BLOG VIAJE POR BURGOS: ENTRE LA CIENCIA Y LA RELIGIÓN por A. LÓPEZ
PULSE PARA IMPRIMIR
 
Directorio:
Otros Blogs:

Alberca

Almagro

Arribes del Duero

Baeza

Cataluña

Córdoba

Cáceres

Cuenca la Mancha

Soria

Extremadura y Portugal

Burgos

Gibraltar y Marruecos

La Rioja

Campo de Criptana

Granada

Granada

Granátula de Calatrava

Herrera del Duero

Hoces del Duratón

Huesca y Lérida

Ibiza

La Vera

Mérida

Monfragüe

Plasencia

Polientes

Pueblos de Andalucía

Río Duero

Río Lobos

Sevilla

Teruel

Valencia

Zaragoza

Día 11 de septiembre (viernes)

RUTA: MADRID-BURGOS

Para esta salida tenemos varias opciones pero queremos hacer patente nuestro objetivo es ir al norte en verano y al sur en invierno, todavía hace calor y estamos en verano optamos por decidirnos por Burgos y Atapuerca como destinos de referencia.

Salimos a las 15,30 por A-1 con destino al norte, el tráfico es menos intenso a un viernes normal y sin dificultad en un santiamén estamos en Burgos. Hemos decido para esta ocasión acudir a un camping pues llevamos invitados. Conocemos desde hace más de 20 años el camping municipal de Burgos, en nuestros años jóvenes acudíamos anualmente por lo menos dos fines de semana al año, siempre huyendo de los rigores del verano en Madrid. Nada más llegar nos damos cuenta los profundos cambios que ha sufrido el camping, la pradera inmensa que permanecía verde durante todo el verano, se ha convertido en un color ocre del suelo desprovisto de vegetación, lleno de hojas sin ninguna limpieza, dispone de unos fregaderos sin uso lleno de suciedad, los extintores están condenados con cintas de plásticos, los baños antaño estaba vigilados por una señora constantemente que limpiaba nada más ducharte, ahora por supuesto no hay nadie y la limpieza se resiente hasta el punto que se hace llamativa la suciedad, algunos sanitarios carecen de agua, las paredes están descuidadas con pintadas. Por la información de los empleados me doy cuenta que la gestión del camping ha pasado de ser un servicio municipal a ser transferida a una empresa privada que esta mucho más pendiente de los ingresos que producen los bungalow -haciendo competencia desleal a los hoteles de la ciudad- que la base del negocio que tenia que ser el propio camping y los campistas. Para definirlo el camping municipal de Burgos Fuentes Blancas ha pasado de ser una excelencia dentro del mapa del campismo a constituirse como uno más con las mismas carencias y mediocridades de sus hermanos.

Nada más entrar al camping Fuentes Blancas nos hacen la ficha y el precio 37,5 euros diarios (dos adultos y cuatro niños); las coordenadas corresponden con N 42.34147 ; W 3,65517.

Las parcelas están llenas de autocaravanas extranjeras haciendo sus deberes y disfrutando de los últimos rayos de sol antes de la llegada del otoño. Me doy una vuelta para ver si hay alguien español conocido para departir un poco de nuestra afición pero no encuentro a nadie.

Día 12 de septiembre (sábado)

RUTA: BURGOS-ATAPUERCA-BURGOS

Ibeas de Juarros (Burgos)

Hemos puesto el despertador a las 8,00 pues hemos quedado a las 10,00 horas en el pueblo de Ibeas de Juarros dentro del Aula Emiliano Aguirre (primer director de las excavaciones Atapuerca) para visitar el yacimiento arqueológico. El teléfono para reservas es 902024246, se recomienda llamar y concertar la visita pues esta muy solicitado, la página web para el contacto es: http://www.visitasatapuerca.com/ .

