral de Monzón, Huesca

En definitiva es un edificio muy interesante, de un románico maduro que sorprende al entrar en él, pues, salvo la cabecera románica, desde el exterior apenas deja traslucir su carácter medieval.

EL CASTILLO : Se trata de un edificio que fue, en su origen, una fortaleza musulmana. Cuando los reyes cristianos se lo arrebataron a los musulmanes, lo pusieron a disposición del Temple, quien lo ocupó hasta la desaparición de la orden, a principios del siglo XIV.

El aspecto exterior es de un castillo moderno, del siglo XVII y XVIII y está parcialmente reconstruido. En él estuvo resguardado Jaime I durante su niñez para ser protegido de las luchas por la sucesión en el trono del reino de Aragón.

Después de dar un paseo por el casco antiguo, que cuenta con algunas casas señoriales blasonadas, la mayoría en un estado de bastante deterioro, nos pasamos por el súper de Mercadota e hicimos compra de aprovisionamiento para la AC y para casa y nos fuimos a la AC. Fuera hacía mucho frío pero dentro se estaba de maravilla.

Día 2º: 4 de diciembre.

No madrugamos. La helada y la proximidad del siguiente punto nos permitieron tomarnos la mañana con calma.

Panorámica de Fonz, Huesca

Fonz: Esta ubicado en un pequeño montículo; el origen de su nombre está en el latín (fons), que hace referencia a la abundancia de agua de la que goza el pueblo. Las calles, serpenteantes hacia arriba, parece que todas llevan hacia lo más noble del pueblo: la iglesia en lo más alto y, un poco más abajo, la plaza jalonada por la casa consistorial (palacio renacentista) y otras casonas y palacios más o menos de la misma época. El patrimonio arquitectónico es muy importante, aunque sufrió mucho en la Guerra de la Independencia y, posteriormente, en la Guerra Civil.

La historia de Fonz es rica en personajes ilustres y fue sede de recreo de la nobleza civil y eclesiástica durante siglos; de ahí la riqueza en palacios y la monumentalidad de la iglesia renacentista con estupendo retablo.

Como decía antes, precisa restauración de buena parte del patrimonio y se aprecia que tiene una población bastante envejecida.

Una vez concluida la visita al pueblo, continuamos viaje hacia Lleida.

Lleida: Nos habían indicado como lugar idóneo para estacionar y pernoctar las coordenadas: N 41º 36' 37,90'' // E 0º 37' 37,25''. Muy próximo, hay un descampado que la gente utiliza para aparcar. Está al lado de viviendas nuevas y es muy tranquilo. El único problema que puede tener es el firme irregular en algunas zonas y el no estar asfaltado; si llueve, puede dificultar la circulación. Optamos por este lugar porque nos pareció más tranquilo que la vía principal a la que hacen referencia las coordenadas y no amenazaba lluvia para ese día.

Lleida, Cataluña

Desde este aparcamiento, cruzamos un puente sobre el río Segre y nos dirigimos hacia el casco antiguo de la ciudad.

El río está saneado en ambas orillas y, debidamente ajardinado, son unos paseos preciosos, convirtiendo el río en un lugar de esparcimiento para todo tipo de público.

Nada más atravesar el puente se llega al casco histórico. No conocíamos Lleida, pues habíamos pasado varias veces por ella pero no habíamos parado. Es una pequeña ciudad (135.000 habitantes, 270.000 si incluimos su área de influencia).

Lleida tiene una gran tradición universitaria. En 1297, Jaime II fundó la primera. Sería la tercera de España, después de la de Salamanca y la de Palencia (ya cerrada); la primera del Reino de Aragón.