A las 9,30 llegamos al pueblo de Ibeas, el aula se encuentra en la calle principal en la misma carretera Burgos-Logroño, aparcamos en la calle del pueblo a unos 50 metros y en una zona más despejada para no molestar a nadie, se trata de una especie de eral cuyas coordenadas corresponden N 42.33274 // E 3.53842.

Nos dirigimos al aula para confirmar la reserva previo pago 11,50 € por adulto y 6 € por niño. Donde nos canjean el bono para el conjunto de la visita al yacimiento, parque arqueológico y la exposición permanente.

Paisaje rural de Burgos

El autobús nos esta esperando pero no se llena quizás por el horario tan temprano. A las 10,00 partimos. El yacimiento de la Trinchera del ferrocarril se encuentra a 3 km. del pueblo de Ibeas dentro de una Sierra de la Demanda, donde las calizas sirven de promontorio sobre toda la zona Juarros. Desde las inmediaciones se ve el color ocre-amarillento del trigo recién cortado, los pájaros acuden en masa a disfrutar del festín del cereal desgranado sobre el suelo en el momento de la cosecha, los cervatillos corretean por la zona dándole un sabor especial a la mañana.

Nada más llegar nos colocan el oportuno casco de seguridad que garantiza nuestra defensa durante todo el recorrido, aquí comienza nuestro viaje imaginativo por el túnel del tiempo hasta otro mundo que dado la antigüedad no puedo recordar.

Toda la historia de este gran descubrimiento esta unido por el azar, este yacimiento obedece a esta suerte.

Por una parte, en la Sierra de la Demanda a principios del siglo XIX se comienza con la explotación de las minas de mineral hierro, para su transporte a los altos hornos de Vizcaya es necesario llevarlo hasta Burgos y unir con la vía férrea existente. Se forma la compañía férrea: “The Sierra Company Limited” de las manos del empresario británico Richard Preece Williams que se encarga de los dos proyectos. Se construye la línea férrea que unirá Monterrubio de la Demanda hasta Villafría en las puertas de Burgos donde podría llevarse hasta las siderurgias vascas. La línea no llego a rentabilizarse por elevados precios que pusieron los Ferrocarriles del Norte y quedo en desuso.

Trinchera del yacimiento de Atapuerca

Por otro lado, esta acreditado desde tiempo inmemorial en el pueblo que la zona contiene restos de osos y entre los mozos de la región es conocido el hecho y ofrecen a las novias antes del matrimonio un diente de oso que se encargan de buscar en la zona, muchos de ellos extraídos de la trinchera del ferrocarril. Esta noticia no queda en el olvido y en 1976 llega a oídos del ingeniero Trinidad Torres que se encuentra haciendo una tesis doctoral sobre los “osos en el pleistoceno”, entre los restos de los osos encontrados aparecen mandíbulas que no eran de la especie, eran dos mandíbulas junto con dientes y trozos de cráneo, fueron los primeros restos humanos extraídos de la Sierra de Atapuerca. Torres consulta los restos con el paleontólogo que dirige su tesis Emiliano Aguirre y los sitúa como restos humanos dentro del Pleistoceno Medio.

En 1977 Aguirre plantea un proyecto para el estudio de la evolución humana en Europa dentro del Pleistoceno inferior y medio, se inician los trabajos en la sierra de Atapuerca.

En 1990 se jubila Emiliano Aguirre y es sustituido por J.L. Arsuaga, J.M. Bermúdez de Castro y E. Carbonell que aún dirigen la excavación, se descubren nuevos yacimientos en la Gran Dolina y la Sima de los Huesos. Esta labor es reconocida con el premio Príncipe de Asturias en 1997.

El 30 de noviembre de 2000 la UNESCO declara el yacimiento como Patrimonio de la Humanidad a los yacimientos de Atapuerca, dando un reconocimiento internacional a la excepcionalidad del descubrimiento.