Tiene algunos monumentos reseñables como:

•  Catedral Vieja (Seu Vella). Es el monumento más emblemático de la ciudad. Está ubicado en la cima de un cerro, en un recinto amurallado que contiene también “El Castillo del Rey”. Fue construida en el siglo XIII (entre 1203 y 1278). Es un edificio de transición y se nota es el desarrollo de la obra la tendencia, desde un románico avanzado hasta el gótico ojival que se aprecia en las crucerías y en los ventanales. Se puede decir que es el último proyecto románico realizado en Cataluña. El claustro es especialmente hermoso por su grandeza, realización y ubicación. Es de grandes dimensiones y en él se realizó un trabajo de gran calidad. Es anómala su colocación al frente de la catedral y como mirador sobre la ciudad y el valle; creo que invitaba más a la admiración de la belleza que al recogimiento interior.

•  Catedral Nueva. Es una obra del siglo XVIII, realizada en apenas 20 años y patrocinada en buena medida por la Corona (Carlos III) y los ilerdenses. Su estilo está a caballo entre el barroco y el clasicismo francés. En cuanto a sus dimensiones, altura, amplitud de espacios… es majestuosa, pero para muchas personas puede resultar fría y un lugar poco propicio al encuentro con uno mismo y con lo trascendente.

•  Iglesias de: San Lorenzo y de San Martín, ambas románicas del siglo XII, aunque la de San Lorenzo fue ampliada en el siglo XIV y por ello tiene acabados góticos, así como 4 retablos del mismo estilo.

•  Ayuntamiento (Palacio de la Peria). Originariamente del siglo XIII. Contiene el archivo municipal y, en su capilla hay un retablo gótico.

•  Palacio de justicia. Obra moderna perfectamente integrada en la ciudad. Es sencillo y hermoso. Desde este palacio hay un ascensor panorámico que llega hasta la explanada de la catedral vieja.

He apuntado estas pocas referencias como reseñables, pero hay mucho patrimonio para disfrutar sencillamente paseando por unas calles limpias y agradables.

Día 3º: 5 de diciembre.

Nada más levantarnos, vemos que el cielo amenaza lluvia. Desayunamos y nos ponemos en camino.

Balaguer: La teníamos señalada como un lugar de interés. Paramos a la entrada del pueblo y nos acercamos a dar un paseo bajo una ligera lluvia. Nos pareció un bonito pueblo, con una amplia plaza porticada; pero no descubrimos cosas de gran interés. Se aprecia parte de murallas en la zona alta del pueblo y nos consta por la información del monasterio de Santo Domingo, del siglo XIV y XV.

Avellanes: Se trata de un monasterio sin gran interés artístico, desde él hay señalizados diferentes caminos para hacer senderismo o cicloturismo. El monasterio está habilitado para hotel y tiene una pequeña parte habitado por Maristas. En la parte exterior hay aparcamientos (con señal explícita de prohibido estacionar ACs.; nos limitamos a parar un rato para tomar café, echar un vistazo al claustro y la iglesia del monasterio y cargar agua. Hay WCs públicos y una fuente.

Panorámica de Áger, Lérida

Àger: La lluvia ya arreciaba mucho más. Es una pena que se hubiera deslucido la feria, que se veía había sido organizada con mucho mimo. Estaba el pueblo abarrotado de gentes y de puestos de productos de la zona, así como de artesanía de diferentes ramos.

El pueblo es bonito, un pueblo ubicado en el valle, entre dos sierras Montsec, al norte y Montclús, al sur; está edificado sobre un pequeño montículo.

La entrada al pueblo se realiza por un arco bajo viviendas, cuyos primeros metros forman una especie de laberinto de calles; sugiere la entrada a una medina.

En lo más alto del pueblo se encuentra el complejo colegiata – castillo, donde han hecho diversos trabajos arqueológicos y lo visitamos con guía. A pesar de ser todo el grupo de visitantes catalanes, excepto nosotros, tuvieron la deferencia de realizar la visita en castellano. Este complejo fue promovido por Arnau Mir de Tost en el siglo XI. Lo realizó sobre los restos de un castillo romano y el objetivo fue el de reconquistar tierras a los musulmanes, así como ir afianzando las conquistas cristianas. La parte del claustro que queda es de los siglos XIV y XV y contiene algunas esculturas de gran belleza.