Sima del Elefante, Atapuerca

Comenzamos por la visita a la sima del Elefante quedo al descubierto con la excavación de la Trinchera del Ferrocarril, donde en el nivel TE9 se han descubierto numerosas herramientas de piedra que demuestran la presencia humana en la zona. Los grupos humanos accedían al interior de la sima para obtener los animales muertos caídos accidentalmente en la cueva como: bóvidos, caballos y rinocerontes. Se estimo que la edad cronológica de los restos obedecen al periodo de hace 213.000 años de antigüedad

En el año 2007 se comenzó el estudio de la parte inferior de la Sima del Elefante y apareció una mandíbula humana, que confirma la existencia de humanos en Europa desde hace 1,2 millones de años, siendo los restos hasta ese momento más antiguos los encontrados que pertenecían a 780.000 años también en otro de los yacimientos de Atapuerca.

Mientras tanto, la guía nos hace referencia a la historia de los descubrimientos de Atapuerca, nos cuenta la historia del cráneo 14, pertenece a un niño o niña de no más de 12 años, datado con una antigüedad de al menos 530.000 años. Las investigaciones han demostrado que este individuo tenía patología congénita llamada craneosinostosis, se trata de una grave enfermedad que hace muy difícil la vida sin cuidados especiales.

Homo heidelbergensi, Atapuerca

La craneosinostosis es un trastorno en el que las placas se cierran demasiado pronto, lo que origina problemas en el crecimiento normal del cráneo y del cerebro. Este cierre prematuro puede provocar un aumento de la presión dentro de la cabeza y un cambio en el aspecto normal y simétrico de los huesos faciales o del cráneo.

El cráneo 14 fue desenterrado en el año 2002 y formaba parte de un grupo de 28 individuos que seguramente formaban la manada. No se sabe con exactitud que grado de afectación podría haber tenido, si solamente afectaba al habla, pero es fácil que la discapacidad fuera tan grande que para sobrevivir tendría que haber estado bajo el cuidado constante del grupo. En un mundo tan hostil para lo individuos sanos, es la primera muestra de que una persona dependiente o enferma pudiera vivir bajo el amparo de un grupo durante un tiempo tan prolongado, esta característica no se da en los primates como el orangután o gorila, solamente se considera entre los humanos. Estos hallazgos han demostrado que estas sociedades primitivas eran mucho más cercanas a nosotros de lo que se pensaba hasta ese momento, con una dualidad humana tan extraordinaria: teniendo ese grado de compasión con su congéneres más cercanos y al mismo tiempo involucrarse en guerras fraticidas con otros grupos cercanos por el territorio.

Yacimiento Galería, Atapuerca

Proseguimos hasta llegar al yacimiento “Galería”, se trata de una sima totalmente colmada, donde apareció una nueva especie humana ‹‹Homo heidelbergensis›› posterior al homo antecesor y a su vez dio paso a los neandertales, se puede cifras su vida hace 350.000 años, su tamaño era de 1,80 cts. de altura y utilizaba como herramientas para su caza un modo-2 piedra muy trabajada con doble filo, en este lugar los animales eran introducidos en la cueva como medio de trampa natural; donde eran despiezados y consumidos. Principalmente consumían ciervos, bóvidos y caballos.

Seguimos nuestra visita por el yacimiento “Gran Dolina”, se encuentra situada en la gran trinchera del ferrocarril y durante su excavación quedo seccionada, es de gran importancia pues en el nivel-10 se descubrió los restos de una nueva especie humana, llamada ‹‹Homo antecesor››. Se trata de la especia humana más antigua descubierta en Europa occidental. Una característica de los restos humanos encontrados es que se encuentran marcas de cortes en los huesos, lo que indica que fueron realizados durante un proceso de canibalismo. Esta especie tenia una característica muy parecida en su fisonomía a la actual con una medida de 1,70 metros. Su alimentación estaba basada en el consumo de carne, aparte de su propia especie, consumían caballos, toros, ciervos y un ratón Mimomys savini. Las herramientas para la caza eran muy simples con una piedra del modo 1 con un simple filo sacado por golpeo.

Miguelón, Atapuerca

El 8 de julio de 1994 en el extracto TD-6 se descubrió el cráneo de “Miguelón” este hecho revoluciono el mundo científico por ser la especie anterior al neanderthales y se creía que por Europa no había pasado, se cree que es el primer homínido en salir del continente de África, destaca morfológicamente por tener un primitivo aparato dental y un cerebro más pequeño al del hombre actual, era diestro y esto es una avance en la especie de los simio que son ambidiestros. Se ha demostrado que tenían la misma garganta a la nuestra y podrían hacer sonidos pero esto no demuestra que hablasen. Examinando el cráneo se descubre que en el maxilar superior izquierdo tiene una importante alteración ósea. Las teorías sobre aquella deformación llegaron a un resultado: uno de los dientes se le había roto por un fuerte golpe, de tal manera que la pulpa había quedado expuesta y dado lugar a una infección tremenda que supuso, no sólo un absceso enorme, sino también probablemente su muerte.

Finalizada la visita nos descubrimos de nuestro casco de protección que nos daba un aspecto de trabajador burgués. El autobús nos devuelve al pueblo Ibeas de Juarros donde nos esta esperando nuestra coche-vivienda, allí degustamos nuestro particular desayuno sin darnos cuenta que debemos de ir hasta el pueblo de Atapuerca donde tendremos la visita al “Parque Arqueológico”, nadie nos informo que era una visita guiada a las 12,00 horas.

Iglesia San Martín, Atapuerca

A las 12,45 llegamos al parque en el pueblo de Atapuerca y allí nos indican que nuestro ticket pone que la visita es a las 12,00 horas, después de una larga discusión consigo que nos cambien la visita para las 17,00 horas. El parking corresponde con las coordenadas N 42º 22'44'' ; W 03º 30' 05,6'', donde se puede pernoctar perfectamente.

Nos dirigimos al centro de interpretación de Atapuerca, aparcamos en un solar que sirve de aparcamiento improvisado, las coordenadas corresponden con N 42º 22,35' 35,44'' ; W 03º 30' 31'', este es un lugar ideal para pernoctar, enfrente hay una fuente con caño continuo de agua.

El museo de Atapuerca tiene el titulo “Cultura de la Evolución” se presenta la historia del yacimiento arqueológico, con representaciones a tamaño real de los antiguos antecesores al Homo Sapiens actual, de forma interactiva podemos ver los numerosos restos de cráneos, huesos, dientes que nos debelaran los secretos de la vida desde hace 1.000.000 de años.

Después de comer visitamos la población de Atapuerca, donde desde lo alto destaca la Iglesia de San Martín, se encuentra situada sobre un promontorio en la parte más alta de la villa. Su construcción data del siglo XV produciéndose numerosas ampliaciones en el siglo XVI, su estilo arquitectónico corresponde con el estilo gótico y renacentista.

Laguna de Atapuerca, Burgos

El templo tiene una única torre de la campana que en la actualidad se encuentra unida entre la iglesia y el cementerio, construido con fábrica de sillería obra de canteros no muy expertos. El acceso es por la puerta del mediodía bajo un portalón añadido en el siglo XIX. En su arquitectura interior destaca por tener unas magníficas bóvedas de crucería.

Desde la parte más alta se contempla una magnifica vista de las “Lagunas de Atapuerca” y de la vega por el que discurre el río Vena, estos humedales se encuentran en fase de recuperación y servirán para la parada de muchas de las especies de aves acuáticas migratorios que pasan por la zona.

A las 17,00 horas estamos en el “Parque Arqueológico de Atapuerca”, se trata de un parque temático guiado donde nos muestran el recorrido de la zona por nuestros antepasados.

La primera parada se hace en lo que se denomina “las huellas de la evolución”, bajo una alfombra de huellas de pies desde los primeros homínido encorvado, pasando por nuestros antecesores erguidos, pasando por el homo sapiens y las huellas que dejaron las botas del primer hombre en la luna.