Pallars: Unos pocos kilómetros más adelante, nos encontramos con un área de descanso en el desfiladero de Pallars. Es un bonito paraje y nos paramos a comer.

Tremp: éste era otro de los puntos de parada. Para nuestra sorpresa, nos encontramos a la entrada del pueblo con una señal de área de ACs. Nos dirigimos directamente a ella N 42º 9' 47,30'' // E 0º 53' 25,95''. Se trata de un área nueva, de reciente construcción. Creo que el lugar de desagüe de grises está un poco incómodo para situar la AC. Yo tuve que realizar varios intentos y me estuve fijando en otros compañeros que llegaron más tarde que nosotros: les pasó o mismo. El área está al lado de la zona deportiva, bien iluminada y asfaltada; con una ligera inclinación y muy próxima al centro.

Es un pueblo muy bonito y está cuidado. Está situado en una meseta rodeada de montañas que oscilan entre los 1100 y casi los 1700 metros de altitud. Con sus 303 Km. cuadrados es el ayuntamiento más extenso de Cataluña y actualmente cuenta con unos 6000 habitantes; tiene el título de ciudad desde 1884.

Cuanta con un pequeño museo municipal de Ciencias Naturales (estaba cerrado) y alguna torre de la antigua muralla.

Otros puntos de interés es el Antiguo Hospital de Pobres. No es un pueblo de gran patrimonio monumental pero es muy agradable.

Éste puede ser el punto de partida para diversas excursiones. Desde internet o desde Turismo se pueden encontrar diversas ofertas.

Día 4º: 6 de diciembre.

Barruera, Lérida

Barruera: Es nuestro primer contacto con el valle de Boí. Aunque teníamos miedo a encontrarnos con nieve y carretera con problemas, no fue así. Había un poco de nieve pero no dificultaba el tráfico. La carretera estaba en buenas condiciones.

Nave de la Iglesia de San Clemente de Taül, Lérida

En el pueblo tuvimos dificultad para aparcar por estar saturado de coches. Luego vimos que se estaba celebrando un entierro y había una afluencia masiva de gente. Esperamos que terminara el acto litúrgico y entramos a ver la iglesia. Se trata de una pequeña iglesia de una nave, dedicada a San Feliu. La iglesia es románica lombarda, con campanario torre de dos plantas. Es de planta de cruz latina y un tanto irregular. Tiene dos ábsides (central y sur) y en el brazo izquierdo (el norte) hay una capilla gótica; se desconoce si se llegó a realizar el tercer ábside. El transepto es irregular y solamente el ábside que se corresponde con el presbiterio está adornado austeramente. Como he apuntado anteriormente, pertenece al románico lombardo.

Cerca de este pueblo está Durro, pero no nos pareció prudente desviarnos por una carretera más secundaria, de muchas curvas y estrecha, un suelo con nieve y quizá, en algún tramo, con algo de hielo. Continuamos hacia Boi y Taül.

En Boi no pudimos parar por no encontrar un lugar donde estacionar y seguimos hasta Taül, con la esperanza de, a la vuelta, encontrar algún hueco.

Frescos de la Iglesia de Santa María de Taül, Lérida

Taül: Nada más llegar, frente a la iglesia de San Clemente, hay un aparcamiento amplio, llano, asfaltado y provisto de baños. He visto en algunos foros que en este aparcamiento se puede pernoctar. Es cómodo y está ubicado frente a la iglesia de San Clemente ( N 42º 30' 59,6'' // E 0º 50' 59,4'' ).