Las huellas de la evolución, Atapuerca

La siguiente parada se hace ante una montaña de cantos rodados para la fabricación de los diferentes útiles y herramientas con que nuestros antecesores consiguieron dar un salto cualitativo en la dieta, al pasar de ser carroñeros a depredadores.

Después hacemos un acercamiento a la necesidad que tenia el hombre de plasmar sus emociones mediante la pintura en las paredes y piedras, se trata del arte rupestre a partir de agua, arcilla, sangre y pigmentos naturales.

Continuamos por el poblado prehistórico levantado que discurre por las primeras protecciones contra las alimañas a las primeras formas de asentamientos.

Por ultimo se hace una demostración practica de cómo se puede obtener fuego con los elementos al alcance del hombre primitivo, tanto con el frotamiento de dos maderas como con la tradicional con yesca y pedernal.

Para terminar la visita nos dirigimos al pueblo de San Juan de Ortega, emplazado en la encrucijada del camino de Santiago. Aparcamos en el parking cuyas coordenadas corresponden con N 42.37925 ; W 3,50167.

La iglesia de San Juan de Ortega es un templo que se mezclan elementos románicos y góticos, formaba parte de un monasterio medieval que fue abandonado en 1835 a causa de la Desamortización de Mendizábal.

Construida en fábrica de sillería, la fachada exterior esta formada por una torre con una espadaña en dos niveles, el portal principal de estilo gótico y encima una rosácea que sirve de linterna al interior. Destaca la cabecera románica, con tres ábsides de planta semicircular, el central de mayor tamaño que los colaterales. El ábside central es una de las joyas de los trabajos de cantería de la época en España, con unas columnas y ventanales abocinados, con un ingenioso diseño juego de arcos y columnas. En la parte alta destacan gran número de canecillos, no sorprende por la calidad de su iconografía porque mayoritariamente representan motivos geométricos, salvo alguna cabeza humana.

Capitel románico de la iglesia de San Juan de Ortega (Burgos)

 

Interior de la Iglesia de San Juan de Ortega (Burgos)

En el interior, destaca en el centro la escultura del túmulo diseñado para albergar a San Juan de Ortega, rodeada por un ornamentado baldaquino gótico (obra de Juan de Colonia) en el que se representan las obras del Santo; al fondo se encuentra el ábside central destaca por la luminosidad que permite su diseño. Los ventanales construidos mediante diez arquivoltas en degradación consiguen proyectar la luz hacia el interior, están cubiertos de un mármol traslucido a modo de vitral.

La forma de abovedada del ábside central es más propia de los comienzos del gótico que de un verdadero románico como muestra en la parte exterior.

Los dos ábsides laterales tienen una formación más sencilla con bóvedas tipo horno apuntadas.

Las esculturas de la iglesia se centran en lo marcado por el estilo románico, en concreto sobre los 72 capiteles de la iglesia; predominan los motivos vegetales y se alejan de los motivos tradicionales sobre la imaginería de la época, formada por monstruos y animales alados.

Capitel del arco triunfal San Juan de Ortega

Una excepción es el triple capitel del arco triunfal situado en la capilla del evangelio que representa el ciclo de la Natividad completo, es una excepción en el estilo románico al hacer un tratamiento de estilo figurativo.

En el capitel de la izquierda se representa la Anunciación; el arcángel San Gabriel se encuentra arrodillado ante la Virgen María, en la mano izquierda porta una cruz de mango. La siguiente escena se representa a la Virgen visitando a su prima Santa Isabel y la comunica su embarazo. Las dos primas se funden en un abrazo al tiempo que Santa Isabel pone su mano izquierda sobre el vientre de la Virgen, esta imagen se acompaña de un sirviente que contempla la escena.

En el capitel central se muestra el momento del nacimiento. En la parte inferior se encuentra la Virgen atendida en los momentos del parto por dos comadronas: Zelomí y Salomé; la virgen apoya su mano izquierda sobre su mejilla y la derecha sobre su vientre, esto manifiesta el gran dolor del parto. Encima esta el pesebre donde se coloca al niño Jesús, acompañado por la mula y el buey. Tres lámparas de aceite iluminan la escena, además de una estrella central. La figura de San José completa la escena, se encuentra sentado a la izquierda, con actitud durmiente ajeno al dolor de la Virgen. Se encuentra acompañado de un Ángel que le descifra el mensaje divino para que admita el parto de su mujer y no la repudie.

El Milagro de la Luz en San Juan de Ortega

El tercer capitel, situado a la derecha, se representa la Epifanía, donde un pastor recibe la visita de un Ángel que con el dedo índice le indica la estrella que muestra el camino hacia el niño recién nacido.

Estos tres capiteles han dado fama a la iglesia y forma “El Milagro de la Luz”, coincidiendo con los equinoccios de la primavera y el otoño, un rayo de luz lo ilumina comenzando por la Anunciación del Ángel y termina con el nacimiento de Jesús. Esto sucede todos los años coincidiendo a las 5 de la tarde hora solar de día 21 de marzo (seis horas) y el día 22 de septiembre a las 7 de la tarde.

Nos dirigimos hacia la capital de Burgos para pernoctar en el camping de la localidad.

Día 13 de septiembre de 2009 (domingo) BURGOS-MADRID

Por la mañana temprano abandonamos el camping después de pagar la desmerecida factura y nos acercamos hacia el centro de la ciudad para efectuar la visita.

Para poder aparcar probamos las referencias de algunos compañeros de situarnos en la Av. de Cantabria en las coordenadas N 42º20' 50,07'' ; W 3º 41'07,40'', es un sitio casi perfecto para pernoctar pues se encuentra situado muy cerca de la comisaría de la Policía Nacional pero esta un poco alejado del casco histórico.

Seguimos los márgenes del río Arlanzón y llegamos al gran parking que utilizan los autobuses situado en el Convento de Las Carmelitas Descalzas, cuyas coordenadas N 42,34034 ; W 3,69481, se encuentra situado a 500 metros del centro de Burgos con posibilidad de pernocta.

Plaza del Cid en Burgos

El día es fantástico y luce un sol más propio de ciudades más al sur. Nos adentramos en la ciudad por la avenida de Arlanzón; en el su margen derecho se encuentra totalmente en obras, cruzamos el puente de San Pablo que nos conduce directamente al centro histórico; sobre un pedestal se encuentra la estatua más conocida de Burgos que representa al Cid campeador, se encuentra en el mismo centro de la plaza que lleva su nombre, donde encontramos dos importantes edificio: El Teatro Principal y el edificio de la Diputación Palacio Provincial. Seguimos hasta el centro geográfico de la ciudad formado por la magnifica plaza porticada o Plaza Mayor corresponde con lo que antiguamente fue la Plaza del Mercado, donde se encuentra la Casa Consistorial edificio neoclásico construido en el siglo XVIII, en el lugar donde en la antigüedad se levantaba la Puerta de las Carretas; en estos momentos las familias pasean por el entorno de la plaza disfrutando del típico domingo de un bonito día de verano. Un poco más adelante atravesamos un portalón que comunica con la calle la Paloma, en el extremo se adivina el primer torreón de la Catedral.

Catedral de Burgos

Ante nuestro ojos se alza la construcción de la mejor obra del arte gótico en España, la Catedral de Burgos fue dedicada a la veneración de Santa María la Mayor, se trata del monumento más importante de la Ciudad declarado patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

La construcción fue iniciada en 1221 por orden expresa del rey San Fernando III y el obispo Mauricio, consagrándose solemnemente en el año 1260. Teniendo en cuenta la envergadura de la obra y los medios técnicos que había en la época podemos considerar que 39 años era un periodo relativamente corto para la construcción, lo que nos indica la cantidad de obreros que debieron de trabajar durante este espacio de tiempo y los medio económicos que tuvieron. En siglos posteriores sufrió numerosas reformas pero a pesar de la mezcla de diferentes estilos, prevalece una unidad en la armonía, aglutinando diferentes estilos desde el gótico más puro en las portadas y las naves hasta el gótico flamígero de la última fase con la exaltación de un estilo casi barroco que se refleja en las agujas de las torres, el cimborrio y la capilla del Condestable todo ello mezclado con una clara influencia hispanoárabe fruto de los trabajos de los moriscos.