  • Iglesia de San Clemente. Iglesia románica lombarda del siglo XII; de planta basilical, tres naves y techumbre de madera.
    • Interior: las naves terminan en ábsides (un ábside que se corresponde con la nave central y sendos absidiolos de las naves externas). Las naves se separan por dos grupos de columnas cilíndricas de piedras amalgamadas. El ábside está ornado por un extraordinario fresco de un Pantocrátor bendiciente y sosteniendo un libro con la leyenda: “Ego sum lux mundi ”, sentado en una franja transversal y rodeado de mandorla. Tras sus hombros, las letras griegas alfa y omega. Los pies están descalzos y apoyados en una esfera, fuera de la mandorla. Está en medio de la representación de los 4 Evangelistas mediante los tetramorfos y dos serafines con 6 alas en las que hay pintados 6 ojos. Debajo, la Virgen, con el grial en la mano y 5 Apóstoles. El colorido y la expresividad son impresionantes. Es una pintura con diferentes niveles de didáctica, desde lo más evidente de Cristo bendiciendo a los fieles desde la mandorla, (la categoría de divinidad), apoyado con los pies en el mundo hasta las claves apocalípticas para iniciados, como el juego con el número 6: 4 tetramorfos y dos serafines (con 6 alas y 6 ojos) que lo rodean, la Virgen y 5 Apóstoles que están bajo el Pantocrátor… Las pinturas de los absidiolos son de menor calidad.
    • Exterior:
      • La torre : cuadrada, es independiente del edificio de la iglesia, aunque anexa; tiene 5 pisos que se asientan en un zócalo alto; cada uno de los pisos repite la decoración por cada una de las cuatro caras. Se corresponde con el estilo de los campanarios románicos lombardos de la misma época en el norte de Italia.
      • El entorno : Está en medio de una zona verde, aislada por todos los lados para poder observar bien todos los aspectos de la iglesia. Hacia el norte. Está el pueblo y por los demás lados, un maravilloso paisaje de preciosos montes y valles.
  • Iglesia de Santa María . Es la iglesia del pueblo y está abierta, la visita es libre. Es una iglesia de la misma época que la de San Clemente, del mismo estilo: románico lombardo. También se trata de una iglesia de tras naves, planta basilical y con ábside y absidiolos semicirculares. El ábside está presidido por un fresco impresionante de la Virgen, revestida de casulla sacerdotal, ricamente adornada, con el Niño en su regazo y ambos dentro de mandarla. La Virgen mantiene una mirada fija, hierática y el Niño mira mientras señala con la mano derecha al Rey Melchor; a su izquierda los Reyes Gaspar y Baltasar; los tres Reyes están en actitud de aproximarse. Hay más restos de pinturas, pero menos conservadas. Éstas, como en el caso de la iglesia de San Clemente, son réplicas. Las auténticas están en el MNAC (Museo Nacional de Arte Catalán). No me pareció tan impresionante como la de San Clemente, pero es de gran belleza.
  • El pueblo : Se trata de un bonito pueblo, enclavado en un paisaje espectacular, pero es un pueblo que da la sensación de vivir de y para el turismo. Tanto las calles como las casas están muy cuidadas; abundan los restaurantes, casas y hoteles rurales y tiendas en las que se venden artículos de recuerdos y de montaña.

Catedral de Santa María de la Asunción de Barbastro, Huesca

Benabarre : No teníamos previsto pararnos. Al pasar, camino de Barbastro, y verlo asentado sobre un montículo, coronado por un castillo, decidimos parar y echar un vistazo al pueblo. No nos pareció especialmente interesante como destino turístico, a no ser que haya lugares de interés en el entorno (no lo hemos averiguado). El castillo está en proceso de restauración y se trata de un castillo árabe de finales del siglo X o principios del XI, conquistado por los cristianos en la segunda mitad del siglo XI por el rey aragonés Ramiro I. Posteriormente se construyó en el recinto una iglesia románica. Fue reformado en el siglo XIV, bajo el reinado de Jaime II, quien instauró el condado de Ribagorza para su hijo Pedro. A finales del siglo XVI fue incorporado a la corona por Felipe II.

Barbastro : Llegamos ya avanzada la tarde; estacionamos y nos dedicamos a buscar un lugar idóneo para la pernocta: todas las calles nos parecían demasiado inclinadas. Observando un plano de Barbastro, vimos un barrio que nos pareció, por su ubicación, que podía estar más llano, marcamos una dirección en el GPS y, de camino, vimos un aparcamiento nuevo, llano, y prácticamente en el centro; se trata de un aparcamiento previsiblemente temporal, próximo lado del río: N 41º 46' 43.644" // E 0º 47' 47.5074".