El obispo Mauricio fue comisionado por el rey Fernando III para que fuera a Alemania en busca de su futura esposa y regreso con la princesa Beatriz, se celebró la boda en la vieja catedral de Burgos, el rey hizo tan grandes donativos al obispo que permitió el comienzo y celeridad de los trabajos en la nueva catedral, de esta forma quiso premiar los trabajos del obispo transformando la iglesia donde había contraído matrimonio en una de las más bellas e importantes de toda la cristiandad.

Mauricio durante su transito por Francia conoció los trabajos que se iniciaban en numerosos oratorios de las mejores catedrales góticas del momento. Se trajo valiosa información del nuevo estilo que nacía en Europa, reclutó a numerosos artistas que vinieron a trabajar a Burgos y uno de estos primeros maestros fue en encargado de diseñar los planos de la Catedral.

Pináculos de la Catedral de Burgos

Durante la construcción sufrió una paralización de los fondos procedente de la corte y se obligo al Papa Honorio III, para que dictase su bula de 1223, en la que daba 40 días de indulgencia a los que procuraran limosnas para la construcción de “Burgenis Ecclesia”, esto fue el espaldarazo definitivo hasta el punto de que con la muerte del obispo Mauricio en 1238, ya pudo ser enterrado en el coro de la catedral.

En su construcción intervinieron numerosos arquitectos, maestros de obras y los más reputados artistas, entre ellos el Maestro Enrique primer director que también participo en la Catedral de León, Juan Pérez, Pedro Sánchez, Juan, Simón y Francisco de Colonia y Juan de Vallejo; los trabajos de escultura obra de Gil y Diego de Siloé, el pintor Alonso de Sedano y el maestro vidriero Arnao de Flandes.

Durante el siglo XV sufrió la más importante de la transformación coincidiendo con el poder emergente de la ciudad de Burgos dentro de Castilla, el prelado que estaba a cargo del obispado, judío converso, Alfonso de Cartagena, hombre muy instruido y de gran ambición quiso mejorar la obra de su antecesor el Obispo Mauricio y se traslado a Alemania como delegado de Castilla, para asistir al Concilio de Constanza el 30 de octubre de 1413 para acabar con el Cisma de Occidente y poner las bases de la reforma de la iglesia, allí conoció al arquitecto alemán Hans que se llamo en España Juan de Colonia, con la misión de acabar con las torres de la Puerta Real que estaban sin concluir a la muerte del Obispo Mauricio.

La fachada exterior destaca por la armonía del conjunto de sus líneas. En la fachada principal consta de tres hastíales en los que se abren otras tantas puertas, en los laterales se levantan hasta el cielo dos esbeltas torres de 84 metros de altura rematadas con los chapiteles o agujas fue un gran trabajo con forma de pirámide dividida en ocho facetas, caladas por todas partes con unas bonitas filigranas, siguiendo el conjunto formado con las torrecillas de la capilla de Condestable y la magnifica linterna del crucero. En el cuerpo central de la fachada principal destaca el gran rosetón sobre el que se levantan elegantes ventanales. Remata la imagen de la Virgen Inmaculada con la leyenda que define el conjunto “Pulcra est et decora” (Es hermosa y pura). En los extremos de la nave transversal se levantan las portadas Sarmental del siglo XIII con elegantes esculturas góticas y una magnifica escalinata que nos introduce en el crucero del mediodía y la portada de la Cordelería o Coronería de los Apóstoles.

Interior de la torre linterna Catedral de Burgos

En el centro la catedral se levanta el cimborrio octogonal que hace las veces de linterna sobre la capilla mayor y el coro. Posee dos cuerpos muy decorados con espléndidas esculturas y amplios ventanales, que se termina coronados por finos pináculos.

El interior, la planta esta dividida en tres naves, las dos colaterales más estrechas desembocan en una gran girola que se abre mediante la gran capilla absidial que se llamo Capilla del Condestable, en el centro. Fue primitivamente dedicada a la veneración de San Pedro. Mediante una autorización expresa del papa se transformo en la capilla particular de la familia de Pedro Fernández de Velasco, conde de Haro. Los fundadores eran nobles y poderosos y muy activos en la reconquista; a los setenta y siete años marcho a la guerra para la conquista y toma de Granada, su esposa Mencía de Mendoza, hija del marques de Santillana continuo las obras en la capilla y después de la muerte del condestable, posteriormente la capilla fue completada por sus dos hijos, Iñigo y Bernardino.

La Magdalena Giovan Pietro Rizzoli

Los trabajos de la capilla del condestable se encargo al arquitecto Simón de Colonia, hijo de Juan de Colonia, se realizo dentro de un estilo intermedio entre el gótico profundo y el renacentista que estaba por llegar. En los muros se decoró con los escudos y blasones del condestable, en el centro se coloco el sepulcro de los fundadores, ejecutados en mármol de Carrara, realizado por Felipe Vigarny. La representación de la escena que marca el túmulo nos muestran los condestables vestidos con un rico aguar y las vestiduras corresponden a una familia rica, de gran poder social, a los pies figuran los epitafios que dicen así:

Túmulo de los Condestables

 

“Aquí yace el muy ilustre señor don Pedro Fernández de Velasco, condestable de Castilla, señor del estado y gran casa de Velasco, hijo de don Pedro Fernández de Velasco y doña Beatriz Manrique, condes de Haro. Murió de sesenta y siete años, año de mil cuatrocientos y noventa y dos, siendo solo virrey de estos reinos por los Reyes Católicos.”

“Aquí yace la mujer y señora doña Mencía de Mendoza, condesa de Haro, mujer del condestable don Pedro Fernández de Velasco, hija de don Iñigo López de Mendoza y de doña Catalina de Figueroa, marqueses de Santillana. Murió de sesenta y nueve años, año de mil y quinientos.”

En la misma capilla hay otros sepulcros anteriores a la construcción de la capilla y que los condestables respetaron y pertenecen a los Obispos Pedro Rodríguez de Quesada y Domingo de Arroyuelo. Dos de las joyas de la capilla son los cuadros de la Magdalena Giovan Pietro Rizzoli, discípulo de Leonardo Da Vinci y el Cristo crucificado de Mateo Cerezo.

Escalera Dorada Catedral de Burgos

En el transepto se encuentra una de las maravillas que atesora la catedral: "La Escalera Dorada”, fue construida por Diego Siloe en 1519 para salvar el desnivel entre la fachada sur y la fachada norte, se trata de la primera obra en España después de sus estudios en Italia. Se inicia la escalera con un solo tiro que se bifurca en los extremos que ascienden en sentido contrario hasta alcanzar la Puerta de la Coronería, mediante este trazado la escalera logra salvar los tres nichos funerarios de sus paredes, sobre sus pasamanos se incorporo una espléndida reja del maestro francés Hilario donde se adorna con grifos y floreros, policromados en dorado.

Visitamos todas las dependencias de la catedral aprovechando la oportunidad de contemplar la restauración casi total, nos ofrece una blancura y una imagen inmejorable.

En este punto hacemos nuestro punto y final a la visita de este corto fin de semana. Regresamos por la A-1 hasta nuestro punto de inicio. El marcador parcial de vehículo nos indica 558 Km., los doy por bien aprovechados.

 

FIN

 

 

by

Ángel López

© Fotografías y textos son propiedad:

viajeuniversal.com

   
PULSE PARA IR AL COMIENZO