Día 5º: 7 de diciembre.

A la mañana decidimos hacer compra de comida para casa. Tomamos unos cafés en una cafetería, hacemos compra de bollería y carnicería y la llevamos a la AC.

Monasterio de San Juan de la Peña, Aragón

De Barbastro, vemos un poco el ambiente de la calle y queremos detenernos un poco en la catedral, la habíamos visto muy por encima hace algunos años.

Catedral: Se trata de un edificio gótico tardío, del primer tercio del siglo XVI. Tiene tres naves de la misma altura y techo de crucería, en forma de estrella, sustentado por 6 columnas muy esbeltas.

Tiene un retablo de alabastro de muy buena calidad y alguna capilla barroca. Nos gustó mucho más que la otra vez que la vimos.

San Juan de la Peña : Desde Barbastro nos dirigimos a San Juan de la Peña. El aparcamiento está al lado del monasterio nuevo y desde él hay un servicio de microbuses que acerca a los visitantes hasta el monasterio viejo; llegamos con el tiempo justo para poder visitarlo en visita guiada. Hacía algunos años que lo habíamos visto, pero por libre.

Se trata de un monasterio que tiene sus comienzos en el siglo X. Está mimetizado con el paisaje: una pared rocosa del monte Pano orientada al norte. Como buena parte de los monasterios antiguos éste fundamente su origen en una leyenda: “el joven noble Voto salió de caza por estos montes; persiguiendo a un ciervo, se despeña y su caballo, milagrosamente, se posa sobre tierra suave a los pies de este monte, donde encuentra una cueva, y en ella, una ermita dedicada a San Juan Bautista; dentro, el cadáver del ermitaño Juan de Atarés. Impresionado por el hallazgo, lo considera un mensaje del cielo; fue a Zaragoza, vendió sus bienes y, con su hermano Félix, se retiraron a esta ermita iniciando vida de eremitas. Éste sería el origen del monasterio ya que se le fueron sumando nuevos miembros y se acogerían a la regla de San Benito.

Capilla Románica de San Juan de la Peña, Aragón

En el interior hay una iglesia prerrománica y se conservan pinturas románicas, del siglo XII. Hay un extraordinario claustro románico, con capiteles primorosamente tallados; también está el panteón de nobles, en le que está enterrado algún rey navarro y una capilla funeraria, gótica, dedicada a San Victorián.

La orientación, casi norte puro y la altura de su ubicación, hacen de él un lugar de clima muy riguroso.

A lo largo de la historia sufrió varios incendios, el último en el último tercio del siglo XVIII; a raíz del cual, los monjes, decidieron hacer uno nuevo, pero en la meseta, donde pudieran disfrutar del sol. En el nuevo monasterio actualmente hay un hotel y servicios de turismo; es barroco. No llegamos a tiempo de visitarlo por dentro.

Desde este punto iniciamos la retirada y, a media tarde, llegamos a casa.

-FIN-

Referencias Kilométricas:

Salida, Zizur: 65 267

Monzón: 65 498

Fonz: 65 511

Lleida: 65 580.            N 41º 36' 37,90'' // E 0º 37' 37,25''

Balaguer: 65 606

Avellanes: 65 622

Ager: 65 640

Tremp: 65 669.          N 42º 9' 47,30'' // E 0º 53' 25,95''

Barruera: 65 740

Taüll: 65 752

Barbastro: 65 867.    N 41º 46' 43.644" // E 0º 47' 47.5074"

S. Juan de la Peña: 66 014

Zizur: 66 127                     Total kilómetros: 860

 

by

© Fotografías y textos son propiedad:

Anacleto Álvarez

© Bajo el soporte de:

www.viajeuniversal.com

   
PULSE PARA IR AL COMIENZO